El precio que Europa tendrá que pagar por estar endeudada con China.

Miles de millones de dólares de dinero chino están impulsando varias economías europeas, pero algunos de los acuerdos que se están cerrando tienen un truco. Los críticos dicen que son «trampas de deuda», en las que China puede elegir qué sucede si los préstamos no se pagan.

China insiste en que es un socio de inversión confiable, pero también enfrenta acusaciones de explotación laboral y daño ambiental.

Es uno de esos momentos de CCTV en los que está a punto de ocurrir un desastre. Se puede ver a un trabajador portuario en el gran puerto griego de El Pireo, cerca de Atenas, paseando por el muelle junto a una enorme pila de contenedores.

De repente, mira hacia arriba y ve uno de ellos cayendo en picado hacia él, seguido de cerca por otro. El estibador sale corriendo y escapa por poco de ser aplastado por las dos enormes cajas, que en cambio golpean con fuerza un camión vacío.

El año pasado, otro trabajador de El Pireo no tuvo tanta suerte. Dimitris Dagklis, de 45 años de edad, no escapó y murió en un accidente con una grúa.

«Su muerte fue el resultado de la intensificación de nuestro trabajo y de que no había suficientes medidas de seguridad», lamenta Markos Bekris, presidente del sindicato de estibadores del puerto.

Desde la muerte de Dagklis, los sindicatos se declararon en huelga por las reducciones de personal en el puerto, cuya propiedad pertenece en dos terceras partes a la empresa estatal china Cosco.

En toda Europa, mientras los gobiernos se preocupan por la invasión de Rusia a Ucrania después de la pandemia, Pekín está en marcha, ampliando su cartera, administrando puertos y minas europeos, construyendo carreteras y puentes, invirtiendo donde otros no lo harán.

Pero los países tienen que sopesar las recompensas y los riesgos de firmar acuerdos con China. Muchos gobiernos desconfían cada vez más de las llamadas «trampas de la deuda», en las que los prestamistas, como el Estado chino, pueden obtener concesiones económicas o políticas si el país que recibe la inversión no puede pagar.

El costo de la reactivación

También hay denuncias de trabajadores que dicen ser explotados por empresas chinas, en términos de salarios, condiciones y niveles de personal.

Le hicimos preguntas a Cosco sobre la muerte de Dimitris Dagklis, los niveles de personal en El Pireo y las preocupaciones ambientales sobre la expansión del puerto. La compañía dijo que no nos daría una entrevista y que no podía ayudar más.

Markos Bekris

Markos Bekris

Bekris no culpa exclusivamente a Pekín por contribuir a lo que dice ha sido una erosión de los derechos laborales. Argumenta que el sistema capitalista posterior a la crisis financiera mundial habría permitido que cualquier empresa extranjera entrara y maximizara las ganancias a expensas de los trabajadores.

No hay duda de que la inversión de Pekín ha impulsado un renacimiento en el puerto desde que el gobierno griego se vio obligado a venderlo, junto a otros activos públicos, a raíz de la crisis económica que golpeó con tanta fuerza en 2008.

A medida que navegamos a lo largo de la costa en una pequeña lancha a motor, pronto encontramos una cola de enormes barcos de carga repletos de contenedores que se alinean en el horizonte esperando amarres: un estacionamiento acuático gigante, lleno de cientos de miles de toneladas de productos, en su mayoría fabricados en China, que pronto serán distribuidos a todos los rincones de Europa.

El auge en El Pireo, incluidas las oportunidades laborales para los lugareños, refleja una transformación más amplia en las fortunas financieras de Grecia. Ahora es una de las economías de más rápido crecimiento de la UE.

Pero, como todos sus vecinos europeos, Grecia también se esfuerza por hacer frente al impacto, económico y de otro tipo, de la guerra de Ucrania. Las naciones están reevaluando lo que significa hacer negocios con Pekín, que en febrero declaró un nuevo orden global, junto con su aliado Moscú.

El día de la inauguración de sus propios Juegos Olímpicos de Invierno, China declaró una asociación «sin límites» con Rusia y prometió colaborar más contra Occidente. Desde entonces, China se ha negado rotundamente a condenar el ataque del presidente Putin a Ucrania.

Puerto griego de El Pireo.

Centenares de contenedores en el puerto de El Pireo.

En El Pireo, el presunto daño ambiental causado por la expansión del puerto ha provocado acciones legales por parte de la población local contra los propietarios chinos, Cosco. Existen preocupaciones particulares sobre el dragado descontrolado del lecho marino y la contaminación tóxica, así como el aumento del tráfico tanto por mar como por tierra.

La abogada Anthi Giannoulou, que jugaba en la costa rocosa cuando era niña, teme por el futuro a largo plazo de su comunidad.

«No beneficiará a El Pireo. Beneficiará a otras personas que no viven aquí.

«El Pireo es una ciudad realmente pequeña y las personas que aún viven aquí lo han hecho durante muchas generaciones. Por lo tanto, no podemos ser expulsados por alguna inversión sin que nos pregunten al respecto», dijo.

Cuando China es el único inversor

En el vestíbulo de mármol de un edificio gubernamental en el centro de Atenas, nos recibe el ministro de Relaciones Exteriores de Grecia, Nikos Dendias. Explica que la inversión en El Pireo ha sido mutuamente beneficiosa y recuerda que China fue el único inversor que se presentó cuando el gobierno griego se vio obligado a vender el puerto.

«En nuestras relaciones económicas, creo que ambas partes se benefician. China tiene un punto de entrada para sus productos a la Unión Europea, a los Balcanes y a Europa central y oriental. Y tenemos actualizado un gran puerto comercial», apunta.

Tras la crisis de 2008, la llamada «troika europea» de la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional se mantuvieron firmes en la venta del puerto para ayudar a pagar las crecientes deudas de Grecia.

«La verdad es que China se apoderó de El Pireo y ahora es uno de los puertos más grandes de Europa y, si lo que dicen es cierto, y no tengo motivos para dudarlo, probablemente será el número uno o el número dos en toda Europa. 

Así que eso es una gran mejora y la inversión es sustancial», señala.

Trabajadores en el puerto de El Pireo.

Trabajadores en el puerto de El Pireo.

Pero, ¿qué pasa con las posibles «trampas de deuda» que podrían surgir con cualquier futura inversión china en Grecia? ¿Es el puerto del Pireo el punto culminante de las relaciones de Atenas con Pekín? El ministro admite que su gobierno no ha firmado más acuerdos importantes, pero sugiere que evaluará las oportunidades futuras caso por caso.

«No [hay] ninguna inversión china más sustancial en Grecia, pero juzgamos la inversión en términos comerciales. Quiero decir, si los chinos quieren invertir, somos un país libre y una economía libre», señaló.

