Psyche de la NASA nos es una nave cualquiera, utilizará propulsión eléctrica para viajar al Cinturón de Asteroides.

Si deseas profundizar en el tema; por favor cliquea en donde está escrito en “negrita”. Muchas gracias.

En agosto de 2022, si todo va según lo planeado, un cohete Falcon Heavy de SpaceX pondrá en el espacio la nave Psyche de la NASA. Si bien el Falcon Heavy utilizará combustión para salir de la Tierra, la nave en sí no lo hará, pues depende esencialmente de propulsores eléctricos y paneles solares. Para viajar… alrededor de 2.400 millones y a velocidades de hasta 320.000 kilómetros.

Una vez la nave espacial llegue al espacio desplegará sus enormes paneles solares, que le permitirá acaparar toda la energía solar posible para convertirla en electricidad. Esta se utiliza posteriormente en conjunto con los cuatro propulsores Hall de la NASA que llevará incorporada la nave. Son unos propulsores especiales.

Los cuatro propulsores eléctricos de Psyche.

Dentro de la nave la NASA cargará un total de 922 kilogramos de xenón, el gas neutro que le permitirá a la nave impulsarse por el espacio. Los cuatro propulsores de la nave utilizan campos magnéticos para acelerar y expulsar átomos ionizados de xenón. Esta expulsión crea uno (ligero, muy ligero) impulso con haces de luz azulada.

Si bien el empuje es mínimo, es más que suficiente para que la nave acelera en el espacio profundo sin resistencia atmosférica alguna que la frene. Recordemos que en el espacio no es tanto cuestión de fuerza como de inteligencia, a fin de cuentas podemos hasta lanzar satélites que orbiten la Tierra a mano. De hecho, se espera que la nave alcance velocidades de hasta 320.000 kilómetros en su trayectoria.

Psyche para estudiar… Psyche

Pero, ¿a dónde va Psyche? Pues precisamente a Psyche, un asteroide con el mismo nombre y viejo conocido por estos lares, como ya vimos cuando la NASA y SpaceX se aliaron para estudiarlo. Es un asteroide de particular interés por estar repleto de metales en su interior. Como ejercicio de curiosidad, con un tamaño aproximado de 225 km de ancho y repleto de hierro y níquel, se calcula que su valor es de (ahí vamos) 10.000.000.000.000.000.000 dólares. Unas diez veces la economía mundial.

La composición íntegramente de metales da a entender a los investigadores de que se trata de un núcleo planetesimal, es decir, la fase temprana del origen de un planeta rocoso. No sería de extrañar, a fin de cuentas se encuentra en el Cinturón de Asteroides, el “límite” del sistema solar a partir de donde lo que encontramos ya son planetas gaseosos y no sólidos.

Diferentes vistas de 16 Psyche tomadas por HARISSA. Vía ESO.

Cuando Psyche (nave) llegue a Psyche (asteroide), podremos saber con más certeza cómo es esta composición y nos permitirá entender mejor la formación de los planetas. Actualmente es apenas un punto de luz en los telescopios que tenemos. En 2026, cuando llegue a su destino la nave, tendrá que acoplarse a la órbita del asteroide y a partir de ahí desplegar sus instrumentos de análisis.

Imagen de portada: Gentileza de Xalaka

FUENTE RESPONSABLE: Xalaka/Asteroides/NASA/ESPACIO

 

¿Seguiríamos viéndonos a nosotros mismos como ‘humanos’ si otras especies de homínidos como los neandertales no se hubieran extinguido? Final.

Por favor; cliquea en donde está escrito en “negrita y subrayado”,  ya que encontrarás información importante sobre esta entrada. Muchas gracias.

Hay tantas cosas sobre los neandertales que no sabemos y nunca lo sabremos. Pero si eran tan parecidos a nosotros en sus esqueletos y su comportamiento, es razonable suponer que pueden haber sido como nosotros en otras formas que no dejan un registro: que cantaron y bailaron, que temieron a los espíritus y adoraron a los dioses, que se maravillaban de las estrellas, contaban historias, se reían con amigos y amaban a sus hijos. En la medida en que los neandertales eran como nosotros, debían haber sido capaces de actos de gran bondad y empatía, pero también de crueldad, violencia y engaño.

neandertal

Se sabe mucho menos sobre otras especies, como los denisovanos, el Homo rhodesiensis y los sapiens extintos, pero es razonable suponer por sus grandes cerebros y cráneos de aspecto humano que también se parecían mucho a nosotros.

Amor y guerra

Admito que esto suena especulativo, pero por un detalle. El ADN de los neandertales, denisovanos y otros homínidos se encuentra en nosotros. Los conocimos y tuvimos hijos juntos. Eso dice mucho sobre lo humanos que eran.

No es imposible que el Homo sapiens se llevará cautivas a las mujeres neandertales, o viceversa. Pero para que los genes neandertales ingresaran a nuestras poblaciones, no solo teníamos que aparearnos, sino también criar hijos con éxito, que crecieron para criar a sus propios hijos. Eso es más probable que suceda si estos emparejamientos son el resultado de matrimonios mixtos voluntarios. La mezcla de genes también requirió que sus descendientes híbridos fueran aceptados en sus grupos, para ser tratados como completamente humanos.

Estos argumentos son válidos no solo para los neandertales, diría yo, sino para otras especies con las que nos cruzamos, incluidos los denisovanos y los homínidos desconocidos en África. Lo que no quiere decir que los encuentros entre nuestra especie fueran sin prejuicios o totalmente pacíficos. Probablemente fuimos responsables de la extinción de estas especies. Pero debe haber habido ocasiones en las que miramos más allá de nuestras diferencias para encontrar una humanidad compartida.

Finalmente, es revelador que si bien reemplazamos a estos otros homínidos, esto llevó tiempo. La extinción de neandertales, denisovanos y otras especies llevó cientos de miles de años. Si los neandertales y los denisovanos fueran realmente estúpidos, brutos gruñones, carentes de lenguaje o pensamientos complejos, es imposible que hubieran podido mantener a raya a los humanos modernos tanto tiempo como lo hicieron.

El borde humano

¿Por qué, si eran tan parecidos a nosotros, los reemplazamos? No está claro, lo que sugiere que la diferencia fue algo que no deja marcas claras en fósiles o herramientas de piedra. Quizás una chispa de creatividad, una forma de hablar, un don para las herramientas, habilidades sociales, nos dio una ventaja. Cualquiera que sea la diferencia, fue sutil, o no nos habría tomado tanto tiempo ganar.

Si bien no sabemos exactamente cuáles fueron estas diferencias, nuestra forma distintiva de cráneo puede ofrecer una pista. Los neandertales tenían cráneos alargados, con enormes crestas en las cejas.

Un cráneo humano (izquierda) junto a uno de neandertal.

Los seres humanos tienen un cráneo bulboso, con forma de balón de fútbol, y carecen de arcos en las cejas. Curiosamente, la peculiar cabeza lisa y redonda del Homo sapiens adulto se ve en los neandertales jóvenes , e incluso en los monos bebés . Del mismo modo, los cráneos juvenilizados de animales salvajes se encuentran en los domesticados, como los perros domésticos: el cráneo de un perro adulto se asemeja al cráneo de un cachorro de lobo. Estas similitudes no son sólo superficiales. Los perros se comportan como lobos jóvenes: [menos agresivos] y más juguetones.

Mi sospecha, sobre todo una corazonada, es que la ventaja del Homo sapiens podría no ser necesariamente una inteligencia bruta, sino diferencias de actitud. Como los perros, podemos retener comportamientos juveniles, cosas como alegría, apertura para conocer gente nueva, menor agresividad, más creatividad y curiosidad. Esto, a su vez, podría habernos ayudado a hacer nuestras sociedades más grandes, más complejas, colaborativas, abiertas e innovadoras, que luego superaron a las de ellos.

¿Pero, qué es esto?

Hasta ahora, he esquivado una pregunta importante, posiblemente la más importante. Está muy bien discutir cómo evolucionó nuestra humanidad, pero ¿qué es la humanidad? ¿Cómo estudiarlo y reconocerlo sin definirlo?

