La producción desmedida de carne cobra miles de vidas al año por contaminación del aire.

El 80 % de las muertes por contaminación del aire están relacionadas a la producción de lácteos, huevos y carne para el consumo humano, según un estudio.

Si deseas profundizar en esta entrada; por favor cliquea donde se encuentre escrito en “negrita”. Muchas gracias.

Tráfico. Quema de combustibles fósiles. Emisiones por parte de fábricas de diversas industrias. En la actualidad, una de las causas de muerte principales en Estados Unidos está relacionada con la contaminación del aire, que incide directamente en la salud de las personas. Un nuevo estudio revela que la producción de carne también está ligada a esta problemática global.

Más allá de una dieta poco equilibrada.

Foto: Getty Images

Cerca de 17 mil muertes anuales en Estados Unidos están vinculadas con el aire contaminado de cultivo y crianza de alimentos. De todas ellas, un alarmante 80 % son causadas por la producción de carne, lácteos y huevos.

El resto de los fallecimientos están relacionados con los productos derivados de los animales que los seres humanos no ingieren, como el cuero o la lana.

Según Nina Domingo, autora principal del estudio que se publicó en Proceedings of the National Academia of Sciences, la problemática sanitaria va mucho más allá de lo que nos llevamos a la boca:

«PASAMOS MUCHO TIEMPO PENSANDO EN CÓMO LOS ALIMENTOS QUE CONSUMIMOS AFECTAN NUESTRA SALUD, PERO LOS ALIMENTOS QUE COMEMOS TAMBIÉN AFECTAN A OTRAS PERSONAS».

De acuerdo con la investigación, la producción de carne en el mundo contribuye a que la calidad del aire sea letal. Particularmente para la crianza y transportación de ciertos alimentos, cuya huella de carbono ha incidido en la contaminación de la tierra, el agua y el aire durante más de diez años.

No sólo eso: el estudio es enfático en que nos concentramos demasiado en las consecuencias a futuro de la emergencia climática global, descuidando las que ya se viven en la actualidad. 

Además de contaminar el aire, la industria cárnica genera de manera indirecta asma, ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares.

Combustibles, fertilizantes y otros factores tóxicos.

Foto: Getty Images

El estudio ha generado revuelo entre los grupos de la industria cárnica. Por ejemplo, la Asociación Nacional de Ganaderos de Carne desestimó los resultados, considerando que la investigación está «basada en suposiciones erróneas y plagada de lagunas de datos«. Sin embargo, los autores revisaron la información a detalle en colaboración con Agencia de Protección Ambiental y el Departamento de Agricultura de Estados Unidos, quienes confirmaron la veracidad de los datos.

Para analizar el impacto de este tipo de alimentos en la salud del ambiente y de los seres humanos, los científicos analizaron qué se necesita para producirlos. Fertilizantes para los cultivos, labrar la tierra y la quema de combustibles fósiles se encuentran entre los factores más dañinos, de acuerdo con Jason Hill, ingeniero de biosistemas de la Universidad de Minnesota:

“GRAN PARTE DE NUESTRA AGRICULTURA ESTÁ IMPULSADA POR LA GANADERÍA. NO SOLO POR LOS ANIMALES EN SÍ, SINO A LO QUE SE NECESITA PARA ALIMENTARLOS ”, DICE HILL.

Cuando los autores investigaron el número aproximado de muertes por producción de carne roja, descubrieron que los productos de res por sí solos causan 4 mil fallecimientos al año, ligados a la contaminación del aire. En términos del sector porcino y lácteo, la cifra se eleva dramáticamente a 9 mil 100 casos anuales, lo que corresponde a más del doble.

En contraste, los decesos por producción de vegetales contribuyen a 100 muertes. A pesar de que el estudio intentó no caer en nociones preconcebidas, resultó notable que el grueso de la mortalidad se encuentra entre unos cuantos grupos de alimentos. Y aún más específicamente, en la producción irresponsable que se emplea para obtenerlos.

Imagen de portada: GETTY IMAGES

FUENTE RESPONSABLE: NATIONAL GEOGRAPHIC en Español. Por Andrea Fisher. Mayo 2021.

Sociedad y Cultura/Ecología/Cambio Climático/Carnes/Industria

Medio Ambiente/Salud/Muertes.

 

Las selvas de África demuestran que pueden desacelerar la emergencia climática: resisten el calor extremo y la sequía.

