Las empresas que están invirtiendo millones en marihuana (y que aseguran es uno de los grandes negocios del futuro).

Es un negocio que cada año mueve unos US$150.000 millones. Por ello, no sorprende que grandes compañías estén luchando por hacerse con una parte del mercado global de la marihuana ofreciendo productos tan diversos como cervezas o galletas para perros.

Así lo señala un informe de la empresa calificadora de riesgos Standard & Poor’s, que prevé una expansión del sector en la medida en la que crece el uso legal de la marihuana.

El reporte advierte que ese crecimiento podría ser volátil debido a los cambios en el marco regulatorio, pero apunta hacia el crecimiento en sectores como la salud, las bebidas alcohólicas, las gaseosas o los productos de belleza.

De hecho, dos de las mayores inversiones en este mercado han sido realizadas por Altria —propietario de la tabacalera Philip Morris— y por Constellation Brands —una empresa de bebidas alcohólicas que incluye la cerveza Corona en Estados Unidos—. Estas corporaciones han invertido más de US$1.000 millones en proyectos sobre el uso legal de la marihuana.

Mercado alternativo

Pero ¿qué está ocurriendo?

Entre los componentes de la marihuana se incluyen el tetrahidrocannabinol (THC), que afecta la mente y el estado de ánimo, y el cannabidiol (CBD), cuyo posible uso para tratamientos médicos está siendo investigado por los científicos.

Las compañías buscan oportunidades de seguir creciendo en un momento en el cual sus negocios se encuentran bajo presión.

Producto para los labios con cannabidiol.

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Muchos productos para el cuidado de la piel y los labios contienen cannabidiol.

El alcohol es un ejemplo de ello. Los más jóvenes beben menos y se interesan más bien en experimentar con la marihuana recreacional, según señala el informe.

Pero hay muchos sectores donde hay posibilidades de conseguir mercado. «Los fabricantes de bebidas alcohólicas y no alcohólicas, de productos de belleza y de salud; de cigarrillos están dentro de las empresas que están considerando vender productos hechos con marihuana», indica.

Una legislación cambiante

El reporte cita datos de la consultora Euromonitor que muestran un mercado total de consumo de marihuana o sus derivados por unos US$150.000 millones, del cual un 90% es ilícito.

Sin embargo, Euromonitor espera que el mercado legal crezca hasta unos US$166.000 millones para el año 2025.

«Grandes compañías fabricantes de productos de consumo intentarán capitalizar este crecimiento, bien sea a través de sus propias marcas o a través de alianzas con socios más pequeños que tengan con la marihuana una amplia experiencia de la que ellos carecen», asegura.

El informe advierte, no obstante, que los problemas regulatorios pueden llevan a un crecimiento volátil.

Cultivador de marihuana.

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES.Partes de Canadá, Estados Unidos, Europa occidental y partes de América del Sur legalizaron la marihuana en ciertas formas.

El pronóstico de crecimiento asume que la marihuana será legalizada en nuevos lugares, especialmente dentro de Estados Unidos, donde el actual mercado ilícito se estima próximo a los US$50.000 millones.

La mayor parte del crecimiento se prevé en Canadá, Estados Unidos, Europa occidental y partes de América del Sur.

«Hasta ahora el impulso hacia la legalización es menos marcado en Europa occidental y América del Sur —donde solamente se ha producido en Uruguay—, Canadá legalizó la marihuana en ciertas formas en octubre de 2018 y también lo va a legalizar en forma comestible», indica el informe.

Además, se resalta que en 47 de los 50 estados de EE.UU. se ha autorizado algún tipo de uso medicinal de la marihuana.

Sin embargo, se advierte que para que los productos legales de marihuana alcancen todo su potencial, es necesario que los consumidores se alejen de sus formas ilícitas.

Tendencias

El reporte de Standard & Poor’s estima que el crecimiento en la marihuana legal superará en los próximos años el de otros importantes sectores de consumo como el de alimentos envasados, bebidas gaseosas, tabaco y alcohol.

El texto indica, por ejemplo, que podría haber una expansión en el sector del tabaco, en el cual Altria pagó unos US$1.800 millones por una participación de 45% en el Grupo Cronos, una compañía canadiense de marihuana.

Se espera que las ventas de cigarrillos tradicionales caerán en 4,5% anual en Estados Unidos a medida que la nueva generación de productos —como los e-cigarrillos— se hacen más populares.

Aunque inicialmente estos productos pueden ser el objetivo de crecimiento de las compañías de tabaco, el informe señala que se espera que haya una apuesta mayor en los productos derivados de la marihuana.

GETTY IMAGES

Los expertos pronostican una apuesta mayor en los productos derivados de la marihuana.

Anticipándose a los cambios en el mercado de las cervezas y de las bebidas alcohólicas, Constellation Brands adquirió participaciones en Canopy, otro productor de marihuana canadiense, lo que según Standard & Poor’s le brindará a la empresa oportunidades de crecimiento a medida que la venta de estas bebidas se ralentiza.

Scotts Miracle Grow, empresa de jardinería, invirtió US$1.000 millones en la compra de compañías que ayudan a los usuarios a cultivar plantas con poca tierra. «Si bien los productos hidropónicos no se dedican exclusivamente al cultivo de cannabis, creemos que este es el objetivo principal», dicen los analistas de S & P.

También señalaron el acuerdo de participación que Authentic Brands Group, propietario de la compañía de ropa Aeropostale y Spyder ski, tiene con la compañía de marihuana medicinal Tilray para comercializar productos de consumo de cannabis.

¿Quiénes serán los ganadores?

«Es probable que las primeras etapas del uso generalizado de cannabis en productos de consumo produzcan muchos perdedores debido a, para ser francos, el factor avaricia», señala el informe.

«El cannabis aún se encuentra en la fase de inicio del ciclo de vida de la industria, que consta de una fase de crecimiento, de reorganización, madurez y, después, una eventual caída», agrega.

Lo ejemplifica con el caso de los cigarrillos electrónicos donde, dicen, una de las primeras marcas, blu, no ganó porque Juul desarrolló un producto más atractivo.

Algunas empresas se están manteniendo alejadas de momento, como las del sector de refrescos.

Esto se debe a que encontraron un margen para el crecimiento en áreas como el agua con sabor y con gas y las bebidas energéticas.