La gente tiende a asumir que hay algo que nos diferencia fundamentalmente de otros animales. La mayoría de la gente, por ejemplo, tiende a pensar que está bien vender, cocinar o comer una vaca, pero no hacer lo mismo con el carnicero. Esto sería, bueno, inhumano. Como sociedad, toleramos exhibir chimpancés y gorilas en jaulas, pero nos sentiríamos incómodos haciéndonos esto entre nosotros. Del mismo modo, podemos ir a una tienda y comprar un cachorro o un gatito, pero no un bebé.

Las reglas son diferentes para nosotros y para ellos. Incluso los activistas acérrimos por los derechos de los animales defienden los derechos de los animales para los animales, no los derechos humanos. Nadie propone dar a los simios el derecho a votar o presentarse a cargos públicos. Inherentemente nos vemos a nosotros mismos ocupando un plano moral y espiritual diferente. Podríamos enterrar a nuestra mascota muerta, pero no esperaríamos que el fantasma del perro nos persiga o que encuentre al gato esperando en el cielo.

Y, sin embargo, es difícil encontrar pruebas de este tipo de diferencia fundamental.

Foto: AFP

La palabra humanidad implica cuidar y tener compasión por los demás, pero podría decirse que esa es una cualidad de mamíferos, no humana. Una madre gata cuida a sus gatitos y un perro ama a su amo, quizás más que cualquier humano. Las orcas y los elefantes forman lazos familiares de por vida. Las orcas lloran por sus crías muertas y se ha visto a los elefantes visitando los restos de sus compañeros muertos. Las vidas y las relaciones emocionales no son exclusivas de nosotros.

Quizás sea la conciencia lo que nos distingue. Pero los perros y gatos ciertamente parecen conscientes de nosotros: nos reconocen como individuos, como nosotros los reconocemos a ellos. Nos entienden lo suficientemente bien como para saber cómo hacer que les demos comida, o dejarlos salir, o incluso cuando hemos tenido un mal día y necesitamos compañía. Si eso no es conciencia, ¿qué es?

Podríamos señalar que nuestros grandes cerebros nos distinguen, pero ¿eso nos hace humanos? Los delfines mulares tienen cerebros algo más grandes que nosotros. Los cerebros de los elefantes son tres veces más grandes que los nuestros; orcas, cuatro veces; y cachalotes, cinco veces. El tamaño del cerebro también varía en los humanos. Albert Einstein tenía un cerebro relativamente pequeño, más pequeño que el neandertal, el denisovano o el Homo rhodesiensis promedio, ¿era menos humano? Algo que no sea el tamaño del cerebro debe hacernos humanos, o tal vez haya más cosas en la mente de otros animales, incluidos los homínidos extintos, de lo que pensamos.

einstein

Podríamos definir a la humanidad en términos de capacidades cognitivas superiores: arte, matemáticas, música, lenguaje. Esto crea un problema curioso porque los humanos varían en qué tan bien hacemos todas estas cosas. Soy menos inclinado a las matemáticas que Stephen Hawking, menos literario que Jane Austen, menos inventivo que Steve Jobs, menos musical que Taylor Swift, menos articulado que Martin Luther King. En estos aspectos, ¿soy menos humano que ellos?

Si ni siquiera podemos definirlo, ¿cómo podemos realmente decir dónde comienza y dónde termina, o que somos únicos? ¿Por qué insistimos en tratar a otras especies como inherentemente inferiores, si no estamos exactamente seguros de qué nos hace ser nosotros?

Tampoco somos necesariamente el punto final lógico de la evolución humana. Éramos una de las muchas especies de homínidos, y sí, ganamos. Pero es posible imaginar otro curso evolutivo, una secuencia diferente de mutaciones y eventos históricos que lleven a los arqueólogos neandertales a estudiar nuestros extraños cráneos con forma de burbujas, preguntándose qué tan humanos éramos.

La naturaleza de la evolución significa que los seres vivos no encajan en categorías ordenadas. Las especies cambian gradualmente de una a otra, y cada individuo de una especie es ligeramente diferente, lo que hace posible el cambio evolutivo. Pero eso dificulta definir la humanidad.

Foto: Reuters

Los dos somos diferentes a otros animales debido a la selección natural, pero nos gustamos por nuestra ascendencia compartida; lo mismo, pero diferente. Y los humanos somos a la vez similares y diferentes, unidos por un ancestro común con otros Homo sapiens, diferentes debido a la evolución y la combinación única de genes que heredamos de nuestras familias o incluso de otras especies, como los neandertales y los denisovanos.

Es difícil clasificar los seres vivos en categorías estrictas, porque la evolución cambia constantemente las cosas, creando diversas especies y diversidad dentro de las especies.

Y qué diversidad es.

Es cierto que, de alguna manera, nuestra especie no es tan diversa. El Homo sapiens muestra menos diversidad genética que la cepa bacteriana promedio; nuestros cuerpos muestran menos variación en la forma que las esponjas, las rosas o los robles. Pero en nuestro comportamiento, la humanidad es tremendamente diversa. Somos cazadores, agricultores, matemáticos, soldados, exploradores, carpinteros, criminales, artistas. Hay tantas formas diferentes de ser humano, tantos aspectos diferentes de la condición humana, y cada uno de nosotros tiene que definir y descubrir qué significa ser humano. Irónicamente, esta incapacidad para definir a la humanidad es una de nuestras características más humanas.

* Nicholas R. Longrich, profesor titular de Paleontología y Biología Evolutiva, Universidad de Bath

Imagen de portada: Gentileza de The Conversation

FUENTE RESPONSABLE: The Conversation por Nicholas R. Longrich

Antropología/Evolución/Ciencia/Investigación/Descubrimientos

Para tod@s ustedes; amig@s virtuales amantes de las letras…

El reactor experimental que podría darle a China el “santo grial” de la energía nuclear.

China tiene unas 50 plantas nucleares, pero ninguna como la que está probando en Huawei.

Lo que está a punto de probar China es pequeño, pero tiene una enorme importancia para el futuro energético de ese país y del mundo.

Cerca de la ciudad de Wuwei (provincia de Gansu, centro-norte) será puesto en marcha un reactor nuclear de unos tres metros de alto y con capacidad para generar dos megavatios, lo cual es suficiente para alimentar unas 1.000 viviendas.

Generar tan poca energía no parece ser un buen negocio para la inversión de cientos de millones de dólares que ha hecho China en este programa energético.

Pero es el tipo de reacción nuclear y el procesamiento que pondrá a prueba lo que tiene al borde de la silla a científicos del mundo que esperan ver sus resultados.

“La pregunta de hoy es: ¿Están las tecnologías de soporte preparadas para hacer del Reactor de Sal Fundida (RSF) la tecnología de próxima generación?”, dice el ingeniero nuclear Charles Forsberg, del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) de EE.UU.

“La prueba china es importante porque es el primer paso para repensar el camino de la energía nuclear: si las cosas han cambiado y ahora hay otra dirección”, explica a BBC Mundo.

Sal fundida y torio

Una de las mejores fuentes para producir electricidad -a pesar de su imagen afectada por accidentes como Chernóbil o Fukushima- ha sido desde su invención la energía nuclear.

Genera más electricidad que otras, casi no emite dióxido de carbono, garantiza un suministro continuo, usa combustibles relativamente accesibles y sus desechos son mucho más controlables que los de otras fuentes.

La mayoría de las centrales nucleares del mundo utilizan el uranio como combustible.

Una planta nuclear

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Las plantas de energía termodinámica producen vapor, pero no dióxido de carbono.

Pero lo que están probando en China es un método que, aunque no es nuevo, nunca se había puesto a prueba a una escala tan importante.

Están empleando sal fundida de fluoruro en combinación con torio, el cual es un elemento químico que se encuentra en minerales y que es “cuatro veces” más abundante en el planeta que el uranio, señala Forsberg.

En un reactor, ambos elementos se combinan para producir una reacción física (fisión) que genera más calor que la emanada del uranio-235/238 combinado con plutonio del método tradicional.