«Nos tratan como esclavos»

Grecia no es la única parte de Europa donde se están invirtiendo los miles de millones de Pekín.

De pie en una colina con vistas a la ciudad serbia de Bor, cualquiera podría pensar que había sido transportado a una provincia china. Los trabajadores gritan instrucciones en mandarín, las banderas son rojas y las oficinas administrativas parecen templos.

China está invirtiendo dinero en la mina de cobre que ha definido este lugar durante décadas. La extracción del metal ha teñido el agua de algunos lagos y embalses cercanos de un tono oxidado.

Mina de cobre próxima a la ciudad serbia de Bor.

Mina de cobre próxima a la ciudad serbia de Bor.

También es una metáfora de cómo el rojo del Partido Comunista Chino está dejando su huella en este continente.

En Europa, pero fuera de la UE, Serbia no tiene el mismo nivel de derechos de los trabajadores que esperaría encontrar en Dublín, Madrid o Viena.

Esto se puso de manifiesto cuando conocimos a un hombre vietnamita de 35 años en las sombras de un edificio abandonado en la ciudad de Zrenjanin, al norte de la capital, Belgrado.

«La empresa china nos trata fatal. No nos respetan», nos dijo en voz baja el hombre, padre de tres hijos.

Dung, que no es su nombre real, dijo que le habían pagado el equivalente a US$1.500 para venir a Serbia a trabajar en la construcción de la fábrica de neumáticos Ling Long. Pero que pronto se había arrepentido.

«Nos obligaron a trabajar más, pero no proporcionaron suficientes suministros.

Cuando llegué aquí por primera vez, recibía el doble de comida», se lamentó.

Dung explicó que a los aproximadamente 400 trabajadores vietnamitas reclutados se les pagó menos que a los empleados chinos en el mismo sitio.

«Hay 20 o 30 trabajadores viviendo juntos en cada contenedor. Nos tratan como esclavos», afirmó.

Trató de dejar su trabajo después de cinco meses, pero afirma que su empleador le dijo que no había posibilidad de conseguir un vuelo de regreso a Vietnam. Se quedó varado a miles de kilómetros de su casa.

Desde entonces, nos enteramos que Dung logró regresar con su familia, pero solo después de obtener un préstamo de US $1.875 para hacerlo.

No son solo las malas condiciones las que alarman a algunas organizaciones benéficas, sino también los contratos que se les pide a los trabajadores que firmen.

Los documentos de empleo que vimos en Serbia, un país que aspira a unirse a la UE, parecen haber sido copiados y pegados de los que se usan para trabajadores extranjeros en países de Medio Oriente que tienen la pena de muerte.

Fábrica de neumáticos Ling Long en Serbia.

Fábrica de neumáticos Ling Long en Serbia.

Las ONGs serbias, que fueron las primeras en informarnos sobre las condiciones en la fábrica de neumáticos Ling Long, dicen que se sorprendieron cuando se dieron cuenta de lo que estaba sucediendo allí.

«Es el caso más visible de trata de personas y explotación laboral que hemos tenido en el país hasta ahora», dice Danilo Curcic de la ONG A 11 Initiative. Agrega que lo que sucedió en la fábrica sirve como una advertencia para el resto de Europa, ya que las empresas chinas se expanden por todo el continente.

«Si tienes empresas chinas que vienen a otros países y no tienes instituciones que sean lo suficientemente fuertes para prevenir las violaciones de los derechos humanos o las violaciones de las normas laborales, probablemente tendrás una competencia a la baja [en las condiciones laborales] con otras empresas», señaló.

La fábrica de Ling Long no respondió a las acusaciones hechas por Dung y otros, pero los medios locales en Serbia informaron que la compañía dijo que estaba comprometida con altos estándares de bienestar de los trabajadores.

El gobierno serbio asegura que la inversión de China ha impulsado su crecimiento económico y el presidente Aleksandar Vucic ha argumentado que una pequeña cantidad de trabajadores vietnamitas no debería poner en peligro una mayor inversión china.

Estas presuntas violaciones de los derechos humanos en Europa por parte de China se hacen eco del trato que reciben los musulmanes uigures en su hogar en la provincia de Xinjiang.

Trampas y deudas

Pero también hay otras razones para la cautela.

Richard Moore, jefe de la agencia de espionaje extranjero MI6 del Reino Unido, advirtió no solo sobre las trampas de la deuda de China, sino también sobre las «trampas de datos». 

Y le dijo a la BBC el año pasado que China tenía la capacidad de «recolectar datos de todo el mundo» y usaba dinero para «comprometer a la gente».

China rechaza tales acusaciones.

Pero, en el Reino Unido, el gigante chino de las telecomunicaciones Huawei ha sido excluido de la infraestructura 5G británica. 

La empresa también se enfrenta a un escrutinio continuo sobre sus prácticas de seguridad y sobre sus posibles vínculos con el gobierno chino, algo que la compañía niega.

Estados Unidos ha impuesto sanciones a la empresa.

De vuelta en Belgrado, vemos algunas de las 8.000 cámaras de seguridad que se han instalado en las calles. Los grupos de derechos humanos están preocupados de que la tecnología biométrica de Huawei pueda usarse con estos aparatos, pero el gobierno serbio dice que las capacidades de reconocimiento facial no se introducirán en el corto plazo.

Autopista en Montenegro.

Autopista en Montenegro.

En cuanto a las trampas de la deuda china, los críticos de Pekín apuntan hacia otro gran proyecto en Europa que, al igual que ocurre con Serbia, está justo fuera de la órbita de las normas y reglamentos de la UE: en Montenegro.

Conducir por la única autopista de ese país es una experiencia surrealista. Tenemos el camino solo para nosotros, aparte de un rebaño de ovejas que deambulan por ahí.

La idea largamente concebida de construir esa vía rápida era impulsar el comercio en este país balcánico, uniendo el puerto de Bar, en el mar Adriático en el sur, con la frontera con Serbia, en el norte. Pero los sucesivos estudios de viabilidad europeos concluyeron que sería demasiado complejo y demasiado caro.

Entonces, China dio un paso adelante con US$1.000 millones. No es un regalo para Montenegro, sino un préstamo que hay que devolver.

Sin embargo, seis años después de que comenzaran los trabajos de construcción, solo se han construido unos 41 km, lo que la convierte en una de las autopistas más caras del mundo.

Después de atravesar puentes y túneles excavados en el campo en el tramo que se ha construido, llegamos literalmente al final del camino. El proyecto ha estado plagado de acusaciones de corrupción y sobornos, y ya lleva dos años de retraso. Algunos se preguntan si alguna vez se terminará.

