Isla de las Serpientes: por qué es clave que Ucrania le haya arrebatado a Rusia el control del islote en el mar Negro.

Esta pequeña formación rocosa en el noroccidente del Mar Negro fue capturada por Rusia durante el primer día de su invasión a Ucrania, y ha jugado un papel desproporcionado en la guerra desde entonces.

Luego de más de 4 meses de bombardeos ucranianos constantes, las tropas rusas han abandonado la Isla de las Serpientes o la Isla Zmiinyi, como se la conoce en Ucrania.

Rusia dice haber retirado a guarnición como un «gesto de buena voluntad» para demostrar que no estaba intentando obstruir las exportaciones de grano, pero Ucrania negó ese argumento, a medida que Moscú continuaba el bombardeo de sus graneros.

Difícil de defender

La isla está expuesta a ataques por todos los flancos tanto por mar como por aire, y la pequeña guarnición encargada de defenderla – primero de los ucranianos y luego de los rusos – ha sido descrita como un «blanco fácil» por los expertos militares.

Ocupada por los rusos el 24 de febrero, la Isla de las Serpientes está ubicada a apenas 35 kilómetros de las costas de Ucrania, dentro del rango de misiles, artillería y ataques de drones desde las costas.

Y las fuerzas armadas ucranianas han hecho precisamente eso, llevar a cabo una serie de ataques debilitantes sobre la isla misma y cualquier embarcación que intente llevar tropas y armas pesadas.

En abril, el hundimiento del Moskva, el barco principal de la flota rusa en el Mar Negro, debilitó significativamente a sus fuerzas antiaéreas en el Mar Negro.

Esto explica por qué el Kremlin estaba tan desesperado por llevar sistemas antiaéreos y elementos de guerra radioelectrónica a la Isla de las Serpientes. Pero por su lejanía de las principales bases navales rusas en el Mar Negro, el pequeño islote se convirtió en una pesadilla logística para Rusia a la hora de defenderlo.

Ucrania tiene una capacidad naval muy limitada, así que ha sido incapaz de llevar a sus propias fuerzas en la isla.

El analista militar ucraniano Oleh Zhdanov argumenta que desplegar tropas en la Isla de las Serpientes no tiene sentido para ninguno de los dos bandos ya que los convertiría en un blanco fácil. Más bien, argumenta el analista Zhdanov, se debería crear un «control del fuego», manteniendo la capacidad de atacar cualquier blanco que se acerque a la isla.

Esto le daría mayor seguridad al puerto más grande de Ucrania en el Mar Negro, Odesa, y a todo el sector noroccidental del Mar Negro.

Una roca importante

Rusia aún controla una larga extensión de la costa ucraniana sobre el Mar Negro, además de controlar la Península de Crimea y todo el Mar de Azov. Con el control de la Isla de las Serpientes, se completaba un bloqueo efectivo de la ciudad de Odesa, y significaba que las exportaciones de la gran mayoría de granos ucranianos no se podían llevar a cabo.

También quería decir que la costa del Mar Negro estaba volviéndose vulnerable, y los expertos militares en Kyiv* expresaron temores de que Rusia pudiera instalar en el islote defensas aéreas de largo alcance, como el sistema S-400 de misiles aéreos.

Una mirada al mapa también muestra que el control ruso de la isla representaba una amenaza para una nación miembro de la OTAN, Rumanía: tanto en su puerto clave de Constanta como en la desembocadura del río Danubio.

Y el área no solo es significativa en el plano estratégico, ya que también es rica en reservas de petróleo y gas.

La versión rusa de la historia

Análisis de Steve Rosemberg, editor para Rusia

Nos hemos acostumbrado a esto: Rusia da una versión radicalmente distinta de los hechos a la que presentan Ucrania o los gobiernos de Occidente.

Moscú quiere que creamos que no hubo una retirada rusa de la Isla de las Serpientes.

El comunicado que emitió el ministerio de Defensa ruso argumentaba que las tropas rusas desplegadas en el territorio simplemente habían «completado tareas» y se habían retirado. También llamó la salida un «gesto de buena voluntad», para demostrar que Rusia no estaba impidiendo las exportaciones de alimentos de Ucrania.

Teniendo en cuenta la importancia estratégica de la Isla de las Serpientes, por la cual ha habido una batalla hace meses, y también teniendo en cuenta la falta de «gestos de buena voluntad» por parte de las fuerzas armadas rusas en Ucrania desde que comenzó la invasión, esta versión convencerá a pocos fuera de Rusia.

Sin embargo, el mensaje podría estar dirigido más a una audiencia nacional. El Kremlin quiere que el público ruso crea que:

  • En este conflicto, los rusos son los buenos
  • Que la supuesta «operación militar especial» del Kremlin en Ucrania está avanzando según los planes.

Un posible hito

Esta no es simplemente una victoria simbólica para Ucrania, es una victoria estratégica. Para Rusia esto es tanto un contratiempo como una vergonzosa derrota.

Pero no cambiará de manera sustancial el curso de la guerra. Rusia está enfocada en conquistar toda la región oriental del Donbás y en mantener las otras áreas del sur que conquistó al inicio de la guerra.

La Isla de las Serpientes luego de bombardeos

FUENTE DE LA IMAGEN – ANDRIY YERMAK. El humo se aleja de la Isla de las Serpientes el día del retiro de las tropas rusas.

La Isla de las Serpientes puede estar en una parte altamente estratégica del Mar Negro y en un punto ideal para instalar sistemas sofisticados de misiles, pero en últimas es una roca muy pequeña.

La pregunta clave es si, luego de haber forzado la salida de los rusos, los ucranianos impulsen las exportaciones de granos para darle aire a su economía afectada por la guerra. Sin una Marina efectiva, hay pocas oportunidades de que eso ocurra por ahora. Y los buques de guerra rusos aún mantienen su dominio sobre el Mar Negro.

«Prácticamente, necesitas que ocurran 10 cosas antes de que puedan exportar granos de manera segura y ésta es solo una», dice Andrew Wilson, un profesor de estudios ucranianos en el University College de Londres.

Ucrania ha rechazado ofertas rusas para escoltar convoyes de granos que salgan de Odesa porque esto requeriría el desminado de la parte externa del puerto.

Turquía está involucrada activamente en intentar negociar un acuerdo tanto con Rusia como con Ucrania, pero las expectativas de que esto ocurra parecen remotas en este punto.

Las próximas semanas son consideradas como clave para las exportaciones ucranianas, dado que la próxima cosecha ocurre en Julio.

*BBC Mundo ha decidido adoptar Kyiv cuando se nombra a la capital de Ucrania para reflejar de manera más exacta la forma de su escritura original en ucraniano.

Imagen de portada: PLANET LABS PBC

FUENTE RESPONSABLE:BBC News. Por Yaroslav & Paul Kirby. 1° de julio 2022.

Rusia/Ucrania/Conflicto Rusia-Ucrania.

 

Electrocución y palizas: los horrorosos castigos impuestos a ucranianos en las ciudades capturadas por Rusia.

Andriy observó con ansiedad cómo los soldados rusos conectaban su móvil a su computadora, tratando de restaurar algunos archivos. Andriy, un director de marketing de 28 años, intentaba irse de Mariupol.