“Los RSF suministran calor a temperaturas más altas que otros reactores, entre 600 y 700° C. El calor a temperaturas más altas es más valioso”, indica Forsberg.

Diagrama del reactor de sal fundida

Otra ventaja, según la teoría, es que los desechos radiactivos se pueden eliminar en el mismo proceso, lo que evita que puedan caer en manos equivocadas, como los fabricantes de armas nucleares.

Y ya que este tipo de proceso no requiere agua, como en las plantas nucleares que usan uranio-235, los RFS pueden ser construidos en lugares apartados y así evitar cualquier posible riesgo para la población, como los vistos en Chernóbil o Fukushima.

Todo eso ha hecho que esta sea descrita como el “santo grial” de las fuentes de energía.

Pelets de torio

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

El torio es cuatro veces más abundante en la tierra que el uranio.

Pero los expertos dicen que todo esto está aún por comprobarse en la prueba china, de ahí que sea tan importante.

“Con la necesidad crítica de reducir las emisiones de carbono y la creciente demanda mundial de electricidad, es urgente comercializar tecnologías avanzadas de reactores”, señala el ingeniero nuclear Everett Redmond, del Instituto de Energía Nuclear de EE.UU., a BBC Mundo.

Para Forsberg, “el reactor de sales fundidas con torio/uranio-233 es el camino no tomado” en la industria eléctrica que usa una fuente nuclear.

“Existen grandes ventajas potenciales en materia de seguridad y gestión de residuos, pero importantes desafíos técnicos”, señala el científico del MIT.

¿Qué es lo que viene?

China reveló en agosto pasado que está por realizar las primeras pruebas en su reactor experimental construido en el desierto del Gobi, en la provincia de Gansu.

El gigante asiático ha invertido unos 3.000 millones de yuanes (US$500 millones) en un programa iniciado en 2011 para investigar el uso de sal fundida y torio/uranio-233.

El reactor construido y operado por el Instituto de Física Aplicada de Shanghái (IFAS) es el primero en intentarlo para un uso comercial: el suministro de electricidad.

Una planta nuclear en construcción en China

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

China ha construido múltiples plantas de energía, pero la de la provincia de Gansu es única en el mundo.

Otros países ya habían experimentado hace décadas este proceso, pero se quedaron solo en ensayos porque no existía la tecnología necesaria para manejarlo.

No solo requieren que la fisión nuclear funcione bien, sino que el proceso para obtener el calor y transportarlo a una planta termodinámica trabaje adecuadamente. Y que las pruebas de fallas sean controlables.

“Muchos de los desafíos del RFS han desaparecido debido a los avances en otros campos durante 50 años”, como la tecnología de bombeo necesaria para este tipo de reactor, la cual ya se usa en plantas solares, explica Forsberg.

Lo que los operadores del IFAS esperan es que todo salga como está planeado para llevar la tecnología a una escala más grande.

¿Por qué es futurista?

La energía que genere el reactor experimental de Wuwei tendrá una capacidad mínima de 2 megavatios para abastecer un millar de casas.

El plan es que para 2030 sea construido un reactor que genere alrededor de 370 megavatios, una capacidad que daría electricidad a más de 185.000 viviendas.

Al generar una mayor temperatura, cercana a los 700° C., un RSF se vuelve más valioso para la industria eléctrica.

Una planta solar en Gansu

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

En el mismo desierto de la provincia de Gansu, China ya tiene varios proyectos que buscan sustituir a las energías contaminantes.

“El calor a temperatura más alta da como resultado ciclos de energía más eficientes: una fracción mayor de calor se convierte en más electricidad”, explica el científico del MIT.

Y ya que en teoría su construcción tiene un costo similar a otras centrales nucleares ya existentes, el beneficio aumenta.

“Si dos reactores tienen características de costo idénticas, el reactor que produce temperaturas más altas produce un producto más valioso”, señala Forsberg.

China se aseguraría entonces poseer la tecnología más avanzada, segura y limpia, para la generación de energía del mundo.

No exclusiva, pues Redmond explica que en EE.UU. algunas firmas están también buscando crear reactores de sales fundidas. Pero sí probada.

“Todos los diseños de reactores avanzados tienen un gran potencial, por eso apoyamos y alentamos el desarrollo acelerado, la demostración y el despliegue comercial de tecnologías de reactores avanzados”, dice Redmond.

Aun así, los científicos que están atentos a lo que sucede en China aún tienen sus preguntas, ¿funcionará?

Pero sólo el hecho de que una idea concebida hace décadas está por ser puesta a prueba los mantiene con los ojos en el pequeño reactor de Wuwei.

Imagen de portada: Gentileza de GETTY IMAGES

FUENTE RESPONSABLE: Redacción BBC News Mundo

China/Reactor nuclear/Torio y sal fundida/Investigación/Ciencia

El científico latinoamericano que resolvió un misterio genético gracias a un artefacto egipcio de 2.000 años de antigüedad (y por qué importa para el futuro).

Óscar Pérez Escobar: “La arqueo genómica es como una máquina del tiempo, donde uno tiene una oportunidad casi única de volver al pasado”.

Es como una fascinante historia de detectives, le dice a BBC Mundo el investigador colombiano Óscar A. Pérez Escobar.

El científico de Kew Gardens, el Jardín Botánico de Londres, y sus colegas revelaron cómo fue siglos atrás la compleja “vida amorosa” de una planta.

Y lo hicieron gracias a un objeto que alguien enterró, hace más de 2.000 años, en un cementerio egipcio de animales momificados.

Descifrar los secretos genéticos de ese artefacto permitió develar cómo fue la domesticación de un cultivo que consumen millones de personas: la palma dátil.

Y esta información es crucial para el futuro, dijo el investigador.

El Dr. Pérez Escobar es uno de los autores principales del nuevo estudio sobre este hallazgo, que se publicó en la revista Molecular Biology and Evolution y fue fruto de un esfuerzo internacional. Los investigadores de Kew trabajaron en cooperación con 15 instituciones de cuatro continentes.

El estudio es una aplicación de la llamada “arqueo genómica”, una ciencia que el científico compara a una “máquina del tiempo”.

Pérez Escobar habló con BBC Mundo sobre el hallazgo, su importancia ante el cambio climático y la vocación que descubrió entre orquídeas en los bosques de niebla de Colombia.

line

¿Dónde fue hallado el artefacto egipcio que reveló, como tú dices, “la vida amorosa” de esta planta hace miles de años?

El objeto que estudiamos fue encontrado en la necrópolis animal de Saqqara, en Egipto. El lugar es de gran interés arqueológico porque allí se han encontrado millones de animales momificados, entre otros artefactos, que han permitido entender los modos de vida y evolución de sociedades egipcias en diferentes períodos de tiempo.

Artefacto de 2.100 años de antigüedad de hojas de palma dátil

FUENTE DE LA IMAGEN – GENTILEZA ÓSCAR PÉREZ ESCOBAR

El artefacto de 2.100 años de antigüedad se encuentra actualmente en la Colección de Botánica Económica del Jardín Botánico de Londres, Kew Gardens.

El artefacto tiene una antigüedad de 2.100 años según análisis de datación de isótopos de Carbono-14.

Fue encontrado durante un expedición conducida en 1971 por la Sociedad de Exploración Egipcia (ahora Ministerio de Antigüedades Egipcias) y fue estudiado por primera vez por el botánico inglés Frank Nigel Hepper, quien estaba asociado a Kew en esa época. El objeto fue donado por la Sociedad de Exploración Egipcia a Kew para investigaciones científicas.

En el estudio describen el artefacto como misterioso. ¿Se sabe para qué se usaba?

Cuando se encontró el artefacto se pensó que era un tipo de soporte para respaldar la cabeza, pero no había registros parecidos de objetos con esa función.

Sin embargo, un objeto parecido encontrado en la misma localidad pero mejor documentado, indica que su verdadera utilidad era como sello de jarrones para almacenar líquidos.