El otro tema en juego es la reputación. «La fortaleza de la marca sigue siendo importante para los gigantes de bebidas como Coca-Cola y Pepsi, y asociar el cannabis con una marca global podría destruir el valor de la marca si un estigma social negativo se uniera a las marcas principales», agrega el informe.

Imagen de portada: REUTERS

FUENTE RESPONSABLE: BBC News. Por Jill Treanor & Daniele Palumbo

Sociedad y Cultura/Marihuana/Economía/Negocios/Consumo

 

 

 

 

 

 

 

 

Las extravagantes ideas del mayor exportador de crudo del mundo para un futuro post petrolero.

A casi nadie se le ocurriría irse de vacaciones a una plataforma petrolera.

Pero en Arabia Saudita tienen el plan de reconvertir una de ellas en un exclusivo parque de diversiones habilitado para hacer deportes extremos, restaurantes y pasar unos días rodeado de lujo y excentricidades.

El proyecto se llama «The Rig», una idea que simboliza las aspiraciones del príncipe heredero y gobernante de facto del reino, Mohamed bin Salmán: convertir al mayor exportador de petróleo del mundo en un destino turístico internacional y diversificar su economía.

Una estrategia que forma parte del plan de reforma económica Vision 2030 que el líder ha promovido a través del mundo tratando de convencer a los inversores occidentales para que hagan fluir sus capitales hacia el líder petrolero.

El gobierno espera que el turismo sea la mayor fuente de nuevos puestos de trabajo en el sector privado, representando el 10% tanto del Producto Interno Bruto (PIB) como del empleo dentro de una década, en un país donde dos tercios de sus 21 millones de habitantes tienen menos de 35 años.

Preparándose para una era post petrolera en la que el mundo tendría una menor dependencia del crudo en las próximas décadas, Arabia Saudita recientemente ha comenzado a abrir su puertas al exterior.

En 2019 por primera vez el país comenzó a entregar visas turísticas en un reino que históricamente había permanecido encapsulado, salvo cuando millones de musulmanes peregrinan todos los años a La Meca.

Saudí con billetes en la mano.

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Una de las grandes apuestas de Arabia Saudita es el turismo.

Para avanzar en su propósito de estimular el turismo, tendrá que sortear varios obstáculos: no es un destino económico como el sureste asiático; hace un calor abrasador durante ocho meses al año; no hay libertad política ni de expresión; en las calles casi no conviven hombres y mujeres; ni se permite el alcohol.

A esas restricciones se suma la sombra que pesa sobre el reino por las denuncias de violaciones a los derechos humanos, con una imagen internacional del príncipe heredero aún más empañada tras el asesinato del periodista Jamal Khashoggi y la represión de activistas por los derechos de las mujeres.

No solo turismo

Pese a todas las limitaciones existentes, «la economía saudita está mucho más diversificada que en el pasado», le dice a BBC Mundo Karen Young, investigadora senior y directora del Programa de Economía y Energía del centro de estudios Middle East Institute, en Washington DC.

Bursatil.

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Paso a paso, explica, la demanda por la industria hotelera y el entretenimiento en el mercado local está creando nuevos tipos de negocios y tipos de consumo.

Mientras que «las nuevas inversiones en hidrógeno, minería y expansión de los servicios financieros están haciendo crecer la economía no petrolera a un ritmo acelerado», apunta.

El problema es que la diversificación económica no es algo que se logre en una o dos décadas. El petróleo y sus productos derivados, agrega, seguirán jugando un papel esencial durante mucho tiempo en los ingresos del gobierno.

Menos dependencia petrolera

Eso es lo que muchos se preguntan: cuánto tiempo tomará la transición hacia un futuro menos dependiente del crudo.

Planta de la empresa Aramco en Abqaiq.

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Una transición que a fin de cuentas tendrá que «garantizar que los altos estándares de vida que disfruta actualmente el reino se mantengan en el futuro», comenta Omar al Ubaydli, presidente de la Sociedad de Economistas de Bahréin.

El destino del plan de gobierno dependerá, en gran parte, de algunas de las inversiones que ha realizado en nuevos sectores, como las energías renovables y el hidrógeno, además de la gran expansión del turismo religioso y doméstico, apunta.

Al Ubaydli cree que un factor clave del éxito será la innovación local, un proceso que está en marcha, pero que requiere algunos años para ver resultados tangibles.

«El proceso de diversificación debería tomar al menos 15 años, si no más», señala el experto en diálogo con BBC Mundo, argumentando que aún es muy temprano para esperar cambios en tan pocos años y con la interrupción ocasionada por la pandemia de covid-19.

De todos modos, agrega, «el país ha hecho algunos buenos avances». Por ejemplo, muchos más sauditas están empleados en sectores como el comercio minorista y el turismo.

Por otro lado, las exportaciones se están diversificando y la producción de minerales está jugando un papel importante, precisa.

Mujeres saudíes con hiyab

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Eso ha permitido, dice al Ubaydli, que los ingresos fiscales «dependan mucho menos del petróleo que en el pasado».

Para avanzar en ese camino, el gobierno está invirtiendo en resorts de lujo, cines y complejos de entretenimiento que le permitan atraer a más visitantes y, al mismo tiempo, desarrollar nuevas industrias.

Un «desierto futurista»

Arabia Saudita tiene uno de los mayores fondos soberanos del mundo (con cerca de US$1 billón), junto a países como Noruega, Emiratos Árabes Unidos, China, Kuwait y Singapur.

A partir de 2016 este fondo saudita ha multiplicado sus inversiones en el extranjero, adquiriendo todo tipo de activos, desde clubes de fútbol y compañías de videojuegos, hasta empresas que fabrican autos eléctricos, algo que tradicionalmente nunca se había hecho.

Utilizando los recursos de ese fondo el país está financiando parte de la construcción de ciudades en el desierto, con el mismo objetivo de atraer inversión extranjera y proyectar la influencia saudita al mundo.

Imagen creada para mostrar a una mujer caminando en un desierto con proyecciones tecnológicas

FUENTE DE LA IMAGEN – NEOM.COM. Un anuncio de Neom promete que la ciudad será como un parque de diversiones.

Hasta ahora la transición hacia una economía que busca ser más diversificada está siendo financiada con los ingresos petroleros, y los expertos no saben cuánto tiempo deberá pasar hasta que las industrias no-petroleras puedan sustentarse a sí mismas.