Había borrado todo lo que pensaba que un soldado ruso podría usar en su contra, como mensajes de texto sobre la invasión rusa de Ucrania o fotos de la devastación en su ciudad causada por semanas de bombardeos incesantes.

Pero en Mariupol, un puerto alguna vez bullicioso en el sur de Ucrania, el internet fue cortado como parte del asedio impuesto por Rusia, y Andriy no pudo eliminar algunas de sus publicaciones en las redes sociales.

Recordó los primeros días de la guerra, cuando compartió algunos mensajes y discursos anti rusos del presidente ucraniano, Volodymyr Zelensky. «Estoy jodido», pensó.

Los soldados, dijo Andriy, ya habían puesto en él su atención.

La «filtración»

Ese día, a principios de mayo, cuando se unió por primera vez a las colas para lo que se conoce como «filtración», el proceso de escrutinio de civiles que desean abandonar el territorio ocupado por Rusia, uno de los soldados notó su barba.

Inmediatamente supuso que era una señal de que Andriy era un combatiente del regimiento Azov de la ciudad, una antigua milicia que tenía vínculos con la extrema derecha.

«¿Son usted y su brigada los que están matando a nuestros muchachos?», le preguntaron a Andriy. Él respondió que nunca había servido en el ejército, comenzó a trabajar directamente después de graduarse, pero «no querían escucharlo».

Cuando los soldados revisaron su teléfono, recurrieron a sus puntos de vista políticos y le preguntaron su opinión sobre Zelensky.

Andriy, con cautela, dijo que Zelensky estaba «bien», y uno de los soldados quiso saber qué quería decir con eso. Andriy le dijo que Zelensky era un presidente más, no muy diferente a los que le habían precedido, y que en realidad no le interesaba mucho la política.

«Bueno», respondió el soldado, «deberías decir que no te interesa la política».

Se quedaron con el teléfono de Andriy y le dijeron que esperara afuera. Se encontró con su abuela, madre y tía, que habían llegado con él para el proceso en Bezi Menne, un pequeño pueblo al este de Mariupol.

Ya les habían dado un documento que les permitía salir. Unos minutos más tarde, dijo Andriy, se le ordenó ir a una tienda de campaña donde los miembros del servicio de seguridad de Rusia, el FSB, estaban realizando más controles.

Cinco oficiales estaban sentados detrás de un escritorio, tres con pasamontañas. Le mostraron a Andriy un video que había compartido en Instagram de un discurso que había dado Zelensky el 1 de marzo.

Con este había una leyenda escrita por Andriy: «Un presidente del que podemos estar orgullosos. ¡Váyanse a su casa con sus buques de guerra!»

Uno de los oficiales habló primero. «Nos dijiste que eres neutral en política, pero apoyas al gobierno nazi», recuerda Andriy que le dijeron. «Me golpeó en la garganta. Básicamente, comenzó la golpiza».

Andriy mirando su teléfono

Los soldados descubrieron que Andriy había compartido discursos del presidente Zelensky después de conectar su teléfono a su computadora.

Igual que a Andriy, a Dmytro le confiscaron el teléfono en un puesto de control cuando intentaba salir de Mariupol a finales de marzo.

Dmytro, un profesor de historia de 34 años, dijo que los soldados encontraron la palabra «ruscista», un juego de palabras entre «Rusia» y «fascista», en un mensaje a un amigo. Los soldados, me dijo Dmytro, lo abofetearon y patearon, y «todo porque usé esa palabra».

Dmytro dijo que lo llevaron, con otras cuatro personas, a una estación de policía en el pueblo de Nikolsky, también un punto de filtración.

«El oficial de más alto rango me golpeó cuatro veces en la cara», señaló. «Parecía ser parte del procedimiento».

Sus interrogadores dijeron que maestros como él estaban difundiendo propaganda pro ucraniana. También le preguntaron qué pensaba sobre «los eventos de 2014», el año en que Rusia anexó la península de Crimea y comenzó a apoyar a los separatistas prorrusos en Donetsk y Luhansk.

Él respondió que el conflicto se conocía como la guerra ruso-ucraniana. «Dijeron que Rusia no estaba involucrada y me preguntaron si estaba de acuerdo en que era, de hecho, una guerra civil en Ucrania», cuenta.

Los oficiales revisaron su teléfono nuevamente y esta vez encontraron una foto de un libro que tenía la letra H en su título. «¡Te atrapamos!», le dijeron los soldados a Dmytro.

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, afirma que su guerra en Ucrania es un esfuerzo por «desnazificar» el país, y los soldados, afirmó Dmytro, creían que estaba leyendo libros sobre Hitler.

A la mañana siguiente, Dmytro fue trasladado con dos mujeres a una prisión en Starobeshevo, un pueblo controlado por los separatistas en Donetsk.

Contó 24 personas en la celda de cuatro literas. Después de cuatro días y otro interrogatorio detallado, finalmente fue liberado y llegó al territorio controlado por Ucrania. Semanas después, aún no sabe qué pasó con sus compañeras de celda.

Short presentational grey line

De vuelta al interior de la tienda en Bezi Menne, Andriy se fijó en otras dos personas con las manos atadas a la espalda, que habían quedado en un rincón mientras los agentes se enfocaban en él.

«Empezaron a golpearme mucho más fuerte», me dijo Andriy, «en todas partes». En un momento, después de un golpe en el estómago, sintió que estaba a punto de desmayarse. Consiguió sentarse en una silla.

«Me preguntaba qué sería mejor», contó, «perder el conocimiento y caer o tolerar más el dolor».

Al menos, pensó Andriy, no lo habían enviado a otro lugar, lejos de su familia. Funcionarios ucranianos señalan que se cree que miles de personas han sido enviadas a centros de detención y campamentos establecidos en áreas controladas por Rusia durante la filtración.

En casi todos los casos, sus familiares no saben dónde están detenidos ni por qué. «Estaba muy enojado por todo», afirmó Andriy, «pero, al mismo tiempo, sé que podría haber sido mucho peor».

Su madre trató de entrar a la tienda, pero los oficiales la detuvieron. «Estaba muy nerviosa. Más tarde dijo que le habían dicho que mi ‘reeducación’ había comenzado», dijo Andriy, «y que no debería preocuparse».

Su calvario, me contó, continuó durante dos horas y media. Incluso lo obligaron a hacer un video que decía «¡Gloria al ejército ruso!», una burla a «¡Slava Ukraini!», el eslogan ucraniano.

La pregunta final, señaló Andriy, era si había «comprendido sus errores» y «obviamente respondí que sí».

Mientras lo liberaban, los oficiales trajeron a otro hombre, que anteriormente había servido en el ejército de Ucrania y tenía varios tatuajes.

«Inmediatamente lo empujaron al suelo y comenzaron a golpearlo», dijo Andriy. «Ni siquiera hablaron con él».

Andryi

«Incluso trato de justificar el proceso de alguna manera. Trato de convencerme de que hay algo de lógica», dijo Andriy sobre la filtración.

Las autoridades ucranianas dicen que las fuerzas rusas y los separatistas respaldados por Rusia han llevado a cabo filtraciones en los territorios ocupados como un intento de establecer los posibles vínculos de los residentes con el ejército, las fuerzas del orden e incluso el gobierno local, mientras las fuerzas invasoras intentan restaurar los servicios y la infraestructura.