Pirámide de Djoser en Saqqara

FUENTE DE LA IMAGEN – MANUEL LEHMANN

El objeto fue hallado en un cementerio de animales momificados en el gran complejo arqueológico de Saqqara, a unos 30 km al sur de El Cairo.

¿Podrías explicarnos lo difícil que fue y el esfuerzo que llevó extraer el material genético?

Fue un verdadero reto acceder el código genético de nuestra muestra arqueológica, que en el estudio llamamos “la palma dátil de Saqqara”. En comparación con restos arqueológicos de animales, los tejidos de plantas usualmente no se preservan tan bien, especialmente a través de escalas de tiempo de miles de años.

Esto se debe principalmente a que los huesos tienden a preservar mejor el ADN y no se comparan a la cutícula o lignina de las plantas, que son barreras protectoras más débiles.

¿Cómo lograron secuenciar ese material genético?

Nos tomó experimentos equivalentes a un año de trabajo (conducidos en la Universidad de Potsdam, en Alemania) para poder obtener una representación útil del código genético de este objeto.

Tuvimos que secuenciar en repetidas ocasiones millones de fragmentos del ADN de la palma de Saqqara porque dada su antigüedad, el ADN estaba en un grado de deterioro bastante avanzado.

Esto se debe a que una vez separada, la hoja de la palma dátil utilizada para elaborar los sellos de jarrones en esa época, su código genético o ADN deja de repararse y comienza a romperse en millardos de fragmentos, o a reunir mutaciones artificiales en dichos fragmentos.

Los efectos de estos dos procesos se acumulan de manera exponencial a través del tiempo. Además, las hojas de palmas dátiles son muy ricas en fibras, las cuales no almacenan tanto ADN como tejidos más suculentos como semillas u hojas de otros cultivos como el olivo o maíz.

Nadie había extraído ADN de tejidos antiguos de palmas hasta ese entonces.

Óscar Pérez Esobar y sus colegas del Jardín Botánico de Londres Mark Nesbitt, Sidonie Bellot, Philippa Ryan y Natalia Przelomska

FUENTE DE LA IMAGEN – GENTILEZA ÓSCAR PÉREZ ESCOBAR

Los investigadores de Kew trabajaron en cooperación con 15 instituciones de cuatro continentes. De izq. a der. Óscar Pérez Escobar, Mark Nesbitt, Sidonie Bellot, Philippa Ryan y Natalia Przelomska en la Colección de Botánica Económica de Kew.

¿Qué descubrieron sobre la historia de esta palma?

Nuestro estudio reveló por primera vez que la palma dátil que consumimos hoy en día tuvo una relación amorosa con otras dos palmas cercanamente relacionadas (conocidas como la palma azúcar – Phoenix sylvestris – y la palma de Creta – Phoenix theophrasti), que actualmente ocurren en diferentes lugares a los que la palma dátil ocupa. (La palma de Creta se encuentra en zonas costeras de Creta y Turquía, y la palma azúcar es una especie asiática que ocurre en Bangladesh y desde el sureste de India a Nepal, Pakistán y el Himalaya Occidental).

¿Cómo llegaron a cruzarse esas especies?

Una hipótesis es que fueron facilitadas por el hombre a través del comercio. Otra hipótesis es que las otras palmas compartían rangos de distribución con dátiles, pero luego con el cambio climático su distribución cambió, y se aislaron completamente sus rangos.

Gracias al ADN extraído del sello del jarrón nosotros podemos asegurar con certeza que estas relaciones amorosas ya habrían ocurrido 2.100 años atrás.

¿Por qué es tan importante descubrir con qué especies cruzó la palma de Saqqara en el pasado?

Esto es super interesante porque nuestro estudio nos muestra que la vida de las plantas es mucho más complicada de lo que parece, y algunas veces involucra otras especies que no tienen ninguna utilidad aparente para el ser humano.

Pero esas especies pueden guardar en sus códigos genéticos el secreto para resistir condiciones climáticas adversas o enfermedades, gracias a genes que usualmente se pueden perder en el proceso de domesticación de un cultivo.

Hombre trepado a una palmera cargada de dátiles

FUENTE DE LA IMAGEN – GENTILEZA ÓSCAR PÉREZ ESCOBAR

Saber cómo fue la domesticación de la palma de Saqqara ayudará a producir dátiles más resistentes al cambio climático.

Revelar la domesticación de cultivos de hace miles de años puede ser entonces clave para enfrentar el cambio climático…

Conocer de dónde vienen las plantas que actualmente consumimos y el modo y tiempo de su domesticación es de vital importancia para el mejoramiento de estos mismos cultivos, especialmente en las condiciones en las que vivimos actualmente con un clima que está variando muy rápidamente.

Saber de dónde vienen estos cultivos es esencial para encontrar parientes silvestres con genes que podrían ser de utilidad para producir cultivos bajo condiciones climáticas agrestes, o bajo la presión de enfermedades emergentes.

En el caso de nuestro estudio, saber que la palma compartió genes con especies cercanamente relacionadas es realmente útil porque esto nos indica que, cuando fuese necesario, habría oportunidad de producir dátiles más robustos frente a climas áridos o que tengan mayor producción de frutos por planta, mediante el cruce de cultivares de palmas dátiles y especies cercanas.

Gentileza Óscar Pérez Escobar junto a su colega Diego Bogarin

FUENTE DE LA IMAGEN – GENTILEZA ÓSCAR PÉREZ ESCOBAR

Óscar Pérez Escobar (der) junto al botánico Diego Bogarín de Costa Rica, otro de los autores del estudio.

El estudio que realizaron es una aplicación de arqueo genómica. ¿Qué es exactamente esta ciencia?

La arqueo genómica ha sido increíblemente útil, por ejemplo, para entender fenómenos como la relación entre humanos y neandertales.

Básicamente consiste en acceder a fragmentos del código genético de restos de plantas o animales preservados en condiciones especiales (facilitados por climas especialmente cálidos y secos, o preservados de la luz solar).

El trabajo de arqueo genómica en plantas es un poco parecido al trabajo que hace un detective al compilar evidencia cuando hay sospecha de un evento inusual.

En el caso de la palma dátil, estudios anteriores ya indicaba que tenía parte de su ADN compartido con la palma de Creta, pero no se sabía en qué momento esa relación amorosa había ocurrido. Gracias a la arqueo genómica logramos develar estos misterios y proveer una posible fecha sobre cuándo esos intercambios ya habían ocurrido.

¿Cuán reciente es la arqueo genómica y en qué medida ha sido posible por la revolución en técnicas de secuenciación?

El acceso al código genético de fragmentos de plantas o animales de cientos o miles de años de antigüedad se ha venido desarrollando desde hace dos o tres décadas. Pero en ese entonces, por limitaciones tecnológicas, era posible acceder a un número muy limitado de fragmentos de ADN y por lo tanto lo que podíamos aprender sobre un objeto particular era muy poco.

Ahora, gracias a la aplicación de secuenciación paralela de millones de fragmentos de ADN (lo que llamamos secuenciación de nueva generación o genómica en algunos casos) extraídos de fragmentos de plantas o animales antiguos podemos acceder a representaciones enteras del código genético de un individuo que existió cientos o miles de años atrás.

Artefacto de 2.100 años de antigüedad de hojas de palma dátil

FUENTE DE LA IMAGEN – GENTILEZA ÓSCAR PÉREZ ESCOBAR

Técnicas de secuenciación de nueva generación permiten descifrar genomas enteros de objetos de miles de años como el hallado en Saqqara.

Obviamente, dada la complejidad de los códigos genéticos de las plantas y el grado de deterioro de tejidos de plantas o animales de miles de años de antigüedad, esta es una labor que siempre es complicada.

¿La arqueo genómica está abriendo un nuevo mundo?

¡Yo diría que sí! La arqueo genómica es como una máquina del tiempo, donde uno tiene una oportunidad casi única de volver al pasado, en un período de tiempo dado y obtener secretos muy ligados a la existencia del ser humano, sobre las plantas o animales de los que dependemos.