El reino ha tratado de poner el acelerador para ampliar sus negocios en la medida que la mayor parte de su población es joven y el país tiene que ofrecerles más oportunidades laborales y espacios para generar negocios que hagan atractivo quedarse en el reino.

Bajo esa lógica, resulta más claro comprender por qué el país invierte en ostentosas campañas publicitarias para convencer al mundo de que es posible construir ciudades futuristas con trenes que levitan, sin automóviles y cero emisión de carbono en medio del desierto.

Así venden uno de sus proyectos insignia, Neom, una ciudad que, cuando se construya, se transformará en «el modelo para el mañana en el que la humanidad progrese sin comprometer la salud del planeta».

Una especie de utopía verde financiada con petróleo. El tiempo dirá si estos planes llegarán a concretarse.

Imagen de portada: REUTERS. El príncipe heredero, Mohamed bin Salmán, busca diversificar la economía del reino.

FUENTE RESPONSABLE: BBC News Mundo. Por Cecilia Barría. Junio 2022.

Arabia Saudita/Economía/Medio Oriente/Industria Petrolera/ Negocios /Mohamed bin Salman/Derechos Humanos.

Anticipo: así es el auto eléctrico argentino CR-2 que se venderá a un precio más bajo que el modelo Tito.

Si es de tu interés profundizar en esta entrada, cliquea por favor donde se encuentre escrito en “negrita”. Muchas gracias.

El pequeño auto eléctrico Tito, fabricado en la provincia de San Luis y con ventas que superaron las expectativas, tendrá en pocos meses más un nuevo competidor de origen nacional.

Se trata de CR-2, un auto eléctrico biplaza desarrollado por Hamebolt, el área de movilidad y robótica de Faniot, la primera fábrica argentina de NanoSensores que opera en Misiones y hace dos años empezó a trabajar para crear dispositivos eléctricos para la movilidad sustentable.

El primero de los desarrollos se lanzó en 2021 y fue el Wakure, un vehículo eléctrico para uso utilitario o recreacional. El segundo gran proyecto de la compañía es el biplaza CR-2, un modelo 100% argentino, desde el diseño conceptual hasta la tecnología y computadora de abordo.

Lanzamiento WAKURE – Wake Utilitario y Recreacional Eléctrico #HAMELBOT

Hasta el momento, se presentaron tres prototipos y están en proceso de homologación con el INTI, donde se firmó un convenio para el trabajo en conjunto. Se espera que en pocas semanas más se lance la preventa

Características del auto eléctrico CR-2

El nuevo vehículo eléctrico está listo, y solo faltan cuestiones legales para que salga a la venta. Según explicó a iProfesional Martín Bueno, CEO de Hamel Bot/Faniot, el modelo está fabricado en fibra de vidrio y otras partes en fibra de carbono. «Cuando entren en producción, se reemplazarán por moldes existentes en fibra con alto impacto, termoformado para algunas partes y de aluminio para el sistema estructural», explicó el directivo.

El nuevo Hamebolt CR-2 está en proceso de homologación.El nuevo auto Hamebolt CR-2 está en proceso de homologación.

En cuanto al espacio, está pensado para 2 pasajeros y puede cargar adicionalmente 80 Kilos. Sus prestaciones contemplan una velocidad máxima de 60 km/h y una autonomía de 150 km.  Cuenta con un motor AC trifásico de inducción de 60kW (80hp) potencia máxima y 190 Nm. La batería es de ion Litio de 96 V.

Por el momento se fabricará una sola versión pensada para el uso urbano, es decir, que pueda circular en la vía pública y que no sea solo para predios privados, como sucede con muchos de estos modelos.

Está equipado con un sistema de seguridad que cuenta con una computadora de abordo que, además de registrar todo los acontecimientos del vehículo, como por ejemplo cuándo hacer un service, también controla aspectos importantes de la seguridad a bordo.

Precio del auto eléctrico CR-2: más barato que Tito

El gran competidor del nuevo auto eléctrico misionero es el Tito puntano, que ya está a la venta. Y estas son las diferencias más importantes que están a la vista.

En primer lugar el precio. Si bien el nuevo modelo producido en Misiones no está en los concesionarios todavía, se estima que en las próximas semanas se hará una preventa, y el valor aproximado en pesos será de $1,5 millones, anticiparon los fabricantes.

El Tito sale u$s16.500 sin aire y u$s 17.750 con aire (al tipo de cambio oficial). Es decir, desde 2.050.000 pesos.

Tito, el rival del nuevo auto eléctrico de misiones.

En cuanto a la construcción, el CR-2 estará fabricado en su etapa final con fibra de carbono y aluminio, mientras que Tito está confeccionado 100% con chapa.

Otro dato es la autonomía. Para quienes quieran adquirir el nuevo Tito, un auto con capacidad para cuatro integrantes, deberán saber que la autonomía es de 100 kilómetros (el CR-2 es de 150). Tito tiene una potencia de 4.5KW y la velocidad máxima de 65 km/h. La batería es de litio de 8 kwh y 2000 ciclos de carga.

Qué tecnología ofrecerá el auto eléctrico CR-2

Uno de los aspectos que caracterizan al nuevo modelo es la tecnología, según sus desarrolladores. Además de aplicarla a la seguridad, la usan por ejemplo en el sistema de encendido. El auto eléctrico no tiene llave ni botón de start & stop, sino que se abre desde el celular a través de una aplicación.

En cuanto a la batería, tiene cargador propio incorporado y se enchufa directo a un toma corriente de 220V. Aclararon que no venden algún wallbox para que se instale en el hogar para recargar porque no lo necesita.

«Este modelo es diferente a todo lo que se vende en el país porque está diseñado 100% en Argentina, hemos visto que muchos están trayendo o comprando el diseño en China y ensamblando en argentina. Nuestro caso es diferente, ya que se planteó desde cero y se creó un concepto único, con tecnología MaaS (Mobility as a services)», comentó Bueno.

MaaS es una tendencia que contempla un  alejamiento de las formas de transporte de propiedad personal y la orientación hacia las soluciones de movilidad como una forma de servicio consumible, una tendencia que se está dando en todo el mundo.

«Lo más importante es la tecnología MASS que usa este modelo de Hamel Bot CR2-, y al mismo tiempo el sistema de inteligencia artificial que comanda el sistema, para el control de todas las operaciones de seguridad del mismo», agregó el CEO acompañado de Agustín Maceda y Luis Medida, los ingenieros Mecánico y Electromecánico líderes del proyecto Hamelbot Cr2.