Los hombres en edad de pelear son un objetivo particular, los revisan en busca de signos en el cuerpo que puedan sugerir el uso reciente de armas, como en los dedos y los hombros.

Los registros al desnudo son comunes, dicen los testigos, incluso para las mujeres. Oleksandra Matviychuk, directora del Centro para las Libertades Civiles, un grupo de derechos humanos con sede en Kiev, afirmó que el proceso, incluso cuando no es violento, es «inhumano».

«No hay necesidad militar para esto… Están tratando de ocupar el país con una herramienta que yo llamo ‘inmenso dolor de la gente civil’. Te preguntas: ‘¿Por qué tanta crueldad? ¿Para qué?'»

La «jaula»

Maksym, un trabajador siderúrgico de 48 años, contó que lo obligaron a desnudarse mientras los oficiales en Bezi Menne revisaban incluso las costuras de su ropa.

Le preguntaron si pertenecía al regimiento de Azov o si era simpatizante de los nazis -él negó serlo- y por qué quería dejar Mariupol.

«Contesté: ‘En realidad, eres tú quien está en suelo ucraniano'». Uno de los oficiales, que dijo que eran todos rusos, reaccionó golpeando a Maksym con la culata del arma en el pecho. Se cayó.

«Apoyé la cabeza en el suelo, agarrándome las costillas. No podía levantarme», señaló. «Fue muy doloroso respirar».

Lo llevaron a lo que describió como una «jaula», donde estaban recluidos otros.

Notó que un hombre, un levantador de pesas, tenía un tatuaje de Poseidón, el dios griego, con un tridente.

Los soldados, dijo Maksym, pensaron que era el escudo de armas de Ucrania. «Él les explicó, pero no entendieron».

A los detenidos en la «jaula» no se les dio agua ni comida, y tuvieron que orinar en un rincón frente a todos, me dijo Maksym.

En un momento, exhausto, trató de dormir en el suelo. Un oficial entró y lo pateó en la espalda, obligándolo a ponerse de pie.

Llevaban a las personas para interrogarlas y, cuando regresaban, «ves que la persona había sido golpeada», indicó Maksym. Vio a una mujer de unos 40 años acostada con dolor, aparentemente después de recibir un golpe en el estómago.

Un hombre, que parecía tener alrededor de 50 años, tenía un labio sangrante y moretones rojos en el cuello. Maksym creía que había sido estrangulado. Nadie en la «jaula» preguntó o dijo nada entre sí. Tenían miedo de que los oficiales del FSB pudieran disfrazarse de prisioneros.

Después de unas cuatro o cinco horas, Maksym fue liberado y se le permitió salir de Mariupol. Días después, llegó a un lugar seguro en territorio controlado por Ucrania y fue a un hospital para tratar el dolor persistente en su pecho. El diagnóstico: cuatro costillas rotas.

Short presentational grey line

Yuriy Belousov, quien dirige el Departamento de Guerra en la oficina del fiscal general de Ucrania, afirmó que su equipo había recibido denuncias de tortura e incluso asesinatos durante la filtración.

«[Parece ser] una política rusa diseñada de antemano y bastante bien preparada», me dijo. «Definitivamente no es un solo caso o [algo] hecho por un militar local».

Reconoció que era difícil verificar los casos o estimar la escala de la violencia. Las autoridades ucranianas no pueden llevar a cabo investigaciones en los territorios ocupados y la mayoría de las víctimas se muestran reacias a compartir sus historias, preocupadas de que sus familiares en Mariupol puedan ser atacados si se revela su identidad.

«Usaron electricidad. Casi muero»

Vadym, de 43 años, quien solía trabajar en una empresa estatal en Mariupol, dijo que fue torturado en Bezi Menne en marzo.

Los soldados separatistas habían interrogado a su esposa después de descubrir que había puesto «me gusta» a la página del ejército ucraniano en Facebook y de haber restaurado un recibo en su teléfono de una donación que les había hecho.

«Traté de defenderla», señaló, «pero fui derribado». Se levantó, pero fue golpeado una vez más. Un patrón, dijo, que sucedió una y otra vez.

Cuando los soldados rusos se dieron cuenta de dónde trabajaba, llevaron a Vadym a otro edificio. Allí, Vadym dijo que los soldados separatistas le preguntaron «cosas estúpidas» y comenzaron a golpearlo.

«Usaron electricidad. Casi muero. Me caí y me atraganté con los empastes dentales que se habían salido de mis dientes», indicó Vadym.

Vomitó y se desmayó. «Estaban furiosos. Cuando recuperé el conocimiento, me dijeron que limpiara todo y continuaron dándome descargas eléctricas».

La tortura, dijo Vadym, solo se detuvo después de que intervinieron los oficiales rusos. Llevaron a cabo otra ronda de interrogatorios antes de finalmente liberarlo.

Cuando Vadym salió del edificio, vio que se llevaban a una mujer joven, que había sido identificada durante el proceso como secretaria judicial.

«Le pusieron una bolsa de plástico en la cabeza y le ataron las manos», indicó Vadym. «Su madre estaba de rodillas, rogando que no se llevaran a su hija».

Traslados a Rusia

La liberación de Vadym vino con una condición: tendría que ir a Rusia. Aproximadamente 1,2 millones de personas en Ucrania, incluidos miles de residentes de Mariupol, han sido enviadas a Rusia en contra de su voluntad desde que comenzó la invasión en febrero, según funcionarios ucranianos.

Rusia niega que esté llevando a cabo una deportación masiva, lo que constituiría un crimen de guerra según el derecho internacional humanitario, y dice que simplemente está ayudando a quienes quieren irse. Ucrania rechaza esta afirmación.

Algunos de los enviados a Rusia han logrado escapar a otros países e incluso regresar a Ucrania. Cuántos, no está claro.

Vadym, con la ayuda de sus amigos, se mudó a otro país europeo; no quería revelar la ubicación exacta. Había perdido parte de su visión, me dijo, y los médicos dijeron que era el resultado de heridas en la cabeza por la golpiza.

«Me siento mejor ahora, pero la rehabilitación llevará mucho tiempo». Le pregunté qué pensaba sobre la filtración. «Separan a las familias. Están desapareciendo personas», dijo. «Es puro terror».

El Ministerio de Defensa de Rusia no respondió a varias solicitudes de comentarios sobre las acusaciones. El gobierno ruso ha negado previamente que esté cometiendo crímenes de guerra en Ucrania.

Andriy

Andriy cuenta que un soldado ruso le dijo a su madre que estaba pasando por una «reeducación».

Andriy y su familia se establecieron en Alemania, después de haber sido obligados también a ir a Rusia. Mirando al pasado, cree que las fuerzas de ocupación parecían estar usando la filtración para mostrar su «poder absoluto».

Los soldados, afirmó, actuaban como si fuera un «tipo de entretenimiento», algo para «satisfacer su propio ego».

Le hablé de otra ucraniana que había conocido, una ingeniera jubilada de 60 años llamada Viktoriia. Me contó que un soldado se enteró de que había agregado una bandera ucraniana a su foto de perfil en Facebook, y el mensaje «Ucrania por encima de todo».

