La NASA graba la impactante colisión de un cometa contra el Sol.

La NASA informó que la sonda Solar and Heliospheric Observatory (SOHO) operada por la Agencia Espacial Europea (ESA), logró captar el momento en que un cometa colisiona contra el Sol. Este impactante suceso astronómico ocurrió el 15 de agosto de 2019.

EL VIDEO MUESTRA CLARAMENTE UNA RAYA BRILLANTE QUE SE DIRIGE DIRECTAMENTE HACIA EL SOL Y DESAPARECE A MEDIDA QUE MUERE.

¿De dónde provenía este cometa?

Se trata de un fragmento de los rasantes del sol Kreutz. Estos son un grupo de cometas, que pertenecían a un cometa gigantesco, que se desintegró hace varios siglos, caracterizados por tener unas órbitas que los llevan extremadamente cerca del Sol durante el perihelio.

El Sol tiene 4,500,000,000 año. Este tipo de estrellas arden durante aproximadamente nueve o 10 mil millones de años.Foto: Getty Images

«Gradualmente, hay más y más objetos cada vez más pequeños siguiendo el mismo tipo de órbita, hasta que tienes esta continua inundación de objetos que caen al Sol «, explicó el astrónomo Jonti Horner, de la University of Southern Queensland, a Science Alert. Y aunque a menudo no los vemos desintegrarse tan gloriosamente en la atmósfera del astro rey, en realidad son bastante comunes.

Este es el impactante video que muestra el momento preciso en que el cometa colisiona.

El punto brillante en la esquina superior izquierda es Venus. El círculo, que se puede ver en el Sol, es un disco ocultante, utilizado para bloquear la luz brillante del Sol para que los objetos a su alrededor puedan verse con mayor claridad.

Comet’s Death Dive Into Sun Snapped by SOHO Spacecraft

La NASA utiliza instrumentos para “seguir al Sol” y monitorizar la cantidad de energía solar que llega hasta nosotros. El instrumento más nuevo que existe para hacerlo es el Sensor de Irradiación Solar Espectral y Total (Total and Spectral Solar Irradiance Sensor (TSIS–1), en inglés). Este realiza esas mediciones con una precisión sin precedentes.

Con información de la NASA y Science Alert.

Imagen de portada: Gentileza de Atmospheric Imaging Assembly of NASA’s Solar Dynamics Observatory

FUENTE RESPONSABLE: NATIONAL GEOGRAPHIC. Agosto 2019

Colisión/Cometa/Sol/NASA

Diciembre llega con el paso de un cometa, dos lluvias de estrellas y un eclipse solar.

El paso del cometa Leonard, el eclipse total de Sol y más: aquí los fenómenos astronómicos imperdibles en el cielo nocturno de diciembre.

El final de 2021 está a la vuelta de la esquina y las noches de diciembre traerán consigo algunos de los fenómenos astronómicos más esperados del año:

Eclipse total de Sol (4 de diciembre)

Solar eclipse

Foto: Getty Images

2021 cierra con uno de los fenómenos astronómicos más portentosos del cielo nocturno, motivo de angustia en distintas culturas antiguas que atribuían el oscurecimiento súbito de los cielos a una serie de presagios funestos: un eclipse total de Sol.

El eclipse solar del 4 de diciembre provocará una oscuridad total durante 1 minuto y 54 segundos; sin embargo, sólo será visible en la Antártida y las zonas más australes del mundo de África, América y Oceanía. 

El extremo sur de Argentina (especialmente Ushuaia y Puerto Argentino), Chile (Puerto Williams) Nueva Zelanda y Sudáfrica (Ciudad del Cabo) serán las ciudades donde se podrá observar un oscurecimiento casi total del día durante el paso de la Luna entre la Tierra y el Sol.

Te puede interesar: Así será el eclipse solar del 4 de diciembre que oscurecerá el día durante dos minutos

Cometa Leonard (12 de diciembre)

C/2020 F3 (NEOWISE), or Comet NEOWISE, is a retrograde comet with a near-parabolic orbit discovered on March 27, 2020. Taken in Antequera, Málaga. Andalusia. South of Spain.

C/2020 F3 (NEOWISE) desde Andalucía, España. Foto: Getty Images

En una coincidencia única en una vida humana, diciembre de 2021 será testigo del paso del cometa C/2021 A1 (Leonard) a través de los planetas interiores del Sistema Solar, un visitante lejano descubierto en enero de este año cuya órbita se extiende más allá de Neptuno y cuya próxima aproximación a nuestro planeta ocurrirá dentro de 80 mil años.

Aunque Leonard alcanzará el perihelio (el punto de su órbita más cercano al Sol) el 3 de enero de 2022, el mejor momento para observar desde la Tierra serán los primeros doce días de diciembre, justo antes del amanecer hacia el noreste. 

Y aunque todo parece indicar que será visible a simple vista en condiciones ideales, utilizar binoculares permitirá observar más a detalle su coma (una nube de polvo y gas que rodea al núcleo y crece conforme se acercan al Sol) y su larga cola, que se extiende por millones de kilómetros.

