Japón y Australia le piden a su población que apague la luz.

¿Puedes apagar la luz durante varias horas al día? Esto le han pedido los gobiernos de Japón y Australia a sus ciudadanos.

Japón instó a las personas que viven en Tokio, la capital, y sus alrededores que usen menos electricidad y, específicamente, que apaguen luces innecesarias durante tres horas a partir de las 3 de la tarde.

Mientras, en Australia se ha dicho a los habitantes de Nueva Gales del Sur -un estado que incluye a la ciudad más grande del país, Sidney- que no deberían usar electricidad entre las 6 de la tarde y las 8 de la noche.

Ambos países se enfrentan en estos días a unas condiciones climáticas extremas.

Durante el fin de semana, la temperatura en el centro de Tokio superó los 35°C, mientras que la ciudad de Isesaki, al noroeste de la capital, registró un récord de 40,2°C, la temperatura más alta jamás registrada en junio para Japón.

En el caso de Australia, la ola de frío ha provocado que las temperaturas desciendan «entre 6 y 10 grados por debajo de lo normal», dijo Sarah Scully, experta de la Oficina Australiana de Meteorología, en su cuenta de Twitter.

Detrás de la petición de reducir el consumo ante esta ola de calor y de frío respectivamente, está el mismo problema: escasez de energía.

Solo el aire acondicionado

El gobierno de Japón estima que los suministros de energía del país se reducirán a medida que pasen los días más calurosos. Aunque la advertencia se ha hecho más fuerte en estos días, las autoridades han advertido durante semanas sobre una crisis energética a medida que aumentan las temperaturas.

El Ministerio de Economía, Comercio e Industria pidió que se apagaran las lucen innecesarias, pero que podían «usar adecuadamente el aire acondicionado e hidratarse durante las horas de calor» para evitar posibles lipotimias.

El pasado domingo, el ministerio advirtió que esperaba que cayera la capacidad de generación de electricidad y, por ello, la capacidad de mantener el suministro estable.

Imagen de la Sydney, en Australia.

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES. En Australia, la escasez en el suministro de carbón ha hecho que las autoridades pidan que se baje el consumo de energía.

Aunque los proveedores de electricidad están trabajando para aumentar el suministro, el ministerio dijo que la situación era «impredecible» a medida que suben las temperaturas.

«Si hay un aumento en la demanda y problemas repentinos de suministro, el margen de reserva caerá por debajo del mínimo requerido de 3%», dijo.

Chris Bowen, ministro de energía de Australia, ha dicho que las personas no deberían usar electricidad en el rango horario de la tarde si «tienen esa posibilidad» y ha pedido a la población que se conserve la mayor cantidad de energía posible.

A pesar de las medidas restrictivas, dijo que estaba «convencido» de que los apagones podrían evitarse.

Sin suministros

El suministro de energía de Japón ha sido escaso desde que, el pasado mes de marzo, un terremoto en su región nororiental obligó a algunas plantas de energía nuclear a suspender sus operaciones.

También han cerrado varias plantas de combustibles fósiles envejecidas en un intento por reducir las emisiones de dióxido de carbono.

En el caso de Australia, hablamos de uno de los mayores exportadores de carbón y gas natural licuado del mundo. Tres cuartas partes de la electricidad del país todavía se generan con carbón.

Bombillas de luz en Madrid, España.

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES. Los precios de la factura de la luz han subido en todo el mundo.

En las últimas semanas, Australia ha sufrido el impacto por las interrupciones en el suministro.

Por un lado, a principios de año las inundaciones afectaron a algunas minas de carbón. Por otro, alrededor de una cuarta parte de la capacidad de generación de electricidad a carbón de Australia está actualmente fuera de servicio debido a cortes inesperados y mantenimiento programado.

Alta demanda, baja reserva, alto precio

Ya sea por la necesidad de poner el aire acondicionado o la calefacción, en ambos países ha subido la demanda de electricidad.

Y, a la vez, el precio. Y esto es una tendencia mundial.

Ya durante el año pasado, Europa estaba registrando un aumento de la electricidad. En septiembre, los precios alcanzaron niveles récords durante varias semanas.

En España no se pidió a los ciudadanos que apagaran las luces a ciertas horas, pero hubo una medidas que, sin duda, ha movido a la población a cambiar sus hábitos de consumo.

A partir de junio de 2021 se creó un mapa de precios donde se distingue entre horas punta, llano y valle. Así, las horas donde es más económico poner una lavadora es entre las 12 de la noche y las 8 de la mañana y, la franja más cara, de 10h a 14h y entre 18h y 22h.

En ese momento, había ya bajas reservas de energía y un panorama donde subía la demanda pero la oferta no iba a la par.

Se sumó a esto la crisis de materias primas, promovida por una caída en el inventario tras la reapertura de la economía a medida que las restricciones por la pandemia bajaban.

El toque final (por ahora) para este ciclo de escasez y subida de precios llegó en febrero, con la invasión de Rusia a Ucrania.

Algunos productores de electricidad han visto cómo se disparan los costos a medida que los precios mundiales del carbón y el gas suben por las sanciones impuestas a Rusia.

Imagen de portada:GETTY IMAGES. La ola de calor en Japón ha hecho que aumente el consumo de electricidad.

FUENTE RESPONSABLE: Redacción BBC News Mundo. 28 de junio 2022.

Japón/Australia/Rusia/Energía

 

 

 

El sesgo sexista que empaña el debate sobre el acceso de la mujer al Trono del Crisantemo.

Una ventana a Japón

La pretensión de que el Trono del Crisantemo debe recaer siempre en hombres y transmitirse exclusivamente por línea masculina está en el origen del callejón sin salida al que se encamina la Casa Imperial. Una experta en la antigüedad japonesa que ha estudiado concienzudamente el tema de las emperatrices nos revela el sesgo sexista con el que se viene enfocando este complejo asunto.

Yoshie Akiko

Historiadora. Nacida en 1948, en 1971 se graduó en el Departamento de Historia de la Facultad de Ciencias Humanas de la Universidad de Educación de Tokio. En 1979 terminó un máster en Humanidades en la Universidad Metropolitana de Tokio. Es profesora honoraria de la Universidad Teikyō, especializada en Historia Antigua de Japón. Entre sus obras figuran Jotei no kodai ōkenshi (Historia de la soberanía de las emperatrices en el Japón antiguo; Chikuma Shinsho), Tsukurareta Himiko (Himiko: la construcción de un personaje; Chikuma Gakugei Bunko), Kodai joseishi e no shōtai (Invitación a una historia de la mujer antigua; Yoshikawa Kōbunkan), Nihon kodai joteiron (La emperatriz en el Japón antiguo; Hanawa Shobō, Premio Kadokawa Gen´yoshi) y Suiko Tennō (La emperatriz Suiko; Minerva Shobō).

De ama de casa a investigadora

Cuando, a los 29 años, la historiadora Yoshie Akiko comenzó un posgrado con la intención de dedicarse de lleno al estudio de la historia de la mujer en la antigüedad, contaba ya con la experiencia de haberse dedicado antes a “sus labores” como ama de casa. Desde pequeña, se había sentido fascinada por las aventuras protagonizadas por el héroe Yamato Takeru y en la universidad se había graduado en historia, pero aun así nunca había soñado poder dedicarse exclusivamente a investigar.

 

Las oportunidades laborales para mujeres con grado de cuatro años eran todavía muy exiguas en aquella época y ella también experimentó lo que es graduarse y casarse sin haber encontrado antes trabajo. Tenía 23 años, uno menos de los 24 en que se situaba el promedio de edad de las mujeres al casarse por primera vez en la primera mitad de la década de 1970.

 

“Sabía que quería trabajar fuera de casa, pero los días se me iban pasando entre los trabajos domésticos y la crianza de los hijos. Los hijos lo son todo para una madre y alumbrarlos y criarlos como es debido son cosas importantísimas. Pero, al mismo tiempo, sentía que no era justo tener que renunciar por esa razón a la vida laboral y me propuse investigar el aspecto histórico de ese problema. Tenía ya un objetivo claro y comencé mi posgrado”.

El feminismo y el estudio de la historia de la mujer

A partir de los años 80, con el empuje del movimiento feminista, comenzaron a prosperar en los países occidentales los estudios sobre la historia de la mujer, que se centraban generalmente en la edad moderna. Para aquella época, existía ya en Japón una línea de investigación sobre la historia de la familia y del matrimonio, centrada en la edad antigua.

 

“Ya antes de la Segunda Guerra Mundial, la investigadora Takamure Itsue, que nunca formó parte del establishment académico, había señalado que en los periodos Nara y Heian (s. VIII-XII) existían formas muy especiales de matrimonio, como el kayoikon (sistema por el que la mujer permanece en su casa natal y recibe las visitas de su marido) o el tsumakata-kyojūkon (matrimonio de residencia uxorilocal, centrado en la casa de los padres de la esposa), y que la fórmula contemporánea en la que, normalmente, se entiende que la novia entra en la familia del novio (yomeirikon o matrimonio virilocal) solo se extendió en épocas posteriores. 

 

Takamure dedujo que cuando, como en aquella época, los niños se crían apegados a la madre y su familia, el vínculo familiar materno se hace mucho más fuerte y que, por lo tanto, la sociedad antigua no era tan enteramente machista como se pensaba, pues estas formas de matrimonio permitían a la mujer conservar una posición relativamente alta”.

 

“Pero tanto antes como después de la guerra, los hombres eran mayoría absoluta en el mundo académico japonés y las ideas de Takamure no obtuvieron demasiada aceptación. Solo fue en la década de 1980, con la expansión del movimiento feminista y la llegada a la universidad de un grupo más nutrido de investigadoras, cuando la historia de la mujer pasó a ocupar un lugar de importancia en el mundo académico japonés. Yo formé parte de aquel grupo”.

 

En sus investigaciones, Yoshie afrontó el tema de las funciones desempeñadas por la mujer en la política de la antigüedad japonesa, a nivel local (mura) y provincial (kuni). Para ello, estudió a fondo los libros históricos de la época (Kojiki, Nihon shoki, Shoku Nihongi), los códigos legales y otros libros importantes, como la colección de tradiciones y costumbre locales Fudoki o el poemario Man´yōshū.

 

“En los estudios sobre la historia de las formas de Estado o la evolución de la política, apenas es posible encontrar referencias a la mujer. Especialmente cuando nos remontamos a la edad antigua, la documentación histórica es muy limitada. Pero si hacemos una relectura adoptando un cierto enfoque temático, incluso de los documentos históricos mejor conocidos puede extraerse mucha información oculta sobre las actividades sociales de la mujer. 

 

Por ejemplo, tanto entre la población campesina como entre las grandes familias que dominaban las regiones encontramos lideresas y vemos también que las mujeres podían ser herederas del patrimonio familiar. Comienzan a revelarse muchos aspectos que habían pasado desapercibidos, o que no habían sido interpretados correctamente”.

 

Himiko y el liderazgo político femenino

Entrado el nuevo siglo, se multiplicaron en Japón las publicaciones sobre temas como el de las emperatrices y lideresas políticas locales en la antigüedad japonesa.

 

“Fruto de los estudios sobre la historia de la mujer, poco a poco hemos comenzado a tener una idea más clara sobre su situación en la antigüedad y, aunque todavía sean pocos, comprobamos que también entre los investigadores de sexo masculino estos resultados están siendo procesados y utilizados. 

 

Al mismo tiempo, ha aumentado también el interés de los medios de comunicación sobre cómo se entendía la sucesión al trono en el Japón antiguo, de la mano de un problema político tan acuciante como es el inminente callejón sin salida al que se llegará en la Casa Imperial si se persiste en la idea de que el sucesor deber ser siempre un hombre y, además, de la línea masculina”.

 

También desde aquella época, Yoshie estudia el tema de Himiko, la mítica reina del antiguo estado japonés de Yamatai.

 

“Sobre una base tan pequeña como la que ofrece el libro histórico chino conocido en japonés como Gishiwajinden (Relación del reino de Wa, incluido en la colección histórica de la dinastía Wei) han llegado a escribirse cientos, miles de estudios sobre Himiko y sobre la supuesta localización del estado de Yamatai. Sin embargo, sigue vigente la idea que de Himiko era una especie de sacerdotisa que nunca se mostraba en lugares públicos, y que todas las funciones políticas prácticas las desempeñaba su hermano menor. Y como se parte de la idea preconcebida de que la política es cosa de hombres, nadie muestra ninguna extrañeza al respecto”.

 

“Pero si leemos el Gishiwajinden desde la premisa de que es una narración hecha desde la perspectiva de China, país en el que imperaba una sociedad machista y patriarcal, y hacemos una relectura a conciencia, a la luz de los últimos descubrimientos realizados en campos como la arqueología o la historia de la mujer, se llega a la conclusión de que lo más probable es que Himiko ejerciera un liderazgo político y diplomático efectivo”, explica Yoshie.

