El campo magnético más fuerte en el universo.

Un equipo de astrónomos que utiliza el telescopio de rayos X Insight-HXMT de China ha realizado una medición directa del campo magnético más fuerte del universo conocido. El campo magnético pertenece a un magnetar que actualmente está en proceso de canibalizar a un compañero en órbita.

Si deseas profundizar en esta entrada; por favor cliquea adonde está escrito en “azul”. Muchas gracias.

Se descubrió recientemente una línea de absorción de ciclotrón con una energía de 146 keV en la estrella de neutrones binaria de rayos X Swift J 0243.6+6124, correspondiente a un campo magnético superficial de más de 1 600 millones de Tesla.

Las estrellas de neutrones tienen los campos magnéticos más fuertes del universo, y la única forma de medir directamente su campo magnético superficial es observar las líneas de absorción del ciclotrón en sus espectros de energía de rayos X.

Después de la medición directa del campo magnético más fuerte del universo en aproximadamente mil millones de Tesla en 2020, se han batido los récords mundiales de la línea de absorción de ciclotrón de mayor energía y la medición directa del campo magnético más fuerte del universo.

Los hallazgos, obtenidos conjuntamente por el Laboratorio Clave de Astrofísica de Partículas en el Instituto de Física de Alta Energía (IHEP) de la Academia de Ciencias de China y el Instituto de Astronomía y Astrofísica, Centro Kepler de Astrofísica y Partículas, de la Universidad de Tübingen (IAAT), se publicaron en Astrophysical Journal Letters (ApJL).

Un sistema binario de rayos X de estrella de neutrones consta de una estrella de neutrones y su estrella compañera. Bajo la fuerte fuerza gravitacional de la estrella de neutrones, el gas de la estrella compañera cae hacia la estrella de neutrones, formando un disco de acreción.

El plasma en el disco de acreción caerá a lo largo de líneas magnéticas a la superficie de la estrella de neutrones, donde se libera una poderosa radiación de rayos X. Junto con la rotación de la estrella de neutrones, tales emisiones dan como resultado señales periódicas de pulsos de rayos X, de ahí el nombre de «púlsar de acreción de rayos X» para estos objetos.

Muchas observaciones han revelado que estos tipos de objetos tienen estructuras de absorción en sus espectros de radiación de rayos X, a saber, líneas de absorción de ciclotrón, que se cree que son causadas por dispersión resonante y, por lo tanto, absorción de rayos X por electrones que se mueven a lo largo de los campos magnéticos fuertes.

La energía de la estructura de absorción corresponde a la fuerza del campo magnético superficial de una estrella de neutrones; por lo tanto, este fenómeno se puede utilizar para medir directamente la fuerza del campo magnético cerca de la superficie de la estrella de neutrones.

Los púlsares de rayos X ultraluminosos son una clase de objetos cuya luminosidad de rayos X supera con creces la de los púlsares de acreción de rayos X canónicos. Se han descubierto previamente en varias galaxias alejadas de la Vía Láctea. Los astrónomos han especulado que sus púlsares tienen una gran intensidad de campo magnético, aunque todavía faltan pruebas de medición directa.

In sight-HXMT realizó observaciones detalladas y de banda ancha del estallido de Swift J 0243.6+6124, el primer púlsar de rayos X ultraluminosas de la Vía Láctea, y descubrió sin ambigüedades su línea de absorción de ciclotrón. Esta línea reveló energía de hasta 146 keV (con un significado de detección de aproximadamente 10 veces la desviación estándar), lo que corresponde a un campo magnético superficial de más de 1 600 millones de Tesla.

Este no es solo el campo magnético más fuerte medido directamente en el universo hasta la fecha, sino también la primera detección de una línea de absorción de ciclotrón de electrones en una fuente de rayos X ultraluminosos, lo que proporciona una medición directa del campo magnético de la superficie de la estrella de neutrones.

Se cree que los campos magnéticos superficiales de las estrellas de neutrones tienen estructuras complejas, que van desde campos dipolares muy alejados de la estrella de neutrones hasta campos multipolares que solo influyen en el área cercana a la estrella de neutrones. Sin embargo, la mayoría de las estimaciones indirectas anteriores de los campos magnéticos de las estrellas de neutrones han probado solo los campos dipolares.

Esta vez, la medición directa del campo magnético por Insight-HXMT basada en la línea de absorción del ciclotrón es aproximadamente un orden de magnitud mayor que la estimada utilizando medios indirectos.