Señaló que él la apuntó con su arma y la amenazó: «¡Te pondré en el sótano hasta que te pudras!» Luego la pateó, dijo. Viktoriia no podía entender por qué había actuado así. «¿Qué hice? ¿Qué derecho tenían ellos?»

Andriy afirmó que no podía explicar tal comportamiento. «Incluso trato de justificar el proceso de alguna manera. Trato de convencerme de que hay algo de lógica».

Pero, agregó, «no hay lógica».

Algunos nombres fueron cambiados para proteger identidades.

Con información adicional de Illia Tolstov; fotografías de Janne Kern.

Imagen de portada:

FUENTE RESPONSABLE: BBC News, Zaporiyia. Por Hugo Bachega. 21 de junio 2022.

Conflicto Rusia-Ucranica/Guerra/Denuncias/Torturas/Desplazados

China: 4 razones que explican por qué los inversores extranjeros están huyendo del país asiático.

La inversión extranjera fue uno de los pilares del «milagro económico» de China, un país que en cuatro décadas sacó de la pobreza a 850 millones de personas.

Tras la muerte de Mao Zedong en 1976 el comunismo más ortodoxo dio paso a un enfoque pragmático para el desarrollo económico y tres años después el país abrió sus puertas a la inversión extranjera.

En las siguientes décadas la entrada de capitales fue creciendo de forma exponencial, a medida que el PIB chino se expandía a un ritmo promedio de más del 9% anual.

Pero ahora esa larga tendencia ha comenzado a revertirse.

Las inversiones extranjeras en China se han desplomado desde el comienzo de este año, especialmente a partir de la invasión rusa a Ucrania.

Solo entre enero y marzo los inversores foráneos retiraron unos US$150.000 millones en activos financieros en yuanes, principalmente bonos.

«Aunque China registró entradas (de capitales) en enero, las salidas en febrero y marzo fueron tan grandes como para hacer del primer trimestre el peor desde que hay registros. La fuga de acciones continuó en abril», indica el informe de mayo del Instituto de Finanzas Internacionales (IIF).

Variación mensual de la tenencia extranjera de bonos chinos . .  100 CNY = US$ 14,74.

Esta entidad con sede en Washington pronostica para este año una salida de activos de China de US$300.000 millones, más del doble de los US$129.000 millones en 2021.

Analizamos cuáles son las 4 principales causas de esta tendencia, si ha llegado para quedarse, qué consecuencias tendrá y qué están haciendo las autoridades chinas para combatirla.

1. La estrategia «covid cero»

«Las políticas de ‘covid cero’ están abocando a China a una contracción similar a la de la primera ola de la pandemia», indica a BBC el economista, académico y escritor español Juan Ramón Rallo.

Más de dos años después del inicio de la pandemia la mayoría de los países han levantado las restricciones por covid, pero no es el caso de China.

Medidas anticovid en Shanghai

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Las draconianas restricciones anti-covid en Shanghai, que incluyeron el vallado de manzanas enteras, no solo provocaron la ira de los residentes sino también una fuerte reducción de la actividad económica.

Pekín, que antes siempre había priorizado por encima de todo lo demás el crecimiento económico, lo dejó esta vez a un lado para prevenir una posible emergencia sanitaria, pese a que la mayoría de su población está vacunada.

El gobierno impuso estrictos confinamientos en Shanghái -que acapara el 5% del PIB nacional- y en otras ciudades endureció las medidas anti-covid, reduciendo la actividad empresarial.

Así, el desempleo en las ciudades superó el 6%, su economía se contrajo un 0,68% en abril y pocos creen que China logre el objetivo de crecimiento para este año del 5,5%, cifra ya de inicio discreta en comparación con las de años anteriores.

«Muchas empresas todavía ven a China como un mercado importante, pero hoy es difícil mantener ese optimismo mientras el resto del mundo se abre y China permanece cerrada», explica a BBC Mundo Nick Marro, analista principal en Hong Kong de Economist Intelligence Unit (EIU).

Marro cree que la estrategia de «cero covid» no invita a los capitalistas a apostar por China «ya que las reglas pueden cambiar repentinamente, sin previo aviso, lo que dificulta la planificación y aún más las decisiones sobre futuras inversiones».

«La gran pregunta es si los inversores extranjeros ven el ‘covid cero’ como un problema temporal que pueden tolerar. Cuanto más tiempo continúe esta política, mayor será esta intolerancia».

2. La crisis inmobiliaria

Un pueblo entero abandonado a medio construir en Huangshan, provincia de Anhui, en el este de China

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

El estallido de la burbuja inmobiliaria en China dejó imágenes como esta: un pueblo entero abandonado a medio construir en Huangshan, provincia de Anhui, en el este del país.

La construcción de viviendas ha sido uno de los motores de crecimiento de la economía china en las últimas décadas.

Sin embargo, se encuentra en crisis desde el año pasado por el fuerte endeudamiento de los gigantes locales del sector, con Evergrande a la cabeza.

Aunque la crisis inmobiliaria de China viene de antes, sí son más recientes los temores de los inversores extranjeros sobre sus consecuencias en la salud económica del país en combinación con los efectos de «covid cero» y otros factores.

«En los últimos 10 años China ha crecido sobre la base del crédito barato y la burbuja inmobiliaria», recuerda el profesor Rallo.

Tras el pinchazo de esta burbuja, explica, el país está inmerso en un cambio de modelo productivo que califica como «complicado».

«La digestión de una burbuja inmobiliaria de tal magnitud es un proceso lento y doloroso, y más si no se deja que se ajuste rápido, como parece que esté haciendo el Partido Comunista Chino».

Billetes de yuanes chinos

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Conscientes de ese problema, las autoridades chinas han tomado algunas medidas para revitalizar el mercado inmobiliario, entre ellas varios recortes de los tipos de interés de las hipotecas a golpe de decreto del banco central del país.

Esto sitúa a China como uno de los pocos países que van a contracorriente: mientras el Banco Central Europeo y la Reserva Federal anuncian subidas de tipos para combatir la inflación, Pekín recurre a los estímulos para aliviar su crisis inmobiliaria y revitalizar su economía, una apuesta que muchos consideran arriesgada en plena escalada de precios a nivel global.

3. Rusia, tensiones geopolíticas y derechos humanos

La invasión a Ucrania ha costado a Rusia el aislamiento económico de Occidente con sanciones cuya magnitud nadie habría imaginado para un país de tal relevancia.

La guerra ha llevado a muchos inversores a plantearse qué ocurriría con sus activos en China si Xi Jinping emprende una operación militar en Taiwán, sofoca por la fuerza un levantamiento popular en Hong Kong o decide resolver por las armas las disputas territoriales que mantiene abiertas con 5 de sus vecinos.

Y la postura de China en el conflicto ucraniano, más cercana a Rusia, tampoco ayuda.

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES. Pese a sus diferencias, Vladimir Putin y Xi Jinping mantienen fuertes vínculos como contrapeso al bloque Europa-Estados Unidos.

«Los mercados están preocupados por los lazos de China con Rusia: eso está asustando a los inversores y la aversión al riesgo se manifiesta desde el comienzo de la invasión», afirmó Stephen Innes, socio gerente del servicio de inversiones SPI Asset Management, en una reciente entrevista con Bloomberg.