El desarrollo de nuevas tecnologías en un futuro no muy lejano nos permitirá ir de manera fácil más allá del código genético y tener incluso una idea muy detallada, por ejemplo, del contenido proteico o nutricional de plantas de miles de años, las condiciones específicas de clima en que ocurrían o cómo era su apariencia física en gran detalle.

Semillas y partes de frutos de palmas dátiles de cerca de 2.000 años hallados por el arqueólogo Flinders Petrie alrededor de 1920 en Luxor, parte de la Colección de Botánica Económica en Kew Gardens

FUENTE DE LA IMAGEN – GENTILEZA ÓSCAR PÉREZ ESCOBAR

Semillas y frutos de palmas dátiles de unos 2.000 años hallados por el arqueólogo Flinders Petrie alrededor de 1920 en Luxor. “Estas semillas podrían ser potencialmente germinadas para rescatar genotipos extinguidos”.

¿Podría tu trabajo aplicarse en el futuro a otros cultivos?

Uno de los cultivos en los que se podría aplicar arq genómica es el olivo (Olea europaea). En Kew hay colecciones preciosas de semillas que fueron encontradas ¡en el sarcófago del faraón Tutankamón! Adicionalmente, hay una gran cantidad de material con su código genético bien caracterizado al que se puede acceder de manera gratuita.

Actualmente el olivo es un cultivo que está tremendamente amenazado por una bacteria que está causando la muerte masiva de árboles en Italia, España y Grecia, y se estima que podría causar pérdidas enormes. La arqueo genómica nos podría ayudar a entender cuándo esta bacteria comenzó a afectar los olivos y si algunos genotipos en el pasado eran resistentes a dicha enfermedad.

¿Cuándo llegaste a Kew y cómo nació tu pasión por las plantas?

Yo trabajo en Kew desde hace cinco años. Llegué como investigador posdoctoral después de terminar mi doctorado en evolución y sistemática de orquídeas en la Universidad de Múnich, en Alemania.

Pero desde 2019 tengo la gran fortuna de trabajar como investigador líder.

Mi pasión por las plantas comenzó cuando aprendí de botánica durante mi pregrado en la Universidad Nacional de Colombia cuando tenía 17 años. Había salidas de campo a bosques de niebla en la cordillera Norte Andina, experiencias bellísimas.

Me fascinó en ese entonces saber cómo es posible que en espacios tan reducidos haya una densidad de plantas tan grande, y entender cómo han evolucionado a través de escalas de tiempo largas (millones de años) y más recientes (cientos a miles de años).

Óscar Pérez Escobar

FUENTE DE LA IMAGEN – GENTILEZA ÓSCAR PÉREZ ESCOBAR

“Mi pasión por las plantas comenzó cuando aprendí de botánica durante mi pregrado en la Universidad Nacional de Colombia cuando tenía 17 años”.

¿Qué sientes hoy en día cuando tienes entre tus manos el artefacto egipcio de más de 2000 años que está revelando estos secretos?

Una gran curiosidad. Por ejemplo, no puedo dejar de imaginar qué tiempo tomó elaborarlo, qué tan valorado era. Son solo algunas de las preguntas que pasan por mi cabeza cada vez que visitó nuestra colección y veo estos objetos de miles de años de antigüedad.

Esos objetos deben guardar aún muchos secretos…

Un mensaje muy importante de nuestro estudio es que aún hay muchísimo por entender en cuanto al origen y evolución de las plantas de las que el ser humano depende. Se han invertido muchos fondos en investigación en las últimas tres décadas en palmas dátiles, un cultivo que representa millones de dólares en diferentes economías a nivel mundial, pero los vacíos de conocimiento que aún existen son grandes.

Por ejemplo, no entendemos con certeza todas las relaciones de parentesco de las 14 especies de palmas dátiles que existen en el mundo.

Así que, por más que algo parezca que ya está estudiado, ¡siempre hay algo nuevo por descubrir!

Imagen de la portada: Gentileza BBC News Mundo

FUENTE RESPONSABLE: BBC News Mundo por Alejandra Martins

Ciencia/Biología/Cambio genético/Investigación/Colombia

 

 

El nuevo hallazgo del Ingenuity en Marte: Faillefeu

Durante su decimotercer vuelo, el helicóptero de la NASA ha captado imágenes en 3D de este “objetivo geológico”, consistente en un montículo cubierto de rocas.

Si deseas conocer más sobre el artículo, por favor cliquea en lo escrito en “negrita”. Muchas Gracias..

La NASA informó el pasado viernes 17 de septiembre de que su helicóptero Ingenuity Mars “proporcionó una vista en 3D de un montículo cubierto de rocas durante su decimotercer vuelo el 4 de septiembre en el planeta rojo”. El plan establecido en esta misión de reconocimiento en la región South Seítah, del Cráter Jezero de Marte, era captar imágenes de este “objetivo geológico”, bautizado por el equipo de rover Perseverance como ‘Faille Feu’ en honor a una abadía medieval en los Alpes franceses. Pero la idea no era lograr unas fotografías comunes, sino que tenían que ser en color y desde la altitud más baja jamás lograda: 8 metros.

“Con unos 10 metros de ancho, el montículo es visible justo al norte del centro de la imagen, con algunas rocas grandes proyectando sombras”, explica la agencia espacial estadounidense. Según continúa detallando la NASA, en la parte superior de la imagen se encuentra una parte de ‘Artuby’, una cresta que tiene más de 900 metros de ancho. Mientras, en la parte inferior, y corriendo verticalmente hacia el centro, se encuentran “algunas de las muchas ondas de arena que pueblan South Seah”.

“Esta vista en estéreo o 3D (también llamada anaglifo), que se ve mejor con gafas rojo-azules, se creó combinando datos de dos imágenes tomadas a una distancia de 5 metros con la cámara a color a bordo de Ingenuity”, concluye la NASA

Misión del Ingenuity Mars

El Jet Propulsion Laboratory (JPL) de la NASA construyó el helicóptero Ingenuity Mars con el objetivo de desarrollar la tecnología de vuelo necesaria en la atmósfera del planeta rojo, cuya densidad es hasta 100 veces menor que la de la Tierra. También pretende usarse para “explorar cómo los futuros rovers y exploradores aéreos pueden trabajar juntos”.

Ingenuity llegó a Marte el 18 de febrero de 2021 a bordo del rover Perseverance, que le servía para recargar sus baterías y resguardarse del frío de la noche marciana, donde la temperatura podía ser de hasta -90°C. Sin embargo, dos meses después separaron sus caminos para llevar a cabo sus respectivas misiones. El primer vuelo en solitario del helicóptero se produjo el 19 de abril, cuando se elevó unos 3 metros del suelo, flotó en el aire brevemente, completó un giro y aterrizó. Puede resultar un proceso sencillo, pero la NASA asegura que se trató de un “hito importante” porque fue “el primer vuelo controlado y motorizado en la atmósfera extremadamente delgada de Marte y, de hecho, el primer vuelo de este tipo en cualquier mundo más allá de la Tierra”.

Después del triunfante vuelo inicial, el helicóptero realizó con éxito otros vuelos experimentales adicionales de distancia y altitud cada vez mayores. Asimismo, ha estado enviando a nuestro planeta información curiosa de Marte que permite a los ingenieros estudiar más a fondo el planeta rojo y para marcar una hoja de ruta en el trabajo que queda por hacer.

Imagen de portada: Gentileza de Actualidad Noticias

FUENTE: Actualidad/Noticias/Marte/Ciencia/Investigación/Ingenuity Mars

Crean minicerebros con actividad neuronal compleja: hasta tienen convulsiones.

Minicerebros creados en laboratorio que desarrollan tejido nervioso en capas, múltiples variedades de células cerebrales, actividad eléctrica similar a la que puede observarse en un cerebro humano y hasta patrones parecidos a convulsiones, podrían convertirse en los mejores aliados de la ciencia para combatir diferentes patologías mentales.