Esto sirve como la primera evidencia concreta de que la estructura del campo magnético de una estrella de neutrones es más compleja que la de un campo dipolar simétrico tradicional, y también proporciona la primera medición del componente no simétrico del campo magnético de una estrella de neutrones.

Referencia:

Ling-Da Kong. et al. Insight-HXMT Discovery of the Highest-energy CRSF from the First Galactic Ultraluminous X-Ray Pulsar Swift J0243.6+6124. The Astrophysical Journal Letters 2022. https://doi.org/10.3847/2041-8213/ac7711

Imagen de portada: Gentileza de Pinterest

FUENTE RESPONSABLE: Doctor Fisión. 20 de septiembre 2022.

Astronomía/Espacio exterior/Campos magnéticos/Estrella de neutrones.

 

 

El James Webb captura sus primeras imágenes de Marte.

Las cámaras del James Webb han apuntado a Marte, el planeta rojo. Además de ofrecer nuevas imágenes del mismo, nos sirve para saber la precisión de los instrumentos del telescopio estrella de la actualidad.

Si deseas profundizar en esta entrada; por favor cliquea adonde está escrito en “azul”. Muchas gracias.

El Telescopio Espacial James Webb nos ha permitido ver el universo como nunca antes. Desde galaxias hipnóticas, hasta exoplanetas en otras zonas de nuestra propia Vía Láctea. Sin embargo, recientemente nos ha ofrecido una imagen de un cuerpo que conocemos mucho mejor, y tiene una razón. Te presentamos al planeta Marte captado por el James Webb.

Para una nueva demostración de su potencia, el James Webb dirigió la mirada a nuestro propio Sistema Solar. Aquí, ha captado imágenes de nuestro vecino, Marte. Capturadas a través de los instrumentos infrarrojos, revelan detalles como la composición atmosférica y la superficie del planeta.

La información ha sido publicada por la Agencia Espacial Europea (ESA). Ha sido en su web oficial donde compartieron las nuevas imágenes del James Webb, que ha usado el poder de sus cámaras NIRCam y NIRSpec para obtener información sobre el planeta rojo.

Qué ha visto el James Webb en Marte.

Imagen publicada por la ESA

Este 5 de septiembre, el James Webb recurrió a su cámara de infrarrojo cercano y su espectrógrafo de infrarrojo cercano para mapear la superficie del planeta. La primera vista de la superficie viene conformada por dos imágenes en dos frecuencias infrarrojas diferentes.

¿Qué vemos en ellas exactamente? En en el recuadro inferior, se aprecia el hemisferio occidental del planeta con una incidencia solar bastante alta. En dicha imagen, mientras más brillante sea el color, más cálida se encuentra la zona. Para capturar esta visión, el James Webb miró con una frecuencia de 4.3 micrones.

En una segunda imagen, el telescopio revela algunos detalles de la superficie marciana. Específicamente, zonas de su topografía, tales como el área conocida como Syrtis Major, el cráter de Huygens y Hellas Planitia. Para captar esta foto, el James Webb lo hizo a los 2.1 micrones, frecuencia que corresponde al espectro infrarrojo cercano y que, al igual que la anterior, no es visible al ojo humano.

El telescopio revela la composición atmosférica de Marte

Además de información sobre la superficie del planeta, el James Webb también ha recolectado datos sobre la atmósfera marciana. Para ello, ha utilizado su instrumento espectrógrafo de infrarrojo cercano, con el que ha capturado elementos como el dióxido de carbono, agua y monóxido de carbono en la delgada atmósfera del planeta rojo.

«Estas primeras observaciones del Webb sobre Marte demuestran cómo podemos estudiar las diferentes regiones de su superficie, incluida la composición de su atmósfera con el instrumento NIRSpec», comenta Chris Evans, científico en el proyecto Webb en la ESA a Gizmodo.

Sobre la base de lo que se ha hecho con otras misiones, y sin las limitaciones de la atmósfera terrestre para la espectroscopia en tierra, Webb nos dará nuevos conocimientos sobre temas importantes como la historia del agua en Marte. Chris Evans

¿Para qué tomar información de un planeta que ya conocemos?

Marte es uno de los planetas más estudiados de nuestro Sistema Solar. No solo por la posibilidad de que en algún momento de su historia albegarse vida, sino también por lo que significa para el futuro interplanetario de la humanidad. Por lo tanto, el planeta rojo ha sido observado en detalle desde hace décadas.