Las selvas de África que se han mantenido intactas purifican 1.1 mil millones de toneladas de dióxido de carbono en la atmósfera, según un estudio.

Si deseas profundizar en esta entrada; por favor cliquea donde se encuentre escrito en “negrita”. Muchas gracias.

Desde el inicio de la actividad industrial, la temperatura del planeta ha aumentado. Los registros que se tienen al respecto de la crisis climática global hasta ahora alarman gravemente a científicos de diversas disciplinas. Sin embargo, parece que algunas selvas de África se han resistido a los obstáculos cada vez más difíciles de sortear decantados de esta problemática.

¿A qué se debe la resiliencia de las selvas de África?

Foto: Jorge Fernández/LightRocket via Getty Images

La resistencia de los bosques húmedos en el continente africano ha asombrado a los científicos que estudian el alza en la temperatura global a raíz de la crisis climática. Un estudio internacional reciente, publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences, descubrió que las selvas que se han mantenido intactas siguen eliminando carbono de la atmósfera.

La purificación del aire no es la única funemo y la sequía, ción benéfica de los espacios vírgenes. Por el contrario, a pesar del calor extr100 selvas tropicales en 6 países diferentes eliminan un aproximado de 1.1 mil millones de toneladas de CO2 en la atmósfera a lo largo del año. Comparativamente, la cifra es tres veces superior al total de dióxido de carbono que emite el Reino Unido.

De acuerdo con la Dra. Amy Bennett, de la Escuela de Geografía de Leeds, a pesar de la muerte de los árboles por los cambios en el medio ambiente en otras partes del mundo, las selvas de África mostraron un comportamiento diferente:

«NO VIMOS UNA FUERTE DESACELERACIÓN DEL CRECIMIENTO DE LOS ÁRBOLES, NI UN GRAN AUMENTO EN LAS MUERTES DE ÁRBOLES COMO RESULTADO DE LAS CONDICIONES CLIMÁTICAS EXTREMAS. EN GENERAL, LA ABSORCIÓN DE DIÓXIDO DE CARBONO POR ESTAS SELVAS TROPICALES INTACTAS SE REDUJERON EN UN 36%, PERO CONTINUARON FUNCIONANDO COMO SUMIDEROS DE CARBONO, LO QUE RALENTIZÓ EL RITMO DEL CAMBIO CLIMÁTICO».

El estudio consideró a la República Democrática del Congo, Gabón, Camerún, Ghana, Liberia y la República del Congo, con respecto a cómo reaccionan los bosques tropicales a condiciones más cálidas y secas. Esta desaceleración, sin embargo, no es fortuita. Por el contrario, funcionó gracias a que los espacios se mantuvieron sin intervención de la actividad industrial humana, la agricultura o la caza ilícita.

Te sugerimos: 59 millones de hectáreas de bosque se regeneraron en los últimos 20 años

Un monitoreo cuidadoso de los bosques tropicales

Foto: Giles Clarke/UNOCHA via Getty Images

A pesar de las dificultades a las que Bennett y su equipo se enfrentaron, los resultados valieron la pena. De acuerdo con el autor principal del estudio, el profesor Simon Lewis, de la Escuela de Geografía de Leeds, «Las selvas tropicales africanas parecen más resistentes a un calentamiento y sequía adicionales en comparación con las selvas tropicales de la Amazonia y Borneo».

Los geólogos aseguran que las selvas de África han existido en condiciones más secas que las de otras partes del mundo, como la Amazonía y el Sudeste asiático. En el contexto de la crisis climática que enfrenta el planeta, esto les ha ganado un terreno considerable con respecto a otros bosques tropicales.

De acuerdo con Lewis, «Estos hallazgos muestran el valor de un monitoreo cuidadoso a largo plazo de los bosques tropicales. Los datos de referencia que se remontan a la década de 1980 nos permitieron evaluar qué tan bien estos bosques tropicales enfrentaron el calor y la sequía récord». Por esta razón, los autores incitan a los gobiernos locales a poner en primer lugar a las selvas de África en su agenda social, política y económica.

Imagen de portada: Gentileza de GETTY IMAGES

FUENTE RESPONSABLE: National Geographic en Español. Por Andrea Fisher. Mayo 2021.