Los términos del acuerdo con China establecen que si Montenegro no paga las cuotas del préstamo, cualquier decisión sobre los daños que se deban se llevará a cabo en Pekín. China podría apoderarse de otros activos, incluido, potencialmente, el puerto de Bar.

Un ministro del gobierno montenegrino que heredó este cáliz envenenado es Milojko «Mickey» Spajić, de 34 años de edad. Él lucía notablemente brillante y despreocupado cuando nos reunimos por Zoom y explicó cómo había ideado y asegurado un acuerdo de pago para que la autopista nunca lleve a la bancarrota a su país.

Para él, la posición de Montenegro es emblemática de muchos países más pequeños que buscan financiamiento para iniciar proyectos de infraestructura e impulsar sus economías.

«Necesitamos inversiones. Si los chinos son los únicos interesados en invertir, yo digo ‘adelante’, pero solo hay que tener cuidado con los términos de estas inversiones, sus condiciones y asegurarse de que todo esté en línea con tus políticas generales», señaló.

Sin embargo, la semana pasada, Spajić perdió su trabajo cuando se formó un nuevo gobierno minoritario. Construir el resto de la autopista -y pagar la deuda china-, será ahora un problema para su sucesor.

A pesar de todas las críticas dirigidas a China, hay un proyecto que algunos presentan como ejemplo de buenas prácticas de construcción y cooperación efectiva entre Oriente y Occidente. Está justo en la costa del Adriático cerca de Montenegro: en Croacia.

Aunque es domingo cuando lo visitamos, el trabajo en el puente de Pelješac está en pleno apogeo, con camiones rodando sobre él y vigas que son descargadas y perforadas para colocarlas en su lugar.

Este es el proyecto de infraestructura más grande de Croacia y unirá la península de Pelješac con la Croacia continental. Actualmente, para llegar al continente, los croatas de la península tienen que pasar por un tramo de costa perteneciente a la vecina Bosnia.

El puente Pelješac, en Croacia.

El puente Pelješac, en Croacia, aún se encuentra en construcción.

La mayor parte de la factura del nuevo puente ha sido pagada por la UE (Croacia es miembro), pero está construido por Pekín hasta el último tornillo.

El ejército de trabajadores que pintan, barren y asfaltan son todos chinos.

Sin embargo, este proyecto no está exento de polémica.

La oferta de la empresa estatal china The China Road and Bridge Corporation fue un 20% más barata que su competidor más cercano. Los rivales europeos denunciaron que había trampa, pero no pudieron detener el acuerdo.

Para Branimir Vidmarovic, profesor de la Universidad de Pula en Croacia, el Puente Pelješac es una ilustración de dónde los países europeos pueden encontrar un equilibrio entre Oriente y Occidente sin distanciarse de EE.UU., el mercado más grande del mundo.

«Si excluimos tecnologías críticas, si cooperamos en cosas físicas como ferrocarriles, proyectos de infraestructura, no creo que haya ningún problema en satisfacer tanto a la UE, la OTAN, EE.UU. y China», dice.

Pero la Casa Blanca de Biden, que heredó una guerra comercial con China de la administración Trump, no ha suavizado su posición sobre Pekín en muchas áreas y ha pedido a Europa que se aleje de la financiación y los favores chinos.

Esperábamos hablar con un alto diplomático chino actual para obtener más información sobre el pensamiento de Pekín detrás de su expansión a Europa. Pero ninguno de los cinco embajadores chinos a los que nos acercamos estaba disponible.

Ya sea dentro de la UE, como Grecia y Croacia, o en su periferia, como Serbia y Montenegro, las naciones europeas tendrán que sopesar los pros y los contras de adoptar acuerdos con China, caso por caso.

El hecho de que el mejor amigo declarado del presidente Xi Jinping sea Vladimir Putin, el hombre que ha sumido a Europa en su mayor crisis de seguridad desde la Segunda Guerra Mundial, es un factor que eclipsará cada decisión que se tome.

Imagen de portada: El puente Pelješac construido por China en Croacia.

FUENTE RESPONSABLE: BBC News. Por Nick Break, Corresponsal en Europa. Mayo 2022. Reportería adicional de Kostas Kallergis.

Economía/Serbia/Grecia/China/Negocios/Europa/Croacia.

¿Cómo era el humor en la antigua Roma?

Aunque no podamos saber cómo se reían, si sabemos que existía el humor en la antigüedad. Un claro ejemplo de ello, son los chistes griegos y romanos, que se han conservado principalmente gracias a los escritores antiguos.

Aunque parezca un chiste, “el humor” es un tema bastante complicado de estudiar para los historiadores, lo que lo hace intrigante, especial, esclarecedor y muy valioso. Y es que, el humor del pasado, aún más que el del presente, siempre resistirá nuestros intentos de sistematizarlo, controlarlo o incluso describirlo

Cuando Keith Thomas dijo, en una conferencia en 1976, que quería “seguir leyendo (fuentes históricas) hasta que pudiera escuchar a la gente no solo hablando sino también riendo”. Esa declaración fue, por supuesto, una fantasía.

No obstante, aunque no podamos escuchar su forma de reír, si sabemos que existía el humor en la antigüedad

Un claro ejemplo de ello, y que podemos disfrutar hoy en día, son los chistes romanos, que se han conservado principalmente gracias a los escritores antiguos

Muchos de ellos nacieron de historias reales, las cuales fueron mencionadas por juristas, políticos, filósofos, escritores y oradores romanos, como Cicerón

Al cual, hace más de dos mil años, se le consideraba un bromista, un “cachondo”. Según Cicerón, la esencia del humor es que se basa en: “la ambigüedad, lo inesperado, los juegos de palabras, la subestimación, la ironía, el ridículo, la tontería y las trampas”. 

Los chistes se enfocaban en un tipo de personaje seleccionado, estereotipos, extranjeros y personajes famosos que eran conocidos en las comunidades. 

Uno de los chistes más antiguos, que se basó en una historia inventada, es el que cuenta Macrobio, un escritor romano de finales del siglo IV y V d.C., en su obra “Saturnalia”.

“Un provinciano ha venido a Roma, y andar por las calles estaba llamando la atención de todos, siendo un verdadero doble del emperador Augusto. El emperador, habiéndolo llevado al palacio, lo mira y luego pregunta: ‘Dime, joven, ¿tu madre vino a Roma en algún momento?’ La respuesta fue: ‘Ella nunca lo hizo. Pero mi padre estaba aquí con frecuencia”

La profesora Mary Beard, escritora del libro La risa en la antigua Roma”, catedrática en la Universidad de Cambridge, miembro del “Newnham College” y profesora de literatura antigua de la “Royal Academy of Arts”, dice que los romanos probablemente se reían como nosotros, con un “¡Ja, ja!”, aunque curiosamente no sonreían. 