Entonces, ¿para qué ha captado el James Webb información que ya conocemos? Detalles como su temperatura o composición atmosférica no son extraños para nosotros. De hecho, desde hace un tiempo que ya los sabemos con precisión. Pero como siempre, esto tiene un motivo bastante relevante detrás.

Al captar información que ya conocemos, y llegar a conclusiones que no nos son extrañas, el James Webb y su equipo detrás puede medir su precisión al detectar estos datos. Así, podemos saber cómo se comportaría el telescopio al ser apuntado a otros cuerpos celestes mucho más lejanos, o incluso exoplanetas que no son visibles con otro tipo de telescopios.

Sin embargo, el James Webb también puede obtener información que hasta ahora no habíamos podido observar con detalle en nuestro Sistema Solar. Un ejemplo de esto son las auroras de Júpiter, una visión impactante y que hace poco fue revelada en toda su gloria.

Imagen de portada: Marte. Planeta Rojo

FUENTE RESPONSABLE: Hipertextual. Por Tomás Rivero. 20 de septiembre 2022.

Telescopio Espacial James Webb/Astronomía/NASA/Espacio exterior/Marte

 

 

 

Qué sabemos de “Arcturus” la estrella gigante roja que figura como Guardián de la Osa Mayor.

A 37 años luz de nuestro Sistema Solar, la estrella gigante ‘Arcturus’ emite un brillo que deslumbra la bóveda celeste durante los últimos meses del año.

Si deseas profundizar esta entrada; cliquea por favor donde este escrito en color “azul”.

Spica, Betelgeuse y Arcturus son las tres estrellas más brillantes de la noche en el Hemisferio Norte. Poco tiempo después del anochecer, estos cuerpos astronómicos dominan la bóveda celeste por su fulgor potente. Más aún cuando hay luna nueva, y el resplandor pálido de la Luna no les hace competencia.

Particularmente desde septiembre, Arcturus gana protagonismo en el cielo nocturno. Como una estrella gigante roja, emite «215 veces más calor que el sol de la Tierra«, según documenta Space. Además, no está muy lejos de nuestro Sistema Solar: a apenas 37 años luz de distancia, su luz nos alcanza cada noche con una intensidad particular. Esto es todo lo que sabemos sobre ella.

Arcturus: un hito en la astronomía moderna

Ilustración comparativa entre Arcturus y nuestro Sol. | Crédito: Wikimedia Commons

Arcturus marcó un hito en la investigación astronómica moderna. Fue la primera en demostrar que las estrellas no están fijas e inmutables, sino que pueden moverse. Y lo que es más, según documenta la NASA, «en comparación con otras estrellas, se mueve extremadamente rápido con respecto a nuestro sistema solar».

El astrónomo británico Edmund Halley estuvo a cargo de su estudio originalmente, en el siglo XVII. Sin embargo, a partir de sus observaciones, se afianzó la idea de que las estrellas se mueven como objetos independientes. De hecho, Arcturus es el cuerpo principal de un grupo de 53 estrellas que se mueven conjuntamente a través de nuestra galaxia. A todas ellas se les conoce como «Grupo de Arturo».

Hoy en día, se sabe que Arcturus es una estrella de color naranja, que figura como la más brillante de la constelación Boötes. Los astrónomos contemporáneos piensan que, por el curso natural en la vida de estos cuerpos celestes, cuando se acerque su muerte se convertirá en una enana blanca.

¿Dónde se puede ver en el cielo nocturno?

Grabado que representa la constelación de Bootes. El nombre proviene del griego y significa ‘pastor’ o ‘arador’. Fecha del siglo XVIII. | Crédito: Universal History Archive / Universal Images Group a través de Getty Images

Traducido del griego, el nombre de ‘Arcturus’ (Ἀρκτοῦρος) se traduce literalmente como «guardián del oso». Esto es así porque es el objeto más luminoso cerca de la Osa Mayor, una constelación adyacente. De ahí que, actualmente, se le reconozca a esta estrella como ‘el guardián de la Osa‘.

Arcturus es una estrella verdaderamente brillante. Si la contaminación lumínica y las condiciones meteorológicas lo permiten, es posible localizarla «en el oeste en las primeras horas después de que oscurezca«, según los registros de la NASA.

Lo más sencillo es buscar la Osa Mayor, y seguir con la mirada hacia el sur. Una referencia es extender la mano, en una distancia aproximada entre el dedo pulgar y el meñique. A esta acción de medición rudimentaria se le conoce históricamente como «arco a Arcturus«.