El máximo acercamiento de Leonard con nuestro planeta ocurrirá el próximo 12 de diciembre de 2021 a las 07:54 (tiempo del centro de México), cuando el cometa se encuentre a 34.9 millones de kilómetros de la Tierra.

Lluvia de estrellas Gemínidas (13 y 14 de diciembre)

A view of a Meteor Shower and the Milky Way with a mountain top in the foreground. Night sky nature summer landscape. Perseid Meteor Shower observation. Rtanj mountain in Serbia.

Foto: Getty Images

Cada diciembre, la Tierra atraviesa una densa nube de polvo y partículas dejadas a su paso por el asteroide (3200) Phaethon, el que más cerca pasa de nuestro Sol. Cuando los escombros cósmicos del asteroide entran en contacto con la atmósfera se producen las Gemínidas, la lluvia de estrellas más intensa del año y uno de los fenómenos astronómicos más atractivos de 2021.

En 2021, las Gemínidas alcanzarán su pico de actividad máxima las noches del 13 y 14 de diciembre, cuando será posible observar más de 120 meteoros por hora en condiciones ideales. 

Y aunque la Luna creciente alcanzará un 80 % de visibilidad y podría complicar la observación de esta lluvia de estrellas, el mejor momento para disfrutar de los bólidos (que van del azul eléctrico a un amarillo o verde encendido será a partir de las 02:26 (GMT-6), una vez que nuestro satélite natural se oculte por el horizonte y la constelación de Géminis se mantenga en lo más alto de la bóveda celeste.

Lluvia de estrellas Úrsidas (22 de diciembre)

Night scene with starry sky and meteorite trail over forest. Long exposure shoot

Foto: Getty Images

La noche del 22 de diciembre será el mejor momento para observar la última lluvia de estrellas del año, las Úrsidas.

Aunque no se consideran una lluvia de estrellas mayor debido a la baja cantidad de meteoros en su punto de actividad máxima (12 meteoros por hora en cielos ideales), su actividad puede aumentar de forma imprevisible y en condiciones extraordinarias, provocar cientos de meteoros por hora.

Como su nombre lo dice, el radiante de las Úrsidas (el punto en el cielo nocturno donde parecen originarse la mayoría de meteoros) se encuentra en la constelación de la Osa Menor; sin embargo, los meteoros pueden aparecer en cualquier dirección del cielo nocturno.

Si deseas conocer mas sobre este tema, cliquea por favor donde se encuentra escrito en “negrita”. Muchas gracias.

C/2021 Leonard, el cometa que ‘rozará’ la Tierra y podrá verse a simple vista a finales de este año

Imagen de portada: Gentileza de GETTY IMAGES

FUENTE RESPONSABLE: NATIONAL GEOGRAPHIC en Español. Por Alejandro López. Diciembre 2021.

Astronomía/Cometa/Eclipse/Fenómenos astronómicos/

Sistema Solar/Sol/Tierra

TAGS

Cómo la explosión de un cometa pudo formar los misteriosos “campos de vidrio» del desierto de Atacama.

En lo que hoy es el desierto de Atacama, en el norte de Chile, ocurrió probablemente hace 11.000 años un evento apocalíptico.

Si deseas conocer mas sobre este tema, cliquea por favor donde se encuentra escrito en “negrita”. Muchas gracias.

Un cometa habría explotado al pasar por la superficie terrestre, generando un chorro de fuego con vientos similares a los de un huracán o un tornado.

En ese entonces el paisaje de esa región del planeta era muy diferente a la aridez absoluta actual: había abundante vegetación, animales gigantes (megafauna) y cuerpos de agua.

El infierno generado por el estallido del cometa en el cielo no solo habría tenido la capacidad de acabar con los seres vivos en tierra, sino que también creó un misterio para los geólogos.

Y es que en un punto del desierto de Atacama, llamado la pampa del Tamarugal, en 2008 fueron descubiertas unas rocas con unas formaciones cristalinas sobre cuyo origen no se tenían certezas.

Pero la semana pasada, un grupo de científicos publicó los resultados de un nuevo estudio en el que llegaron a la conclusión de que los campos de vidrios se crearon por el efecto de la explosión de un cometa.

Las rocas con cristales en el desierto de Atacama

FUENTE DE LA IMAGEN – NICOLÁS BLANCO

Los campos de vidrio en el desierto de Atacama se preservaron por la hiperaridez del terreno, explican los geólogos.

«Esta explosión descendió hacia la superficie del terreno como un plasma muy caliente, de 1.700 °C», le explica a BBC Mundo el geólogo Nicolás Blanco, quien en 2008 descubrió los campos de vidrio junto a su colega Andrew Tomlinson (ambos del Servicio Nacional de Geología y Minería de Chile, Sernageomin).

«Ese plasma vino acompañado de vientos huracanados, similares a los de los tornados. El calor combinado con los vientos generaron los cuerpos fundidos con parte del material del cometa. Quedó incorporado a estas rocas fundidas», añade.