Auto Urbano Biplaza C-R2

Otros rivales del auto eléctrico Tito y del CR-2

Hay otros dos rivales que hoy enfrentan a Tito de forma directa. Son el Volt fabricado en Córdoba y el Sero Electric, fabricado en la provincia de Buenos Aires.

El Volt tiene diferentes versiones. El Z1 Start es el modelo «de entrada» y cuenta con una batería de 4 kWh, con una autonomía de 60 km; mientras que el Z1 Power Long Range recorre una distancia de 80 km sin recargar. En ambos casos, ofrecen una velocidad máxima de 40 km/h y se recargan en dos horas y media.

Por su parte, el W1 Start cuenta con una batería de 10 kWh, con 150 km de autonomía; mientras la del W1 Power Long Rage es de 20 kWh. En ambos casos, su velocidad máxima es de 80 km/h.

En cuanto al Volt e1, el modelo «utilitario», integra una batería de 20 kWh y 150 km de autonomía, al igual que el Power Long Rage. Ofrecen una velocidad máxima de 105 km/h y la recarga demora 10 horas. En todos los casos, se enchufa al tomacorriente hogareño.

En Sero Electric, ofrecen diferentes versiones con una autonomía que oscila entre los 40 y 100 km dependiendo del pack de baterías elegido, que puede ser de plomo o larga duración. La velocidad máxima es de 50 Km/h para vía pública, con la posibilidad de establecer un valor menor para predios privados. La capacidad de transporte es de dos personas. En total, soporta hasta 270 kg.

Imagen de portada: Gentileza de IProfesional.Fue desarrollado por la empresa misionera Hamelbolt, especializada en movilidad sustentable. Está casi listo para salir a la calle. Precio y detalles

FUENTE RESPONSABLE: IProfesional. Por Guillermina Fosatti. Mayo 2022.

Sociedad/Automóviles eléctricos/Argentina/Económia/Negocios

 

 

Los implantes de microchip que te permiten pagar con la mano.

Cada vez que Patrick Paumen paga algo en una tienda o en un restaurante causa un revuelo.

Este hombre de 37 años no necesita una tarjeta bancaria o su teléfono celular para pagar. En su lugar, simplemente pone su mano izquierda cerca del lector de tarjetas sin contacto y se realiza el pago.

«¡Las reacciones que recibo de los cajeros no tienen precio!» dice Paumen, un guardia de seguridad de los Países Bajos.

Puede pagar con la mano porque en 2019 le implantaron un microchip de pago sin contacto debajo de la piel.

«El procedimiento duele tanto como cuando alguien te pellizca la piel», dice Paumen.

PATRICK PAUMEN. Patrick Paumen tiene un microchip bajo la piel de su mano izquierda y se enciende cuando entra en contacto con un punto de pago electrónico.

La primera vez que se implantó un microchip en un ser humano fue en 1998, pero para su uso comercial solo ha estado disponible durante la última década.

Pagar un café en Nueva York o un coctel en Río

Cuando se trata de chips de pago implantables, la firma británico-polaca Walletmor dice que el año pasado se convirtió en la primera compañía en ponerlos a la venta.

«El implante se puede usar para pagar una bebida en la playa de Río, un café en Nueva York, un corte de cabello en París, o en su supermercado local», dice el fundador y director ejecutivo Wojtek Paprota. «Se puede usar en cualquier lugar donde se acepten pagos sin contacto».

El chip de Walletmor, que pesa menos de un gramo y es un poco más grande que un grano de arroz, está compuesto de un pequeño microchip y una antena recubierta de un biopolímero, un material de origen natural, similar al plástico.

Paprota agrega que es completamente seguro, tiene los permisos necesarios, funciona inmediatamente después de ser implantado y se mantendrá en su lugar sin moverse. Tampoco requiere una batería u otra fuente de energía. La firma dice que ha vendido más de 500 chips.

Una radiografía de una mano donde se ve un implante de Walletmor

FUENTE DE LA IMAGEN -WALLETMOR

El chip de Walletmor se pone en la mano de la personas tras una anestesia local.

La tecnología que utiliza Walletmor es la NFC (Near-Field Communication, conexión de proximidad), el sistema de pago sin contacto en los teléfonos inteligentes. Otros implantes de pago se basan en la identificación por radiofrecuencia (RFID), que es la tecnología que normalmente se encuentra en las tarjetas físicas de débito y crédito sin contacto.

Comodidad frente a privacidad

Para muchos de nosotros, la idea de tener un chip de este tipo implantado en nuestro cuerpo puede ser espantosa, pero una encuesta de 2021 hecha a más de 4.000 personas en el Reino Unido y la Unión Europea encontró que el 51% de los entrevistados lo consideraría como una opción.

Sin embargo, sin dar una cifra porcentual, el informe agregó que «cuestiones como la invasividad y la seguridad son las principales inquietudes» para los encuestados.

Patrick Paumen dice que no tiene ninguno de estos temores.

«Los implantes de chips contienen el mismo tipo de tecnología que la gente usa a diario», dice, «desde llaveros para desbloquear puertas, tarjetas de transporte público como la Oyster (usada en el metro de Londres) o tarjetas bancarias con función de pago sin contacto».

«La distancia de lectura está limitada por la pequeña antena que hay dentro del implante. El implante debe estar dentro del campo electromagnético de un lector RFID [o NFC] compatible. Solo cuando hay un acoplamiento magnético entre el lector y el transpondedor el implante puede ser leído.»

Agrega que no le preocupa que se pueda rastrear su paradero.

Theodora Lau

FUENTE DE LA IMAGEN -THEODORA LAU

Theodora Lau dice que deben sopesarse los beneficios y riesgos de los chips implantados.

«Los chips RFID se utilizan en las mascotas para identificarlas cuando se pierden», dice. «Pero no es posible localizarlos usando un implante de chip RFID: la mascota desaparecida debe encontrarse físicamente. Luego se escanea todo el cuerpo hasta que se encuentra y lee el chip».

Sin embargo, el problema con tales chips (y lo que causa preocupación) es si en el futuro se vuelven cada vez más avanzados y se llenan de datos personales. Y, a su vez, si esta información es segura y si, de hecho, puede ser rastreada.