Imagen de portada:UN PANORAMA DEL CIELO OCCIDENTAL EN EL CREPÚSCULO PROFUNDO EN REESOR LAKE EN CYPRESS HILLS EN EL SURESTE DE ALBERTA, EN CYPRESS HILLS INTERPROVINCIAL PARK, UNA RESERVA DE CIELO OSCURO. / GETTY IMAGES

FUENTE RESPONSABLE: National Geographic en Español. 13 de septiembre 2022.

Sociedad y Cultura/Espacio exterior/Fenómenos astronómicos/ Fenómenos Naturales

Emoción en la comunidad científica: descubren una supertierra habitable

El hallazgo provoca ilusiones en los científicos, quienes ya están estudiando con detenimiento las supertierras rocosas.

Científicos dieron con un hallazgo que podría cambiar el futuro de la humanidad: dos supertierras rocosas, una de las cuales podría ser un lugar habitable como el planeta Tierra. Las claves del descubrimiento que ilusiona a la comunidad de especialistas.

El descubrimiento de los exoplanetas -que pueden clasificarse como supertierras- se dio gracias a las observaciones del telescopio TESS de la NASA en búsqueda de exoplanetas. El primer exoplaneta LP 890-9b tiene aproximadamente 1,32 veces el diámetro de la Tierra y hasta 13 veces su masa. Además, orbita su estrella en 2,7 días.

Por otro lado, el otro exoplaneta de este sistema, el LP 890-9c, está un poco más lejos de la estrella y tiene aproximadamente 1,37 veces el diámetro de la Tierra y hasta 25 veces su masa. Es una zona no demasiado cerca y no demasiado lejos en la vecindad orbital de cada estrella en la que el agua líquida podría existir en un planeta, siendo así un lugar con posible vida como la conocemos. Aunque los investigadores advirtieron que el segundo mundo es potencialmente más habitable que el primero, también señalaron que la posición conveniente de un exoplaneta no significa un mundo habitable.

La NASA alertó que un asteroide hipersónico pasará cerca de la Tierra.

Un asteroide de tamaño similar a un avión de pasajeros pasará este martes 6 a velocidades hipersónicas cerca de la Tierra, informó el Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL) de la NASA. De acuerdo a la Agencia estadounidense, el asteroide 2022 QC7, que mide entre 16 y 36 metros de ancho, se aproxima a nuestro planeta a una velocidad aproximada de 9,1 kilómetros por segundo, o 32.760 kilómetros por hora, es decir, cerca de 27 veces la velocidad del sonido, dice RT.

Pincha en el siguiente link; si deseas ver el vídeo.

China enviará 23 cohetes para desviar un asteroide

Del mismo modo, la NASA confirmó que el objeto celeste pasará a una distancia superior a los 4,6 millones de kilómetros de la Tierra, más de 12 veces la distancia que hay entre nuestro planeta y la Luna, por lo que las posibilidades de que se estrelle en la superficie terrestre son prácticamente nulas. A pesar de la gran velocidad a la que atraviesa el espacio, de dirigirse hacia la Tierra, los expertos estiman que, debido a su pequeño tamaño, el 2022 QC7 podría causar una explosión al ingresar a la atmósfera; sin embargo, no produciría ningún tipo de daños sobre la superficie.

Imagen de portada: Encuentran dos supertierras rocosas, una de las cuales podría ser habitable.

FUENTE RESPONSABLE: El destape. 12 de septiembre 2022.

Espacio exterior/Ciencia/Planeta Tierra

 

Dos agujeros negros chocarán y será visible por primera vez; esta es la fecha de la colisión.

Uno de los acontecimientos más esperados de la astronomía moderna podría estar a punto de ocurrir luego de que una galaxia situada a unos mil millones de años luz presentara un extraño comportamiento.

Después de realizar una serie de investigaciones, los astrónomos dijeron a finales de febrero de 2022 que creen haber encontrado la pareja de agujeros negros supermasivos más cercana hasta la fecha.

Dicha pareja está separada solamente por unas 2.000 unidades astronómicas, es decir, 2.000 veces la distancia entre la Tierra y el Sol, lo que significa que están atrapados en una espiral de muerte, acercándose cada vez más a una explosión cataclísmica, la cual podría ocurrir en los próximos 100 a 300 días.

Esta pareja de agujeros negros se encuentra en una galaxia a 9.000 millones de años luz de distancia, orbitando alrededor de un centro común, completando una vuelta en un tiempo aproximadamente igual a dos años terrestres. Cabe mencionar que cada agujero negro supermasivo contiene cientos de millones de masas solares.