«Todo el mundo se puso a vender bonos de China, así que nosotros estamos contentos de no haber comprado ninguno», declaró al portal económico.

El profesor Rallo, por su parte, destaca la tendencia a la regionalización del comercio global con dos zonas principales de influencia: Europa-Estados Unidos por un lado, y por el otro China-Rusia.

Así, para las empresas occidentales «tener parte de su cadena de valor en el otro bloque se puede convertir en una desventaja», por lo que parte de ellas optarían por renunciar a esos mercados.

El analista Nick Marro también destaca «el cisma cada vez más profundo entre China y Occidente en asuntos como la competencia económica y estratégica, y también los valores democráticos y los derechos humanos».

Buen ejemplo de esto último es el de Norges Bank Investment Management de Noruega, el mayor fondo soberano del mundo al gestionar un patrimonio de 1,3 billones de dólares, que en marzo excluyó las acciones de la empresa china de ropa deportiva Li Ning por el «riesgo inaceptable» de que «contribuya a graves violaciones a los derechos humanos».

4. La ofensiva contra el sector privado

Jack Ma

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

El cofundador de Alibaba, Jack Ma, perdió miles de millones de dólares después de que las autoridades intensificaran el escrutinio de su compañía y otros grandes conglomerados tecnológicos.

Tanto el «milagro económico» chino como la avalancha de flujos de capital que en gran medida lo hicieron posible vinieron de la mano de reformas orientadas al libre mercado y al desarrollo de las empresas privadas.

Sin embargo, apunta Nick Marro, «gran parte de la agenda de reformas que podría beneficiar tanto a empresas extranjeras como privadas locales se ha estancado».

La reciente tendencia al proteccionismo y la intervención se observan en varios sectores, aunque especialmente en el de la tecnología, «donde las preocupaciones de seguridad nacional se imponen sobre todo lo demás», afirma.

El ejemplo más claro esla ofensiva iniciada en 2021 contra las grandes tecnológicas chinas, que los críticos atribuyen a la voluntad del Estado de controlar el sector, y que despojó de gran parte de su valor a compañías de referencia mundial, entre ellas Alibaba.

La corporación del multimillonario Jack Ma fue una de las más afectadas por la campaña reguladora de Pekín, que en abril del año pasado le impuso la mayor multa antimonopolio de la historia del país, por valor de unos US$2.800 millones.

Según el analista, el gobierno chino está dando cada vez más poder a las entidades estatales, lo que podría jugar en contra de su objetivo de reactivar el crecimiento económico.

En las últimas semanas la agencia Reuters y Bloomberg citaron fuentes del sector al divulgar que, consciente de los efectos adversos de esta política, Pekín planea corregir su política de mano dura con las tecnológicas, si bien el gobierno no lo ha confirmado oficialmente.

La cara y la cruz

Los índices bursátiles chinos tampoco han venido dando buenos réditos a los inversores en los pasados meses.

El CSI300 de Shanghái tocó fondo a finales de abril y desde entonces ha rebotado ligeramente, aunque se encuentra lejos de sus cotas de principios de año.

Bolsa de Shanghai

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

La bolsa de Shanghái registró fuertes caídas en los primeros meses de 2021. 

Como curiosidad, en China, al igual que en otros países de la región como Corea del Sur, el color verde indica pérdidas y el rojo ganancias.

La moneda local, el yuan, se cotizaba en mayo en sus niveles más bajos en dos años frente al dólar .

En la otra cara de la moneda, se puede afirmar que la curva descendente en los índices chinos no es mucho más pronunciada que las de sus equivalentes en EE.UU. y Europa, también depreciados desde inicios de año tras alcanzar máximos en 2021.

Y el superávit comercial de China superó los US$200.000 millones en el primer trimestre. Aunque en parte se debe a la caída de las importaciones, es un estimable colchón que le ayuda a capear mejor las retiradas de inversiones extranjeras.

En este contexto, describe el IIF en su informe, las salidas de flujos de capitales de China no están poniendo en peligro la solvencia del país, al que no le faltan divisas para hacer frente a sus obligaciones externas.

Esta institución también considera que la ola de desinversión en el gigante asiático tiene límites.

«Aunque vemos que empresas de alto perfil anuncian planes de abandonar el mercado, no debemos malinterpretar esto como un éxodo. Muchas de estas empresas han estado en China durante décadas y no será una decisión fácil ni rápida para ellas abandonar su mercado», expone.

En un editorial reciente The Economist señala el próximo Congreso Nacional del Partido Comunista de China (PCCh), previsto para octubre, como el punto de inflexión que podría dar un nuevo enfoque a la economía china y presentar un panorama diferente para los inversores extranjeros.

«La perspectiva optimista es que este período oscuro de ideología, errores políticos y crecimiento lento es parte de la preparación para el congreso del partido. Cuando este pase, los pragmáticos tendrán un mayor control de la política, terminará el ‘covid cero’ y volverá el apoyo a la economía y las tecnológicas».

Imagen de portada: GETTY IMAGES

FUENTE RESPONSABLE: BBC News Mundo. Por Atahualpa Amerise. Junio 2022.

China/Mercados financieros/Economía/Finanzas/Conflicto Rusia- Ucrania.

 

 

En qué consiste el histórico plan de rearme de Alemania (el mayor desde la Segunda Guerra Mundial).

Zeitenwende significa «punto de inflexión». Esa es la palabra que explica la histórica decisión adoptada en Alemania ante la invasión de Rusia a Ucrania y que llevará a cambiar su Constitución.

Tras modificar las reglas de exportación de armas, una política que el país mantuvo durante décadas y por la que se comprometía a no suministrar armamento bélico a ninguna de las partes en un conflicto, Alemania aprobó ahora el mayor gasto para el departamento de Defensa de los últimos 83 años.

Sumadas, ambas medidas suponen el mayor cambio de la política exterior y de seguridad del país desde la Segunda Guerra Mundial.

El líder de Alemania, el canciller Olaf Scholz, que reemplazó a Angela Merkel en diciembre, ha logrado algo que hace unos años parecía imposible.

El parlamento acordó modificar la Constitución y crear un fondo de 100.000 millones de euros (algo más de US$107.000 millones) que le permitirá destinar a Defensa el 2% de su PIB.

El fondo se repartirá a lo largo de cinco años. Servirá para incrementar el gasto anual en Defensa de Alemania desde los 50.000 millones de euros actuales hasta los 70.000 millones de euros por año.

Un rearme masivo.

El mayor de la historia de la Alemania moderna, que pronto se convertirá en la mayor potencia militar de Europa y la tercera más grande del mundo, detrás de China y Estados Unidos.

GETTY IMAGES

Ejército subfinanciado

Antes de la invasión de Rusia a Ucrania, tal postura militarista habría sido inaceptable, pero en los últimos meses, los políticos alemanes de todo el arco parlamentario empezaron a darse cuenta de que el ejército no atraviesa su mejor momento.

Gran parte de sus equipos están obsoletos o mal mantenidos.

El propio canciller reconoció que la Bundeswehr -las fuerzas armadas alemanas- ha estado estructuralmente sub financiada desde 2010.