Razón por la cual no encontraremos ninguna palabra en latín para una “sonrisa”, ya que este concepto apareció más tarde. 

La catedrática se basa en la afirmación del historiador francés Jacques le Goff de que la sonrisa se convirtió en un invento de la Edad Media.

Aunque según la profesora de literatura antigua, la costumbre de hacer bromas y contar chistes se debe a los antiguos griegos y romanos.

“Esas son las dos culturas que nos enseñaron a reír”, confiesa Beard. 

Y hay muchas de esas enseñanzas que perduran hasta nuestros días, en la antigua Roma, al igual que en la sociedad actual, no era apropiado burlarse de ciertos grupos sociales o expresar ciertas bromas. Por ejemplo, los romanos creían que no se debían burlar de una persona ciega.

Filogelos, el libro de chistes más antiguo del mundo.

Un detalle del llamado jarrón de Chigi, de origen protocorintiano, hallado en el Monte Aguzzo y en el que se presentan imágenes mitológicas y de guerras de la antigua Grecia

Un detalle del llamado jarrón de Chigi, de origen protocorintiano, hallado en el Monte Aguzzo y en el que se presentan imágenes mitológicas y de guerras de la antigua Grecia.

El libro de chistes más antiguo que se conserva es Filogelos (del griego “Gracioso”): una colección de 265 chistes divididos en campos específicos, por ejemplo: maestros y sabios, intelectuales y tontos o bromistas y borrachos

Asimismo, aunque el libro fue escrito en griego en el siglo IV d.C. por un autor anónimo, tuvo mucha influencia en la época romana tardía.

Algunos de sus chistes son:

  • Un filósofo, al caer enfermo, había prometido pagarle al médico si se recuperaba. Cuando su esposa lo regañó por beber vino mientras tenía fiebre, él dijo: “¿Quieres que me recupere y que me obliguen a pagarle al médico?”.
  • Cuando alguien le dijo a un filósofo: “Tu barba ahora está saliendo”, fue a la entrada trasera y esperó. Otro filósofo le preguntó que qué estaba haciendo, y una vez que escuchó toda la historia, dijo: “No me sorprende que la gente diga que nos falta sentido común. ¿Cómo sabes que no está entrando por la otra puerta?”.
  • Un astrólogo hizo el horóscopo de un niño enfermo. Después de prometer a la madre que el niño tenía muchos años por delante, exigió el pago. Cuando ella dijo: “Ven mañana y te pagaré”, él objetó: “Pero, ¿y si el niño muere durante la noche y pierdo mi dinero?”.
  • Un hombre, que acababa de regresar de un viaje al extranjero, acudió a un adivino para preguntar por su familia y el adivino respondió: “Todos están bien, especialmente tu padre”. Cuando el hombre objetó que su padre llevaba muerto diez años, la respuesta del adivino fue: “No tienes idea de quién es tu verdadero padre”.
  • Un astrólogo hizo el horóscopo de un niño y dijo: “Será abogado, luego funcionario de la ciudad y luego gobernador”. Pero cuando este niño murió, la madre fue a quejarse al astrólogo: “Está muerto, el que dijiste que iba a ser abogado, funcionario y gobernador”. “Por su santa memoria”, respondió el astrólogo, “si hubiera vivido, ¡habría sido todas esas cosas!”.
  • Un hombre estaba enfermo, a las puertas de la muerte, cuando su esposa le dijo: “Si te pasa algo malo, me ahorco”, él la miró y dijo: “Hazme el favor mientras esté vivo”.

  • Imagen de portada: «Romanos en la decadencia», pintura moralizante de Thomas Couture (1815-1879) que trataba de criticar la depravación y los excesos en la antigua Roma.

FUENTE RESPONSABLE: La Razón. Madrid. España. Por Jose Herrero. Abril 2022.

Sociedad y Cultura/Historia Antigua/Roma/Grecia/Humor

Por qué decimos «talón de Aquiles» para denotar debilidad (y cuán acertado es anatómicamente).

Todos tenemos un talón de Aquiles, literal y figuradamente.

De hecho, en el primer caso, tenemos dos, que también se llaman tendones de Aquiles.

Son unas bandas resistentes de tejido fibroso que conectan los músculos de la pantorrilla con el hueso del talón. Cuando los músculos de la pantorrilla se flexionan, el tendón de Aquiles tira del talón y ese es el movimiento que nos permite estar de puntillas al caminar, correr o saltar.

Y son los tendones más grandes y fuertes del cuerpo, lo cual es curioso pues usamos la expresión «talón de Aquiles» para aludir al punto débil de una persona o cosa.

Pero eso, como tanto más, se lo debemos a la maravillosa imaginación de los Antiguos Griegos.

Profecía amenazadora

Hay varias versiones de la historia de Aquiles, el más grande de todos los héroes griegos de la guerra de Troya, pero en todas las profecías marcan su vida, incluso antes de nacer.

Tetis, su madre, era una ninfa o diosa del mar de quien se habían enamorado Zeus, el rey de los dioses, y Poseidón, el dios del mar, quienes estaban haciendo hasta lo imposible para conquistarla.

Una versión cuenta que Tetis rechazó a los dos dioses y Zeus se enfureció tanto que decretó que jamás se casaría con uno.

Otra dice que Temis -la del ‘buen consejo’, la encarnación del orden divino, las leyes y las costumbres- y Prometeo -el Titán amigo de los mortales- sabían que era vital para la orden olímpica que ninguno de los dos se casara con Tetis.

¿La razón? Estaba escrito «que la diosa del mar tendría un hijo principesco, más fuerte que su padre, que empuñaría otra arma en su mano más poderosa que el rayo o el tridente irresistible».

En otras palabras, que el hijo que tuviera la ninfa llegaría a ser más magnífico que su padre, algo que no le alegraría a ninguno de los dos dioses del Olimpo.

Tetis y Zeus pintados por el artista ucraniano Anton Losenko (1737-1773)

GETTY IMAGES – Tetis y Zeus pintados por el artista ucraniano Anton Losenko (1737-1773).

Alertaron a los dioses justo a tiempo: Zeus estaba a punto de acostarse con Tetis cuando se enteró.

Y quedó tan preocupado que se aseguró de que Tetis se casara con un hombre mortal para que su hijo no pudiera nunca desafiar el poder divino.

El elegido fue Peleo, rey de los guerreros de renombre conocidos como mirmidones, quien, desde el punto de vista de los dioses, tenía varios puntos a su favor: era el hombre más piadoso del planeta; era lo suficientemente digno como para tener una esposa divina y, más importante aún, era un mortal, así que no podía engendrar un hijo inmortal.

Por magnífico que llegara a ser la criatura, su grandeza tendría fin.