Las variaciones en la luz observadas en el centro de la galaxia SDSS J1430+2303, coinciden con lo esperado para los momentos previos de una colisión entre agujeros negros supermasivos.

Los científicos aseguran que su fantástica fusión sacudirá el tejido del espacio y el tiempo, enviando ondas gravitacionales a través del universo, como predijo Albert Einstein hace más de 100 años.

La unión de estos agujeros negros se produciría en algún momento de los próximos tres años y nos daría la posibilidad de ver cómo sucede este evento por primera vez. Además, será crucial para obtener información que permita a los científicos entender cómo los agujeros negros aumentan tanto su tamaño, así como para determinar el papel de estos increíbles eventos en la formación de nuevas estructuras cósmicas.

Imagen de portada: Dos agujeros negros chocarán y será visible por primera vez; esta es la fecha de la colisión© Proporcionado por LOS40

FUENTE RESPONSABLE: Los40México. 8 de septiembre 2022.

Ciencia/Astronomía/Espacio/Agujeros negros/Colisión cercana.

 

 

 

 

Captan una “Fabrica de Estrellas” en el corazón de la vía láctea por primera vez en la historia.

Un equipo de astrónomos en Chile registró el origen de cientos de miles de cuerpos celestes. Por su naturaleza, lo nombraron una ‘fábrica de estrellas’.

Si deseas profundizar en esta entrada; cliquea donde se encuentra escrito en “azul”.

Mirar al cielo es mirar al pasado. Aunque podría parecer metafórico, éste es un hecho astronómico. Como tal, cuando los científicos observan la creación de astros y nuevos cuerpos celestes, están registrando eventos que sucedieron miles de millones de años antes. Tal es el caso de una ‘fábrica de estrellas’ que, en el centro de la Vía Láctea, se descubrió recientemente con la cámara del Very Large Telescope (VLT) ubicado en Chile.

Con esta tecnología, el equipo de astrónomos realizó el sondeo GALACTIC NUCLEUS: el más detallado que se ha hecho en la historia, según lo describe Space. En éste, se planteó estudiar un área de 64 mil años luz cuadrados, que se enfocara en el corazón de la Vía Láctea.

Un corazón atestado de estrellas nuevas

Los astrónomos en Chile partieron de la base de que el centro de la Vía Láctea es una zona densamente poblada de estrellas. Aproximadamente a 26 mil años luz de la Tierra, calculan los científicos, sólo se había observado una fracción muy pequeña de estos astros.

Ahora, con la cámara del VLT, los investigadores consiguieron registrar 3 millones de estrellas jóvenes. Este procedimiento se logró con mucho más detalle de lo que se había realizado antes. Según Francisco Nogueras-Lara, investigador del Instituto Max Planck de Astronomía y autor del estudio, esta ‘fábrica de estrellas’ ha generado que el corazón de nuestra galaxia rebose en estrellas nuevas:

«Las estrellas jóvenes que encontramos tienen una masa total de más de 400.000 masas solares», dijo el especialista en un comunicado. «Eso es casi diez veces mayor que la masa combinada de los dos cúmulos estelares masivos que se conocían previamente en la región central».

Con estas observaciones, Nogueras-Lara y su equipo determinaron que la región cercana al agujero negro supermasivo al centro de la Vía Láctea, Sagitario A*, es proclive al nacimiento de nuevas estrellas. De hecho, es 10 veces más propensa que el resto de la galaxia desde hace 100 millones de años.

Imagen de portada: LA REGIÓN SAGITARIO B1 EN EL CENTRO GALÁCTICO, HOGAR DE UNA INTENSA FORMACIÓN ESTELAR. (CRÉDITO DE LA IMAGEN: F. NOGUERAS-LARA ET AL. / MPIA)

FUENTE RESPONSABLE: National Geographic en Español. 30 de agosto 2022.

Espacio exterior/Estrellas/Fenómeno natural/

Fenómenos astronómicos.

 

 

 

 

 

Científicos descubren una manera completamente nueva de extinguirnos.

EVENTOS DE EXTINCIÓN

Las estrellas errantes son un fenómeno habitual en el cosmos que de pasar cerca de nuestro sistema solar podría provocar la desestabilización y posterior destrucción de los planetas.

Si deseas profundizar esta entrada; cliquea por favor donde se encuentre escrito en “azul”.

Los científicos piensan que hace miles de millones de años una estrella errante podría haber pasado cerca de nuestro sistema solar alterando su parte exterior y afectando al resto de los planetas a partir de la órbita de Neptuno. Ahora otro equipo de investigadores ha calculado exactamente qué consecuencias tendría que un fenómeno como este se acercara a nuestro sistema solar —en algunas ocasiones desastrosas— y cuánto falta para que pase la siguiente —afortunadamente, otros varios miles de millones de años—.