 

“Por ejemplo, si Himiko no se dejó ver cuando llegó una embajada china, no fue porque fuera una sacerdotisa, sino porque era una reina. Hasta finales del siglo VII, cuando se erigió el palacio de Fujiwara diseñado al estilo chino y, por primera vez, se construyó en Japón un espacio para recibir en audiencia a los enviados oficiales llegados del extranjero, ninguno de los reyes del entones llamado reino de Yamato se dejaron ver en tales ocasiones”.

 

El análisis arqueológico de los restos hallados en los kofun (grandes túmulos funerarios de la nobleza) nos ha permitido saber que desde el inicio del periodo Yayoi hasta el inicio del periodo de los túmulos, en muchos lugares del archipiélago tanto hombres como mujeres ejercieron como líderes políticos locales, y que las segundas llegaron a representar entre el 30 % y el 50 % del total. Entre ellas, hay algunas entre cuyos ajuares funerarios se han encontrado armas. Himiko fue designada para encabezar una liga formada por algo más de una treintena de pequeños núcleos, muchos de los cuales cabe suponer que estaban regidos por mujeres.

 

La posibilidad que plantea Yoshie es que, en aquella sociedad en la que tanto hombres como mujeres tomaban parte activa en la política, Himiko fuera elegida reina y, gracias a una labor diplomática muy efectiva, consiguió el reconocimiento chino como reina del país de Wa.

 

La verdadera emperatriz Suiko

Entre finales del siglo VI y finales del siglo VIII, son seis las mujeres (Suiko, Kōgyoku o Saimei, Jitō, Genmei, Genshō y Kōken o Shōtoku) que ocuparon el trono de Japón, dos de ellas en dos ocasiones. Es, aproximadamente, el mismo número que el de los hombres que accedieron al trono en aquel periodo. 

 

Sin embargo, se ha sostenido insistentemente que en Japón la transmisión del trono ha sido siempre en miembros masculinos de la familia y por línea masculina, permitiéndose que ascendieran mujeres solo en situaciones excepcionales y con carácter transitorio.

 

La primera emperatriz de Japón, Suiko, fue hija del emperador Kinmei y de la noble Soga-no-Kitashi y permaneció en el trono 36 años, entre el 592 y el 628.

 

Impulsó un Estado sobre el eje del budismo, pero se ha entendido que el mérito real de su política corresponde a personajes como su tío Soga-no-Umako o su sobrino el príncipe Umayado, más conocido como Shōtoku Taishi o príncipe Shōtoku.

 

“Desde la época en que comienza a prepararse el libro histórico Nihon Shoki se va urdiendo la divinización del príncipe Shōtoku y muchas de las referencias que tenemos de Suiko aparecen dentro de esas leyendas hagiográficas, por lo que su verdadera imagen ha permanecido velada. Pero si nos quedamos solamente con los datos que podemos considerar más propiamente históricos, vemos que fue una lideresa que supo aprovechar la habilidad de los dos para sacar adelante la diplomacia del país”.

 

Al igual que ocurrió con la reina Himiko, que fue elevada a esa dignidad mediante el acuerdo entre diferentes entidades políticas, también en la época de la emperatriz Suiko ascendían al trono personas aprobadas como líderes por las familias más poderosas. Hasta llegar a valerse por sí mismos en el terreno de la política, se entendía que era necesario un cierto grado de experiencia, por lo que en casi todos los casos, tanto los hombres como las mujeres ascendían al trono a partir de los 40 años, de forma que existía una suerte de gerontocracia.

 

En el proceso de unificación del Estado, que se hizo a través de continuas y violentas disputas por el poder y en una época, además, en las que se estaban haciendo expediciones militares a la península de Corea, aquel que tenía más experiencia y liderazgo para conducir a los demás era el que accedía al trono. Por ejemplo, el padre de Suiko, el emperador Kinmei, accedió a los 31 años. Al entender que era una edad insuficiente y que no había adquirido la suficiente experiencia, se le ocurrió, en primer lugar, encargar el gobierno a alguien que sí cumplía esos requisitos: la esposa de Ankan, uno de los soberanos anteriores. Ankan y Kinmei eran hermanastros de padre. 

 

Pero ella declinó la propuesta, de modo que Kinmei se vio obligado a asumir el mando, tal como explica el Nihon shoki. Se trate de hechos estrictamente históricos o no, lo cierto es que se hizo constar que a los 31 años fue entronizado pese a ser todavía demasiado joven y esto revela que en aquella época la experiencia se valoraba mucho lo mismo en los hombres que en las mujeres.

 

Cuando la emperatriz Suiko llegó al trono, tenía 39 años. En ese momento, el príncipe Umayado solo contaba 20. No es razonable pensar que, en aquella época “gerontocrática” Umayado llevara las riendas del gobierno sustituyendo a Suiko, que era mucho más madura. Y esto nos lleva a repensar la relación que pudo tener Suiko con su tío Umako.

 

“Aun siendo tío y sobrina, solo se llevaban dos años. No es que Suiko hubiera ocupado el trono nominalmente, empujada por su tío, ni que hubiera sido guiada por él. Se habían criado juntos en la casa materna de los Soga, se conocían desde niños y es razonable pensar que los dos compartían ciertos valores, pues coincidían en pensar que el incipiente Estado debía conducirse según los principios del budismo”.

 

El Japón antiguo, una sociedad ambilineal

En otros tiempos, en el estudio de la historia solo se consideraban dos líneas hereditarias: la paterna y la materna. 

 

Pero hoy en día, a partir de los resultados obtenidos en estudios arqueológicos, se está extendiendo en círculos académicos la idea de que la sociedad antigua japonesa no era estrictamente patrilineal ni matrilineal, sino ambilineal. Yoshie piensa que, a la hora de decidir la sucesión en la familia real y en el resto de los linajes más poderosos del país, ambas líneas eran tenidas muy en cuenta, y que los hijos de los emperadores podían dar origen a líneas de sucesión independientemente de su sexo.

 

“A finales del siglo VII, cuando se instauró en Japón una forma de Estado inspirada en el de China, se estableció por primera vez el principio oficial de transmisión patrilineal. Yo creo que aproximadamente hasta el siglo VIII tanto entre los soberanos como entre toda la clase dominante en la práctica seguía vigente la transmisión ambilineal”.

 

Yoshie comenta además que la familia real de los siglos VI y VII, para remarcar su carácter de monarquía hereditaria, fomentó los matrimonios entre consanguíneos dentro de unas relaciones de parentesco ambilineales. Casi todos los soberanos de ambos sexos de esta época tenían familiares que les habían precedido en el cargo en ambas alas familiares.

 

Sin embargo, el Nihon shoki, elaborado a principios del siglo VIII, describe la sucesión al trono en Japón como exclusivamente patrilineal, dejándose llevar por los esquemas de los libros de historia de China, país en el que la sucesión era invariablemente por línea masculina.

 

“Por ejemplo, el Nihon shoki se limita a decir que el príncipe Shōtoku es hijo del emperador Yōmei. Pero sabemos que también tenía sangre real por el lado materno, pues su madre era hija del emperador Kinmei. Si leemos otro libro de la época, el Tenjukokushūchō, que recoge el linaje familiar del príncipe, veremos que se concedía igual importancia a ambos lados”, explica la experta.

 

“El emperador Jomei, que fue padre de los emperadores Tenji y Tenmu, de la segunda mitad del siglo VII, murió cuando ambos eran todavía jóvenes, así que fue la madre de estos la que lo sucedió en el trono bajo el nombre de Kōgyoku. Durante algún tiempo abandonó el trono, pero pronto volvió porque tenía capacidad. Lo hizo bajo un nuevo nombre: emperatriz Saimei. Es de suponer que Saimei sirvió como modelo de estadista a sus dos hijos que ascenderían al trono. 

 

Puede decirse, con toda razón, que Tenji y Tenmu heredaron el trono, más bien por la línea materna que por la paterna. Por cierto, tanto Kōgyoku como su esposo Jomei descendían de Kinmei tanto por lado materno como por el paterno”.

 

La sucesión masculina y por línea masculina, un sistema nuevo

Yoshie señala que la idea de que la sucesión al trono debe ser en la persona de miembros masculinos de la familia y siempre por línea masculina se instauró en Japón en el periodo Meiji, cuando se estableció un nuevo modelo de Estado moderno centrado en el Emperador.

 

“La sucesión al trono, que hasta entonces se había regido consuetudinariamente, pasó a regirse por la Constitución Imperial de Japón y por la Ley de la Casa Imperial. Los debates fueron muy complejos hasta el último momento, pero finalmente se estableció que no se aceptarían mujeres en el trono, y que la línea sucesoria iría siempre de padre a hijo”.

 

“Al contemplar la historia bajo el prisma del nuevo sistema, aquellas seis emperatrices de la antigüedad que ocuparon el trono en ocho ocasiones resultan personajes muy incómodos. También en el periódico Edo, anterior a Meiji, hubo dos emperatrices. De estas dos puede decirse que, seguramente, ascendieron al trono solo interinamente. De ahí nació la teoría de que la entronización de mujeres había sido siempre una medida interina. 

 

La teoría fue rápidamente aceptada y considerada la única correcta en círculos académicos en los años sesenta. Se está rebatiendo esta idea desde finales de los años noventa, pero todavía no se ha conseguido desterrarla”, apunta Yoshie.

 

“Tras la guerra, el sistema familiar tradicional patriarcal de Japón (ie seido) fue abolido y se instauraron los principios de soberanía popular e igualdad entre los sexos. Las reformas afectaron también a la propia institución imperial, pasando a ser el Emperador símbolo de la unidad del pueblo. 

Pese a todo ello, en la sociedad japonesa persiste un pensamiento machista y sigue vigente un sistema de sucesión al trono, pensado para una época en que el Emperador era soberano”.

 

Yoshie concluye que el problema es que no existe todavía una conciencia generalizada sobre el hecho de que el modelo de sucesión al trono vigente en Japón es una creación del periodo Meiji.

 

“Seguramente, son muchos los que siguen convencidos de que no debemos cambiar una tradición de siglos, según la cual siempre han heredado el trono los hombres, y lo han hecho por línea masculina. Tenemos que desprendernos de ese malentendido, revisar nuestra tradición y entre toda la ciudadanía, repensar todas estas cuestiones que afectan al Emperador como símbolo y a la Casa Imperial dentro de la actual Constitución”, concluye.

 

Imagen de portada: Retrato de la emperatriz Suiko (detalle), del pintor Tosa Mitsuyoshi (Mitsufusa). (Cortesía del Mausoleo del Príncipe Shōtoku, templo de Eifukuji.

FUENTE RESPONSABLE: nippon.com Por Itakura Kimie. 23 de junio 2022

Japón/Historia/Emperatriz/Sucesión imperial

 

El kimono que me ayudó a descubrir que mi familia fue enviada a un campo de concentración para japoneses en EE.UU.

Hace 80 años el gobierno de Estados Unidos hizo una redada entre estadounidenses de origen japonés y los obligó a vivir en campos de prisioneros durante el resto de la Segunda Guerra Mundial. Ahora, la generación más joven está luchando para asegurarse de que este oscuro capítulo no se olvide.

Cuando el abuelo de Shane «Shay Shay» Konno falleció en 2013, la familia fue a su casa para ocuparse de todas sus pertenencias.

En el jardín, el cobertizo estaba tan lleno de cosas que sólo podían entrar uno a uno.

Como era un adolescente ágil, a Koono le asignaron el trabajo de repartir ls artículos más voluminosos a los miembros de la familia para que los trasladaran a la casa.

Enterrada en lo más profundo del estante más alejado había una maleta de cartón con un adhesivo en la tapa que decía «Universidad de Michigan».

Al abrir la maleta, Konno vio que había algo de tela adentro. «¡Ah, un mantel elegante!», pensó.

Cuando entró en la casa, se lo mostró a todos: resultó ser un kimono, una túnica formal tradicional japonesa.

Los asombró la brillante tela color púrpura y la forma en la que las flores blancas de durazno bordadas a mano con hilo plateado reflejaban la luz.

«Nunca había visto un kimono en la vida real, y mucho menos había tocado uno», le dijo Konno a la BBC.

En total había siete kimonos de seda en la maleta. Nadie en la familia los reconoció, lo que significaba que el tesoro había estado guardado en secreto en la maleta todo este tiempo.

Cuando Konno examinó la maleta con más atención, debajo de la calcomanía de la Universidad de Michigan había un nombre desconocido, «Sadame Tomita», escrito toscamente con pintura blanca, junto con cinco dígitos: 07314.