La experta en tecnología financiera o fintech Theodora Lau es coautora del libro «Beyond Good: How Technology Is Leading A Business Driven Revolution» (Más allá de lo bueno: cómo la tecnología está liderando una revolución impulsada por los negocios).

Lau dice que los chips de pago implantados son solo «una extensión del internet de las cosas». Con eso se refiere a otra nueva forma de conectarse e intercambiar datos.

Sin embargo, aunque dice que muchas personas están abiertas a esta idea, ya que haría el pago de las cosas más rápido y fácil, deben sopesarse los beneficios y los riesgos. Especialmente a medida que los chips incorporados llevan cada vez más información personal.

«¿Cuánto estamos dispuestos a pagar en aras de la comodidad? ¿Dónde trazamos la línea cuando se trata de privacidad y seguridad? ¿Quién protegerá la infraestructura vital y los humanos que forman parte de ella?», se pregunta Theodora Lau.

El lado oscuro de la tecnología

Nada Kakabadse, profesora de política, gobernanza y ética en la Escuela de Negocios Henley de la Universidad de Reading, también se muestra cautelosa sobre el futuro de los chips integrados más avanzados.

«Hay un lado oscuro en la tecnología que puede dar lugar al abuso. Para aquellos que no aman la libertad individual, abre nuevas y seductoras perspectivas para el control, la manipulación y la opresión», dice Kakabadse.

«¿Y quién posee los datos? ¿Quién tiene acceso a ellos? Y, ¿es ético ponerle un chip a la gente como hacemos con las mascotas?», se cuestiona.

El resultado, advierte, podría ser «la pérdida de poder de muchos en beneficio de unos pocos».

Steven Northam, profesor titular de innovación y emprendimiento en la Universidad de Winchester, dice que las preocupaciones son injustificadas. Además de su trabajo académico, es el fundador de la firma británica BioTeq, que fabrica chips de este tipo, sin contacto e implantados, desde 2017.

Patrick Paumen muestra un tornillo imantado a su dedo

FUENTE DE LA IMAGEN – PATRICK PAUMEN

Patrick Paumen se considera un «biohacker» y tiene implantados imanes en su cuerpo.

Sus implantes están dirigidos a personas con discapacidad que pueden utilizarlos para abrir puertas automáticamente.

«Tenemos consultas diarias y hemos realizado más de 500 implantes en el Reino Unido, pero la covid ha hecho que todo se frene un poco», cuenta.

«Esta tecnología se ha utilizado en animales durante años. Son objetos muy pequeños e inertes. No hay riesgos», argumenta.

De vuelta en los Países Bajos, Paumen se describe a sí mismo como un «biohacker», alguien que pone piezas de tecnología en su cuerpo para tratar de mejorar su rendimiento. Tiene 32 implantes en total, incluidos chips para abrir puertas e imanes incrustados.

«La tecnología sigue evolucionando, así que sigo recolectando más», dice. «Mis implantes mejoran mi cuerpo. No me gustaría vivir sin ellos», dice.

«Siempre habrá personas que no quieran modificar su cuerpo. Deberíamos respetar eso, y ellos deberían respetarnos como biohackers».

Imagen de portada:PIOTR DEJNEKA. La primera vez que se implantó un microchip en un ser humano fue en 1998 y su uso comercial tiene una década.

FUENTE RESPONSABLE: BBC News Mundo. Por Katherine Latham.*Reportera de Negocios. Abril 2022

Sociedad/Seguridad informática/Negocios/Tecnología 

 

 

 

El precio que Europa tendrá que pagar por estar endeudada con China.

Miles de millones de dólares de dinero chino están impulsando varias economías europeas, pero algunos de los acuerdos que se están cerrando tienen un truco. Los críticos dicen que son «trampas de deuda», en las que China puede elegir qué sucede si los préstamos no se pagan.

China insiste en que es un socio de inversión confiable, pero también enfrenta acusaciones de explotación laboral y daño ambiental.

Es uno de esos momentos de CCTV en los que está a punto de ocurrir un desastre. Se puede ver a un trabajador portuario en el gran puerto griego de El Pireo, cerca de Atenas, paseando por el muelle junto a una enorme pila de contenedores.

De repente, mira hacia arriba y ve uno de ellos cayendo en picado hacia él, seguido de cerca por otro. El estibador sale corriendo y escapa por poco de ser aplastado por las dos enormes cajas, que en cambio golpean con fuerza un camión vacío.

El año pasado, otro trabajador de El Pireo no tuvo tanta suerte. Dimitris Dagklis, de 45 años de edad, no escapó y murió en un accidente con una grúa.

«Su muerte fue el resultado de la intensificación de nuestro trabajo y de que no había suficientes medidas de seguridad», lamenta Markos Bekris, presidente del sindicato de estibadores del puerto.

Desde la muerte de Dagklis, los sindicatos se declararon en huelga por las reducciones de personal en el puerto, cuya propiedad pertenece en dos terceras partes a la empresa estatal china Cosco.

En toda Europa, mientras los gobiernos se preocupan por la invasión de Rusia a Ucrania después de la pandemia, Pekín está en marcha, ampliando su cartera, administrando puertos y minas europeos, construyendo carreteras y puentes, invirtiendo donde otros no lo harán.

Pero los países tienen que sopesar las recompensas y los riesgos de firmar acuerdos con China. Muchos gobiernos desconfían cada vez más de las llamadas «trampas de la deuda», en las que los prestamistas, como el Estado chino, pueden obtener concesiones económicas o políticas si el país que recibe la inversión no puede pagar.

El costo de la reactivación

También hay denuncias de trabajadores que dicen ser explotados por empresas chinas, en términos de salarios, condiciones y niveles de personal.

Le hicimos preguntas a Cosco sobre la muerte de Dimitris Dagklis, los niveles de personal en El Pireo y las preocupaciones ambientales sobre la expansión del puerto. La compañía dijo que no nos daría una entrevista y que no podía ayudar más.

Markos Bekris

Markos Bekris

Bekris no culpa exclusivamente a Pekín por contribuir a lo que dice ha sido una erosión de los derechos laborales. Argumenta que el sistema capitalista posterior a la crisis financiera mundial habría permitido que cualquier empresa extranjera entrara y maximizara las ganancias a expensas de los trabajadores.

No hay duda de que la inversión de Pekín ha impulsado un renacimiento en el puerto desde que el gobierno griego se vio obligado a venderlo, junto a otros activos públicos, a raíz de la crisis económica que golpeó con tanta fuerza en 2008.