África/Biodiversidad/Cambio Climático/Conservación/Crisis climática

Selva/ Ecología/Emergencia climática/ Planeta/ Restauración.

 

 

 

 

Por segundo año consecutivo nacen individuos del pájaro brujo, un hecho esperanzador pues el ave está en peligro de extinción en Galápagos.

La especie ha desaparecido de la isla Floreana y es muy raro en otras islas grandes como Santiago y Santa Cruz.

La Fundación Charles Darwin (FCD) y la Dirección del Parque Nacional Galápagos (DPNG) informaron, a través de un comunicado, que nuevos individuos del pájaro brujo se han sumado a la población de la especie por segundo año consecutivo. El nacimiento es una buena noticia pues el ave está en peligro crítico de extinción de la isla Santa Cruz.

Según la FCD, esto se debe a un ambicioso programa de manejo experimental para reducir los impactos de las especies invasoras en esta emblemática ave.

El pájaro brujo (Pyrocephalus nanus), clasificado como Vulnerable a la extinción por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), ya ha desaparecido de la isla Floreana y es muy raro en otras islas grandes como Santiago y Santa Cruz.

En Santa Cruz, sus números han disminuido drásticamente en las últimas décadas y los científicos estiman que quedan un máximo de 30 parejas. La mayoría de ellas se encuentran en la zona de Mina de Granillo Rojo, un bosque de Scalesia muy alterado por la mora, considerada una especie invasora y otras plantas introducidas.

La mayor amenaza de esta ave es la mosca vampiro aviar. Sin embargo, los tratamientos de sus nidos para eliminar las larvas de la mosca no fueron lo suficiente para asegurar el éxito de los nidos y evitar su abandono. Esto sugirió que otros factores estaban afectando a esta especie.

A partir de observaciones sobre el comportamiento de búsqueda de alimento, los científicos plantearon la hipótesis de que las aves no estaban obteniendo suficientes presas de alta calidad energética para mantener a sus polluelos y a sí mismo. Esto debido a que los densos matorrales de la mora estaban impidiendo que las aves tengan acceso al suelo y obtengan su alimento preferido, como orugas y arañas.

La mayor amenaza de esta ave es la mosca vampiro aviar. Foto: Cortesía Rashid Cruz

En 2018, la FCD y la Universidad de Viena, junto con la DPNG, iniciaron un programa experimental de manejo holístico de 3 años que incluía la restauración del bosque de Scalesia mediante la eliminación de la mora, el control de roedores y la inyección en la base de los nidos con un insecticida de bajo impacto para reducir el número de larvas de la mosca vampiro aviar.

Este manejo experimental resultó ser exitoso y nuevas aves se están incorporando a la población de Santa Cruz.

“En 2020, estas intervenciones dieron como resultado la incorporación de al menos seis volantones a la población. No pudimos visitar los nidos restantes debido a las restricciones de cierre por la pandemia de COVID-19. Este año, ocho aves salieron de los nidos, el mayor número desde que empezamos a monitorear en 2017. Se trata de una buena noticia, ya que cada volantón le da más esperanza de mantener viva esta población extremadamente pequeña”, indicó David Anchundia, científico del proyecto.

En tanto, Danny Rueda, director del Parque Nacional Galápagos, afirmó que estos resultados son alentadores por lo que planifican ampliar la zona de intervención lo que contribuirá a aumentar el tamaño de la población de esta ave en la próxima temporada “para que el pájaro brujo recupere sus espacios en la isla de Santa Cruz”.

Los estudios realizados han demostrado que es necesario un enfoque de manejo integrado, que incluya la restauración del hábitat, para garantizar el éxito de la anidación. Sin esto, los nidos son abandonados en una fase muy temprana de la incubación, indica la FCD.

“En las seis parcelas experimentales de una hectárea en las que se ha eliminado la mora se está observando la recuperación natural de varias especies de plantas endémicas y nativas, entre ellas la amenazada árbol de margarita gigante el cafetillo de Galápagos y los helechos arborescentes. Así, estas acciones de manejo también están beneficiando la restauración del bosque de Scalesia, uno de los hábitats más amenazados del archipiélago”, señaló la FCD. (I)

Imagen de portada: Gentileza de Rashid Cruz

FUENTE RESPONSABLE: Redacción El Universo.com

Islas Galápagos/Sociedad/Ecología/Aves/Peligro de 

extinción/ Fundación Charles Darwin