El lado salvaje de Janis Joplin en la Copacabana de 1970 en estas raras fotografías.

«Vive rápido, muere joven y deja un bonito cadáver» es la premonitoria frase que dijo James Dean y que pudo aplicarse después a un buen puñado de talentosos iconos que nos destrozaron el corazón el día que decidieron dejarnos su legado a una edad demasiado temprana.

Amy Winehouse, Kurt Cobain, Jim Morrison y Jimi Hendrix forman parte del triste Club de los 27, cuyos componentes tienen en común ser genios y genias que marcaron un antes y un después en la cultura pop con sus aportaciones artísticas y, sobre todo, haber muerto a los 27 años.

La salvaje y carismática Janis Joplin también es integrante de este desafortunado grupo. Nacida en Texas en 1943, se convirtió en uno de los referentes del rock y el blues a nivel mundial por el desgarro, la ira y la pasión con las que escupía sus canciones.

Su garganta y su voz heridas no solo eran el producto de un talento inconmensurable, eran también la consecuencia de una vida llena de excesos y tristeza. Heroinómana, bisexual o alcohólica fueron adjetivos que definieron a la estrella durante su corta vida.

Considerada por la crítica especializada como una de las mejores y más influyentes artistas de todos los tiempos y la primera mujer estrella del rock and roll, sus discos se encuentran entre los más vendidos de la historia de la industria musical.

Entre los escandalosos episodios que Joplin protagonizó, se encuentra ese en el que la revista brasileña Trip publicó por primera vez las fotos perdidas de Janis en topless en Copacabana, Río de Janeiro, en el verano de 1970.

Prácticamente desconocida en Brasil, la cantante aterrizó en Río de Janeiro para divertirse durante el carnaval, tomar el sol y alejarse de la heroína, que por entonces era difícil de encontrar en América del Sur.

La deseada redención no funcionó bien, ya que Janis bebía como una loca, tenía sexo en la playa, cantaba en burdeles y estuvo a punto de ir a la cárcel en varias ocasiones.

Era difícil dejar atrás un pasado lleno de whisky, hierba, anfetaminas, ácido, tabaco, vodka, cocaína, metadona, heroína y cualquier cosa que la hiciera perder la cabeza y desarrollar su creatividad.

Su personalidad arrolladora, a menudo contrastaba con un discurso que revelaba vulnerabilidad y sufrimiento. Solía ​​rasgarse la ropa en el escenario y contaba que, después de «hacer el amor” con mil personas en un espectáculo, volvía a su habitación a dormir sola.

Las imágenes de Joplin en Brasil son del fotógrafo Ricky Ferreira, que en su momento, declaró: «Ella sabía que era un genio. Podía estar drogada, pero era consciente de su papel como artista, sabía que era maravillosa. Pero tenía un lado depresivo, baja autoestima.

Fue rechazada en Port Arthur, Texas, donde nació, porque solo salía con músicos, la mayoría negros. Era frágil, vivía angustiada y deprimida. Tuvo momentos felices en los que reía como una niña pequeña, pero tuvo una vida dura».

Ocho meses después de llegar a Río de Janeiro y que su esencia salvaje fuera capturada en este reportaje, Janis falleció y no solo entró en ese club que ya hemos mencionado anteriormente, entró en nuestras almas conectando con ese perdedor y esa perdedora que siente absoluta devoción por ella y su manera de entender lo jodida que es la existencia traduciéndola a música inolvidable.

Imagen de portada: Janis Joplin

FUENTE RESPONSABLE: Cultura Inquieta. Por Luiki Alonso. 8 de agosto 2022.

Sociedad y Cultura/Música/Cultura Pop/Psicología/Excesos

 

Fotografías perdidas de Andy Warhol y sus amigos en el Manhattan de 1966.

«Dime con quién andas y te diré quién eres» es un refrán que hace alusión a toda esa información extra que podemos sacar de una persona conociendo a la gente de la que se rodea. Bajo esta premisa, ¿quién fue Andy Warhol?

Andy Warhol fue una figura imprescindible del mundo dislocado de la Nueva York de los años 70, esa urbe de los happenings, las fiestas privadas, la psicodelia, el alcohol y las drogas. Fue, además, uno de los precursores del movimiento pop art y era reconocido como ilustrador publicitario, diseñador gráfico, fotógrafo, cineasta y fundador de The Factory.

Figura influyente como pocas, a mediados de los los 70 sentó delante de su Polaroid a la jetset de Nueva York y Hollywood, así como artistas undergrounds e incipientes. Personajes como Liza Minnelli, Grace Jones, Mick Jagger, Yves Saint Laurent, Rudolf Nureyev, Dennis Hopper, Willi Brandt, David Hockney, Jane Fonda, Robert Mapplethorpe, Meryl Streep, Jerry Hall, Michael Jackson, Jean-Michel Basquiat, Keith Haring y muchos más.

Pero, en otras ocasiones, el introvertido Andy era el que era capturado por otras lentes. Es el caso de estas fotografías de Larry Fink hechas en 1966 en las que aparece el artista con sus amigos de The Factory, quienes posaron para una pequeña revista que quebró. Las imágenes nunca se publicaron, y Fink no pensó en ellas hasta hace poco, cuando fueron desenterradas de su archivo.

“Andy ahora es conocido por todo tipo de personas como un hombre del Renacimiento y me acerqué a ese Renacimiento y traté de ver si podía desmitificarlo”, dijo Fink.

Las fotos de Warhol y su equipo, tomadas en el Lower East Side de Manhattan, incluyen a Edie Sedgwick, Lou Reed, John Cale, Ingrid Superstar y Gerard Malanga y fueron parte de una sesión de moda para la revista literaria East Side Review.

La revista cerró antes de que se publicaran las imágenes y, a medida que pasaron las décadas, quedaron enterradas en el infinito archivo de Fink, hasta el 2015.

“Pasé cuatro días con Andy y su pandilla en The Factory y en las calles”, escribió Fink. “[…] floté a su alrededor como si mi existencia no fuera algo que le preocupara. Los días que pasé con él fueron irónicos y, en cierto modo, llenos de diversión».

El icónico Warhol sigue siendo un enigma a pesar de su sobreexposición, a pesar de todo lo que ha expresado y transmitido detrás y delante las cámaras, a pesar de intentar seguir descifrando y analizando a todos y todas los y las que un día tuvieron la suerte de formar parte de su mundo y su manera de entender la vida.

Imagen de portada: Andy Warhol

FUENTE RESPONSABLE: Cultura Inquieta. 16 de agosto 2022.Por Wine Not

Sociedad/Cultura pop/Fotografía/Andy Warhol/Lou Reed.