Organoides cerebrales que muestran ondas organizadas de actividad eléctrica similares a las que se encuentran en los cerebros humanos vivos han sido desarrollados por especialistas de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA). Los nuevos minicerebros permitirían analizar los trastornos neurológicos en un modelo derivado de células madre.

Mientras estudiaban los organoides cultivados a partir de células madre derivadas de pacientes con el trastorno neurológico conocido como síndrome de Rett, los científicos pudieron observar incluso patrones de actividad eléctrica que se asemejan a las convulsiones, un sello distintivo de la enfermedad.

Según una nota de prensa, este descubrimiento incrementa el valor de estos modelos basados en células humanas para investigar las causas subyacentes de enfermedades y probar terapias potenciales. La nueva investigación ha sido publicada recientemente en la revista Nature Neuroscience.

Células sin límites

En términos generales, los organoides cerebrales o minicerebros de laboratorio son estructuras en 3D similares al cerebro, que se cultivan a partir de células madre humanas. Los avances en genética han derivado en la posibilidad de utilizar células madre pluripotentes inducidas (iPS), que además de tener la potencialidad de generar prácticamente cualquier otra célula humana, son capaces de organizarse de forma tridimensional y conformar estructuras semejantes a los órganos reales.

El progreso relacionado con las células iPS se ha concretado a partir de distintos avances realizados en la última década. ¿Cómo se obtienen? Básicamente, los investigadores descubrieron cómo tomar células del cuerpo de una persona o de las sustancias biológicas que produce, como por ejemplo las células de la piel o las células sanguíneas, para luego «transformarlas» genéticamente en el laboratorio.

Una vez concretado el proceso de modificación, esas células humanas «normales» se convierten en células madre pluripotentes inducidas. Posteriormente, las mismas pueden ser dirigidas para crear cualquier tipo de célula que se encuentra en el cuerpo, incluidas por supuesto las neuronas, y a partir de allí desarrollar estructuras complejas similares a órganos.

Modelar la estructura y las funciones del cerebro

De acuerdo a los científicos, este trabajo demuestra que es posible crear organoides cerebrales o minicerebros que se asemejan al tejido cerebral humano real, los cuales se pueden utilizar para replicar con precisión ciertas características de las funciones cerebrales y también aquellas anomalías que derivan en enfermedades.

Sin embargo, los organoides cerebrales suponen un desafío extra en comparación con la creación de modelos de laboratorio de otros órganos humanos. Es que la complejidad estructural del cerebro es única e incluso muchos de los fenómenos implicados ni siquiera han terminado de entenderse en profundidad.

Además de lograr que las células se organicen como lo harían en un cerebro humano, los científicos deben conseguir que las neuronas se conecten entre sí, forman sinapsis y funcionen como lo harían en un cerebro real. Es básico replicar la actividad eléctrica y la dinámica de las ondas cerebrales, que se asocian con tareas específicas como aprender, recordar o dormir y que cuando no muestran patrones lógicos pueden estar indicando el surgimiento de alguna patología.

Precisamente aquí se encuentra la innovación principal de este estudio: haber conseguido que los minicerebros desarrollen actividad neuronal compleja y patrones eléctricos que incluso se asemejan a las convulsiones. Con estos organoides será posible modelar no solo la estructura del cerebro sino también la función, algo vital si consideramos que muchas enfermedades neurológicas no se manifiestan a nivel estructural.

Referencia:

Clickea en los links, si deseas conocer más…Gracias.

Identification of neural oscillations and epileptiform changes in human brain organoids. Samarasinghe, R.A., Miranda, O.A., Buth, J.E. et al. 

Imagen de portada: imagen de microscopio de un minicerebro que muestra tejido nervioso en capas y diferentes tipos de células cerebrales. Crédito: UCLA Broad Stem Cell Research Center/Nature Neuroscience.

FUENTE: Tendencias – Minicerebros/Ondas cerebrales/Organoides cerebrales- Por Pablo Javier Piacente. 

El caos ayuda a pensar, incluso a las redes neuronales artificiales.

Dentro del cerebro, el caos y el orden no sólo no se excluyen, sino que se potencian entre sí. Lo mismo ocurre en las redes neuronales artificiales: comparten la complejidad de las sinapsis biológicas, siguiendo tal vez el mismo atractor propuesto por la teoría del caos.

Dos investigaciones diferentes han puesto de manifiesto que el orden y el caos conviven en un difícil equilibrio, tanto en las redes neuronales biológicas como artificiales, para optimizar el procesamiento de información.

Todavía resulta un misterio comprender cómo una maraña de neuronas procesa miradas de datos para que los seres vivos puedan gestionar la cotidianidad.

Clickea por favor en lo escrito en “negrita”, si deseas conocer más…Muchas gracias.

Sabemos que el cerebro bascula entre dos extremos, el orden y el caos, por la sencilla razón de que demasiado orden impide gestionar la complejidad de la vida, mientras que demasiado caos impide el procesamiento de la información que procede de los sentidos.

Por eso se dice que el cerebro navega en la frontera del caos e incluso que es capaz de encontrar el orden dentro del caos.

Una investigación desarrollada en el Instituto Neurociencia Computacional y de Sistemas (INM-6 / IAS-6) de Alemania, añade nuevos elementos al misterio que rodea a la actividad cerebral, tal como se explica en un comunicado.

Una de las cosas que ha podido determinar es que, dentro de la dinámica neuronal, el orden y el caos no son mutuamente excluyentes, sino que más bien se potencian entre sí.

Reconociendo caras

Eso significa que las redes neuronales caóticas son más eficientes porque se valen de la información ordenada, además de la difusa, para ofrecernos una visión adecuada del entorno.

Esta investigación incluso ha ido más lejos: ha calculado el momento óptimo para leer la información que procesan las neuronas, una actividad caracterizada por la producción de entropía (desorden, incertidumbre), típica de los sistemas caóticos.

Cuando observamos una cara, por ejemplo, se desencadena en el cerebro un proceso caótico: las trayectorias de las señales neuronales que estaban «ordenadas» en un estado de proximidad, se dispersan rápidamente buscando patrones de reconocimiento de la cara que hemos visto.

Esa dispersión obedece a un principio natural: cuanto más se alejan entre sí las señales neuronales, es más sencillo reagruparse y organizarse ante el nuevo patrón facial observado. Es así como reconocemos rápidamente a nuestro primo en medio de varios viandantes.

Caótico y predecible

Lo que aporta esta investigación es que ha calculado el momento preciso en el que el cerebro lee la información proporcionada por las señales en ese proceso caótico: si espera demasiado a que se terminen de reorganizar, la dispersión de señales que ha propiciado la observación de la cara de nuestro primo, se diluye y no llegamos a identificarlo.

También destaca algo no menos significativo: en términos de la computación cerebral, caótico no significa que sea impredecible, añaden los investigadores, ya que el estado de la red neuronal biológica se desarrolla en gran medida de manera determinista.

Las aplicaciones de estos descubrimientos, aparentemente irrelevantes, son significativas porque pretendemos replicar en laboratorio el funcionamiento del cerebro, a través de redes neuronales artificiales.

Los autores de esta investigación señalan que la dinámica caótica observada en neuronas biológicas se puede tomar como modelo para el aprendizaje automático y la computación neuromórfica.

Las conexiones entre la neurociencia y la inteligencia artificial pueden ser muy útiles, concluyen: solo hay que encontrar una formulación matemática general para verlas.

Aplicación contrastada

Científicos de Australia y Japón han comprobado en un estudio paralelo lo que plantea la investigación alemana: mantener una red de nanocables al borde de volverse caótica es el mejor estado para que produzca resultados útiles.

Han determinado que una red artificial de nanocables se puede sintonizar para responder de una manera similar a la del cerebro cuando se estimula eléctricamente.

Se sabe desde hace mucho tiempo que las neuronas biológicas se comunican con impulsos eléctricos cortos. Las neuronas artificiales, que se utilizan, por ejemplo, para el aprendizaje automático, envían sin embargo señales continuas.