Como nos recordó anteayer la primera foto del James Webb, no somos más que un pequeño punto de luz en el espacio que orbita alrededor del centro de la Vía Láctea. En el centro de ese punto está el Sol y alrededor de él orbitan los planetas que forman el sistema solar. Pero no todas las estrellas son tan previsibles en sus movimientos como nuestro Sol, algunas vagan por el espacio a gran velocidad y pueden desestabilizar todo lo que tocan a su paso.

Los investigadores Garett Brown, estudiante de posgrado de física computacional, y su mentor en la Universidad de Toronto en Scarborough, el profesor Hanno Rein, han presentado un estudio a la revista Monthly Notices of the Royal Astronomical Journal en el que han calculado exactamente cómo afectaría el paso de una de estas estrellas errantes a nuestro sistema solar.

Nebulosa del Anillo del Sur por James Webb. (NASA)

«El alcance total que tienen las estrellas errantes en la evolución de los sistemas planetarios es todavía un área activa de investigación”, explica Brown en declaraciones a Universe Today. “En el caso de los sistemas planetarios que se forman en un cúmulo estelar, el consenso es que las estrellas errantes desempeñan un papel importante mientras el sistema planetario permanece dentro del cúmulo estelar. Esto suele ocurrir durante los primeros 100 millones de años de evolución planetaria. Una vez que el cúmulo estelar se disipa, la tasa de ocurrencia de estos fenómenos disminuye drásticamente, reduciendo su papel en la evolución de los sistemas planetarios».

Para llevar a cabo los cálculos —que tienen que tener en cuenta el movimiento de varios objetos espaciales que interaccionan entre ellos gravitacionalmente—, los investigadores emplearon el superordenador del centro Scinet de la Universidad de Toronto y con él corrieron cerca de 3.000 simulaciones de los posibles escenarios. 

Emplearon dos métodos: el primero, asegura Brown, es el viejo método de aproximación analítica, que supone que la velocidad relativa entre dos estrellas es pequeña en comparación con la velocidad orbital de los planetas. El segundo método emplea REBOUND, un programa de código abierto creado por Rein que permite hacer integraciones numéricas que ayudan a estimar cómo evoluciona el movimiento de los objetos astronómicos en el tiempo.

El superordenador del centro Scinet de la Universidad de Toronto.

Con los datos obtenidos calcularon a qué distancia tendría que pasar una de estas estrellas errantes de Neptuno, el planeta más alejado del Sol, para que hubiera algún tipo de consecuencia. «Descubrimos que los cambios críticos en la órbita de Neptuno debían ser del orden de 0,03 UA [unidades astronómicas] o 4.500 millones de metros para tener algún impacto en la estabilidad a largo plazo del Sistema Solar”, asegura Brown. 

“Estos cambios críticos podrían aumentar 10 veces la probabilidad de inestabilidad durante la vida del Sistema Solar». Estos cambios tardan millones de años en producirse, pero podrían hacer que algunos planetas salieran despedidos del sistema solar o que impactaran los unos contra los otros. Afortunadamente, los investigadores han visto que estamos en una zona tranquila de la galaxia donde no llegan a penas estrellas errantes. Según sus cálculos, la próxima que ponga en peligro el sistema solar llegará dentro de unos 100 mil millones de años.

Foto del James Webb de una estrella formándose. (NASA)

«Dos estrellas notables son HD 7977, que puede haber pasado a menos de 3.000 UA (0,0457 años luz) del Sol hace unos 2,5 millones de años, y Gliese 710 (o HIP 89825), que se espera que pase a menos de 10.000 UA (0,1696 años luz) del Sol dentro de unos 1,3 millones de años. Haciendo algunos cálculos aproximados, estas dos estrellas no tendrán ningún efecto apreciable en la evolución del Sistema Solar». 

Así pues, el efecto de una de estas estrellas errantes no es un evento de extinción tan probable como una guerra nuclear devastadora, la erupción de un supervolcán o el impacto de un asteroide mortal. De hecho, según los cálculos de los investigadores, la Tierra dejará de ser habitable mucho antes de que aparezca la próxima. «Teniendo en cuenta que el Sol se expandirá y engullirá a la Tierra dentro de unos 5.000 millones de años, el alejamiento físico de otras estrellas no es un problema del que debamos preocuparnos», afirma Brown.