Esto ha «restringido nuestra capacidad general de defensa», dijo.

«Al atacar a Ucrania, [el presidente ruso Vladimir] Putin no solo quiere erradicar un país del mapa, sino que está destruyendo la estructura de seguridad europea», afirmó en sesión parlamentaria.

«Está claro que necesitamos invertir significativamente más en la seguridad de nuestro país para proteger nuestra libertad y nuestra democracia», añadió.

GETTY IMAGES

El rechazo a la invasión rusa a Ucrania ha sido multitudinario en Alemania.

Los expertos creen que el problema no solo afecta a Alemania, sino que la invasión ha sacudido a muchos otros países europeos.

«La guerra de Ucrania ha servido a Europa para redescubrir sus necesidades de seguridad, subestimadas durante mucho tiempo», explicaron Olgerd Eichler y Alexander Lippert, economistas y gestores de la firma MainFirst.

«En nuestra opinión también está en juego la preservación del sistema occidental de valores. Los estados europeos están dispuestos a realizar ahora mayores esfuerzos. Las naciones democráticas se lo toman muy en serio», añadieron en un análisis de mercado.

Diplomacia y diálogo

Con la firma de los acuerdos que pusieron fin a la Segunda Guerra Mundial, Alemania quedó desmilitarizada y sin ejército.

Una situación que se mantuvo hasta la creación de la Bundeswehr en 1955.

En 1999, el Ejército alemán participó por primera vez desde la IIGM en una misión exterior cuando Alemania envió aviones de combate como parte de una misión de la OTAN en la guerra de Kosovo.

Soldados alemanes durante un ejercicio.

FUENTE DE LA IMAGEN – AFP

La «Bundeswehr» sufre un problema crónico de falta de medios.

Tras el fin de la contienda, Berlín buscó siempre la diplomacia y el diálogo, y ha desistido en numerosas ocasiones de utilizar su poderío militar.

Hasta hoy.

«El diálogo y la cooperación con Rusia no han funcionado… hemos entrado en una nueva era de seguridad europea», declaró Nils Schmid, del partido Social Demócrata (SPD).

«Es amargo admitir que durante 30 años hicimos hincapié en el diálogo y la cooperación con Rusia», añadió Schmid. «Ahora tenemos que reconocer que no funcionó».

Lo cierto es que desde la reunificación alemana, Berlín y Moscú habían contado con una relación histórica muy cercana.

Olaf Scholz.

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

El canciller alemán, Olaf Scholz, anunció un giro drástico en la política exterior alemana.

Pero desde 2014, cuando Rusia invadió y se anexionó la provincia de Crimea, la percepción de Alemania sobre el gigante energético ha ido cambiando.

Lo ha hecho de una manera más lenta que en otros países vecinos como Reino Unido o las naciones bálticas, que suelen tener una postura más dura frente a Rusia.

No hay que olvidar que el país es, junto con Italia, uno de los miembros de la Unión Europea más dependientes del gas ruso.

Un factor que, según los analistas, retrasó la ruptura de sus importantes lazos con Moscú.

«Alemania e Italia probablemente estarán entre los más afectados en el espacio de la UE. Tienen una mayor dependencia directa del gas ruso y un sector industrial más grande, donde el consumo de energía es mayor que en el sector servicios», explican en un análisis Evelyn Herrmann y Ruben Segura-Cayuela, economistas de Bank of America.

Un F-35 estadounidense

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Alemania comprará 35 cazas F-35 estadounidenses.

Listos para comprar

Según el acuerdo, el plan se pondrá en marcha de inmediato para acelerar las adquisiciones necesarias para equipar mejor a las fuerzas armadas.

Esta partida extraordinaria para la modernización del ejército cumplirá además con el objetivo de la OTAN de gastar el 2% del PIB en defensa. Estos últimos años la inversión alemana en defensa ha rondado el 1,5% del PIB.

El Ministerio de Defensa ya ha elaborado una lista con el equipamiento necesario que incluye dispositivos de visión nocturna, equipos de radio y helicópteros de transporte pesado.

«Los 100.000 millones de euros mejorarán nuestras capacidades defensivas y nuestras responsabilidades con nuestros aliados», le dijo a la revista Der Spiegel la ministra de Relaciones Exteriores de Alemania, Annalena Baerbock, del Partido Verde.

«Eso incluye la compra de 35 cazas F-35 estadounidenses, helicópteros que realmente vuelan, municiones por valor de miles de millones, radios que son seguras y compatibles con nuestros aliados, y mucho más para proporcionar a nuestras fuerzas armadas equipos de última generación», reveló en la entrevista.

El partido de los verdes, socio de gobierno, solicitó que parte de los fondos se destinen a ayuda humanitaria y seguridad cibernética.

Imagen de portada: GETTY IMAGES

FUENTE RESPONSABLE: BBC News Mundo. Por Cristina J. Orgaz. Junio 2022.

Económía/Alemania/Conflicto Rusia-Ucrania/OTAN/Industria Petrolera /Rusia/Europa.

 

MEDICOS SIN FRONTERAS

Introducción: No es mi costumbre hacer referencias a las Organizaciones con las que estoy comprometido; pero esta es la primera vez que abogo a mis amig@s de esta plataforma para el conocimiento de la actuación de Medicos sin Fronteras en el lamentable conflicto bélico en Ucrania. Aun más, realizo un sincero pedido de solidaridad a toda aquella persona que se encuentre en condiciones de realizar, aunque mas no sea un pequeño aporte a la organización MsF.Muchas gracias.

Realizamos el primer traslado de pacientes en nuestro tren medicalizado en Ucrania.

Nueve pacientes con heridas graves pero estables llegaron el viernes a Leópolis desde Zaporiyia en la primera evacuación médica en tren realizada por nuestra organización en Ucrania. La Dra. Joanne Liu, experimentada pediatra de nuestro equipo de respuesta médica en el país, nos relató su parte del proceso.

En la mañana del viernes 1 de abril, finalizamos nuestro primer traslado de pacientes en un tren medicalizado en Ucrania.

Nueve pacientes en estado grave pero estable fueron trasladados desde un hospital de Zaporiyia, en el sureste del país, a los principales hospitales de referencia de Leópolis, en un tren medicalizado de dos vagones que desarrollamos conjuntamente con Ferrocarriles Ucranianos. La mayoría de las y los pacientes resultaron heridos en Mariupol o mientras intentaban escapar de la ciudad.

MSF pone en marcha un tren medicalizado para derivar pacientes heridos desde el este al oeste de Ucrania

Llegada de nuestro primer tren de derivación médica en Ucrania a la ciudad de Leópolis, el viernes 1 de abril de 2022. © MSF.

El viaje en tren duró cerca de 24 horas y los pacientes fueron acompañados por un equipo de nueve integrantes de nuestro personal sanitario. Estamos trabajando para acondicionar un tren más grande y más medicalizado.

Llegada del primer tren de derivación médica de MSF, a la ciudad de Leópolis, el viernes 1 de abril de 2022.

El primer traslado de pacientes en nuestro tren de derivación médica de MSF tuvo lugar entre el jueves 31 de marzo y el viernes 1 de abril de 2022. © MSF.