Alguien los había cubierto deliberadamente con la pegatina.

Detalle de la maleta de la abuela de Konno

FUENTE DE LA IMAGEN – KONNO FAMILY. Bajo la calcomanía, aún se veía el número.

«Ese era el nombre japonés de tu abuela», le dijo a Konno su tío. «Y este era el número de registro de su familia en los campamentos».

«Nisei»

Konno no conoció a su abuela japonesa, pues murió antes de nacer él.

Ella era nisei, una estadounidense de origen japonés de segunda generación que pasó su adolescencia en los campos de encarcelamiento.

Después de la guerra, se hizo llamar por el nombre occidental de Helen.

Era la única maleta que se le permitió llevar a los campamentos, según supo Konno más tarde. Y la había guardado toda su vida.

Centro de Reubicación Camp Amache.

FUENTE DE LA IMAGEN – KONNO FAMILY

El abuelo de Konno fue internado en el Centro de Reubicación Camp Amache.

Quien llegaría a ser su esposo, y el abuelo de Konno, también era un adolescente cuando lo internaron en el Centro de Reubicación de Campo Amache en Colorado. Se conocieron después de la guerra.

Konno quiso saber más pero su familia no quiso revivir el pasado.

«Mi abuela guardaba secretos incluso a sus propios hijos. ¿Por qué ocultó su propio nombre? ¿Por qué escondió sus kimonos?».

«Shikata ga nai»

Otros se hacen las mismas preguntas que Konno.

En una vigilia a la luz de las velas organizada por la campaña Stop Asian Hate, por el aumento de ataques contra los asiáticos en EE.UU. el verano pasado, Konno notó que había otros estadounidenses de origen japonés presentes y que había algo que querían desahogar.

«La primera pregunta que nos hicimos fue: ‘¿En qué campo fue internada tu familia?'», dice Konno.

«La segunda pregunta fue: ‘¿Cuánto te contó tu familia?'»

Konno presenta sus respetos en Manzanar (izquierda), sus abuelos el día de su boda (derecha)

FUENTE DE LA IMAGEN – KONNO FAMILY

Konno presenta sus respetos en Manzanar (izquierda), sus abuelos el día de su boda (derecha).

«Nunca tuve la oportunidad de hablar con mi abuelo sobre su experiencia mientras estaba vivo», explica Konno.

«Si le hago preguntas (a mi tía), ella es experta en cambiar de tema. Mi papá y mi tío creen que desenterrar el pasado realmente no cambiará nada. Por respeto a mi familia, no los presiono para que me den respuestas».

Algunos de los issei —inmigrantes japoneses de primera generación— y nisei mantuvieron en secreto su experiencia en los campamentos, pues no querían transmitirle recuerdos dolorosos a las próximas generaciones.

El término japonés shikata ga nai se traduce como «no se puede deshacer».

«Sansei» y «yonsei»

El padre de Konno y sus hermanos son sansei, o tercera generación.

«Para la generación de papá, no es difícil no hacer demasiadas preguntas. El trauma lo sufrieron sus padres. Para ellos, esta no es una parte de la historia que puedas leer», dice.

Por eso, depende de los yonsei o la cuarta generación, mantener vivo este legado, en opinión de Konno.

«Soy de la generación que está lo suficientemente lejos como para ver el pasado de manera diferente, y también para gritar por esa injusticia».

Evacuación

El 19 de febrero de 1942, dos meses después del ataque a Pearl Harbor, el presidente estadounidense Franklin Roosevelt emitió la Orden Ejecutiva 9066, autorizando la «evacuación» de los estadounidenses de origen japonés de las comunidades a lo largo de la costa oeste, aparentemente para protegerse contra el espionaje.

Un cartel que decía: 'SOY AMERICANO', en la tienda de comestibles Wanto Co en Oakland, California

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Un cartel que decía: ‘SOY AMERICANO’, en la tienda de comestibles Wanto Co en Oakland, California, el día después del ataque a Pearl Harbor. La tienda estaba cerrada pues la familia Matsuda, propietaria, fue reubicada. El letrero fue instalado por Tatsuro Matsuda, un graduado de la Universidad de California.

En realidad, las leyes fueron motivadas por el racismo, la histeria bélica y el miedo.

Ningún estadounidense de origen japonés fue condenado por traición o por un acto grave de espionaje durante la Segunda Guerra Mundial.

Canadá, México y varios países de América del Sur también tuvieron programas similares.

Entre 1942 y 1946, alrededor de 120.000 estadounidenses de origen japonés fueron sacados a la fuerza de sus hogares y reubicados en campamentos administrados por el gobierno.

Miles eran niños y ancianos. Varios prisioneros fueron asesinados a tiros por los guardias.

Más de la mitad eran ciudadanos estadounidenses: cualquier persona con más de 1/16 de ascendencia japonesa era elegible para internamiento, lo que significaba que quien tuviera un tatarabuelo que era japonés, podía ser detenido en su hogar y enviado a vivir a kilómetros de distancia.

Campamentos

Familia japonesa-estadounidense partiendo hacia el Centro de Reubicación, San Francisco, California, mayo de 1942.

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Familia japonesa-estadounidense partiendo hacia el Centro de Reubicación, San Francisco, California, mayo de 1942.

En cuestión de meses, se construyeron 10 campamentos en California, Arizona, Wyoming, Colorado, Utah y Arkansas.

Mientras estaban en construcción, a menudo se enviaba a las familias a «centros de reunión» improvisados: viviendas temporales ubicadas en hipódromos con establos de caballos alrededor de pistas de carreras.

A cada familia se le asignaba un establo de caballos para dormir.

La abuela de Konno fue enviada al hipódromo de San Mateo.

«A los caballos los acababan de trasladar el día anterior, y el olor era horrible», se enteró Konno más tarde. «Cuando fueron reubicados, los campamentos les deben haber parecido agradables en comparación».

Disculpas

No fue sino hasta 1988, casi 50 años después, que el presidente Ronald Reagan emitió una disculpa y se pagaron compensaciones de US$20.000 (alrededor de US$40.000 en la actualidad) a más de 80.000 estadounidenses de origen japonés que fueron internados o, en algunos casos, a sus herederos.

La familia Shibuya en el césped frente a su hermosa casa en Mountain View, California antes de la evacuación a los centros de la Autoridad de Reubicación de Guerra. 18/04/1942

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

La familia Shibuya en el césped frente a su hermosa casa en Mountain View, California antes de la evacuación a los centros de la Autoridad de Reubicación de Guerra. 18/04/1942

Brian Niiya, quien enseña sobre la historia de los campamentos en la Universidad de California Los Ángeles, dice que en ese momento, la comunidad estadounidense de origen japonés estaba feliz con la disculpa y el acuerdo.

«Había sido una posibilidad tan remota… la gente nunca pensó que vería algo así en su vida», le dijo a la BBC.

Pero el complicado legado de los campamentos significa que aún queda mucho trabajo por hacer.

«Mucha gente aún no conoce la historia de los campamentos, pero se están logrando avances», afirma Niiya.

Contar la historia

Personas de ascendencia japonesa en uno de los centros de reunión en Salinas, California, donde vivieron temporalmente antes de ser trasladados a los centros de reubicación. 31/03/1942.

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Personas de ascendencia japonesa en uno de los centros de reunión en Salinas, California, donde vivieron temporalmente antes de ser trasladados a los centros de reubicación. 31/03/1942.

California aprobó recientemente una legislación sobre la implementación de programas de estudios étnicos en las escuelas secundarias, donde se enseñará esta historia.

Se están publicando libros de texto específicamente sobre esta historia, varios Servicios de Parques Nacionales están erigiendo monumentos conmemorativos y también ayudan las proyecciones de películas sobre los campamentos en el aniversario.

«Esperamos que para el 100 aniversario, todos los estadounidenses sepan acerca de los campamentos», dice Niiya.

Pasado en llamas

Konno se ha encargado de aprender sobre este legado. Al encontrar su apellido en un libro sobre los campos, inicialmente sintió cierto orgullo de que su antepasado hubiera hecho algo digno de ser registrado.

Barracks as far as the eye can see at Manzanar War Relocation Center

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

The Manzanar War Relocation Center was built in 1942

Pero al leer el pasaje completo, todo cambió.

Por temor a ser vistos como extranjeros, algunas comunidades quemaron sus pertenencias japonesas.

Konno se enteró de que su bisabuelo había visitado una comunidad japonesa cercana para convencer a la gente de que destruyera fotografías familiares, cartas y documentos escritos en japonés.

Un grueso diccionario de japonés tardó una semana en quemarse. Los cuchillos de sashimi y el equipo de kendo también fueron tirados a la fogata pues la gente temió que las autoridades los consideraran armas japonesas.

«Mi propia familia ayudó a tomar la horrible decisión de destruir estos objetos sentimentales, y todo fue en vano porque de todos modos se vieron obligados a ingresar en estos campamentos», dice Konno.

Peregrinaje

La destrucción de su cultura japonesa afectaría a las generaciones venideras.

Los abuelos de Konno hablaban japonés, pero después de su experiencia en los campamentos decidieron no enseñarle el idioma a sus hijos.

«La abuela pensó que hablar japonés contribuiría al éxito de sus hijos en Estados Unidos».

Ahora, Konno está tratando de recuperar generaciones de conocimiento perdido.

«Puedo entender las decisiones que tomaron mis abuelos, hicieron lo que pensaron que nos protegería», dijeron.

En 2019, Konno le pidió a un amigo que tenía un automóvil que hiciera una peregrinación especial. «Quería ir por fin a Manzanar».

Torre de vigilancia en Manzanar

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Ahora, Manzanar es un museo y un sitio histórico nacional.

Ahora, un museo administrado por el Servicio de Parques Nacionales, Manzanar fue el primer campo de internamiento japonés-estadounidense construido en EE.UU.

Ubicado al pie de las montañas de Sierra Nevada en California, la mayoría de los residentes venían de Los Ángeles, a unos 370 kms de distancia.

Aunque Konno había visto fotografías de campamentos, fue impactante ver las condiciones en las que vivían, recreadas para la educación histórica, en la vida real.

Las familias se alojaban en largos barracones de madera, dividiendo las habitaciones con sábanas, mientras el viento sacudía las paredes de madera y el polvo entraba por las grietas.

«Tendrían que barrer la habitación dos veces al día para quitar el polvo», le dijeron a Konno.

Los campamentos estaban rodeados por cercas de alambre de púas de dos metros y medio de altura que se curvaban hacia adentro en la parte superior. No había forma de salir.

«Gaman»

La profesora de moda y diseño Ryie Yoshizawa con un grupo de estudiantes en el centro de reubicación de Manzanar, California, en 1943.

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

La profesora de moda y diseño Ryie Yoshizawa con un grupo de estudiantes en el centro de reubicación de Manzanar, California, en 1943.

La abuela de Konno y sus dos hermanas eran adolescentes mientras estaban en el campamento. Estuvo encarcelada desde los 15 a los 18 años, tres hermanas compartiendo espacio con sus padres en la habitación improvisada.

Los baños comunes eran espacios abiertos, cuartos con cabezales de ducha y retretes sin paredes que no permitían privacidad. Las mujeres hacían cola afuera pacientemente para permitirle a la persona anterior un momento de privacidad, lo que significaba que la gente se duchaba a horas extrañas durante toda la noche.

Mirando fuera de los barracones, Konno vio restos de los jardines zen japoneses.

«Estaban tratando de hacer que esta prisión hostil fuera un poco más bonita».

Konno traduce el término japonés gaman que significa «soportar dificultades aparentemente insoportables con dignidad».

«En estos campamentos, las familias estadounidenses de origen japonés eran tratadas como menos que humanas. Pero aun así trataban de respetarse y ayudarse mutuamente en este horrible lugar», dice amargamente Konno.

Lo que no sabía era que años atrás, su padre también había visitado Manzanar.

«Absorbió todo y se lo guardó para sí mismo», dice Konno, asombrado.

Comprendió que las generaciones anteriores respetan a su manera.

«Recordar es honrar»

El tío de Konno visita el monumento en el antiguo Centro de Asambleas de Merced

FUENTE DE LA IMAGEN – KONNO FAMILY

El tío de Konno visita el monumento en el antiguo Centro de Asambleas de Merced.

Más recientemente, después de que Konno comenzara su propia búsqueda de respuestas, el padre y el tío de Konno fueron a donde sus parientes paternos habían sido encarcelados temporalmente en el Centro de Asambleas de Merced.

Los campamentos fueron arrasados hace tiempo, pero una estatua de una niña sentada sobre una pila de maletas sirve como memorial a las familias que estuvieron encarceladas allí.

En una pared detrás de ella, están grabados en piedra los nombres de los 1600 estadounidenses de origen japonés, incluidos los bebés nacidos en el campamento.

