Las emisiones globales de dióxido de carbono no dejan de aumentar.

Los valores de emisiones de dióxido de carbono permiten indicar que la concentración de este gas sigue en aumento. Es poco probable que en la próxima década no se supere el umbral de calentamiento que se quería evitar.

Sí deseas profundizar en esta entrada lee por favor adonde se encuentre escrito en color “azul”. Muchas gracias.

Hoy en día hay un gran consenso en la ciencia asociada al cambio climático respecto de la necesidad de evitar que se sobrepase el umbral de calentamiento de 1.5 °C en comparacion con los niveles pre-industriales. Pero todo indica que la concentración de dióxido de carbono (CO2) sigue aumentando, y es posible que ese valor se supere a nivel planetario dentro de los próximos 10 años.

De acuerdo con lo que detalla Live Science y citando un informe elaborado por un equipo internacional de más de 100 científicos, las emisiones mundiales de CO2 no han disminuido lo suficiente como para alcanzar este objetivo crítico. En términos cuantitativos, si se quisiera alcanzar emisiones nulas para 2050, requeriría ahora reducciones anuales de CO2 tan drásticas como las que se produjeron en el momento álgido de la pandemia del COVID-19, cuando se redujeron considerablemente los vuelos y se paralizaron las economías.

Hoy en día la tecnología mayoritaria está lejos de suplantar a la mayor parte de los automóviles alrededor del mundo. Pierre Friedlingstein, catedrático de modelización matemática de sistemas climáticos de la Universidad de Exeter (Reino Unido) y autor principal del informe, en contacto con Live Science ha indicado que «las emisiones de CO2 que provocan el calentamiento del planeta no muestran ningún signo de disminución, y que las medidas adoptadas en los últimos años no han sido suficientes para invertir la trayectoria de las emisiones mundiales».

La alta contribución de los combustibles fósiles

El pasado 10 de noviembre se publicó en línea el informe Global Carbon Budget con una actualización anual que hace un seguimiento de las emisiones mundiales de CO2. Allí se concluye que las proyecciones para este año son sombrías. Se estima que el CO2 alcanzará el promedio de 417,2 partes por millón.

Los valores indicados en el informe representan un crecimiento en la concentración de CO2 de un 51 % por sobre los niveles pre-industriales. Las emisiones mundiales ascenderán a unas 40.600 millones de toneladas. El informe completa el año con proyecciones, aunque se estima que esos valores no diferirán mucho de los que finalmente se midan en los últimos meses del año.

Los mayores contribuyentes son los combustibles fósiles. En el informe se destaca que el consumo mundial de petróleo ha aumentado un 2,2% con respecto al año anterior, especialmente por la recuperación de la industria de la aviación tras la caída de COVID-19. El uso del carbón en todo el mundo también ha aumentado un 1%, mientras que el uso del gas natural ha disminuido ligeramente. Pero el uso de combustibles fósiles no es uniforme en todos los países; mientras que las emisiones aumentaron en Estados Unidos e India en 2022, las emisiones cayeron en picada en China y la Unión Europea.

Buenas y malas

Los aumentos en las emisiones de Estados Unidos se deben probablemente a la recuperación de las industrias tras la desaceleración de la COVID-19, según los científicos, mientras que los picos en la India están relacionados con el avance en el desarrollo actual del país. «La India es el país que tiene que ponerse al día en cuanto a infraestructuras, construcción y consumo de energía per cápita, lo que significa un rápido crecimiento del consumo de energía que todavía no puede cubrirse totalmente con energías renovables», señala Jan Ivar Korsbakken, investigador principal del Centro de Investigación Internacional sobre el Clima y el Medio Ambiente de Oslo (Noruega) y también coautor del estudio.

[NUEVO] Las emisiones de dióxido de carbono, uno de los principales gases de efecto invernadero responsable del actual cambio climático causado por las personas, se mantienen en alza. Te lo contamos en este y en esta nota: https://chequeado.com/el-explicador/las-emisiones-globales-de-carbono-continuan-en-niveles-record/… Por @FlorBallarino.

Imagen

Por otro lado, la disminución de las emisiones de combustibles fósiles de la Unión Europea puede deberse a una desaceleración económica que comenzó en 2021 y empeoró cuando Rusia invadió Ucrania. El mayor interés por la energía solar también puede influir. Del mismo modo, el descenso de las emisiones en China se debe sobre todo a los problemas económicos persistentes tras la crisis de la COVID-19 y a la crisis de la deuda en el sector de la construcción, pero también refleja un prometedor repunte en el uso de la energía solar y eólica.