Invulnerabilidad imperfecta

La única divinidad a la que no le alegró la decisión fue Tetis, quien no se resignaba a aceptar que algún día a su hijo sería tan cruelmente arrebatado por la despiadada Muerte, algo que a ella, por ser una diosa, no le ocurriría.

Así que hizo todo lo posible para evitarse el dolor más grande que puede sentir una madre, aquel de sobrevivir a su hijo.

Algunas narraciones cuentan que la diosa del mar intentó inmortalizar a Aquiles a través de un largo ritual de purificación que consistía en quemar poco a poco su mortalidad en el fuego todas las noches y ungir su cuerpo con ambrosía. Cuando estaba a punto de completar la tarea, Peleo la sorprendió y le horrorizó tanto verla poner a su hijo en el fuego que no quiso escuchar las explicaciones de su esposa.

Otra versión más amable señala que Tetis se llevó a Aquiles al río Estix, que marcaba el límite entre el mundo de los vivos y el de los muertos.

Tetis sumerge a Aquiles en el río Estix, una estatua en mármol del escultor británico neoclásico Thomas Banks, (1735-1805). Con agradecimiento al Museo V&A por permitir la fotografía.

FUENTE DE LA IMAGEN – JONATHAN CARDY

Tetis sumerge a Aquiles en el río Estix, una estatua en mármol del escultor británico Thomas Banks, (1735-1805). Con agradecimiento al Museo V & A por permitir la fotografía.

Para hacerlo invencible, invulnerable e inmortal, la diosa sumergió a su bebé en las aguas del río, cuyo nombre styx significa «estremecimiento» y expresa repugnancia por la muerte.

La única parte del cuerpo de Aquiles que permaneció vulnerable fue su talón, pues fue de ahí que Tetis lo sostuvo al bañarlo en las mágicas aguas.

Más profecías

Esa no fue la única precaución que tomaron los padres de Aquiles para evitar su muerte.

Se aseguraron de que lo educara nada menos que Quirón, «el más sabio y justo de todos los centauros», mentor de muchos de los grandes héroes de la mitología, como Jasón y Peleo, los argonautas, y Asclepio, el dios de la medicina y la curación.

Bajo su cuidado, Aquiles se alimentaba con una dieta que incluía entrañas de leones y cerdos salvajes, y médula de lobos, para fortalecerlo mientras que aprendía de cacería, así como de música y actividades intelectuales.

Además, según contaron algunos mitógrafos, cuando Peleo recibió un oráculo de que su hijo moriría luchando en Troya, lo escondió en la corte de Licomedes en Esciro, disfrazado de niña entre las numerosas hijas del rey, para evitar que se uniera a la batalla.

Aquiles y las hijas de Licomedes, pintado por Antonio Molinari circa 1680.

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Aquiles y las hijas de Licomedes, pintado por Antonio Molinari circa 1680.

Sin embargo, el destino estaba escrito y otra profecía se ocupó de que se cumpliera.

Cuando el adivino Calcas le dijo a los griegos que no podrían ganar la guerra para rescatar a la secuestrada Helena de las manos del príncipe Paris de Troya sin la ayuda de Aquiles, lo buscaron y lo encontraron.

Como dictó el destino

Lo que siguió fue épico, como nos ha venido contando Homero desde el siglo VIII a.C.

Los 51 días del último año de la guerra que nos narra «La Ilíada» empiezan con una colérica disputa entre Agamenón «el Atrida, rey de hombres, y el divino Aquiles» y termina con el funeral de Héctor, el hijo mayor del rey Príamo y el héroe más célebre de Troya, a quien Aquiles había matado en un duelo y arrastrado por días amarrado de su carroza.

Pero si bien nos cuenta mucho sobre el heroísmo, la fuerza y ​​la camaradería de Aquiles, además su furia, Homero no menciona su muerte, aunque Héctor la predice con su último aliento y la «Odisea» habla de su funeral.

Y el gran escritor griego en ningún momento menciona su talón (entre otras, tampoco habla del caballo de Troya).

El relato de la muerte del gran héroe quedó en manos de otros poetas, quienes narraron, por ejemplo, que se enfrentó luego al rey etíope Memnón, quien había acudido a apoyar a los troyanos, y lo mató en la batalla.

Contaron además, que se enamoró de la reina de las Amazonas, Pentesilea, cuando sus miradas se cruzaron en el momento en el que su lanza la atravesó… demasiado tarde.

Estatua de Aquiles herido por una flecha en el talón, la única parte vulnerable de su cuerpo.

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Estatua de Aquiles herido por una flecha en el talón, la única parte vulnerable de su cuerpo.

Y varios dijeron que Aquiles murió cuando una flecha, disparada por el príncipe troyano Paris, cuya fuga con la bella (y casada) Helena había desatado la guerra con los griegos, lo alcanzó.

En la que es quizás la historia más famosa de su fin, el héroe murió en el campo de batalla contra los troyanos.

En otra versión, estaba escalando las murallas de Troya y a punto de saquear la ciudad cuando ocurrió.

Otros relatos cuentan que Aquiles se había enamorado tanto de Polixena, la hija de Príamo, que aceptó desertar al bando troyano si el rey los dejaba casar. Así fue, pero cuando Aquiles fue al templo para ratificar el compromiso a los ojos de los dioses, París, escondido, le disparó.

Sin embargo la mayoría de las fuentes aseguran que fue el dios Apolo -quien apoyaba a los troyanos- el que guió la flecha hacia su punto vulnerable: el talón.

Sólo así logran vencer al guerrero que aparece en la primera línea de la «Ilíada», cuya ira pone en movimento toda la historia, ese semidiós, asesino, saqueador, malhumorado, temperamental, despiadado y cruel pero también aquel que es siempre el más rápido, más agudo, más grande, más brillante, más importante y más hermoso que otros hombres.

Pero aunque su madre, siendo inmortal, probablemente siga llorando su muerte, Aquiles lleva vivo en la memoria colectiva unos 28 siglos…

Imagen de portada:  GETTY IMAGES – Aquiles, el personaje central y guerrero más grande de la Ilíada de Homero.

FUENTE RESPONSABLE: BBC News Mundo. Por Dalia Ventura. Diciembre 2021.

Sociedad y Cultura/Salud/Grecia

El dramático juicio de Friné, la cortesana de la Antigua Grecia que se desnudó para salvar su vida.

«Friné frente al Areópago» de Jean-Léon Gerôme, una de las muchas obras de arte que inspiró esta historia.

Las cosas no iban bien para la defensa en el Areópago, ese lugar donde, según la leyenda, Ares, el dios de la guerra, había sido juzgado por los dioses y exonerado de ser condenado por dar muerte a Halirrotio, hijo de Poseidón, que había violado a una de sus hijas, Alcipe.