El padre y el tío de Konno se detuvieron para buscar su apellido y tomaron fotos para enviárselas a Konno.

Mirando atrás, Konno se pregunta si parte de la razón por la que les tomó tanto tiempo investigar fue porque asumieron que sus preguntas no serían bien recibidas.

Pero la generación de sus padres parece haber tenido las mismas ganas de saber.

«Las oportunidades de tener conversaciones con quienes lo vivieron 80 años después se están desvaneciendo. Ahora es aún más urgente descubrir cosas por mí mismo, no sólo escuchar historias de segunda mano».

Imagen de portada:BBC. ShayShay Konno con el kimono

FUENTE RESPONSABLE: BBC Stories. Por Elaine Chong. Mayo 2022

Sociedad y Cultura/Japón/Historia/EE.UU./Segunda Guerra Mundial

 

 

 

 

 

 

Los japoneses tienen el récord mundial de longevidad: sus 10 secretos para vivir 115 años.

En Japón hay 68.000 personas saludables que tienen más de cien años y varios de ellos integran la lista de las personas más longevas del mundo. Una de ellas fue Nabi Tajima, que vivió en tres siglos y murió poco antes de cumplir 118 años. ¿Cuál fue el secreto de su extensa vida feliz?

Si deseas profundizar sobre esta entrada; cliquea por favor adonde está escrito en “negrita”.

Nabi Tajima era la persona asiática más longeva de la historia, y la tercera del mundo. Vivió en Japón 117 años y 260 días, hasta que murió de vieja el 21 de abril de 2018.

Nabi Tajima figuraba en el Libro Guinness de los récords como la persona más longeva del mundo. 

Antes y durante bastante tiempo, ocupó el tercer puesto luego de la estadounidense Sarah Knauss (que al morir tenía 119 años y 97 días) y la francesa Jeanne Calment, que murió a los 122 años y 164 días, al menos según los registros oficiales que existen.

Sobreponerse, objetivos y vida en contacto con la naturaleza.

Nabi Tajima fue enterrada en Kikai, una ciudad volcánica de 6.000 habitantes que ocupa toda la isla de Kikaijima, a 600 kilómetros de Fukuoka, blanco predilecto del embate de los tifones del sudeste asiático.

Los últimos tres meses y medio de su vida, Nabi Tajima los pasó en un hospital de Fukuoka, para que recibiera control médico, luego de una descompensación. 

Fukuoka ciudad japonesa 20220420

Fukuoka, la ciudad donde vivía Nabi Tajima, una metrópoli rodeada de un paraíso natural.

Sin embargo, los últimos 20 años estuvo en un hogar de ancianos en esa misma próspera ciudad del extremo sudoccidental del archipiélago japonés.

Uno de sus pasatiempos favoritos de entonces era jugar al Othello -un juego de mesa entre dos personas- y Nabi siempre dejaba fuera de juego a los empleados del hogar.  

Japonesa de tres siglos

Nabi Tajima fue una privilegiada: vivió en tres siglos. Nació el 4 de agosto de 1900 (siglo XIX), vivió la mayor parte de su vida en el siglo XX, y murió en el siglo XXI.

Nabi Tajima 20220420

Nabi Tajima recibe de manos del intendente el diploma de su record Guinness: la persona más longeva del mundo.

Nabi Tajima nació antes de que murieran Nietzsche y Oscar Wilde y justo en el momento en que se inició el trazado del primer metro de París. Ya era parte de este mundo cuando se encontró petróleo en Texas y, en Madagascar, se inauguró la primera autopista del mundo. 

Cuando falleció, las agencias de noticias japoneses informaron que Nabi Tajima tenía en total, 160 descendientes, una abultada mesa de los domingos que incluía nueve hijos, 28 nietos, 56 bisnietos y 35 tataranietos, si sólo se contaban los familiares más cercanos.

Nabi Tajima 20220420

Tuvo 160 descendientes cercanos.

Para el Grupo de Investigación Gerontológica de Estados Unidos, actualmente la persona más longeva del mundo es Kane Tanake, otra mujer y también japonesa, de 119 años y 109 días.

Un año antes de fallecer, Nabi Tajima había ingresado al libro Guinness de los records y su coronación como la “persona más longeva de la humanidad” se celebró en la casa de ancianos donde residía, en Fukuoka. El mismo alcalde de la ciudad, Soichiro Takashima, se acercó para entregarle en mano su diploma.

Japón, record mundial

De hecho, según estadísticas oficiales, Japón es el país con mayor cantidad de población longeva del mundo. Hasta el año pasado, contabilizaba 68.000 habitantes que habían alcanzado o superado los 100 años de edad.

Japoneses de avanzada edad 20220420

La esperanza de vida en Japón es de 83,6 años, el segundo puesto mundial tras Hong Kong.

Además, Japón es el país con mayor porcentaje de ancianos en el mundo: 26% de su población tiene 65 años o más.

Sin duda alguna, Japón es un buen país para envejecer, porque las cifras, lejos de ser una coincidencia, revelan una calidad de vida envidiable. 

En los últimos tiempos, Nabi Tajima ya no caminaba, pero comía tres veces por día. Las frutillas con crema y el ramen eran sus platos favoritos. 

La ciudad de Fukuoka se jacta precisamente de tener el mejor ramen de todo Japón, fácil de conseguir en cualquier puesto callejero. El ramen es una sopa que se cocina con rebanadas de cerdo, verduras, algas, fideos y brotes de bambú. 

Fukuoka ciudad japonesa 20220420

Fukuoka, paraíso desconocido en el sudoeste de Japón; longevidad garantizada.

Allí dicen que en Fukuoka se consigue el mejor sake del país y, si se suman el arroz, las ostras y el agua de vertiente a un clima más benigno que en Tokyo, incluso en invierno, este destino casi ignoto merecería ingresar a las listas de los paraísos dorados.

Para comprender la longevidad de los japoneses y robarles su secreto, habría que comenzar por su dieta.

Longevidad japonesa

Tras la desaparición de la japonesa Nabi Tajima, otra compatriota, Kane Tanaka, pasó a ocupar el trono vacante de la “mujer más longeva del mundo”. Kane Tanaka, que hoy tiene 119 años y 109 días, nació el 2 de enero de  1903. Cuando alguien le preguntó cuál había sido el momento más feliz de su vida, contesto: “ahora”.

En 1922, Kane Tanaka se casó con Hideo Tanaka y tuvieron 4 hijos, antes de adoptar un quinto. Cada día se levanta a las 6 de la mañana y después del mediodía, estudia matemáticas y escribe.

Ramen sopa japonesa 20220420

Ramen: el plato que garantiza la longevidad: carne de cerdo, fideos, legumbres, algas. huevo y bambú.

Nabi Tajima falleció poco antes de cumplir 118 años y se llevó a la tumba el secreto de su longevidad. Sin embargo, puede reconstruirse a partir de hábitos y testimonios en un país que ostenta el segundo puesto mundial de expectativa de vida: 83,6 años. El primer puesto lo detenta Hong Kong, con 84 años. 

Son los mismos japoneses los primeros interesados en desentrañar este fenómeno y encararon un estudio que demostró que la población sigue rigurosamente la guía alimentaria nacional que reduce el riesgo de muerte por enfermedades cardiovasculares. 

Pero además, completaron su lista enumerando lo que fue determinante en varios casos longevos.

10 claves de la longevidad japonesa

  • Dieta: La guía de la longevidad recomienda comer granos, legumbres acompañadas de carne, pescado, soja, dos porciones diarias de fruta, productos lácteos. La ingesta de carbohidratos es a través de arroz y fideos, en vez de pan blanco.
  • Darle un sentido a la vida: Un estudio publicado por JAMA Psychiatry revela que las personas mayores de 50 años tienen menos riesgo de detener el ritmo de su vida según la fuerza con que se aferren a un objetivo.
  • Un alma generosa: el don de gentes, la amabilidad y la buena educación dulcifican la vida ajena y prolongan la propia.

COLOMBIA-VIRUS-TANGO 20200622

Escuchar música y bailar prolonga la vida.

  • Convivir con la música: aunque son varios los que descreen de la veracidad del acta de nacimiento de la china Alimihan Seyiti, que falleció en 2021, supuestamente a los 135 años, nadie le quita haber sobrepasado el siglo de vida. Según el periódico Daily Mail, la mujer comenzó a cantar y bailar desde la adolescencia y que, en 2014, todavía podía memorizar las canciones nuevas que escuchaba en la televisión.
  • Tomar más agua: Alimihan Seyiti bebía agua todo el tiempo y varios estudios demostraron que las personas en régimen para adelgazar obtenían mejores resultados si bebían mucha agua.  Un beneficio que también alcanza a los diabéticos y enfermos coronarios, entre otros.

vegetarianismo 20210930

En japón se comen productos locales, hay bajo consumo de carnes rojas, y muchos de origen marino.

  • Comer menos carne: Otra vez Alimihan Seyiti se torna un ejemplo ya que se cree que alcanzó los 131 años –esa sería su edad, pero de coqueta se sumaba más años- por tener un régimen alimentario esencialmente vegetariano, pero con consumo de carne de cerdo una vez a la semana. 
  • Huevos en el desayuno: La italiana Emma Morano murió a los 117 años, en 1017.  Su secreto de longevidad fueron 3 huevos diarios (2 de ellos, crudos) hasta que cumplió 90 años; luego, los redujo a dos. 
  • Tener fortaleza: La longeva Emma Morano, dejó a un marido que la hacía infeliz, luego de haber perdido un bebé y cuando el divorcio aún no existía en Italia; nunca más quiso casarse “para no depender de nadie”, según declaró al periódico The New York Times en 2015. 

amor

Dar y recibir amor, en cualquiera de sus formas, también prolonga la vida.

  • Rodearse de amor: El indonesio Sodimedjo, también conocido como Mbah Ghoto (Pépé Ghoto), fue el hombre más longevo de la historia. Si se puede dar crédito a su documentación, tenía 146 años cuando murió en 2017.  Siempre fumó, pero “Yo he tenido una vida larga porque muchas personas me quisieron y cuidaron”, declaró una vez en un reportaje radial.  
  • Consumir productos locales: La jamaiquina Violet Mosse Brown murió a los 117 y comía de todo, excepto pollo, cerdo y ron. El periódico Jamaica Observer detalló que su dieta se basaba en papas, mangos, castañas y naranjas cultivados en la isla..

Imagen de portada: Hay pocos chicos en Japón | TWITTER

FUENTE RESPONSABLE: Editorial Perfil. Por Monica Martín; Editora. Abril 2022.

Sociedad/Japón/Longevidad/Record mundial

 

 

 

Científicos descubrieron que un medicamento en desarrollo para tratar Alzheimer es también eficaz para la ELA.

Por favor profundiza esta entrada; cliqueando donde se encuentre escrito en “negrita”. Muchas gracias.

El fármaco desarrollado por una universidad japonesa ya demostró ser eficaz contra un tipo de esclerosis lateral amiotrófica. Investigadores buscan avanzar hacia las pruebas humanas.

La Universidad Yamagata, ubicada en Japón, anunció este viernes que sus investigadores descubrieron que un medicamento desarrollado para el tratamiento de la enfermedad de Alzheimer también es eficaz para tratar la esclerosis lateral amiotrófica (ELA), más comúnmente conocida como enfermedad de Lou Gehrig.

Según informó la institución, el fármaco identificado sería capaz de frenar la aglomeración anormal de proteínas que causa la enfermedad neurodegenerativa progresiva. Con un tratamiento efectivo, la debilitación de músculos que deja a los pacientes con ELA sin la capacidad de caminar, hablar, comer y, finalmente, respirar, podría evitarse.

Mientras existen medicamentos ideados para ralentizar el avance de la enfermedad, aún no se conoce de ninguno que trabaje en detenerla. De acuerdo con el director del centro de investigación sobre ELA del Hospital Nacional de Yamagata, Takeo Kato, el nuevo medicamento en desarrollo será el primero de su tipo en trabajar sobre la proteína acumulada en el cerebro y la médula espinal para detener de manera definitiva la ELA.

La enfermedad mortal se caracteriza por la agregación de proteínas ubiquitinadas en las neuronas motoras afectadas, acción que deriva en la debilitación de la musculatura de los pacientes. Bajo el nuevo medicamento, el equipo de investigación japonés ya logró frenar la agregación de proteínas en ratones con ELA cultivada en laboratorio al administrar el fármaco candidato.

La universidad proyecta comenzar con pruebas humanas en 2024.