A medida que navegamos a lo largo de la costa en una pequeña lancha a motor, pronto encontramos una cola de enormes barcos de carga repletos de contenedores que se alinean en el horizonte esperando amarres: un estacionamiento acuático gigante, lleno de cientos de miles de toneladas de productos, en su mayoría fabricados en China, que pronto serán distribuidos a todos los rincones de Europa.

El auge en El Pireo, incluidas las oportunidades laborales para los lugareños, refleja una transformación más amplia en las fortunas financieras de Grecia. Ahora es una de las economías de más rápido crecimiento de la UE.

Pero, como todos sus vecinos europeos, Grecia también se esfuerza por hacer frente al impacto, económico y de otro tipo, de la guerra de Ucrania. Las naciones están reevaluando lo que significa hacer negocios con Pekín, que en febrero declaró un nuevo orden global, junto con su aliado Moscú.

El día de la inauguración de sus propios Juegos Olímpicos de Invierno, China declaró una asociación «sin límites» con Rusia y prometió colaborar más contra Occidente. Desde entonces, China se ha negado rotundamente a condenar el ataque del presidente Putin a Ucrania.

Puerto griego de El Pireo.

Centenares de contenedores en el puerto de El Pireo.

En El Pireo, el presunto daño ambiental causado por la expansión del puerto ha provocado acciones legales por parte de la población local contra los propietarios chinos, Cosco. Existen preocupaciones particulares sobre el dragado descontrolado del lecho marino y la contaminación tóxica, así como el aumento del tráfico tanto por mar como por tierra.

La abogada Anthi Giannoulou, que jugaba en la costa rocosa cuando era niña, teme por el futuro a largo plazo de su comunidad.

«No beneficiará a El Pireo. Beneficiará a otras personas que no viven aquí.

«El Pireo es una ciudad realmente pequeña y las personas que aún viven aquí lo han hecho durante muchas generaciones. Por lo tanto, no podemos ser expulsados por alguna inversión sin que nos pregunten al respecto», dijo.

Cuando China es el único inversor

En el vestíbulo de mármol de un edificio gubernamental en el centro de Atenas, nos recibe el ministro de Relaciones Exteriores de Grecia, Nikos Dendias. Explica que la inversión en El Pireo ha sido mutuamente beneficiosa y recuerda que China fue el único inversor que se presentó cuando el gobierno griego se vio obligado a vender el puerto.

«En nuestras relaciones económicas, creo que ambas partes se benefician. China tiene un punto de entrada para sus productos a la Unión Europea, a los Balcanes y a Europa central y oriental. Y tenemos actualizado un gran puerto comercial», apunta.

Tras la crisis de 2008, la llamada «troika europea» de la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional se mantuvieron firmes en la venta del puerto para ayudar a pagar las crecientes deudas de Grecia.

«La verdad es que China se apoderó de El Pireo y ahora es uno de los puertos más grandes de Europa y, si lo que dicen es cierto, y no tengo motivos para dudarlo, probablemente será el número uno o el número dos en toda Europa. 

Así que eso es una gran mejora y la inversión es sustancial», señala.

Trabajadores en el puerto de El Pireo.

Trabajadores en el puerto de El Pireo.

Pero, ¿qué pasa con las posibles «trampas de deuda» que podrían surgir con cualquier futura inversión china en Grecia? ¿Es el puerto del Pireo el punto culminante de las relaciones de Atenas con Pekín? El ministro admite que su gobierno no ha firmado más acuerdos importantes, pero sugiere que evaluará las oportunidades futuras caso por caso.

«No [hay] ninguna inversión china más sustancial en Grecia, pero juzgamos la inversión en términos comerciales. Quiero decir, si los chinos quieren invertir, somos un país libre y una economía libre», señaló.

«Nos tratan como esclavos»

Grecia no es la única parte de Europa donde se están invirtiendo los miles de millones de Pekín.

De pie en una colina con vistas a la ciudad serbia de Bor, cualquiera podría pensar que había sido transportado a una provincia china. Los trabajadores gritan instrucciones en mandarín, las banderas son rojas y las oficinas administrativas parecen templos.

China está invirtiendo dinero en la mina de cobre que ha definido este lugar durante décadas. La extracción del metal ha teñido el agua de algunos lagos y embalses cercanos de un tono oxidado.

Mina de cobre próxima a la ciudad serbia de Bor.

Mina de cobre próxima a la ciudad serbia de Bor.

También es una metáfora de cómo el rojo del Partido Comunista Chino está dejando su huella en este continente.

En Europa, pero fuera de la UE, Serbia no tiene el mismo nivel de derechos de los trabajadores que esperaría encontrar en Dublín, Madrid o Viena.

Esto se puso de manifiesto cuando conocimos a un hombre vietnamita de 35 años en las sombras de un edificio abandonado en la ciudad de Zrenjanin, al norte de la capital, Belgrado.

«La empresa china nos trata fatal. No nos respetan», nos dijo en voz baja el hombre, padre de tres hijos.

Dung, que no es su nombre real, dijo que le habían pagado el equivalente a US$1.500 para venir a Serbia a trabajar en la construcción de la fábrica de neumáticos Ling Long. Pero que pronto se había arrepentido.

«Nos obligaron a trabajar más, pero no proporcionaron suficientes suministros.

Cuando llegué aquí por primera vez, recibía el doble de comida», se lamentó.

Dung explicó que a los aproximadamente 400 trabajadores vietnamitas reclutados se les pagó menos que a los empleados chinos en el mismo sitio.

«Hay 20 o 30 trabajadores viviendo juntos en cada contenedor. Nos tratan como esclavos», afirmó.

Trató de dejar su trabajo después de cinco meses, pero afirma que su empleador le dijo que no había posibilidad de conseguir un vuelo de regreso a Vietnam. Se quedó varado a miles de kilómetros de su casa.

Desde entonces, nos enteramos que Dung logró regresar con su familia, pero solo después de obtener un préstamo de US $1.875 para hacerlo.

No son solo las malas condiciones las que alarman a algunas organizaciones benéficas, sino también los contratos que se les pide a los trabajadores que firmen.

Los documentos de empleo que vimos en Serbia, un país que aspira a unirse a la UE, parecen haber sido copiados y pegados de los que se usan para trabajadores extranjeros en países de Medio Oriente que tienen la pena de muerte.