Imagen de portada: Las estrellas errantes son habituales en el cosmos. (NASA)

FUENTE RESPONSABLE: El Confidencial. Por Omar Kardoudi. 13 de julio 2022

Sociedad/Universo/Espacio Exterior/Estrellas

 

 

Espacio: el campo magnético más fuerte del universo registra un nuevo récord.

Se trata de un campo superficial de más de 1.600 millones de Tesla. Fue medido por el satélite chino Insight-HXMT.

El observatorio espacial chino Insight-HXMT registró la medición directa del campo magnético más fuerte del universo hasta la fecha. Se trata de un campo magnético superficial de más de 1.600 millones de Tesla.

Las estrellas de neutrones tienen los campos magnéticos más fuertes del universo y la única forma de medir directamente su campo magnético superficial es observar las líneas de absorción del ciclotrón en sus espectros de energía de rayos X.

Después de la medición directa del campo magnético más fuerte del universo en aproximadamente mil millones de Tesla en 2020, se batieron los récords mundiales de la línea de absorción de ciclotrón de mayor energía y la medición directa del campo magnético más fuerte del universo.

Los hallazgos fueron obtenidos conjuntamente por el Laboratorio Clave de Astrofísica de Partículas de la Academia de Ciencias de China y el Instituto de Astronomía y Astrofísica de la Universidad de Tübingen (IAAT) y fueron publicados en Astrophysical Journal Letters (ApJL).

Este no es solo el campo magnético más fuerte medido directamente en el universo hasta la fecha, sino también la primera detección de una línea de absorción de ciclotrón de electrones en una fuente de rayos X ultraluminosos, lo que proporciona una medición directa del campo magnético de la superficie de la estrella de neutrones.

Insight-HXMT es el primer satélite chino de astronomía de rayos X. Comprende cargas útiles científicas que incluyen un telescopio de alta energía, un telescopio de energía media, un telescopio de baja energía y un monitor del entorno espacial.

La medición directa del campo magnético por Insight-HXMT basada en la línea de absorción del ciclotrón es aproximadamente un orden de magnitud mayor que la estimada utilizando medios indirectos. Esto sirve como la primera evidencia concreta de que la estructura del campo magnético de una estrella de neutrones es más compleja que la de un campo dipolar simétrico tradicional y también proporciona la primera medición del componente no simétrico del campo magnético de una estrella de neutrones.

Imagen de portada: Campo Magnético

FUENTE RESPONSABLE: Ámbito. Argentina. 13 de julio 2022

Sociedad/Espacio exterior/Ciencia/Astronomía

 

 

VOLVER A VER LA VÍA LÁCTEA: POR QUÉ ES IMPORTANTE QUE CIELO NOCTURNO RECUPERE SU OSCURIDAD NATURAL.

A falta de una guía natural en el firmamento, cientos de especies de insectos están perdiendo el rumbo. Éste es el peligro de tener noches sin cielo oscuro.

Si deseas profundizar esta entrada; cliquea por favor donde se encuentre escrito en “azul”.

Quienes viven en ciudades grandes lo saben. Al mirar a las alturas, por primera vez en milenios de historia natural, no hay estrellas que se asomen al firmamento. No es que no existan, sino que no se perciben: la contaminación lumínica es tal, que su fulgor se ve completamente asfixiado. Hemos perdido el cielo oscuro.

Aunque durante milenios los mejores navegantes de la historia se guiaron por los cuerpos celestes en la bóveda celeste, para los habitantes de las ciudades más congestionadas del planeta no existe tal guía. Tampoco para las especies silvestres que co-habitan el espacio con estas poblaciones, cada vez más deportistas de noches completamente negras.

Aunque la Ciudad de México y otras capitales del mundo adolecen de falta de oscuridad, hay poblados que están luchando en contra de la pérdida de la oscuridad nocturna. Incluso, según documenta la BBC, se están certificando internacionalmente para conseguir el ‘estatus de cielo oscuro‘. Así funciona.

Encontrar una ruta en las estrellas

Noah Silliman / Unsplash

Según explica Frankie Adkins para el medio, en los últimos 25 años, la bóveda celeste se ha contaminado en un 49 % más por las luces insistentes de las ciudades grandes. Desde los grandes corporativos que se resisten a apagar sus oficinas, hasta el cambio rítmico de los semáforos solitarios: todo aquel fulgor innecesario producido por los seres humanos deslumbra el centellar natural de los astros.