Mientras los resultados preliminares son significantes, la investigación recién comienza. Los ratones utilizados en el ensayo padecían de ELA familiar o hereditaria, el tipo menos común. Por ende, el siguiente paso en el desarrollo del medicamento será llevar a cabo experimentos en ratones con la ELA esporádica o no hereditaria, la más frecuente. El equipo de investigación tiene como objetivo iniciar ensayos clínicos con pacientes humanos en 2024.

Los investigadores continuarán trabajando en el medicamento que, esperan, podrá asistir a las aproximadamente 10,000 personas en Japón que sufren de ELA. Según Mitsubishi Tanabe Pharma Corp, cada año se diagnostican entre 1,000 y 2,000 personas con la enfermedad en el país asiático, mientras que la enfermedad afecta a 5 de cada 100.000 personas en todo el mundo.

Se cree que la enfermedad de Alzheimer, la causa más común de demencia, es causada por depósitos de un fragmento de proteína llamado beta-amiloide y fibras retorcidas de otra proteína llamada tau que se acumulan en el cerebro, según la Asociación de Alzheimer. Gracias a sus similitudes, los científicos de la institución japonesa esperan poder aplicar lo aprendido en el medicamento para ELA en futuras investigaciones sobre el Alzheimer.

Imagen de portada: Gentileza de Crónica

FUENTE RESPONSABLE: Crónica. Argentina.

Sociedad/Salud/Salud Mental/Alzheimer/ELA/Ciencia/Japón

 

 

 

La inmoralidad de algunos y la voracidad de otros,que marcó la historia del mundo para siempre. Parte 4/4

Si deseas profundizar sobre este tema; por favor cliquea donde esta escrito en “negrita”. Muchas gracias.

Desde ese 6 de agosto de 1945, el mundo y las guerras ya no volverían a ser iguales.

Foto: AP/ ja / Yuichiro Sasaki / ONU 1 / 31

La bomba que paró el tiempo

La explosión de la bomba atómica de Hiroshima se registró a las 8:15 de la mañana del 6 de agosto de 1945. En este reloj de pulsera encontrado en las ruinas de la ciudad, la aguja pequeña del reloj quedó abrasada por la explosión, marcando una sombra sobre él mismo que le hace parecer la aguja grande.

Foto: AP – 2 / 31

Paul W. Tibbets Jr.

El Coronel Paul W. Tibbets, de 31 años, posa para una fotografía delante del Enola Gay en una localización desconocida. Fue el piloto encargado de pilotar el Bombardero B-29 que lanzó la bomba atómica sobre la ciudad japonesa de Hiroshima el 6 de agosto de 1945, el cual, llevaría el nombre de su madre.

Foto: AP / US Air Force – 3 / 31

George R. Caron

El protagonista de esta foto de archivo de 1945 es el Sargento George R. “Bob” Caron (31 de octubre de 1919 – 3 de junio de 1995), artillero de cola en el Enola Gay, el Bombardero B-29 que lanzó la bomba atómica sobre la ciudad Japonesa de Hiroshima el 6 de agosto de 1945.

Foto:AP/Max Desfor 4 / 31

La tripulación del Enola Gay

De izquierda a derecha en primera fila: Jacob Beser, teniente primero; Norris R. Jeppson, teniente segundo; Theodore J. Van Kirk, capitán; el mayor Thomas W. Ferebee; William S. Parsons, Capitán; el coronel Paul W. Tibbets Jr. y el Capitán Robert A. Lewis. En segunda linea el sargento Robert R. Shumard, el soldado Richard H. Nelson, y los sargentos Joe A. Stiborn, Wyatt E. Duzenbury y George R. Caron.

Foto: RIA Novosti/Sputnik/AP 5 / 31

Little Boy

Little Boy fue el nombre con el que bautizaron los americanos a la bomba lanzada en Hiroshima. La bomba de uranio-235 de 4.400 kilogramos de peso, 3 metros de longitud, 75 centímetros de diámetro y una potencia explosiva de 16 kilotones, – 1600 toneladas de dinamita-, explotó a las 8:15 del 6 de agosto de 1945 a una altitud de 600 metros sobre la ciudad japonesa, acabando con la vida de aproximadamente 140.000 personas.

Foto: AP / US Air Force 6 / 31

Un soldado con pulso de fotógrafo

Una columna de 6 kilómetros de altura se eleva desde la zona cero sobre las ruinas de la ciudad de Hiroshima. La fotografía fue tomada por George Caron, artillero de cola del Enola Gay a quien le dieron una cámara en el último momento y la cual disparó a través de la ventana de plexiglás de su puesto de combate.

Foto: AP/ US Army/ Hiroshima Peace Memorial Museum 7 / 31

La alternativa nuclear

Foto difundida por el ejército de los Estados Unidos y proporcionada por el Museo de la Paz de Hiroshima. En ella se aprecia la enorme nube de humo resultado de los enormes incendios masivos provocados por Litte Boy. La fotografía se tomó pocas horas después de la detonación desde un avión de reconocimiento del ejército estadounidense.

Foto: AP 8 / 31

Las secuelas de Little Boy

Imagen de ciudad de Hiroshima tomada a algo más de kilómetro y medio del lugar donde fue detonada Little Boy, la primera bomba atómica de la historia lanzada sobre una población civil.

Foto: AP 9 / 31

Desolación desde el aire

Vista aérea de la ciudad de Hiroshima unas horas después del lanzamiento de la bomba nuclear.

Foto: AP 10 / 31

Una ciudad reducida a escombros

Metales retorcidos y cascotes: retales de lo que un día fue la ciudad más industrializada de Japón. La fotografía sería tomada unos días después del bombardeo.

Foto: AP 11 / 31

Los restos de la tragedia

El armazón de este bloque de apartamentos es lo poco que quedó en la zona cero tras la explosión nuclear en la ciudad japonesa de Hiroshima.

Foto: AP/ U.S. Army Corps 12 / 31

Sobrevivir a una bomba nuclear

En esta foto proporcionada por el Cuerpo de Ingenieros de EE.UU., se pueden contemplar las heridas de una de las víctimas de la primera bomba atómica. La fotografía fue tomada en el departamento de Ujina, en el primer hospital provisional del ejército japones en Hiroshima. Los rayos térmicos emitidos por la explosión quemaron el patrón del kimono de esta mujer, los cuales quedaron grabados sobre su espalda.

Foto: AP/ Zu unserem Korr, Japón / Weltkrieg / Jahrestag 13 / 31

Las primeras reacciones japonesas

Víctimas japonesas esperan recibir los primeros auxilios en la parte sur de Hiroshima horas después de la explosión. La detonación mató al instante a 66.000 personas, hiriendo a otras 69.000.

Foto: AP 14 / 31

Protegidos por las colinas

La foto, tomada un 2 de febrero de 1951, muestra una zona residencial protegida por la orografía en Nagasaki, la cual se salvó de la destrucción que arrasó vastas porciones de la ciudad. El área desnuda en primer plano es un cortafuegos.

Foto: AP 15 / 31

Vivos y juntos

Un hombre y una mujer japonesa, víctimas de la bomba atómica de Hiroshima, se sientan en un edificio de un banco dañado convertido en un hospital provisional. La cara de la mujer está gravemente marcada por el tremendo calor generado en la explosión.

Foto: AP 16 / 31

El mensajero de la muerte

El Enola Gay aterrizando en Tinian, al norte de las Islas Marianas después del bombardeo de Hiroshima.

Foto: AP 17 / 31

Cuando lo peor aún no ha pasado

Hiroshima, 1 de Septiembre de 1945. Científicos japoneses comprueban los niveles de radiactividad en la zona cero.

Foto: AP/RIA Novosti/Sputnik 18 / 31

Fat Man

Fat man fue el apodo dado a la segunda bomba lanzada – en este caso de plutonio- por el ejército estadounidense sobre Nagasaki, el 9 de agosto de 1945. 

Detonado a una altitud de 550 metros sobre la ciudad, el dispositivo de 3,25 metros de longitud por 1,52 de diámetro, pesaba 4.630 kilogramos y poseía una potencia de 25 kilotones. Los ataques provocaron la rendición incondicional de Japón. 

Foto: AP 19 / 31

Nagasaki, la segunda bomba

Una columna de humo ondulante en forma de seta se eleva a kilómetros de altura sobre la ciudad japonesa de Nagasaki. Fat  man fue lanzada 3 días después del ataque sobre Hiroshima, acabando instantáneamente con la vida de 70.000 personas. Otros miles morirían después a consecuencia de la radiación.

Foto: AP 20 / 31

En el centro de la catástrofe

Una flecha marca el punto sobre el que estalló la bomba arrojada en Nagasaki. Gran parte de la zona bombardeada sigue asolada, los árboles en los alcores colindantes permanecen carbonizados y empequeñecidos por la explosión. La reconstrucción del lugar ha sido apenas testimonial.

Foto: AP 21 / 31

Heridas sempiternas

En esta foto del 24 de marzo de 1980, Sunji Yamagushi, quien sobrevivió a la bomba atómica sobre Nagasaki, muestra sus profundas cicatrices durante una conferencia de prensa en Los Ángeles.

Foto: AP 22 / 31

El avión que puso fin a la Segunda Guerra Mundial

Fat man, fue lanzada desde un bombardero B-29 apodado como “Bockscar”. Charles Donald Albury que en la imagen sostiene una fotografía del avión, copiloto el avión que arrojaría la segunda bomba sobre Nagasaki el 9 de agosto de 1945 y fue testigo del despliegue de la primera bomba atómica sobre Hiroshima tres días antes en calidad de piloto de reserva.

Foto: AP 23 / 31

Territorio americano en el Pacífico

La guerra en el Pacífico terminó un 2 de septiembre de 1945, cuando el acta de rendición japonesa fuera finalmente firmada a bordo acorazado Missouri de los Estados Unidos. El barco aparece en la foto disparando en un lugar desconocido del Pacífico durante la Segunda Guerra Mundial.

Foto: AP 24 / 31

El fin de la guerra

En la imagen, el almirante Chester Nimitz, comandante en jefe de la Flota del Pacífico, a bordo del acorazado Missouri durante la firma de la rendición de los japoneses que ponía fin a la Segunda Guerra Mundial el 2 de septiembre de 1945. De pie, detrás de él, y de izquierda a derecha, el general Douglas MacArthur, el almirante William F. Halsey Jr., y el contralmirante Forrest Sherman.

Foto: AP 25 / 31

Reportes de Guerra

De regreso de la Conferencia de Postdam, a bordo del crucero de guerra Augusta, el presidente de los Estados Unidos Harry S. Truman, radio en mano, lee a la población los primeros informes de la misión en la que fue lanzada la bomba sobre Hiroshima.

Foto: AP 26 / 31

La rendición incondicional de Japón

El Secretario de Guerra, Henry Stimson, a la izquierda, observa como el presidente Harry Truman sostiene los documentos firmados de la rendición incondicional japonesa en la Casa Blanca un 7 de septiembre de 1945. Antes del ataque a Hiroshima, Stimson presidió un comité para reflexionar sobre la necesidad de lanzar la bomba. Stimson se mostraría consternado por los métodos de la guerra moderna en la que el bombardeo de civiles se había convertido en algo común.

Foto: AP 27 / 31

¿Quién pulsó el botón?

El mayor Thomas Ferebee, a la izquierda y el capitán Kermit Beahan, a la derecha. Ferebee lanzó la bomba atómica sobre Hiroshima, Beahan lo hizo sobre Nagasaki.

Foto: AP 28 / 31

Criminales de guerra

Foto tomada en diciembre de 1947 al general Hideki Tojo, primer ministro de Japón durante la mayor parte de la Segunda Guerra Mundial. 

Tojo fue considerado un criminal de guerra de clase A y ejecutado por ahorcamiento el 23 de diciembre de 1948. 

Fue culpado de ser el cerebro y ejecutor del ataque a Pearl Harbor y de la prolongación de la guerra en el pacífico, desencadenante de los bombardeos de Hiroshima y Nagasaki.

Foto: AP 29 / 31

El padre de la bomba atómica

De derecha a izquierda el general Leslie R. Groves, y el Dr. En física J. Robert Oppenheimer, conocido coloquialmente como «el padre de la bomba atómica» y director científico del proyecto Manhattan, desarrollado en secreto en Alamogordo, Nuevo México.

Foto: AP 30 / 31

Juegos de espías

En la imagen, David Greengrass con 29 años, participante en el proyecto Manhattan y espía confeso, se encuentra en la antesala de la Corte Federal, en Nueva York, un 12 de marzo de 1951 durante el receso del juicio por espionaje al que fue sometido. 

Greengrass testificó pertenecer a una red de espionaje orquestada por la Unión Soviética. Fueron también acusados de conspiración y espionaje al servicio de los soviéticos en tiempos de guerra Morton Sobell, Julius Rosenberg y su esposa, Ethel, hermana de Greengrass .