Los antiguos sumideros de carbono, los océanos y los bosques, que absorben colectivamente cerca de la mitad de nuestras emisiones de combustibles fósiles, también están al límite. El aumento de las temperaturas globales y los cambios en los patrones climáticos pueden debilitar esta absorción de CO2. Los investigadores calcularon que el cambio climático de la última década ha hecho que la absorción sea un 10% menor de lo que hubiera sido de otro modo.

Imagen de portada: Los objetivos planteados respecto a las emisión de CO2 a la atmósfera aparecen lejanos y difíciles de cumplir.

FUENTE RESPONSABLE: Meteored Argentina. Por Enzo Campetella. 17 de noviembre 2022.

Sociedad/Contaminación Ambiental/Emisiones/Dióxido de Carbono/Medio Ambiente/Clima.

 

 

 

 

Identificaron otra fuerza detrás de la mayor extinción en la Tierra.

Un análisis de los minerales del sur de China indicó que las erupciones de los volcanes produjeron un “invierno volcánico” que redujo drásticamente las temperaturas de la Tierra.

Si deseas conocer más de este tema, cliquea por favor donde esta escrito en “negrita”. Muchas gracias.

Una fuerza adicional probablemente contribuyó a un evento de extinción masiva hace 250 millones de años, el mayor registrado en la Tierra.

Un análisis de los minerales del sur de China indica que las erupciones de los volcanes produjeron un “invierno volcánico” que redujo drásticamente las temperaturas de la Tierra, un cambio que se sumó a los efectos ambientales derivados de otros fenómenos de la época.

La investigación, publicada en la revista ‘Science Advances’, examinó la extinción masiva de finales del Pérmico (EPME), que acabó con el 80-90% de las especies terrestres y marinas.

“A medida que observamos con más detenimiento el registro geológico de la época de la gran extinción, descubrimos que el desastre medioambiental global de finales del Pérmico pudo tener múltiples causas entre las especies marinas y no marinas”, afirma en un comunicado Michael Rampino, profesor del Departamento de Biología de la Universidad de Nueva York y uno de los autores del trabajo.

Durante décadas, los científicos han investigado qué podría haber causado esta catástrofe ecológica global, y muchos apuntan a la propagación de vastas inundaciones de lava a través de lo que se conoce como las Trampas Siberianas, una gran región de roca volcánica en la provincia rusa de Siberia.

Estas erupciones provocaron tensiones ambientales, incluido un grave calentamiento global debido a las emisiones volcánicas de dióxido de carbono y la consiguiente reducción de la oxigenación de las aguas oceánicas, lo que provocó la asfixia de la vida marina.

El equipo, compuesto por más de dos docenas de investigadores, entre los que se encontraban científicos de la Universidad de Nanjing y del Instituto de Geoquímica de Guangzhou de China, así como del Museo Nacional de Historia Natural del Instituto Smithsoniano y de la Universidad Estatal de Montclair, consideró otros factores que podrían haber contribuido al final del Periodo Pérmico, que se extendió entre 300 y 250 millones de años atrás.

En concreto, hallaron depósitos de minerales y otros relacionados en tierra firme en la región del sur de China -sobre todo de cobre y mercurio- cuya edad coincidió con la extinción masiva del final del Pérmico en localidades no marinas. 

En concreto, estos depósitos estaban marcados por anomalías en su composición, probablemente debidas a las emisiones ricas en azufre de las erupciones volcánicas cercanas: estaban cubiertos por capas de ceniza volcánica.

“Los aerosoles atmosféricos de ácido sulfúrico producidos por las erupciones pueden haber sido la causa de un rápido enfriamiento global de varios grados, antes del grave calentamiento observado en el intervalo de extinción masiva de finales del Pérmico”, explica Rampino.

Los resultados del equipo sugieren que las erupciones de las Trampas Siberianas no fueron la única causa de la extinción masiva de finales del Pérmico, y que los efectos ambientales de las erupciones en el sur de China, y en otros lugares, pueden haber desempeñado un papel vital en la desaparición de docenas de especies.

Imagen de portada: Gentileza de Representación de un artista de las condiciones durante la extinción masiva del final del Pérmico, que acabó con casi toda la vida en la tierra. (Víctor Leshyk/Europa Press/DPA)

FUENTE RESPONSABLE: La Vanguardia/Europa Press Noviembre 2021

Extinción masiva/Pérmico/Erupción/Congelamiento/Dióxido de carbono/Sociedad/