La investigación de Blanco, Tomlison, Peter Schultz, Scott Harris y Sebastián Perroud fue publicada el 2 de noviembre en la revista Geology.

Un misterio del desierto

Los campos de vidrios se encuentran esparcidos en una franja de unos 70 km de largo en la pampa del Tamarugal.

Las formaciones rocosas que tienen incrustaciones cristalinas, tras ser analizadas, fueron catalogadas como originarias del Pleistoceno superior, por lo que tendrían unos 10.500 años de antigüedad como mínimo.

«La roca es una escoria, tal como se conocen en la siderurgia, con vidrios de un color verde oscuro que no tienen valor económico en sí, porque no tienen una belleza particular», explica Blanco.

«Dentro de esta masa fundida hay pequeños cristales microscópicos que le dan la característica especial que tiene».

Las rocas con cristales en el desierto de Atacama

FUENTE DE LA IMAGEN – NICOLÁS BLANCO

Las piedras con formaciones cristalinas no tienen algún valor comercial, pero sí para los estudios de geología.

Los cambios en nuestro planeta que crearon el desierto habrían generado la hiperaridez por la cual muchas de esas rocas quedaron preservadas casi como fueron formadas.

«Esto no es muy usual. Hay alguna evidencia en algunas partes de África y Australia con climas áridos y es más fácil poder observarlo allí. Pero en áreas con vegetación es muy difícil (de ver), así que es un descubrimiento bastante interesante para la ciencia», le dice a BBC Mundo Alejandro Cecioni, subdirector Nacional de Geología del Sernageomin.

Cuando Blanco y Tomlinson encontraron las rocas se preguntaron cómo se habrían formado.

«Es conocido ya el ejemplo de impacto de meteoritos en la superficie de la Tierra: forman cráteres y dejan evidencia de roca fundida que indica los efectos de la alta temperatura y la presión por el choque», explica el geólogo.

«Pero en esta región esos cráteres de impacto no existen. Entonces ¿cómo explicar una fuente de calor que no sea de un impacto de meteorito?».

¿Por qué un cometa?

Este tipo de formaciones cristalinas se pueden encontrar en otras partes del planeta, allá donde la actividad volcánica, el choque de un meteorito o la caída de un rayo dejaron una marca en el terreno.

Una prueba nuclear de EE.UU.

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Las pruebas nucleares tienen características similares al evento ocurrido en Atacama, pues también dejan rocas fundidas en el terreno, explica Blanco.

Pero en ese punto del desierto no hay evidencia de volcanes ni rastros del impacto de un cuerpo espacial de tal magnitud. Lo que sí encontraron los investigadores son tres minerales que consideran claves.

Los análisis mostraron que en los vidrios hay una fusión de cubanita, trolita y baddeleyita. Los dos primeros, sin embargo, son los que se han detectado en meteoritos y cometas.

En la década de 2000, la misión Stardust de la NASA trajo a la Tierra muestras del cometa Wild-2 con la presencia de cubanita y trolita.

Ya que no había evidencia de la caída de un meteorito, los científicos creen que la fundición de minerales y la formación cristalina fueron producto del impacto de un cometa.

«Esos tres elementos eran indicativos de que el proceso que formó todo este fundido fue de muy alta temperatura, y que lo generó este proceso térmico que venía del espacio», explica Blanco.

La teoría del gran incendio

Un evento de características similares al impacto del que hablan los científicos no ha sido documentado por la humanidad.

El «bólido de Tunguska», una gran detonación en Rusia, es atribuida a la explosión aérea de un meteorito, ya que no dejó un cráter en la superficie terrestre. Pero no causó tanta devastación como la que se sabe hubo en Atacama.

La explosión de Tunguska

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

En el caso de Tunguska, los árboles dieron muestra de la dimensión de la explosión.

«Coincide con la destrucción de la mega fauna local. En esa época habían animales grandes que estaban en un ambiente con vegetación, que también se quema a temperaturas muy altas, lo cual no es muy usual», señala Cecioni, quien es parte del Servicio Nacional de Geología y Minería de Chile.

Una teoría previa tenía como hipótesis que las formaciones de vidrio se dieron por el incendio de la vegetación, pero Blanco afirma que no hay evidencia de que un fuego superficial pueda generar tal cantidad de calor, superior a 1.700 °C, como para fundir los minerales encontrados.

Los incendios forestales llegan a generar temperaturas de hasta 500 °C.

«Ningún un incendio forestal en ninguna parte ha dejado evidencias de vidrios fundidos de esa envergadura. En los grandes incendios forestales que hay en diversas partes del mundo nunca se ha reportado la existencia de la fusión del suelo», sostiene el geólogo.

Por ello considera que las evidencias de la formación de las misteriosas rocas con cristales son producto de un evento de liberación de energía como la de la explosión de un cometa.

Imagen de portada: Gentileza de Nicolás Blanco

FUENTE RESPONSABLE: Redacción BBC News Mundo. Noviembre 2021

Chile/Atacama/Ciencia/Investigación/Cometa