Fábrica de neumáticos Ling Long en Serbia.

Fábrica de neumáticos Ling Long en Serbia.

Las ONGs serbias, que fueron las primeras en informarnos sobre las condiciones en la fábrica de neumáticos Ling Long, dicen que se sorprendieron cuando se dieron cuenta de lo que estaba sucediendo allí.

«Es el caso más visible de trata de personas y explotación laboral que hemos tenido en el país hasta ahora», dice Danilo Curcic de la ONG A 11 Initiative. Agrega que lo que sucedió en la fábrica sirve como una advertencia para el resto de Europa, ya que las empresas chinas se expanden por todo el continente.

«Si tienes empresas chinas que vienen a otros países y no tienes instituciones que sean lo suficientemente fuertes para prevenir las violaciones de los derechos humanos o las violaciones de las normas laborales, probablemente tendrás una competencia a la baja [en las condiciones laborales] con otras empresas», señaló.

La fábrica de Ling Long no respondió a las acusaciones hechas por Dung y otros, pero los medios locales en Serbia informaron que la compañía dijo que estaba comprometida con altos estándares de bienestar de los trabajadores.

El gobierno serbio asegura que la inversión de China ha impulsado su crecimiento económico y el presidente Aleksandar Vucic ha argumentado que una pequeña cantidad de trabajadores vietnamitas no debería poner en peligro una mayor inversión china.

Estas presuntas violaciones de los derechos humanos en Europa por parte de China se hacen eco del trato que reciben los musulmanes uigures en su hogar en la provincia de Xinjiang.

Trampas y deudas

Pero también hay otras razones para la cautela.

Richard Moore, jefe de la agencia de espionaje extranjero MI6 del Reino Unido, advirtió no solo sobre las trampas de la deuda de China, sino también sobre las «trampas de datos». 

Y le dijo a la BBC el año pasado que China tenía la capacidad de «recolectar datos de todo el mundo» y usaba dinero para «comprometer a la gente».

China rechaza tales acusaciones.

Pero, en el Reino Unido, el gigante chino de las telecomunicaciones Huawei ha sido excluido de la infraestructura 5G británica. 

La empresa también se enfrenta a un escrutinio continuo sobre sus prácticas de seguridad y sobre sus posibles vínculos con el gobierno chino, algo que la compañía niega.

Estados Unidos ha impuesto sanciones a la empresa.

De vuelta en Belgrado, vemos algunas de las 8.000 cámaras de seguridad que se han instalado en las calles. Los grupos de derechos humanos están preocupados de que la tecnología biométrica de Huawei pueda usarse con estos aparatos, pero el gobierno serbio dice que las capacidades de reconocimiento facial no se introducirán en el corto plazo.

Autopista en Montenegro.

Autopista en Montenegro.

En cuanto a las trampas de la deuda china, los críticos de Pekín apuntan hacia otro gran proyecto en Europa que, al igual que ocurre con Serbia, está justo fuera de la órbita de las normas y reglamentos de la UE: en Montenegro.

Conducir por la única autopista de ese país es una experiencia surrealista. Tenemos el camino solo para nosotros, aparte de un rebaño de ovejas que deambulan por ahí.

La idea largamente concebida de construir esa vía rápida era impulsar el comercio en este país balcánico, uniendo el puerto de Bar, en el mar Adriático en el sur, con la frontera con Serbia, en el norte. Pero los sucesivos estudios de viabilidad europeos concluyeron que sería demasiado complejo y demasiado caro.

Entonces, China dio un paso adelante con US$1.000 millones. No es un regalo para Montenegro, sino un préstamo que hay que devolver.

Sin embargo, seis años después de que comenzaran los trabajos de construcción, solo se han construido unos 41 km, lo que la convierte en una de las autopistas más caras del mundo.

Después de atravesar puentes y túneles excavados en el campo en el tramo que se ha construido, llegamos literalmente al final del camino. El proyecto ha estado plagado de acusaciones de corrupción y sobornos, y ya lleva dos años de retraso. Algunos se preguntan si alguna vez se terminará.

Los términos del acuerdo con China establecen que si Montenegro no paga las cuotas del préstamo, cualquier decisión sobre los daños que se deban se llevará a cabo en Pekín. China podría apoderarse de otros activos, incluido, potencialmente, el puerto de Bar.

Un ministro del gobierno montenegrino que heredó este cáliz envenenado es Milojko «Mickey» Spajić, de 34 años de edad. Él lucía notablemente brillante y despreocupado cuando nos reunimos por Zoom y explicó cómo había ideado y asegurado un acuerdo de pago para que la autopista nunca lleve a la bancarrota a su país.

Para él, la posición de Montenegro es emblemática de muchos países más pequeños que buscan financiamiento para iniciar proyectos de infraestructura e impulsar sus economías.

«Necesitamos inversiones. Si los chinos son los únicos interesados en invertir, yo digo ‘adelante’, pero solo hay que tener cuidado con los términos de estas inversiones, sus condiciones y asegurarse de que todo esté en línea con tus políticas generales», señaló.

Sin embargo, la semana pasada, Spajić perdió su trabajo cuando se formó un nuevo gobierno minoritario. Construir el resto de la autopista -y pagar la deuda china-, será ahora un problema para su sucesor.

A pesar de todas las críticas dirigidas a China, hay un proyecto que algunos presentan como ejemplo de buenas prácticas de construcción y cooperación efectiva entre Oriente y Occidente. Está justo en la costa del Adriático cerca de Montenegro: en Croacia.

Aunque es domingo cuando lo visitamos, el trabajo en el puente de Pelješac está en pleno apogeo, con camiones rodando sobre él y vigas que son descargadas y perforadas para colocarlas en su lugar.

Este es el proyecto de infraestructura más grande de Croacia y unirá la península de Pelješac con la Croacia continental. Actualmente, para llegar al continente, los croatas de la península tienen que pasar por un tramo de costa perteneciente a la vecina Bosnia.

El puente Pelješac, en Croacia.

El puente Pelješac, en Croacia, aún se encuentra en construcción.

La mayor parte de la factura del nuevo puente ha sido pagada por la UE (Croacia es miembro), pero está construido por Pekín hasta el último tornillo.

El ejército de trabajadores que pintan, barren y asfaltan son todos chinos.

Sin embargo, este proyecto no está exento de polémica.