Foto: AP/KK 31 / 31

Un lugar en la memoria

Varias mujeres rezan durante una misa especial celebrada en la Iglesia Urakami en Nagasaki, el 9 de agosto de 1983 con motivo del 38 aniversario de la destrucción atómica de la ciudad.

Imágenes del título: Gentileza de AP/ ja / Yuichiro Sasaki / ONU/Robert Capa / Magnum/AP

FUENTE RESPONSABLE: NATIONAL GEOGRAPHIC. Por Javier Flores/Hector Rodriguez. Enero 2021

Segunda Guerra Mundial/Nazismo/Aliados/Día “D”/Bomba atómica/Japón /Alemania.

La inmoralidad de algunos y la voracidad de otros,marcó la historia del mundo para siempre. Parte 3/4

Si deseas profundizar sobre este tema; por favor cliquea donde esta escrito en “negrita”. Muchas gracias.

Batalla de normandía: las 11 magníficas de Robert Capa, las únicas imágenes del desembarco.

«Si tus fotos no son lo suficientemente buenas es porque no te has acercado lo suficiente». Y vaya si se acercó. Las 11 magníficas es, probablemente, la serie fotoperiodística más importante de la historia, las únicas imágenes de la batalla librada el 6 de junio de 1944 en el Día D, durante la Segunda Guerra Mundial. Y unas fotografías que sirvieron de inspiración para Steven Spielberg y su película «Salvar al soldado Ryan».

Un día gris, nublado y ventoso, en el Canal de la Mancha. Unos pocos kilómetros separan a las tropas aliadas del famoso Muro del Atlántico, el sistema defensivo montado en la línea de costa por los nazis ante un eventual ataque de los aliados. El mar picado salpica a los cientos de miles de soldados embarcados en lanchas camino a Francia. Militares, armas en mano, dispuestos a dar su vida en la lucha contra el nazismo. Cientos de miles de soldados y un fotógrafo que, cámara en mano, mostraría al mundo una masacre que, a la postre, fue decisiva para la liberación de Europa y la victoria final en la Segunda Guerra Mundial.

Robert Capa era su nombre ficticio (el real era Endre Friedmann) y su serie de fotografías pasó a la historia como «Las 11 magníficas». Las únicas 11 imágenes del Desembarco de Normandía (también conocido como Día D) que llevaron a cabo los Aliados sobre las costas francesas ocupadas por los ejércitos de Hitler el 6 de Junio de 1944.

Pero, ¿realmente se jugó el pellejo solo por 11 fotografías? En primer lugar, no tomó solo 11 imágenes, sino que en realidad realizó más de 100 tomas en varios carretes, pero un error en el revelado echó a perder todas las demás. Y por otro lado, ¡solo son 10! Sí, solo son 10 imágenes y a la pregunta a la agencia Magnum sobre cuál es la undécima y por qué se conoce como «Las 11 magníficas», la respuesta es simple: “seguramente fue un error de la época pero no lo sabemos” explican.

Capa iba en una de las cientos de barcazas que llegaron a las playas francesas junto al 16º Regimiento de Infantería de la 1ª División de Infantería el 6 de junio de 1944. Esta primera oleada, probablemente la más peligrosa, fue seguida de otras. Una ingente cantidad de armas para luchar. Dos cámaras Contax II con lentes de 50 mm para dejar constancia del horror de la guerra para la revista Life.

En la siguiente serie de fotografías, quizá los documentos gráficos de guerra más importantes de la historia, el propio Robert Capa relata cómo vivió el desembarco de Normandía en primera persona. A la postre el momento más decisivo de la Segunda Guerra Mundial. Unas fotos desastrosas tomadas por, probablemente, el mejor reportero de guerra de todos los tiempos. Un documento gráfico y periodístico extraordinario. Un incunable de la historia de la fotografía.

Foto: Robert Capa / Magnum – 1 / 10

Llegada a la costa

Me gusta arriesgar. Decidí entrar con la Compañía E en la primera oleada [del Desembarco de Normandía]. La costa de Normandía se hallaba todavía a varias millas de distancia cuando el primer estallido inconfundible llegó a nuestros oídos. Nos metimos en el fondo de la barcaza y dejamos de observar cómo nos aproximábamos a la costa. Nos cruzamos con la primera barcaza vacía que ya había descargado a sus tropas en la playa y el contramaestre negro nos saludó con una sonrisa y el signo V (de Victoria). Era el momento de comenzar a tomar fotografías, y saqué mi primera cámara Contax de su funda piel impermeable. El fondo plano de nuestra barcaza golpeó suelo francés. Allí, entre los grotescos diseños de obstáculos de acero que sobresalían del agua, había una delgada línea de tierra cubierta de humo: nuestra Europa, la playa ‘Easy Red’.

Foto: Robert Capa / Magnum – 2 / 10

Primeras fotos del Desembarco de Normandía

Mi hermosa Francia parecía sórdida y poco atractiva. Una ametralladora alemana, escupiendo balas alrededor de la barcaza, arruinó por completo mi regreso. Los hombres de mi barcaza se metieron en el agua. Hasta la cintura, con los rifles listos para disparar, con los obstáculos de invasión y la playa humeante al fondo, una buen momento para tomar fotos. Hice una pausa por un momento en la pasarela para tomar mi primera imagen real de la invasión. El contramaestre, que tenía una prisa comprensible por salir de allí, confundió mi actitud de toma de fotografías con una vacilación explicable, y me ayudó a decidirme con una patada bien dirigida en la parte trasera. El agua estaba fría, y la playa se encontraba todavía a más de cien metros. Las balas agujereaban el agua que me rodeaba y me dirigí al obstáculo de acero más cercano. Un soldado llegó al mismo tiempo que yo, y por unos minutos compartimos refugio. Se quitó la pistola del impermeable y comenzó a disparar sin ton ni son hacia la playa cubierta por el humo. El sonido de su rifle le dio suficiente coraje para seguir adelante y me dejó solo en el obstáculo. Yo también me sentí lo suficientemente seguro como para tomar fotos de los otros tipos que se escondían igual que yo.

Foto: Robert Capa / Magnum – 3 / 10

Algo muy serio

Todavía era demasiado temprano y el día estaba demasiado gris para tomar buenas fotos. Pero el agua grisácea y el cielo cubierto hicieron que la imagen de los hombrecitos, esquivando balas refugiados en el entramado anti-invasión diseñado por Hitler, fuera bastante fotogénica. Terminé de tomar algunas fotos y el mar me había calado los pantalones. A regañadientes, traté de alejarme del obstáculo de acero que me protegía, pero las balas enemigas no me lo permitían. Cincuenta metros delante de mí, uno de nuestros tanques anfibios medio quemados salió del agua y me ofreció un nuevo sitio seguro donde protegerme. Evalué la situación. Alcancé el tanque entre cuerpos flotantes, tomé algunas fotos más y reuní las agallas suficientes para encaminarme a la playa.

Los alemanes abrieron fuego a discreción  y no pude encontrar ningún resquicio entre los proyectiles para recorrer los últimos 20 metros que me separaban de la playa. Me quedé detrás de mi tanque repitiendo una pequeña frase de mis días de la Guerra Civil Española, «Es algo muy serio». Es algo muy serio. Este es un asunto muy serio.

Foto: Robert Capa / Magnum – 4 / 10

Sin ganas de besar suelo francés

La marea estaba subiendo y el agua llegó a la carta de despedida a mi familia en el bolsillo de mi pecho. Gracias a la cobertura de dos soldados llegué hasta la playa. Me tiré al suelo y mis labios tocaron la tierra de Francia. No tenía ganas de besarlo.

Volví la cabeza hacia un lado y me encontré cara a cara con un teniente con el que jugué al póquer nuestra última noche. Me preguntó si sabía lo que veía. Le dije que no y que no creía que él pudiera ver mucho más allá de mi cabeza. «Te diré lo que veo», susurró. «Veo a mi madre en el porche delantero, agitando mi póliza de seguro».

Foto: Robert Capa / Magnum – 5 / 10

Entre el mar y el alambre de púas

St Laurent-sur-Mer debía haber sido en un momento un lugar monótono y barato para los maestros de escuela franceses de vacaciones. Ahora, el 6 de junio de 1944, era la playa más fea del mundo. Agotados por el agua y el miedo, nos tumbamos en una pequeña franja de arena húmeda entre el mar y el alambre de púas. La inclinación de la playa nos brindó algo de protección, siempre y cuando quedáramos agachados, pero la marea nos empujó contra el alambre de púas, donde los alemanes nos tenían a tiro. Me arrastré hacia mi amigo Larry, el padre irlandés del regimiento, que podría maldecir mejor que cualquier otro y me gruñó, ‘¡Maldita sea mitad francés! Si no te gustaba estar aquí, ¿por qué diablos has vuelto? Así reconfortado por la religión, saqué mi segunda cámara Contax y comencé a tomar fotos sin levantar la cabeza.

Foto: Robert Capa / Magnum – 6 / 10

Una playa como una lata de sardinas

Desde el aire, la playa ‘Easy Red’ debía parecer una lata abierta de sardinas. Tomando instantáneas desde el ángulo de la sardina, el primer plano de mis fotos estaba lleno de botas mojadas y caras pálidas. Por encima de las botas y los rostros, mis encuadres se llenaban de humo de metralla; Tanques quemados y barcazas que se hundían formaban el fondo de mis tomas. Larry tenía un cigarrillo seco. Yo busqué en mi bolsillo de la cadera mi frasco de plata y se lo ofrecí. Inclinó la cabeza hacia un lado y tomó un trago a través de la comisura de su boca. Antes de devolverme la petaca, se la dio a otro amigo, un médico judío, quien imitó con gran éxito la técnica de Larry. También yo utilicé su técnica para echar un trago.

Foto: Robert Capa / Magnum – 7 / 10

Un proyectil cercano

La siguiente bomba de mortero cayó entre el alambre de púas y el mar, y cada pedazo de metralla encontró el cuerpo de un hombre. El sacerdote irlandés y el médico judío fueron los primeros en llegar a la playa ‘Easy Red’. Tomé la foto. La siguiente explosión fue todavía más cerca. No me atreví a apartar los ojos del mirador de mi Contax y disparé frenéticamente toma tras toma. Medio minuto después, mi cámara se atascó, mi carrete había terminado. Busqué en mi bolsa un rollo nuevo, y mis manos húmedas y temblorosas lo echaron a perder antes de que pudiera insertarlo en mi cámara.

Foto: Robert Capa / Magnum – 8 / 10

Con el miedo en el cuerpo

Hice una breve pausa… y la situación empeoró. La cámara vacía temblaba entre mis manos. Era un nuevo tipo de miedo que sacudía mi cuerpo de pies a cabeza y me desencajaba la cara. Desenganché mi pala e intenté cavar un agujero. La pala golpeó la piedra debajo de la arena y la tiré lejos de allí. Los hombres a mi alrededor yacían inmóviles. Únicamente los muertos tirados en la línea de flotación rodaban con las olas. 

Una lancha de desembarco de infantería (LCI por sus siglas en inglés) con sus médicos con cruces rojas en los cascos desafió al fuego enemigo. Ni lo pensé ni tomé la decisión. Simplemente me levanté y corrí hacia el bote. Me metí en el mar entre dos cuerpos y el agua llegó hasta mi cuello. La ola de la marea marea golpeó mi cuerpo y cada ola azotaba mi cara bajo el casco. Sostuve mi cámara por encima de mi cabeza, y de repente supe que estaba huyendo. Intenté girarme pero no podía y me dije a mí mismo: ‘Solo voy a secarme las manos en ese bote’.

Foto: Robert Capa / Magnum – 9 / 10

Plumas por todas partes

Llegué a la barcaza. Los últimos médicos acababan de salir. Subí a bordo y cuando llegué a la cubierta, sentí un estruendo, y de repente estaba todo cubierto de plumas. Pensé, ‘¿Qué es esto? ¿Alguien está matando pollos? 

Entonces vi que una bomba de mortero había alcanzado la barcaza y que las plumas eran el relleno de las chaquetas kapok de los hombres que habían sido alcanzados por el proyectil. El capitán estaba llorando. Su asistente había volado por los aires y tenía trozos suyos por todo el cuerpo. Nuestro barco estaba listo para salir de allí e intentar llegar a la nave nodriza antes de que nos hundieran. Bajé a la sala de máquinas, me sequé las manos y puse películas nuevas en ambas cámaras.

