Detente corazón

A veces es más que ingrato
escribir sobre el más sublime
y noble amor embargado en el lamento,
cuando al creer haberlo encontrado
el dolor a quien la puerta se le cierra,
lo deja con total desamparo y tristeza.

Pero no cesaré jamás de escribir al amor
porque en algún momento, en algún lugar
esa persona que será lo más importante
de esta vida mía solitaria y errante,
llegara a mi cuando menos lo espere.

Detente corazón mío deja de sufrir
se paciente y confía en que mi esperanza
traerá sus ojos, su cuerpo, su piel, su alma
para desandar conmigo solo un viaje de ida.

Imagen: Gentileza wsimag.com

Mi luz…mi guia…

Eres alba y noche cada día en el que vivo
iluminas mi vida con mi corazón en tus manos
me proteges de la oscuridad de lo indeseado
eres mi fuerza y mi debilidad al mismo tiempo.

Como no amarte con ardiente pasión
y pretender vivir contigo esta ilusión,
deseando que sea un sueño inacabable
porque tú sin saberlo me enseñaste
a dejar de ser un vagabundo errante,
cuando ya creía que la magia del amor
por el tiempo ya vivido, era algo inalcanzable.

Dejaste de ser un deseo, una ilusión
para convertirte en mi hermosa compañera,
la que con su luz hizo que a creer volviera
por favor te ruego que no la apagues nunca,
porque sin ti mi vida no tendría más mañanas.