En este caso, la acusada enfrentaba uno de los cargos más graves que se podían imputar contra alguien: impiedad, una de las razones por las que el gran filósofo ateniense Sócrates había sido sentenciado a morir tomando cicuta.

Por más preparación y esfuerzo, era obvio que el talentoso Hespérides, uno de los diez oradores áticos (considerados los mejores oradores y logógrafos de la antigüedad clásica), no estaba logrando convencer al jurado.

Con la vida de su defendida -y su propia reputación- en juego, tomó medidas extremas.

«…como no conseguía nada con su discurso y era probable que los jueces la condenan, tras conducirla hasta un lugar bien visible y desgarrarle la túnica interior, dejándole el pecho desnudo, declama sus lamentaciones finales ante la visión que ella ofrecía…», cuenta el escritor Ateneo de Naucratis en «Banquete de los eruditos».

La del pecho desnudo

A quien había desnudado frente al jurado en ese lugar sagrado, que era regado con agua limpia antes de los juicios para recordarles a los presentes que todo lo que ahí entraba debía ser puro, era una hetaira.

Las hetairas eran una clase de cortesanas profesionales independientes de la Antigua Grecia que, además de cuidar su atractivo físico, cultivaban sus mentes y talentos en un grado mucho más alto de lo que se le permitía a la mujer ática promedio.

Entre ellas, la acusada se destacaba por su deslumbrante belleza, agudeza y riqueza.

"Friné" de Gustave Boulanger

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

El pintor francés Gustave Boulanger fue otro de los seducidos por la belleza de Friné.

Su nombre real era Mnēsarétē, que significa «conmemorando la virtud», pero era conocida como Friné, que significa «sapo» y parece un insulto, pero el apodo no se debía a sus facciones sino al color oliva de su piel.

Había nacido en el año 371 a.C. en Tespias, pero se mudó a Atenas y, con el tiempo, se convirtió en una celebridad tal que se escondía tras un velo de la vista del público.

«Friné era una mujer realmente hermosa, incluso en aquellas partes de su persona que generalmente no se veían; no era fácil verla desnuda, porque solía usar una túnica que cubría toda su persona, y nunca usaba los baños públicos», cuenta Ateneo.

Así, sólo los que pagaban podían verla… en carne y hueso.

Los que no podían darse ese lujo, tenían sin embargo la oportunidad de admirar sus atributos gracias a que era una modelo muy solicitada por pintores y escultores, incluido Praxíteles -el más renombrado escultor clásico ático del siglo IV a.C.-, quien la inmortalizó en una de las obras más famosas del arte de la Antigua Grecia.

Las Afroditas

Cuenta el enciclopedista romano Plinio el Viejo que alrededor del año 330 a.C., la isla griega de Cos le encargó a Praxíteles que hiciera una estatua de la diosa del amor, la belleza, el placer, la pasión y la procreación.

El artista esculpió no una sino dos: Afrodita vestida y Afrodita desnuda.

Los residentes de Cos se horrorizaron al ver la segunda, así que se quedaron con la primera. Pero sus vecinos de Cnidos no eran tan recatados y se quedaron con la diosa desvestida.

Afrodita de Cnidos

FUENTE DE LA IMAGEN – © MARIE-LAN NGUYEN

La estatua original se perdió, pero quedaron las copias.

Dice el historiador romano que al rey Nicomedes le gustó tanto la escultura desnuda de Praxíteles que le ofreció a Cnidos condonar sus deudas a cambio de ella.

Aunque los cnidarios se negaron, lograron pagar lo que debían gracias a que la Afrodita de Cnidos se convirtió en un imán turístico.

La figura reproducida en piedra también había vuelto rica a la mujer que la poseía.

Las murallas de Tebas

Además de sus atributos físicos, Friné era «una diosa de los juegos de palabras y el pensamiento práctico», según Ateneo, quien registra además que era posiblemente la mujer artífice de su propio éxito más rica de su tiempo.

Acumuló tanta riqueza que se ofreció a financiar la reconstrucción de las murallas de Tebas, que habían sido destruidas por Alejandro Magno en 336 a.C.

Pero exigió que las palabras «Destruido por Alejandro, restaurado por Friné la cortesana» se inscribieran en las paredes.

La idea de que una mujer -y encima una cortesana- reconstruya lo que Alejandro Magno había destruido era tan perturbadora para los patriarcas de la ciudad que prefirieron quedarse con las ruinas.

¿Y el juicio?

Hespérides había desnudado a Friné frente al jurado.

La cortesana estaba ahí porque, como contó Ateneo, «durante las festividades Eleusinas y las de Poseidón, a la vista de todos los panhelénicos se quitaba el manto, se soltaba la cabellera y entraba en el mar».

Los misterios de Eleusis era el más famoso de los ritos religiosos secretos de la antigua Grecia. Así imaginó el pintor polaco del siglo XIX a Friné durante el festival.

Si la estaban acusando de profanar el festival con su ofrenda, Hespérides les estaba mostrando el medio con el que había cometido el crimen.

Era un cuerpo tan perfecto que únicamente podía ser obra de los dioses, argumentó. Sería una falta de respeto a ellos privar al mundo de esa obra divina.

¿Cómo iban a condenar a una mujer que era tan hermosa que representaba a la diosa Afrodita?

«…y consiguió que los jueces sintieran un respeto reverencial hacia la ministra y sierva de Afrodita, concediendo por piedad religiosa que no se le diera muerte», dice Ateneo.

La verdad es que la historia del juicio de Friné ha sido recreada con base en escasos pasajes de escritos de la época y relatos de autores que no estuvieron presentes.

Se sabe que el juicio tuvo lugar y que el discurso de Hespérides en su defensa fue uno de los más admirados en la antigüedad, pero de él sobreviven apenas un puñado de fragmentos.

Hay incluso dudas sobre la causa, aunque no el cargo, y otra versión del final, en la que Friné misma, con toda su ropa puesta, habla con cada uno de los miembros del jurado y los convence de su inocencia.

Nada de eso impidió que el dramático litigio inspirara varias obras de arte, desde pinturas como las que adornan este artículo y varios otros, hasta esculturas de artistas como el estadounidense Albert Weine.

Poetas como Charles Baudelaire, Francisco de Quevedo y Rainer Maria Rilke escribieron pensando en ella, el francés Camille Saint-Saëns creó una ópera que lleva su nombre, «Friné», y el italiano Mario Bonnard dirigió una película sobre la cortesana.

Un espléndido legado del juicio, a pesar de que no tengamos pruebas más allá de cualquier duda fundada de la veracidad de los hechos.

Imagen de portada: Gentileza de GETTY IMAGES

FUENTE RESPONSABLE: BBC News Mundo por Dalia Ventura

Sociedad/Cultura/Historia/Arte/Grecia/Mujer

 

Encierro y salud mental, ¿cómo es la vida de los refugiados en la isla de Samos?