«Descubrimos que las señales eléctricas enviadas a través de esta red encuentran automáticamente la mejor ruta para transmitir información. Y que esta arquitectura permite que la red ‘recuerde’ rutas anteriores a través del sistema», explica Joel Hochstetter, autor principal de este estudio, en un comunicado de la Universidad de Sydney.

Caos y cerebro

La investigación australiana aporta otros datos no menos interesantes: la estimulación eléctrica desencadena en la red neuronal artificial tanto comportamientos simples como complejos, pero la habilidad tecnológica consiste en aprovechar el mejor momento para capturar la información, que se da cuando el orden y el caos se rozan. Tal como habían calculado los científicos del INM-6/IAS-6.

Ambas investigaciones ponen de manifiesto que, tanto las redes neuronales biológicas como las artificiales, se valen de uno de los mecanismos por los cuales la complejidad surge en naturaleza, conocido como criticalidad: las dos se desenvuelven mejor cuando llegan al límite entre dos modos de operación, el caos y el orden.

También sugieren algo que viene rondando a la mente de los científicos desde hace tiempo: que de alguna forma la teoría del caos se puede aplicar a la dinámica del cerebro humano, con un atractor que la lleva a la frontera del desorden para procesar más eficientemente la información sensorial. Aparentemente se puede aplicar asimismo a la dinámica de las neuronas artificiales.

Referencias:

Clickea en los links, si deseas conocer más…Gracias.

Transient Chaotic Dimensionality Expansion by Recurrent Networks. Christian Keup et al. Phys. Rev. X 11, 021064, 25 June 2021. DOI:https://doi.org/10.1103/PhysRevX.11.021064

Avalanches and edge-of-chaos learning in neuromorphic nanowire networks. Joel Hochstetter et al. Nature Communications volume 12, Article number: 4008 (2021).

Imagen de portada: Imagen conceptual de interruptores conectados aleatoriamente en una red neuronal artificial. Crédito: Alon Loeffler.

FUENTE: Tendencias – Caos/Cerebro/Orden/Redes neuronales/redes neuronales artificiales – Por Eduardo Martínes de la Fe (Periodista Científico) 

No le mientas a tu perro

Los perros saben cuándo mientes y cuándo estás siendo sincero.

Tu perro, ese que te sigue a todas partes y se sienta a mirarte fijamente sabe más de ti de lo que piensas gracias a no quitarte el ojo de encima. En una de esas veces que te está mirando, le has hablado y te ha ladrado en el tono exacto que requería la respuesta. 

Entonces, has pensado en lo mucho que saben los perros, pese a ser perros, pero tal vez no sean ellos sino los humanos los que sabemos muy poco. Los canes saben del arte del trato desde la intuición y la observación, de eso no hay duda, pero desconocemos cuánto son capaces de llegar a conocer no solo a otros perros sino a otros animales como los seres humanos. 

Un nuevo estudio dirigido por Lucrezia Lonardo y otros investigadores de la Universidad de Viena titulado ‘Los perros siguen las sugerencias engañosas humanas más a menudo cuando el informante tiene una creencia falsa’ ahora podemos saber que los perros pueden leer situaciones en las que los humanos mienten.

En la revista científica ‘New Scientist’, Christa Lesté-Lasserre ha desgranado las conclusiones de la investigación de Lonardo en artículo que lleva por título una idea más específica, para que tengas claro que tu perro, precisamente por ser perro, sabe muchísimo: ‘Los perros te ignorarán si saben que estás mintiendo, a diferencia de los niños pequeños’. Según recoge Lesté-Lasserre, los investigadores llevaron a cabo tres experimentos basados en un cambio de ubicación pre registrada.

Confiar en la verdad humana

Un total de 260 perros participaron y demostraron que saben distinguir entre la verdad humana y la mentira. 

Utilizando comida, los canes tenían que elegir entre una u otra, pero para ello fueron previamente entrenados. No, no para que eligieran, sino para llegar a encontrar la comida, que los investigadores colocaron escondida tras varios cuencos. 

De esta forma, los perros iban hacia ella siguiendo los consejos que les transmitía un humano desconocido. Los perros sabían que el comunicador veía lo que ocurría cuando estaba presente así como que no lo hacía cuando no estaba Durante la primera fase, la fase de familiarización, el comunicador tocó uno de los recipientes en el que se encontraba la comida, miró al perro y dijo: “mira, esto es bueno, esto es muy bueno”, y así los perros llegaron a confiar en esa supuesta verdad. 

Más tarde, en la segunda fase, los perros vieron cómo otra persona cambiaba los cuencos de comida. Primero, mientras el comunicador estaba presente viendo también el cambio, y después sin que él estuviera presenciando. La clave es que uno de los tazones estaba vacío, y los perros sabían que el comunicador veía lo que ocurría cuando estaba presente así como que no lo hacía cuando no estaba. De manera que cuando después les decía dónde estaba la comida, solo había dos opciones: o estaba diciendo la verdad o estaba mintiendo.

Un paso para mejorar como amigos de los canes

“De media, los perros eligieron el cuenco sugerido significativamente más a menudo en el grupo de creencias falsas que en el grupo de creencias verdaderas y, por lo tanto, eran sensibles a la manipulación experimental”, concluyeron los investigadores. 

Esto quiere decir que alrededor del 66% de los perros confiaron en la honestidad de la persona que le instaba a acercarse a un cuenco concreto y que no había estado presente cuando movían la comida. Solo alrededor del 50% de los canes siguieron los consejos engañosos de los comunicadores que mentían porque sabían que la comida no estaba en el recipiente original. 

Lo que recoge el gesto de aquellos perros es que no solo saben reconocer la verdad de la mentira, sino que perciben la honestidad de las personas. Cada nuevo hallazgo sobre la cognición de nuestros mejores amigos es una mejora en esta relación de amistad que, sin duda, depende más de nosotros que de ellos.

Relacionado:

Descubren que los cachorros nacen preparados para interactuar con las personas.

HAN ANALIZADO A 375 PERROS

Un estudio ayuda a comprender qué parte de su comportamiento se puede entrenar y cuál está más relacionado con la genética

Pocas personas pueden resistirse al encanto de un cachorro: son juguetones, cariñosos y entrañables. Verlos dormir o disfrutar de sus primeros meses de vida es un lujo y, aunque se hacen grandes muy pronto, es una de las etapas más bonitas para todos aquellos amantes de los perros. 

Lo que no todo el mundo sabe es que estos animales tan adorables nacen preparados para comunicarse con los humanos. Lo ha descubierto Emily Bray, investigadora del Centro de Cognición Canina de la Escuela de Antropología de la Universidad de Arizona: “Los cachorros mirarán y devolverán la mirada social de una persona y utilizarán con éxito la información proporcionada por esa persona en un contexto social desde una edad muy temprana, todo antes de cualquier experiencia extensa con personas”.

Emily Bray se unió a la ONG Canine Companions para estudiar el desarrollo de perros guía. 

Este tipo de perros de servicio es muy interesante, ya que suelen ser animales con pedigrí que se remontan a varias generaciones. Además, al entrenarse de manera parecida, permite a los investigadores poder determinar qué parte de su comportamiento se debe a la genética y cuál tiene más que ver con el entorno en el que vive o el entrenamiento al que se le somete.

Resultados inesperados

En la investigación, publicada en la revista Current Biology,  participaron 375 cachorros de unas 8 semanas de edad. Todos eran Labradores, Golden retriever o una mezcla de ambos. Llevaron a cabo varias pruebas sociocognitivas ante las que respondieron de forma “muy hábil”. 

El 70 por ciento de ellos era capaz de seguir una mano humana y entender que depositaban una golosina en un determinado lugar, una cifra mucho más alta que si lo hicieran por casualidad.

El entorno también genera conocimiento (Real Sociedad Canina de España)

El entorno también genera conocimiento (Real Sociedad Canina de España). No solo eso: muchos de los cachorros participantes eran capaces de seguir un gesto o una mirada de los investigadores sin que hubiera un entrenamiento previo. 

Según Emily Brey, es una ecuación que podemos calcular porque conocemos el desempeño en el comportamiento y sabemos cómo de relacionados están todos los cachorros entre sí, porque tenemos sus pedigríes. 