Foto: Robert Capa / Magnum – 10 / 10

Una última oportunidad de volver a la playa

Volví a subir a cubierta justo a tiempo para tomar una última fotografía de la playa cubierta de humo. Luego tomé algunas fotos de la tripulación realizando transfusiones de sangre en la misma cubierta de la nave. Una barcaza de invasión se acercó y nos sacó del barco que se estaban hundiendo. El traslado de los malheridos en el mar no era una tarea sencilla. No tomé más fotos. Estaba ocupado levantando camillas. La barcaza nos llevó al USS Chase, la última oleada de la 16ª Infantería estaba bajando del barco, pero las cubiertas ya estaban llenas de muertos y heridos que regresaban del combate.

Esta fue mi última oportunidad de ir de nuevo a la playa. Y no volví.

Un plan para reconquistar Europa

Aunque la planificación de una invasión de Europa comenzó poco después de la evacuación de Dunkerque en 1940, los detallados preparativos para la Operación Overlord, no comenzarían hasta después de la Conferencia de Teherán, celebrada a finales de 1943 y en la que Iósif Stalin, Winston Churchill y Franklin D. Roosevelt, establecieron los acuerdos para la cooperación entre la Unión Soviética, Gran Bretaña y Estados Unidos, frente a los países del Eje. Conocidos como los 3 grandes, por el poder de las naciones a las que representaban, los 3 líderes se reunirían tan solo 2 veces durante el transcurso de la Segunda Guerra Mundial, no obstante, las decisiones tomadas aquellas reuniones, tendrían un resultado directo en el transcurso de la contienda.

Fue así que, bajo el mando del general estadounidense Dwight D. Eisenhower se formó, en diciembre de 1943, la comisión para planificar las operaciones navales, aéreas y terrestres de Normandía. Al mismo tiempo se desarrollarían campañas de señuelo para atraer la atención alemana y de sus fuerzas militares lejos del norte de Francia.

Para acumular recursos para la invasión, las fábricas británicas aumentaron la producción y en la primera mitad de 1944, aproximadamente 9 millones de toneladas de suministros y equipos cruzaron el Atlántico desde Norteamérica hasta Gran Bretaña. Una también importante fuerza canadiense se habría estado formando en Gran Bretaña desde diciembre de 1939; y más de 1,4 millones de soldados estadounidenses llegaron a Europa entre 1943 y 1944 para participar en los desembarcos.

El Día D fue la mayor operación naval, aérea y terrestre coordinada de la historia y requirió de una cooperación sin precedentes entre las fuerzas armadas internacionales. En 1944, más de 2 millones de soldados de más de 12 países se encontraban en Gran Bretaña a la espera para la invasión. Durante el día del desembarco, las fuerzas aliadas consistieron principalmente en tropas estadounidenses, británicas y canadienses, pero también incluyeron apoyo naval, aéreo o terrestre australiano, belga, checo, holandés, francés, griego, neozelandés, noruego, rodesiano y polaco.

La batalla de Iwo Jima en imágenes

Estampas míticas de Iwo Jima

Una batalla no gana una guerra

La importancia del Día D a menudo eclipsa la importancia general de toda la campaña de Normandía. El establecimiento de un puente de tropas en el norte de Europa fue fundamental, pero fue solo el primer paso. 

En los tres meses posteriores al Día D, los Aliados lanzaron una serie de ofensivas adicionales para intentar avanzar más hacia el interior. Estas operaciones variaron en éxito y los Aliados enfrentaron una fuerte y decidida resistencia alemana. 

El bocage – una peculiaridad del paisaje de Normandía caracterizado por senderos hundidos bordeados por setos altos y gruesos – era difícil de penetrar y colocaba en ventaja a los defensores alemanes. Tras el Día D, la sangrienta y prolongada Batalla de Normandía en la que los aliados obtuvieron finalmente la victoria, resultaría decisiva para el transcurso de la guerra, allanando el camino para la liberación de gran parte de la Europa noroccidental.

Imágenes del título: Gentileza de AP/ ja / Yuichiro Sasaki / ONU/Robert Capa / Magnum/AP

FUENTE RESPONSABLE: NATIONAL GEOGRAPHIC. Por Javier Flores/Hector Rodriguez. Enero 2021

Segunda Guerra Mundial/Sociedad/Nazismo/Aliados/Día “D”/Bomba atómica/ Japón /Alemania.

La inmoralidad de algunos y la voracidad de otros, que marcó la historia del mundo para siempre. Parte 2/4

Si deseas profundizar sobre este tema; por favor cliquea donde esta escrito en “negrita”. Muchas gracias.

Atenciones médicas

Médicos en combate del 4 del ejercito de los Estados Unidos, se ocupan de varias víctimas que yacen en camillas en la arena. Se cree que la foto fue tomada entre los días 6 al 7 de junio de 1944.

Foto: Imperial War Museum – 19 / 38

Operación PLUTO

La operación PLUTO – Pipe Lines Under The Ocean- fue llevada a cabo durante la Segunda Guerra Mundial por el ejército británico, científicos y empresas petrolíferas. Consistió en la construcción de varias arterias vitales que bombeaban millones de galones de combustible desde Gran Bretaña a las fuerzas aliadas en Francia a través del canal de la mancha. 

Se construyeron dos líneas, con nombre en clave Dumbo y Bambi. Las estaciones de bombeo estaban disfrazadas de heladerías, garajes y bungalows.Los cables en el lecho marino fueron colocados por tambores llamados Conundrum – en la imagen – de 30 pies de diámetro y tirados por remolcadores.

Foto: Imperial War Museum – 20 / 38

The «Crab» Flail

Varios ingeniosos dispositivos fueron diseñados para ayudar a las primeras oleadas de tropas a superar las defensas alemanas en el Día D. Muchos de ellos fueron idea de un oficial inglés, el general de división Percy Hobart. 

Sus ingenios fueron llamados los «Funnies de Hobart». El de esta imagen se corresponde con el tanque anti-mina Flail, dotado de un armazón especial y el cual contenía un tambor con cadenas pesadas unidas. Cuando el tambor giraba a gran velocidad, los pesos de la bola que impulsaban se estrellaban contra el suelo explotando minas situadas hasta a 20 centímetros de profundidad. El Sherman también retuvo su arma de 75 mm, que podría dispararse de manera normal cuando el mayal no estaba en uso.

Foto: Imperial War Museum – 21 / 38

The AVRE

El Churchill AVRE -Armoured Vehicle Royal Engineer- fue un tanque Churchill modificado y equipado con un mortero de espita diseñado principalmente para demoler estructuras de acero y hormigón, como búnkeres y emplazamientos de armas. También se podría agregar otro equipamiento especializado al AVRE para permitirle realizar distintas tareas.

Foto: Imperial War Museum – 22 / 38

El mortero de espita

El arma principal de Churchill AVRE era un mortero de espita de 29 centímetros. Disparaba una bomba de 18 kilogramos conocida como «Flying Dustbin».

Foto: German Federal Archives – 23 / 38

Artillería alemana

Cañón alemán de 155 milímetros del Muro atlántico. Fotografía tomada el 21 de marzo de 1944.

Foto: US Navy – 24 / 38

Utah Beach

Soldados de la 4a división de infantería del ejercito de los Estados Unidos asaltando la playa Utah.

Foto: Imperial War Museum – 25 / 38

Vehículo blindado Mark II tipo C

Los blindados Mark II Tipo C podían desplegar una especie de alfombra sobre las playas francesas para facilitar el acceso de los vehículos a través de las mismas.

Foto: Imperial War Museum – 26 / 38

Sherman DD

Vehículo anfibio Sherman DD utilizado por los ejércitos de Estados Unidos y Canada y los cuales desembarcaron en Normandia durante la operación Overlord. Equipado con una especie de lonas de flotación, cuando estaba en el agua, estas podían inflarse haciendo flotar el vehículo y propiciando que unas hélices traseras entraran en funcionamiento para propulsarlo.

Foto: German Federal Archives – 27 / 38

Nidos de ametralladora

Soldado alemán disparando una ametralladora MG 15 frente a un búnker en llamas. Normandía, 21 de junio de 1944.

Foto: Imperial War Museum – 28 / 38

The SGB BRIDGE LAYER

Al fondo de esta fotografia se puede observar un SGB -Small Box Girder- en las playas de Francia durante el día D. Este tipo de AVRE podría salvar una brecha de algo más de 9 metros y proporcionar una rampa para escalar una pared de hasta 4 metros y medio de altura.

Foto: Imperial War Museum – 29 / 38

The KANGAROO

El transportador de personal blindado (APC) ‘Kangaroo’ se usó para el transporte rápido de infantería, ayudándoles a mantener el ritmo de la artillería durante las operaciones ofensivas. Durante la Batalla de Normandía, ayudaron a resolver un problema táctico crítico al proporcionar a la infantería vulnerable algunos medios de mayor movilidad y protección. El ‘Canguro’ fue una improvisación utilizada por primera vez por las tropas canadienses en Normandía antes de ser adoptada por la 79.ª División Acorazada. Muchos fueron adaptaciones del obsoleto tanque canadiense Ram, que podría transportar aproximadamente a ocho hombres una vez que se retirara la torreta.

Foto: US National Archives – 30 / 38

Bombardeos estratégicos

Bombarderos estadounidenses Douglas A-20 Havoc destruyendo vías férreas en Domfront para dificultar la llegada de refuerzos alemanes.

Foto: Imperial War Museum- 31/ 38

The ARK

El «Armored Ramp Carrier», también conocido como ARK, era un tanque Churchill modificado con una rampa plegable en lugar de su torreta. Era conducido a una brecha donde abría sus rampas, creando un puente que otros vehículos podrían cruzar. Aunque se usaron en toda Europa noroccidental, fueron particularmente efectivos en las fases posteriores de la campaña italiana. Esta fotografía muestra dos ARK apiladas que proporcionan un camino a través del río Senio en 1945.

Foto: Imperial War Museum – 32 / 38

The CDL

El CDL (Canal Defense Light) era un tanque Grant con un reflector dentro de la torreta. Su objetivo principal era proporcionar luz durante las operaciones nocturnas, pero también solía producir un efecto de deslumbramiento que cegaba temporalmente a las fuerzas enemigas. El CDL tenía un papel muy importante, ya que las operaciones nocturnas se tornaron cada vez más comunes en el noroeste de Europa. De todos los ‘Funnies’ que se desarrollaron en secreto, el CDL fue el más celosamente guardado.

Foto: Imperial War Museum – 33 / 38

Caen

Tanques M4 Sherman -al fondo- y un cañón antitanque -frente- en Caen, el 10 de julio de 1944.

Foto: National Archives of Canada – 34 / 38

Bandera tomada

Dos soldados canadienses sostienen una bandera nazi que capturaron en las galerías de la cantera de Aucrais Haut-Mesnil. El banderín nazi no parecía haber ondeado mucho y probablemente estaba doblado en la alforja que yace a los pies de los soldados.

Foto: The Allison Collection of World War II Photographs – 35 / 38

El sacrificio supremo

«FRANCIA: traen la liberación a los países ocupados y protegen la democracia para el mundo; cientos de soldados estadounidenses dieron sus vidas en la invasión de Francia. Un hombre de una ciudad francesa liberada se une a las tropas estadounidenses para rendir homenaje y honores a los muertos. Mientras, su esposa se arrodilla con flores para las tumbas en el que fue el primer cementerio estadounidense en Francia.

Foto: National Archives of Canada – 36 / 38

Diario de guerra del 19º regimiento de campo del ejército canadiense

Foto: National Archives of Canada – 37 / 38

Diario de guerra del 19º regimiento de campo del ejército canadiense

Foto: Imperial War Museum – 38 / 38

El Cuartel General Supremo de la Fuerza Expedicionaria Aliada

En la imagen se pueden apreciar a los 7 comandantes del Cuartel General Supremo de la Fuerza Expedicionaria Aliada. De izquierda a derecha: sentados, el mariscal del aire Arthur Tedder, el general Dwight D. Eisenhower y el general Bernard Montgomery; de pie, el teniente general Omar N. Bradley, el almirante Bertram Ramsay, el mariscal del aire Trafford Leigh-Mallory y el teniente general Walter Bedell Smith.

la operación, una de las más complejas de la historia, fue planeada y llevada a cabo detalle a detalle como si de una operación quirúrgica se tratase. El objetivo: extirpar el cáncer alemán que se extendía imparable por Europa. Para ello, todo dependería de los primeros pasos, los cuales serían fundamentales para el éxito de toda la campaña.

Así, durante las primeras horas del 6 de junio, las fuerzas aéreas aliadas se lanzaron en paracaídas sobre varios puntos puntos clave del norte de Francia. Poco más tarde las tropas terrestres desembarcarían en cinco playas –Utah, Omaha, Gold, Juno y Sword– comenzando con el asalto por mar; al final del día, los Aliados habrían establecido un punto de apoyo a lo largo de la costa y pudieron comenzar con el avance hacia el interior de Francia.

La importancia de un nuevo frente en el norte.