Esto es algo que he recibido en la fecha; y me siento obligado moralmente porque cuando hablamos de los millones de desplazados en el mundo; los gobiernos y en este caso la U.E. en particular, los sigue tratando como parias….Mil disculpas. Gracias a quien lo lea y difunda. Saludos cordiales.

Tres psicólogas de nuestro equipo de salud mental de MSF explican porqué el nuevo centro es otro símbolo del rechazo total a las personas refugiadas y de su derecho a solicitar asilo.

Nuevo centro de asilo para refugiados en Samos, Grecia.MSF/Evgenia Chorou

COMPARTIR 

Por Eva Papaioannou, Eva Petraki y Betty Siafaka, psicólogas que forman el equipo de salud mental de MSF en la isla de Samos, Grecia.

El 18 de septiembre, la Unión Europea y el gobierno de Grecia inauguraron un nuevo centro para solicitantes de asilo en un lugar remoto llamado Zervou, en la isla griega de Samos. No cabe duda de que este nuevo centro solo deshumanizará y marginará aún más a personas que buscan protección en la Unión Europea (UE).

Se han gastado millones de euros en la construcción de esta instalación que cuenta con vallas de alambre de púas de grado militar y sistemas de vigilancia avanzados. Todo esto para detener a personas cuyo único “delito” es buscar seguridad y estabilidad. Además de los rechazos masivos de solicitudes de asilo, este nuevo centro es otro símbolo del rechazo total a las personas refugiadas y de su derecho a solicitar asilo

Desde hace meses, las y los pacientes en nuestra clínica de Médicos Sin Fronteras (MSF) en Samos acuden a sus citas con el temor de que se les encierre en el nuevo centro, sintiéndose completamente abandonados e indefensos.

Para quienes sobrevivieron a la tortura, el nuevo centro altamente controlado no solo significará la pérdida de libertad, sino también revivir las experiencias traumáticas del pasado.

La mayoría de nuestras y nuestros pacientes de salud mental en Samos presentan síntomas de depresión y trastorno de estrés postraumático. Entre abril y agosto de 2021, un sorprendente 64 por ciento de nuevos pacientes que llegaron a nuestra clínica de salud mental presentaron pensamientos suicidas, y el 14 por ciento estaban en riesgo real de suicidio.

Como psicólogas que trabajamos con las personas que están en la primera línea de las políticas migratorias más estrictas de Europa, diariamente atestiguamos el deterioro de su bienestar físico y mental. La apertura del nuevo campo-prisión cambia la identidad colectiva de las personas refugiadas, su autoestima e imagen: su dignidad. Europa les está destrozando.

msb91421_samos_grecia_nuevo_centro_asilo_prision_msf.jpg

Stephen Cornish, director general de MSF Suiza, observa el nuevo campo-prisión construido en la isla de Samos, Grecia.Stephen Cornish, director general de MSF Suiza, observa el nuevo campo-prisión construido en la isla de Samos, Grecia. © MSF/Evgenia Chorou

¿Qué quieren que le digamos a un joven que, aunque no ha cometido ningún delito, se ve obligado a permanecer encerrado en un centro parecido a una cárcel?

Uno de nuestros pacientes, un joven de 19 años de Malí, que lleva dos años atrapado en Samos, fue obligado a abandonar su casa hace unos años porque estaba siendo torturado. Comenzó su viaje a Europa con la esperanza de una vida mejor y un lugar seguro.

Pero ahora experimenta una frustración extrema y duda de su propia existencia. Sus preocupaciones por el nuevo centro ya han provocado una serie de reacciones psicoemocionales. ¿Por cuánto tiempo más podrá verse a sí mismo soportando todo este dolor y frustración?

Cuando le preguntamos qué le gustaría tener, su respuesta es: “Mi libertad. Hasta ahora fui un refugiado, ahora también voy a ser un prisionero”.

La incertidumbre, el desprecio total por la vida humana y la falta de protección efectiva para las personas solicitantes de asilo, plantean serias preguntas que las autoridades griegas o europeas no responden. ¿Cuál es el resultado de todo esto? Los síntomas depresivos y de estrés de nuestras y nuestros pacientes se deterioran cada día.

Felicite*, una paciente psiquiátrica en nuestra clínica desde febrero de 2021, es una sobreviviente de la mutilación genital femenina, un matrimonio infantil forzado a los 14 años y violencia física y sexual extrema durante muchos años por parte de su esposo, 30 años mayor que ella. Es una víctima reconocida de la trata de personas, y ahora lleva dos años en Samos.

Su solicitud de estatus como refugiada ya ha sido rechazada en dos ocasiones, por lo que no tiene acceso a los servicios básicos que se brindan dentro del campo, como los alimentos. Lleva cuatro meses esperando una nueva decisión sobre su posterior solicitud de asilo.

Se pregunta, con razón: «¿Me moriré de hambre?».

Para las personas que sufren estas violentas políticas migratorias, la apertura de este nuevo centro marca un “final”: el final del sentido de la vida, de su paciencia, de cualquier libertad rudimentaria que tuvieran. El fin de cualquier oportunidad de participar en actividades “normales”, como ir a pasear por la playa o a la plaza con sus hijos, o al supermercado de la ciudad.

Nos avergonzamos de Europa y de los valores que dice tener, que no parecen aplicarse a nuestras y nuestros pacientes aquí en Samos.

¿Qué tan fácil sería cambiar esta narrativa y dar un nuevo significado a la vida de cientos de personas que buscan protección internacional en Europa, si hubiera voluntad política y respeto por la dignidad humana?

msb91399_samos_grecia_msf-staff_conversacion_refugiado_campo.jpg

Director general de MSF Suiza (derecha), habla con Ali Al Ahmed (centro), un sirio de 30 años que vive en el campo de refugiados de Vathy en Samos desde noviembre de 2019.Director general de MSF Suiza (derecha), habla con Ali Al Ahmed (centro), un sirio de 30 años que vive en el campo de refugiados de Vathy en Samos desde noviembre de 2019. © MSF/Evgenia Chorou

Como psicólogas, todos los días escuchamos las singulares trayectorias personales de las víctimas; admiramos su capacidad de resiliencia y estamos para brindarles un espacio seguro, para permitirles apoyarse en alguien y compartir sus miedos y ansiedades sobre lo que ya sucedió y lo que les depara en el futuro.

Pero mientras se repitan los mismos errores y las mismas políticas que han creado este sufrimiento, no podremos ayudar realmente a estas personas. Simplemente nos quedaremos aquí y continuaremos enseñando a nuestras y nuestros pacientes a sobrevivir. No a vivir ni a cerrar sus heridas, solo a sobrevivir.

