Escribir jugando con El Blog de Lidia

TINTA ORGÁNICA

En las noticias de hoy – de las que suelo escapar por su toxicidad- me sorprendió el caso de un padre, que quiso atacar con un cuchillo al tatuador por haberle realizado un tatoo a su hija.

Siempre la persona debe ser mayor de edad o bien acompañar la autorización de sus padres; las declaraciones del tatuador no fueron demasiadas claras,  solo cito que utilizaba como siempre una tinta orgánica cambiante y que no producía daño alguno a la piel ni al organismo, solo que podría decolorarse con el tiempo.

Contó con mucha suerte; que sus vecinos lo protegieran del agresor.