La derrota de Alemania fue reconocida como el principal objetivo de la Segunda Guerra Mundial por los aliados en diciembre de 1941. Abrir un segundo frente aliviaría la presión sobre la Unión Soviética en el este y la liberación de Francia debilitaría la posición de Alemania en Europa occidental. Si la invasión tenía éxito, Alemania se vería mermado de sus recursos y privado del acceso a enclaves estratégicos fundamentales. Asegurar un puente de tropas y recursos en Normandía permitió a los aliados establecer una presencia viable en el norte de Europa por primera vez desde 1940.

Imágenes del título: Gentileza de AP/ ja / Yuichiro Sasaki / ONU/Robert Capa / Magnum/AP

FUENTE RESPONSABLE: NATIONAL GEOGRAPHIC. Por Javier Flores/Hector Rodriguez. Enero 2021

Segunda Guerra Mundial/Nazismo/Aliados/Día “D”/Bomba atómica/ Japón /Alemania.

La inmoralidad de algunos y la voracidad de otros, que marcaron la historia del mundo para siempre. Parte 1/4.

Si deseas profundizar sobre este tema; por favor cliquea donde esta escrito en “negrita”. Muchas gracias.

Primer ministro del Reino Unido durante la Segunda Guerra Mundial, Winston Churchill fue uno de los dirigentes más famosos que ha tenido su país. De fuerte personalidad y mente de estratega, su carrera está marcada por los claroscuros: por un lado su feroz oposición a los regímenes totalitarios y, por otro, su inquebrantable convicción en el imperio colonial británico. Además de político fue también escritor y publicó varios libros de memorias sobre los sucesos históricos que vivió y, en ocasiones, protagonizó.

                    El desembarco de normandía en imágenes.

Conocida la operación con el nombre en clave de Overlord, los desembarcos aliados en las playas de Normandía marcarían el comienzo de una larga y costosa campaña para liberar el noroeste de Europa de la ocupación alemana.

Segunda Guerra Mundial Guerras Nazismo

Conocido como el Día D, el 6 de junio de 1944, las fuerzas aliadas lanzaron un asalto naval, aéreo y terrestre combinado contra la Francia ocupada por los nazis. Conocida la operación con el nombre en clave de Overlord, los desembarcos aliados en las playas de Normandía marcarían el comienzo de una larga y costosa campaña para liberar el noroeste de Europa de la ocupación alemana.

Foto: US Army – 1 / 38

La conferencia de Teherán

Los «Tres Grandes»: De izquierda a derecha: Joseph Stalin, Franklin D. Roosevelt y Winston Churchill en el pórtico de la Embajada de Rusia durante la Conferencia de Teherán para hablar sobre la escena europea en 1943. 

Churchill se muestra con el uniforme de un Real Comodoro aéreo de la Fuerza Aérea. Los 3 líderes se reunirían tan solo 2 veces durante el transcurso de la Segunda Guerra Mundial, no obstante, las decisiones tomadas aquellas reuniones, tendrían un resultado directo en el transcurso de la contienda.

Foto: National Archives of Canada – 2 / 38

Preparados para el combate

En esta imagen se pueden observar algunos soldados equipados para el combate con torpedos de Bangalore, un dispositivo en el cual la carga explosiva es colocada al extremo de un largo tubo extensible y es generalmente usado por ingenieros para derribar obstáculos desde la distancia, a los cuales, en situaciones normales, sería necesario acercarse.

Los Rangers del 2º batallón embarcaron en Normandía el 1 de junio de 1944 y permanecieron a bordo de cinco buques ingleses por motivos de seguridad hasta el día del desembarco

Foto: National Archives of Canada – 3 / 38

Adiós Inglaterra

Embarcaciones de asalto repletas de tropas para partir a las playas de Francia el 6 de Junio de 1944.

Foto: National Archives of Canada – 4 / 38

Hacia Francia

Jeeps se embarcan en Inglaterra, en un buque de transporte, durante los días previos al desembarco.

Foto: National Archives of Canada – 5 / 38

Diversidad militar

Esta foto, tomada en Inglaterra a principios de junio de 1944, contiene una gran cantidad de detalles interesantes. Hay soldados de la 1ª División de Infantería de los Estados Unidos, tropas blindadas, brigadas especiales, así como vehículos equipados con redes de camuflaje.

Foto: Imperial War Museum – 6 / 38

Primeros hombres en territorio enemigo

Cuatro comandantes de la 22ª Compañía Independiente de Paracaidistas de 6º División Aerotransportada británica, sincronizan sus relojes frente a un Armstrong Whitworth Albemarle de la RAF. Esta unidad de pioneros se lanzó en paracaídas sobre Normandía antes del resto de la división para marcar las zonas de aterrizaje. Fueron las primeras tropas aliadas en aterrizar en Francia.

Foto: US Department of defense – 7 / 38

La invasión aliada

Rutas de asalto a las costas de Normandía el Día D, 6 de junio de 1944.

Foto: National Archives of Canada – 8 / 38

Cruzando el canal

Esta toma de la embarcación de asalto británica LCA-1377 muestra a tropas estadounidenses dirigiéndose con personal médico a las playas de Francia antes del día D.

9 / 38 – Vehículos de combate

Vehículos ingleses en la cubierta superior de un LST Estadounidense. Muchos vehículos están pintados y cubiertos con lonas de camuflaje. La División Tyne and Tees (TT) desembarcó en Gold Beach el 6 de junio.

Foto: US Navy – 10 / 38

Ferry Rhino

La fase más difícil de la operación inicial en el continente europeo, fue la de salvar los últimos cientos de metros entre los barcos y la playa, y está logró en gran medida gracias a la moderna armada de los Estados Unidos. 

Formada por cajas huecas de metal soldado, una gran barcaza autopropulsada llamada «ferry rhino», se podía montar a bordo un barco y bajarse por el costado. 

Foto: US Navy – 11 / 38

Ferry Rhino

El «ferry» está diseñado para hacer flotar vehículos y suministros hasta tierra. Estas balsas en conjunto, o en secciones, podían llenarse también con agua para utilizarse como muelles. En esta imagen el «ferry rhino» se muestra ensamblado y puesto en funcionamiento. Dos potentes motores marinos fueraborda Chrysler a cada lado de la popa, que desarrollan 143 caballos de fuerza cada uno, podían empujar la barcaza a poco más de cuatro nudos. Con un calado menor que un LST, el «ferry» resulto ideal para las playas largas y poco profundas de Europa.

Foto: US National Archives – 12 / 38

Las embarcaciones Higgins

El constructor de barcos estadounidense Andrew Higgins jugó un papel crucial en el Día D produciendo en masa miles de lanchas de desembarco. El barco de Higgins fue diseñado para deslizarse sobre la superficie del mar y tenía una rampa de avance, lo que significaba que las tropas y los suministros podían entregarse directamente en las playas sin la necesidad de capturar o mantener un puerto en las primeras horas de una invasión.

Eisenhower dijo sin la invención de Higgins la guerra nunca se habría ganado.

Foto: US National Archives – 13 / 38

Un soldado es su arma

A bordo de una barcaza, soldados estadounidenses se dirigen a la playa de Omaha. Cada uno protegió su arma con una funda de plástico provista para este propósito.

14 / 38 – Omaha beach

Imagen panorámica de la playa de Omaha en la que se puede apreciar una gran concentración de, barcos, zepelines, soldados, vehículos 6×6 y jeeps dispuestos a abandonar la playa.

Foto: German Federal Archives – 15 / 38

La defensa de las playas

En la imagen, Erwin Rommel supervisando las defensas costeras alemanas del Muro atlántico en abril de 1944.

Foto: Imperial War Museum – 16 / 38

Combate bajo el agua

El HMS Holmes arroja una carga de profundidad sobre un supuesto submarino durante las operaciones del Dia D en la costa de Normandía.

Foto: Imperial War Museum – 17 / 38

Puerto Mulberry

Creados a partir de la unión de diversos bloques de hormigón prefabricados y que, transportados a través del Canal de la Mancha a flote, fueron hundidos una vez en su ubicación definitiva, poco después del Día D fueron construidos diversos puertos artificiales que recibieron el nombre de puerto Mulberry. Su objeto fue el desembarco de los equipos y suministros necesarios para la campaña en Francia.

Foto : WW2 US Medical Research Centre – 18 / 38

Imágenes del título: Gentileza de AP/ ja / Yuichiro Sasaki / ONU/Robert Capa / Magnum/AP

FUENTE RESPONSABLE: NATIONAL GEOGRAPHIC. Por Javier Flores/Hector Rodriguez. Enero 2021

Segunda Guerra Mundial/Nazismo/Aliados/Día “D”/Bomba atómica/Japón /Alemania.

Chisako Kakehi, la «viuda negra» de Japón condenada a muerte por envenenar a sus amantes y amasar una fortuna.

Chisako Kakehi fue arrestada en noviembre de 2014, un año después de que hallaran muerto a su cuarto marido, Isao Kakehi, en su casa de Kioto.

«No tengo intención alguna de esconder la culpa. (Hoy) me reiré y mañana moriré si me condenan a muerte».

Eso fue lo que declaró Chisako Kakehi, la septuagenaria a la que la prensa japonesa apoda la «viuda negra», ante el juez en julio pasado tras reconocer haber matado a su marido Isao Kakehi.

Y lo que adelantaba en su confesión se cumplió este martes, cuando el Tribunal del Distrito de Kioto la condenó a la pena capital por el asesinato de Isao, de 75 años, y de otras dos de sus parejas, Masanori Honda (71) y Minoru Hioki (75), así como por el intento de asesinato de un conocido, llamado Toshiaki Suehiro (79) , entre 2007 y 2013.

De acuerdo a la sentencia, Kakehi los engañó para que tomaran cianuro, diciéndoles que era una bebida curativa, y poder así heredar sus bienes y pagar sus deudas.

En cada uno de los casos, antes de proporcionar la sustancia a la correspondiente víctima ya había preparado los documentos notariales en las que se presentaba como la heredera y la beneficiaria de su seguro de vida, concluyeron los jueces.

La japonesa fue arrestada en noviembre de 2014 acusada del asesinato de su cuarto marido, Isao Kakehi, quien murió un año antes, justo al mes de que se hubieran casado, en la casa conyugal en Muko, al sur de Kioto.

Jueces (arriba) del Tribunal del Distrito de Kioto antes de emitir la sentencia de muerte contra Chisako Kakehi, la "viuda negra" de Japón, el 7 de noviembre de 2017.

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Aunque los abogados defensores insistieron en que Chisako Kakehi sufría demencia, la fiscalía sostuvo que se encontraba en plenas facultades para responder ante los crímenes atribuidos.

Durante el proceso judicial los fiscales describieron sus acciones como «atroces y raramente vistas» y sostuvieron que la acusada se encontraba en plenas facultades para responder ante los crímenes atribuidos, en contra de lo que argumentaba la defensa, que insistía en que sufría demencia.

Así lo aseguraron sus abogados también en julio y reiteraron su inocencia, cuando Kakehi confesó que «no había error» de que mató a su marido y que lo hizo porque no le «daba dinero», según lo informó en su momento el diario japonés Mainichi.

Diez parejas y una herencia millonaria

Kakehi se casó por primera vez con 24 años y creó junto a su entonces esposo una compañía de telas en Osaka, la tercera ciudad del país.

Pero tras la muerte de éste, la empresa entró en bancarrota.

Fue entonces cuando la mujer se registró en un sitio de citas de internet, en el que decía querer un marido rico, concretamente con una renta anual de diez millones de yenes (unos US$87.500).

Así conoció a diez hombres que se convertirían en sus parejas, de las que heredaría hasta mil millones de yenes (US$8,7 millones). Pero siguió buscando otros, acuciada por las deuda, concluyeron los jueces.

La gente hace fila para acceder a la sala del Tribunal del Distrito de Kioto, donde el se esperaba que el 7 de noviembre de 2017 los jueces emitieran la sentencia contra Chisako Kakehi, la "viuda negra" de Japón.

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

El juicio, que comenzó en junio y ha sido el segundo más largo de este tipo en Japón, generó una gran expectación.

El juicio, que comenzó en junio, es el segundo más largo de este tipo —de mujeres que asesinan a sus maridos— en Japón.

En abril, Kanae Kajima fue condenada a la pena capital por matar a tres amantes. Aunque intentó apelar, el Tribunal Supremo confirmó el castigo.

Sin embargo, ha sido Kakehi la merecedora del apodo «la viuda negra», derivado del nombre de la araña (Latrodectus mactans) que se alimenta de sus parejas machos después del apareamiento.

Imagen de portada: Gentileza de GETTY IMAGES

FUENTE RESPONSABLE: Redacción BBC Mundo. Noviembre 2021

Japón/Asía/Sociedad