Estos estímulos, además de inhibir la oscuridad nocturna, están teniendo consecuencias en el ritmo circadiano de los seres vivos. Éste opera con base en el reloj biológico, y «regula los cambios en las características físicas y mentales que ocurren en el transcurso de un día», explica el National Institute of Child Health and Human Development (NIH) en Estados Unidos.

Hormonas, transmisiones neuronales y otras funciones corporales están regidas por la manera en la que los organismos administran sus descansos. En el caso de la gran mayoría de los mamíferos, depende enteramente de tener un cielo oscuro que les permita dormir profundo. En este grupo estamos incluidos los seres humanos.

Volver a ver la Vía Láctea

Ken Cheung / Unsplash

Encontrar estos espacios de oscuridad natural se vuelve cada vez más difícil en las ciudades grandes y medianas, explica Adkins. En miras de regular el constante estímulo luminoso artificial, hace 24 años se fundó la International Dark-Sky Association (IDA): «trabajamos para para proteger los cielos nocturnos para las generaciones presentes y futuras«, reza su portal oficial.

Antes que nada, la institución denuncia que la contaminación lumínica es un peligro para la salud de las especies, así como una amenaza ecológica del planeta:

«El uso cada vez mayor y generalizado de la luz artificial por la noche no solo perjudica nuestra visión del universo, sino que también afecta negativamente a nuestro medio ambiente, nuestra seguridad, nuestro consumo de energía y nuestra salud».

Bajo el entendido que la luz artificial humana por las noches «es ineficiente, demasiado brillante, mal enfocada, mal protegida y, en muchos casos, completamente innecesaria», la IDA planeta un reconocimiento internacional para aquellas ciudades que protejan el cielo oscuro. En lugar de desperdiciar la electricidad, trabajan en miras de preservar el derecho natural y biológico para un anochecer despejado.

Más allá de la mirada humana

Nathan Anderson / Unsplash

La contaminación lumínica ha asfixiado tanto el cielo oscuro, que los niveles de fatiga en las grandes ciudades han alcanzado extremos nocivos para la gente. Según Adkins, existe una «correlación entre la exposición a la luz por la noche y los síntomas depresivos«, entre otros padecimientos mentales.

Aunque estas problemáticas ya aquejan a millones de personas alrededor del mundo, el argumento antropocéntrico no es suficiente para mitigar la luz artificial que desperdiciamos. Cientos escarabajos están perdiendo el rumbo. Habituados por milenios al fulgor nocturno de la Vía Láctea, perdieron la guía natural para regresar a casa. Hoy, ese mapa estelar les ha sido privado como consecuencia de la actividad humana: la contaminación lumínica se los impide.

Hay quienes no son tan optimistas en la lucha por restablecer el cielo oscuro. Astrónomos de la NASA aseguran que, incluso, llegará un día en el que las luces que se vean en las alturas sean de satélites artificiales, y no de astros. Quizá sólo baste con mirar al firmamento para darse cuenta de que, en efecto, nos hemos enajenado de las estrellas —y que esa distancia ya nos perjudica, lastima a otros seres vivos, y nos deslumbra con una promesa de progreso que nunca llega.

Imagen de portada: Vía Láctea.

FUENTE RESPONSABLE: National Geographic en Español. 13 de julio 2022.

Sociedad/Espacio/Contaminación Espacial/Noche/Cielo/

Espacio exterior.

James Webb: las asombrosas imágenes de las estrellas captadas por el telescopio espacial.

Las imágenes fueron tomadas para calibrar los instrumentos del telescopio y presentan una enorme diferencia de nitidez respecto a las que había tomado el Spitzer, un telescopio infrarrojo anterior.

Imágenes del espacio tomadas por el telescopio James Webb.

FUENTE DE LA IMAGEN -NASA

Una vez culminada la fase de calibraciones el James Webb -que es operado en conjunto por la NASA, la Agencia Espacial Europea y la Agencia Espacial Canadiense- permitirá observar la luz de galaxias apenas unos pocos cientos de millones de años después del Big Bang.

Imágenes del espacio tomadas por el telescopio James Webb.

FUENTE DE LA IMAGEN – NASA

«Va a transformar la visión que tenemos de nuestro universo local», afirmó el científico Christopher Evans, de la Agencia Espacial Europea.

Imagen de portada:El James Webb obtuvo las «imágenes más nítidas» que haya logrado un telescopio espacial en la historia, según la NASA.

FUENTE RESPONSABLE: Redacción BBC News Mundo. Mayo 2022

Sociedad/Espacio exterior/Telescopio James Web/NASA