Esta es la primera prueba directa que demuestra que existe una base genética. Otro de los aspectos que llamaba la atención de los investigadores es cómo interactúan por primera vez con los humanos. La respuesta está en la entonación que las personas usamos con los animales y que es similar a la que utilizamos con bebés recién nacidos. 

Hablamos más despacio, pronunciando de forma exagerada y con un tono de voz más alto. Cuanto más aguda sea la voz que les habla, más fácil será que las mascotas interactúen Anteriormente, se sabía que ese tipo de lenguaje ayuda al desarrollo del habla en los bebés. Pero, ahora, han demostrado que los cachorros también lo hacen: cuanto más aguda sea la voz que les habla, más fácil será que las mascotas interactúen con sus dueños. 

Todas estas pruebas pueden ayudar a saber qué perros son mejores para trabajar como animales de servicio. 

Además, Emily Brey ha explicado a la CNN que “el rendimiento de los perros mejoró a medida que envejecen en casi todas las pruebas, pero especialmente en cosas como el control de impulsos y las señales sociales. Pueden hacerlo cuando son jóvenes, pero pueden hacerlo aún mejor cuando son adultos”.

Imagen: Gentileza de El Confidencial

FUENTE: El Confidencial – Alma,Corazón y Vida- Animales – Canes –

Isla Oak: la leyenda del tesoro que ya se cobró seis víctimas y cientos de frustraciones. Parte I

Vinculada con numerosos personajes históricos, mitos y leyendas, este enclave canadiense en el Atlántico norte motivó numerosas exploraciones, textos y el célebre documental de History Channel.

Desde finales del siglo XVIII hasta la fecha, el misterio ha sido una constante en torno a la isla Oak. Seis personas han muerto y otras cientos de almas han vivido penurias intentando desenterrar un supuesto tesoro del que poco se sabe.

Ubicada en el condado de Lunenburg, sobre la costa sur de Nueva Escocia, en Canadá, la Isla Oak -o “Isla del Roble”- es una de las cientos que conforman la Bahía de Mahone. Con una superficie de 57 hectáreas y una altura máxima de 11 metros sobre el nivel del mar, encierra uno de los misterios arqueológicos más grandes de América del Norte.

El enigma involucra a personajes como el Capitán Kidd y su pozo del tesoro, o joyas de la decapitada reina de Francia, María Antonieta, o manuscritos que demostrarían que parte de la obra de William Shakespeare (1564-1616) habrían sido escritos por Francis Bacon.

También está vinculada a un joven Franklin Delano Roosevelt que, antes de convertirse en el 32° presidente de Estados Unidos, patrocina a la firma Old Gold Salvage Company y se interesó por el supuesto tesoro.

Hasta hubo historiadores que sugieren que la isla Oak está emparentada con los tesoros de los Caballeros Templarios.

Independientemente de los nombres y personajes históricos con los que se la relaciona, la leyenda de la isla Oak está ligada a las palabras “botín” y “tesoro” y, por ende, a los piratas.

Vinculada con numerosos personajes históricos, mitos y leyendas, este enclave canadiense en el Atlántico norte motivó numerosas exploraciones, textos y el célebre documental de los hermanos Lagina

Vinculada con numerosos personajes históricos, mitos y leyendas, este enclave canadiense en el Atlántico norte motivó numerosas exploraciones, textos y el célebre documental de los hermanos Lagina – YouTube History

Entre 1690 y 1730, los historiadores hablan de un período de oro para los corsarios. Muchos viajan hacia y cerca de la isla Oak por sus vastos recursos naturales y porque era el lugar ideal para esconder bienes robados.

Tres muchachos, un pozo y el comienzo del sueño

Así fue que un grupo de tres muchachos creyeron haber encontrado en la isla Oak el tesoro que, según la leyenda, había enterrado allí el escocés William Kidd, un experimentado pirata ejecutado en Londres 1701. En 1795, Daniel McGinnis, John Smith y Anthony Vaughn descubrieron un pozo con forma circular en ese lugar al que llamaron “Money Pit” (”el pozo del dinero”) y decidieron comenzar a cavar.

Entre sus esfuerzos y paladas encontraron losas sueltas, piedras y fragmentos de roble de gran tamaño. Pero la gran envergadura de esos troncos enterrados hizo que los tres jóvenes depusieran su búsqueda del supuesto tesoro millonario.

Ocho años después, la compañía Onslow emprendió viaje a la isla Oak motivados por el rumor de lo que habían iniciado McGinnis, Smith y Vaughn. Con equipamiento necesario para este tipo de tareas descendieron hasta los 28 metros. A esa profundidad, descubrieron una placa con inscripciones extrañas.

“12 metros más abajo hay 2 millones de libras enterradas”, indican los símbolos de acuerdo con una traducción de la época. No obstante, al remover la placa el agua comenzó a inundar todo y debieron salir.

Réplica de la piedra con la que se toparon uno de los primeros grupos de exploradores

Réplica de la piedra con la que se toparon uno de los primeros grupos de exploradores – OakIslandMoneyPit.Com

Gracias a la colaboración de Vaughn, la recientemente conformada Truro Company -que había incorporado a exmiembros de Onslow y otras personas respetadas en la materia- desembarcó en la isla Oak en 1845 con el anhelo y la ambición de hacerse del tesoro. Pero pese al entusiasmo inicial solo pudieron comenzar a excavar hacia 1849.

Decididos a resolver el misterio, montaron una estructura de madera sobre la que su taladro pudiese operar con mayor facilidad. Casi de modo secuencial, las capas de tierra, madera y metal se repetían a medida que descendían algunos metros.

Monedas de oro, inundaciones y muerte

Como publica Daily Choices, un buen día los miembros de la Truro Company taladran algo que parecían dos cofres que contenían monedas de oro.

El supuesto descubrimiento indicaba una cosa: que el tesoro estaba más abajo de lo que creían. Pero continuar descendiendo conllevaba un problema adicional dado que el pozo se llenaba de agua. 

Eso los llevó a la conclusión que el terreno que rodeaba a la perforación había sido creado artificialmente, como producto de una vieja represa. Si bien en un primer momento evaluaron crear una nueva represa para drenar el lugar y poder seguir excavando, la falta de fondos hizo que todo quedara en la nada.

Mapa de la isla Oak creado por Joe Nickell en 1999

Mapa de la isla Oak creado por Joe Nickell en 1999 OakIslandMoneyPit.Com

En 1861, un nuevo grupo probó suerte para intentar resolver el misterio. Autodenominados Oak Island Association, acordaron con el dueño del predio, Anthony Graves, que le entregarán un tercio de los tesoros que encontraran.

Con las ganas a flor de piel y el tiempo necesario para cumplir con su objetivo realizaron dos nuevos pozos en paralelo. La idea era llegar al botín cavando horizontalmente una vez que alcancen la profundidad deseada. Pero a muy poco de llegar al objetivo el agua inundó los dos túneles.

Desafortunadamente, el equipo experimentó una tragedia hacia el otoño boreal de ese año. Mientras intentaban drenar uno de los túneles inundados, una caldera explotó y un operador murió a raíz de las quemaduras. Varios otros resultaron heridos.

Finalmente, en 1866, la compañía renunció a sus derechos en el sitio y puso fin a una campaña costosa y accidentada.

Nuevos bríos

Mientras que las esperanzas por encontrar tesoros en la isla Oak parecían esfumarse, el hallazgo de casi 500 gramos de cobre en la superficie provocó entusiasmo. Si bien las piezas aparecieron lejos de la excavación original, algunos entusiastas creyeron que podría ser evidencia de lo que yacía enterrado.

Las distintas zonas exploradas de la isla Oak

Las distintas zonas exploradas de la isla Oak – OakIslandMoneyPit.Com

Imagen de portada: La leyenda de la isla Oak está ligada a las palabras “botín” y “tesoro” y, por ende, a los piratas (foto ilustrativa) – LA NACIÓN.

FUENTE: LA NACIÓN – Mundo – Por Diego Cioccio