Para poder ayudar eficazmente a nuestras y nuestros pacientes, Europa y Grecia primero deben garantizar alternativas dignas a los campos, permitir el acceso a un procedimiento de asilo justo y digno, y garantizar una atención sanitaria adecuada y adaptada a las necesidades de las personas que huyen de la violencia, los conflictos y el trauma.

* El nombre ha sido cambiado.

El juicio de Agnódice por «seducir a sus pacientes» provocó una rebelión de mujeres en la antigua Grecia.

Estaba entre la espada y la pared. Tenía que demostrarles que estaban equivocados, revelándose la verdad… aunque hacerlo significaba la muerte.

Corría el siglo IV a.C. y Agnódice estaba en el banquillo de los acusados. Un grupo de médicos había presentado cargos en su contra argumentando que seducía a las mujeres que eran sus pacientes, y peor, que hasta había violado a dos, penetrándolas.

El veredicto del Consejo del Areópago había sido «culpable».

No le quedaba más remedio. Agnódice levantó la túnica y, sin necesidad de palabras, les dejó saber que era mujer, no hombre, como había hecho creer.

Sabía que la revelación sería considerada como un delito peor que haber seducido o hasta violado a sus pacientes.

En la facultad de Medicina de la Universidad de París Descartes está inmortalizado en piedra el momento en el que Agnódice se desnuda en el Areópago.

«¡Una mujer, practicando medicina!», exclamaron algunos, como escupiendo las palabras.

Les había dado la razón perfecta para ejecutarla.

El crimen

Esa razón era la misma por la que sus pacientes la habían preferido.

Era un secreto guardado por ella y aquellos a quienes había ayudado pues en esa época estaba prohibido que las mujeres practicaran medicina.

No siempre había sido así.

No mucho antes de que Agnódice decidiera dedicarse a la partería, la práctica era considerada como una profesión honorable en la civilización griega.

Una de las célebres parteras era Fanáreta, la madre del filósofo Sócrates (470-399 a.C.).

Sócrates

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

La madre de Sócrates, el primer filósofo moral de la tradición ética occidental del pensamiento, era una célebre partera.

Y aunque el contemporáneo más famoso de Sócrates, Hipócrates (460-380 a.C.), el padre de la medicina moderna, no admitía mujeres en su escuela primaria de medicina en su isla natal de Cos, al parecer sí les permitía estudiar temas obstétricos y ginecológicos en sus otras instalaciones de enseñanza.

Sin embargo, los atenienses poderosos no veían con buenos ojos que las matronas acumularan tan impresionante gama de conocimientos y talentos en un campo relacionado con la reproducción de sus herederos.

Así que decidieron prohibir que las mujeres practicaran la partería y la medicina, so pena de muerte.

Fue un golpe terrible, no solo para las comadronas que se quedaron sin medios de subsistencia, sino también para las mujeres cuyos partos, sin la guía de una partera, a menudo terminaban en desastre.

Timidez

La Grecia antigua era una sociedad que valoraba mucho la modestia femenina, y eso hizo que la transición de las matronas a los médicos varones no fuera fácil.

Mujeres griegas

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

La modestia era muy valorada, así que la idea de que fueran hombres los que examinaran a las mujeres no fue bien recibida.

A pesar de los avances de la medicina introducidos por Hipócrates y de la voluntad de los hombres recién entrenados para hacerse cargo del cuidado de las mujeres, estas se negaron rotundamente a permitir que los médicos las examinaran o ayudarán en el momento de dar a luz.

Desde el punto de vista de los doctores, las mujeres eran criaturas obstinadas, sin interés en su propio tratamiento o salud y responsables por el número cada vez mayor de muertes relacionadas con el parto.

Sin embargo, lo que demostró la osadía de Agnódice fue que todo ese sufrimiento podría haberse evitado si no se hubiese prohibido la partería.

Ella

Agnódice quería estudiar medicina y practicar partería desde pequeña. Cuando le cerraron las puertas por ser mujer, se cortó el cabello, se puso ropa de hombre y se fue de Atenas a Alejandría a estudiar con uno de los seguidores de Hipócrates.

Herófilo de Calcedonia en "A Medicina Científica" (1906) del artista portugués José Maria Veloso Salgado

Herófilo de Calcedonia, que aparece en esta pintura del artista portugués José Maria Veloso Salgado en el extremo derecho con una mano levantada y la otra en el cuerpo en el que está trabajando, fue maestro de Agnódice creyendo que era hombre.

Fue nada menos que el primer anatomista, Herófilo de Calcedonia (335-280 a.C.), cofundador de la legendaria escuela de medicina en Alexandria, quien le impartió su sabiduría médica sin saber que era mujer.

Tras su regreso a Atenas, ya graduada, Agnódice trató de atender un parto particularmente difícil.

La mujer se negaba a dejarse ver por los médicos, a pesar de su agonía. Desesperada por ayudar, Agnódice levantó su túnica para revelar sus pechos; al verlos, la paciente, aliviada, le permitió ayudarla.

Agnódice

FUENTE DE LA IMAGEN – WELLCOME COLLECTION

Mostrar quién era realmente le permitió salvar la vida de la mujer y su bebé.

El secreto de Agnódice se difundió rápidamente entre las mujeres y su práctica creció tanto que los otros médicos se molestaron.

Por eso empezaron a hacer correr el rumor de que seducía y corrompía a las esposas de otros hombres, y levantaron falsos testimonios para acusarla de violación sexual con penetración a dos pacientes.

Volvamos al juicio

Era indudable que Agnódice había violado la ley, y quienes estaban presentes en el juicio sabían cuál era el castigo.

Pero un gran obstáculo lo impidió: una multitud furiosa de mujeres atenienses acaudaladas, a quienes Agnódice había ayudado, entre ellas esposas de médicos y políticos que la habían acusado, exigieron su liberación.

Sin ella, afirmaron, muchas de ellas estarían muertas o morirían en el futuro.

Si ejecutaban a Agnódice, declararon, «todas moriremos con ella».

La rebelión resultó no solo en la liberación de Agnódice sino también en la anulación de la ley que prohibía a las mujeres practicar la medicina, siempre y cuando solo trataran a pacientes del mismo género.

Antes de irnos, es importante señalar que esta es una de las varias historias que siempre ha sido, y probablemente siempre será, un misterio histórico.

Algunos eruditos creen firmemente que es un hecho histórico, mientras que otros creen que pertenece al reino de los mitos y las leyendas.

Probablemente nunca sabremos cuál es la verdad.

Imagen de portada: Gentileza de BBC News Mundo

FUENTE RESPONSABLE: BBC News Mundo por Dalia Ventura

Historia/Grecia/Salud