La Dra. Joanne Liu, experimentada pediatra del nuestro equipo de respuesta médica en Ucrania, nos relató su parte del proceso, evaluando a los pacientes y asegurándose de que todos estaban estables para el viaje:

«El martes 29 de marzo fuimos de visita a Zaporiyia y nos reunimos con el director regional de salud. Le preguntamos si necesitaba algo de nosotros y dijo que había oído hablar de un tren para realizar referencias médicas y que estaba muy interesado pues tenía pacientes que necesitaban ser derivados.

Dijimos: Ok, vamos a ver a sus pacientes.

La mayoría de las y los pacientes que vimos habían sido heridos en Mariupol o mientras intentaban escapar de la ciudad. Uno de los pacientes tenía grandes fracturas abiertas y ambas piernas con drenaje. Estaba bastante estable, pero era un niño muy enfermo.  

Por supuesto, tiene sentido descargar los hospitales que están cerca de la línea del frente para que tengan más capacidad de camas. Pero necesitábamos asegurarnos de que trasladaríamos a las y los pacientes a algún lugar donde recibieran el mismo nivel de atención o superior. Y queríamos asegurarnos de que fuera seguro para todos.

Hablamos con los padres para preguntarles si querían una evacuación médica o no. La primera madre dijo: “Quiero que mi hijo sea evacuado médicamente porque creo que es la única posibilidad de que conserve sus piernas”. Y el niño nos miró y dijo: “Quiero volver a caminar”.

Para entonces era ya el final del día y teníamos que irnos para poder pasar los controles. Así que dijimos que no podíamos prometer nada, que veríamos lo que era posible. Y el director del hospital y muchos de los internos estaban allí y fueron insistentes: “Tienen que sacarlos de aquí. Necesitan sobrevivir. Esta es nuestra esperanza”.

Al día siguiente, volvimos los tres y examinamos a todos los pacientes. Era clave evaluar a cada paciente: ¿podría esta persona soportar un traslado de 20 horas en el que no tenemos el nivel de atención de una Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) en esta primera versión corta del tren para derivaciones médicas?

Maarten Bullens, coordinador médico de MSF en Ucrania, ayudando a supervisar el traslado de pacientes a las ambulancias desde el tren de derivación médica, a su llegada a Leópolis el viernes 1 de abril de 2022.

Maarten Bullens, coordinador médico de MSF en Ucrania, ayudando a supervisar el traslado de pacientes a las ambulancias desde el tren de derivación médica en su llegada a Leópolis el viernes 1 de abril de 2022. © MSF.

Y el jueves por la mañana volvimos temprano, para hacer otra comprobación de todos los pacientes antes de hacer la derivación, con el fin de asegurarnos al 100% de que estaban estables.

Había un paciente, un niño de tres años con lesiones abdominales muy graves, que pensamos que no estaría lo suficientemente estable para el traslado. En un momento dado, la madre dijo: “Mi hijo va a morir durante el traslado”. Soy pediatra en ejercicio desde hace 30 años, y lo que dije a todas las personas es que cuando una madre te dice eso, nunca se equivoca.

Evaluamos a este niño tres veces, junto con los directores del hospital. Cuando llegamos el jueves por la mañana, los médicos estaban a punto de llevar al niño al quirófano, y todos llegamos a la misma conclusión: este niño no estaba lo suficientemente estable para el traslado. Esta decisión llevó tiempo, pero fue una decisión que tomamos todos juntos.

Recuerdo especialmente a una mujer que tenía una herida por explosión en la cara y había perdido el ojo derecho. Le habíamos pedido que nos enviara una foto el martes, ya que queríamos evaluar su estado y teníamos que salir esa noche para volver antes del toque de queda. Y en lugar de enviarnos una foto con la lesión, nos envió una foto de ella misma antes de la lesión. Y cuando volvimos al hospital al día siguiente, lo primero que nos dijo fue: “Quiero volver a ser guapa. Para mi marido. Para mi hijo”.

Estas historias de estos pocos pacientes es la historia de muchos miles de personas.

Equipo de atención médica en el tren medicalizado de MSF en Ucrania

Equipo de atención médica en nuestro tren medicalizado en Ucrania. © MSF.

Otra cosa que me sorprendió es la dedicación que ví». Por ejemplo, cuando hicimos el traslado al tren el jueves por la mañana, el médico de la UCI -no los internos, sino el jefe de la UCI- vino y realizó el traslado él mismo. 

Prestó mucha atención al chico con las graves lesiones en la pierna. Fue él quien subió la camilla al tren y esperó un rato para comprobar que el paciente estaba bien. Y cuando finalmente estuvo satisfecho, me miró y dijo: Creo que mi trabajo ha terminado. Lo dejo en tus manos”.

Imagen de portada: Pusimos en marcha un tren medicalizado para derivar pacientes heridos desde el este al oeste de Ucrania.MSF

FUENTE RESPONSABLE: Médicos sin Fronteras. Mayo 2022

Sociedad/Organizaciones humanitarias/MSF/Ucrania

 

 

La carrera por los codiciados «minerales del futuro» que pueden crear gigantescas fortunas e influir en la seguridad nacional de los países.

Fueron 18 minutos de caos.

A las 5:42 de la mañana del 8 de marzo el precio del níquel comenzó a subir tan rápido que causó pánico en la Bolsa de Metales de Londres.

En solo 18 minutos escaló hasta superar los US$100.000 la tonelada en un salto sin precedentes que provocó la suspensión de las operaciones del metal.

Antes de romper ese récord, el valor del metal ya venía experimentando un aumento del 250% en las últimas 24 horas.

El episodio marcó la primera gran crisis de los metales desde que la invasión rusa a Ucrania sacudió los mercados globales.

La impactante subida, vinculada a las sanciones impuestas por Occidente a Rusia y los movimientos especulativos en los contratos a futuro, dejó claro que metales como el níquel, esenciales en la transición hacia una economía menos contaminante, se han vuelto esenciales en un mundo que ya no confía en la dependencia de los combustibles fósiles.

Rusia, unos de los grandes exportadores de gas y petróleo, demostró que por la dependencia que tienen muchos países de sus exportaciones, especialmente los europeos, los combustibles son un arma de guerra en medio de las duras presiones económicas que EE.UU. y sus aliados le han impuesto al Kremlin para que ponga fin a la invasión de Ucrania.

Empleada con láminas de níquel en Kola Mining and Metallurgical Company, en la región de Murmansk, Rusia.

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Rusia es el tercer productor mundial de níquel.

«Construir un futuro de energía limpia producida en EE.UU. ayudará a salvaguardar nuestra seguridad nacional», dijo el presidente Joe Biden el 31 de marzo.

«Necesitamos poner fin a nuestra dependencia a largo plazo de China y otros países para obtener insumos que impulsen el futuro», apuntó el mandatario tras anunciar que invocaría la Ley de Producción para la Defensa para apoyar la producción y el procesamiento local de minerales utilizados en la fabricación de baterías eléctricas y almacenamiento de energías renovables.

Entre ellos, apuntó la Casa Blanca, están el litio, níquel, grafito, manganeso y cobalto.

Las armas energéticas de Rusia

Pero hay muchos más. De acuerdo a sus propias necesidades, cada país tiene distintos minerales en la mira para competir mejor por una cuota de mercado en la transición energética hacia una economía más electrificada.

Los expertos advierten que aquellas naciones que se queden ancladas en la exportación de petróleo, gas y carbón, corren el riesgo de volverse cada vez menos competitivos.

Vladimir Putin

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

El 40% del gas que compra Europa viene de Rusia.

Basta con mirar el caso de Rusia, cuyo poder económico reside en gran medida en los combustibles fósiles: es el segundo mayor productor de gas del mundo y el tercero de petróleo.

Sin embargo, en la carrera por los metales que tendrán un papel crucial en el desarrollo económico futuro, Rusia tiene sus ventajas: es el segundo mayor exportador de cobalto a nivel mundial, el segundo de platino y el tercero de níquel.

Pese a que Rusia tiene cartas para jugar en este nuevo escenario, lo cierto, dicen los expertos, es que la extracción de los superminerales está altamente concentrada en otros países.

La inmensa mayoría del cobalto que existe en el mundo viene de la República Democrática del Congo, el níquel de Indonesia, el litio de Australia, el cobre de Chile y las tierras raras de China.

Los expertos consideran al menos 17 minerales críticos para la transición energética del mundo y, por lo tanto, aquellos países con la capacidad para extraerlos o procesarlos tienen una mayor ventaja.

De los 17, la Agencia Internacional de Energía (IEA por sus siglas en inglés) estima que los más cruciales son el litio, el níquel, el cobalto, el cobre, el grafito y el conjunto de tierras raras.

¿Quiénes dominan la producción de estos minerales?

Para el año 2040, la demanda por esos minerales escalará velozmente, dice Tae-Yoon Kim, analista de la Agencia Internacional de Energía (IEA, por sus siglas en inglés) y autor principal del informe «El rol de los minerales críticos en la transición hacia energías limpias».

Para estimar qué naciones podrían ser las más beneficiadas con la transición energética, el experto distingue entre aquellos países líderes en la extracción de los minerales y los que son líderes en su procesamiento.

Productores metales

Si bien la extracción está dividida entre varias naciones, hay un solo país que domina el procesamiento de todos esos minerales: China.

«Es difícil saber qué países serán los más beneficiados en la transición energética porque dependerá de dónde se ubiquen en la cadena de producción», dice el experto en diálogo con BBC Mundo.

Lo que sí está claro es que estamos en un momento crucial. Mientras el petróleo marcó la historia del siglo XX, los minerales de la transición energética podrían marcar la historia del siglo XXI.

En ese sentido, agrega el experto, «son los minerales del futuro».

Trabajador carga bolsa con cobalto en Kolwezi, Congo.

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Más de dos tercios de la extracción de cobalto se hace en Congo.

No es nada raro entonces que en medio de la guerra, y con el hambre de minerales previsto para las próximas dos décadas, Estados Unidos y Europa encendieran los motores de la transición energética para disminuir su dependencia actual y futura de países como China y Rusia.

El peor dolor de cabeza lo tienen los países europeos que ahora están contra la espada y la pared porque el 40% del gas que consumen viene de Rusia.

«Europa le está financiando los caprichos a Putin», le dijo a BBC Mundo en marzo Ángel Saz-Carranza, director del Centro de Economía Global y Geopolítica de Esade (EsadeGeo), en España.

Los cuatro más codiciados

Aunque los metales son necesarios para las baterías eléctricas, también son clave para el almacenamiento de distintos tipos de energía, para la actividad industrial y, en definitiva, para una economía más electrificada donde nuevos jugadores -estatales y privados- verán emerger grandes riquezas.

«Si la oferta no logra abastecer un aumento de la demanda por estos metales los precios se van a disparar», le dice a BBC Mundo Lukas Boer, investigador del Instituto Alemán de Investigación Económica.

Proyecciones precio metales

Un factor esencial es que los proyectos mineros para extraer estos metales pueden tomar más de una década (en promedio 16 años) en estar operativos y, por lo tanto, es probable que en la década que viene la escasez sea aún mayor, explica Boer, quien junto a Andrea Pescatori y Martin Stuermer publicaron a fines del año pasado la investigación «Los metales de la transición energética».

Además de las tierras raras, señala el estudio, los cuatro metales más codiciados serán el níquel, el cobalto, el litio y el cobre, cuyos precios podrían alcanzar récord históricos por largos períodos de tiempo, una tendencia que rompe con los habituales ciclos de alza y caída del valor en los mercados internacionales.

El valor total de la producción de estos metales puede aumentar más de cuatro veces entre el 2021 y el 2040, en un escenario de cero emisiones netas hacia la mitad de este siglo.

Cobalto

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Al cobalto le llaman el «oro azul».

Tanto así, que los productores de estos cuatro metales por sí solos podrían generar ingresos similares a los del sector petrolero durante los próximos 20 años, argumenta Boer, dependiendo de cómo evolucione un contexto internacional que actualmente está lleno de incertidumbre.

«Estos metales pueden ser el nuevo petróleo», apunta Boer. Y «China se ha convertido en el mayor jugador invirtiendo en otros países como, por ejemplo, en la producción de cobalto en Congo».

China lleva la delantera

En el nuevo escenario bélico y la necesidad de Occidente de disminuir su dependencia energética, hay países que pueden suministrar suplir parte de la demanda que se necesita para acelerar la transición.

Kwasi Ampofo, jefe de Metales y Minería en el centro de investigación Bloomberg NEF, sostiene que China está en una muy buena posición para beneficiarse del cambio.

«China podría ser el mayor ganador si decide encaminar la producción de metales de Rusia a través de sus refinerías y luego venderla a otros países», le dice a BBC Mundo.

Extracción de minerales raros en China

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

En China tiene lugar la mayor parte de la extracción y procesamiento de minerales raros del mundo.

Otros países han estado moviendo las piezas del tablero. En el caso del níquel, Indonesia ha estado ampliando su capacidad de producción en los últimos dos años, agrega, y puede seguir aumentándola para cubrir el déficit de Rusia.

De hecho, el níquel es el metal más expuesto a cualquier suspensión del suministro en Rusia, país que genera alrededor del 9% de la producción global.

«Cualquier interrupción a través de sanciones o reducción de la producción tendrá un impacto significativo en el precio», argumenta Ampofo, especialmente porque la demanda de níquel para baterías eléctricas aumentará significativamente este año.

Por otro lado, si se producen interrupciones en la producción de los metales del grupo del Platino (PGM, por sus siglas en inglés), los productores de Sudáfrica pueden llenar el vacío con suministro adicional, apunta.

En la batalla por controlar la producción de los metales del futuro hay espacios donde China ha puesto el acelerador: aunque más de dos tercios de toda la producción mundial está en Congo, las empresas chinas poseen o financian la mayoría de las minas más grandes del país.

Es este escenario, si Occidente no avanza más rápido, se expone a perder la carrera.

Imagen de portada: GETTY IMAGES. El litio es uno de los minerales cuyo precio ha subido y podría dispararse en las próximas dos décadas.

FUENTE RESPONSABLE: BBC News Mundo. Por Cecilia Barría. Abril 2022

Sociedad/Economía/Energía/Negocios/Conflicto Rusia-Ucrania/

Energía renovable.