La oferta de la empresa estatal china The China Road and Bridge Corporation fue un 20% más barata que su competidor más cercano. Los rivales europeos denunciaron que había trampa, pero no pudieron detener el acuerdo.

Para Branimir Vidmarovic, profesor de la Universidad de Pula en Croacia, el Puente Pelješac es una ilustración de dónde los países europeos pueden encontrar un equilibrio entre Oriente y Occidente sin distanciarse de EE.UU., el mercado más grande del mundo.

«Si excluimos tecnologías críticas, si cooperamos en cosas físicas como ferrocarriles, proyectos de infraestructura, no creo que haya ningún problema en satisfacer tanto a la UE, la OTAN, EE.UU. y China», dice.

Pero la Casa Blanca de Biden, que heredó una guerra comercial con China de la administración Trump, no ha suavizado su posición sobre Pekín en muchas áreas y ha pedido a Europa que se aleje de la financiación y los favores chinos.

Esperábamos hablar con un alto diplomático chino actual para obtener más información sobre el pensamiento de Pekín detrás de su expansión a Europa. Pero ninguno de los cinco embajadores chinos a los que nos acercamos estaba disponible.

Ya sea dentro de la UE, como Grecia y Croacia, o en su periferia, como Serbia y Montenegro, las naciones europeas tendrán que sopesar los pros y los contras de adoptar acuerdos con China, caso por caso.

El hecho de que el mejor amigo declarado del presidente Xi Jinping sea Vladimir Putin, el hombre que ha sumido a Europa en su mayor crisis de seguridad desde la Segunda Guerra Mundial, es un factor que eclipsará cada decisión que se tome.

Imagen de portada: El puente Pelješac construido por China en Croacia.

FUENTE RESPONSABLE: BBC News. Por Nick Break, Corresponsal en Europa. Mayo 2022. Reportería adicional de Kostas Kallergis.

Economía/Serbia/Grecia/China/Negocios/Europa/Croacia.

«Viven en una burbuja»: el impacto de la llegada de «extranjeros covid» en CDMX.

En algunas calles de estos históricos barrios de Ciudad de México, la gente avanza esquivando sillas y mesas de las múltiples terrazas de restaurantes y cafés en donde se escucha una mezcla de español e inglés muy llamativa.

Las pantallas de quienes hacen home office (teletrabajo) aparecen cada tanto en los locales de la calle Durango. Mujeres y hombres hacen jogging (trotan) en el circuito de la avenida Ámsterdam.

El antes discreto mercado Medellín ahora tiene guía de turistas. Y algunas de las antiguas vecindades o condominios ahora se identifican como coliving.

Si bien caminar por estas colonias, llenas de arquitectura y frondosas en árboles, es como estar en un oasis en el paisaje gris de concreto de la mayoría de los barrios de Ciudad de México, la vida ahí ha cambiado notablemente en los últimos meses.

La pandemia de covid-19 significó para muchos una crisis económica que llevó a casi un 30% de los capitalinos a mudarse de las casas que rentaban o pagaban con hipotecas, según un reciente estudio (UNAM-HIC-AL).

Pero para otros ha sido un momento de oportunidad.

Gente en una terraza de un restaurante en CDMX

FUENTE DE LA IMAGEN – MARCOS GONZÁLEZ DÍAZ

Los nuevos habitantes de la Roma y la Condesa, buena parte de ellos extranjeros, se mudaron a estos barrios «mágicos», como suelen describirlos, de la capital mexicana.

¿Algo positivo o negativo? Depende de qué lado estés en un fenómeno llamado «gentrificación».

«Víctimas de su propio éxito»

La gentrificación, explica a BBC Mundo el profesor de urbanismo y consultor Daniel Pérez, es un proceso que se da con frecuencia en sitios muy deseados para vivir, en cualquier parte del mundo.

Es el caso de las colonias Roma y Condesa en Ciudad de México.

Cuando un barrio por su ubicación, arquitectura, oferta de servicios y transportes se vuelve atractivo para gente de mayores ingresos, quien se queda a vivir ahí es quien puede pagar más.

«Y no solamente es que habiten nuevas personas, sino que comienza a haber comercio dirigido a ellos», explica Pérez. «Tienen restaurantes, galerías y otras cosas que atraen a estas personas».

Gente en una terraza de un restaurante en CDMX

FUENTE DE LA IMAGEN -MARCOS GONZÁLEZ DÍAZ

La llegada de grupos de habitantes con más alto poder adquisitivo revitaliza la zona, genera espacios más afines a sus gustos hasta que el fenómeno alcanza un punto máximo en el que se pierde el interés o el atractivo que originalmente tenía.

«Estas zonas son víctimas de su propio éxito», considera Pérez.

Y es un ciclo. Si bien hoy son los extranjeros los que están ocupando muchas viviendas en esta zona de Ciudad de México, antes lo fueron otros grupos, nacionales y extranjeros.

Quienes se van de esas zonas, generan un efecto dominó en otros barrios a los que llegan en el lugar de otros.

Crisis de vivienda

La principal consecuencia es un efecto de desplazamiento de la población original.

«Si rentan, les suben la renta porque hay otras personas dispuestas a pagar una más alta. Pero también los servicios se comienzan a encarecer porque hay quien paga más. La crítica a esto es que es una forma de expulsión de la población local», señala Pérez.

Un camión de mudanza en CDMX

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Mucha población que vivía hace pocos años en la Roma y la Condesa se ha tenido que marchar.

Según la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios de la ciudad (Ampicdmx), las rentas se incrementaron al menos un 15% en la Condesa y la Roma, donde un apartamento pequeño supera los US$750 por mes. Los más grandes y deseados oscilan entre US$2.000 y US$3.000.

El sueldo mínimo general en México es de unos US$410 al mes.

El precio promedio de venta de un apartamento en la zona no es menor a 6 millones de pesos (US$300.000), mientras que en el resto de la capital es de alrededor de 2,6 millones (US$130.000).

Laura Zazueta, presidenta de la Ampicdmx, afirma que no hay una crisis de vivienda en la zona, pues hay muchos espacios disponibles, a pesar de que «los precios están muchas veces fuera de mercado».

«Hay mucha gente que no les urge tanto la colocación de sus rentas o ventas y esperan a que alguien pague sus precios. Y lo consiguen aunque tarden un poco más», le explica a BBC Mundo.

Pero la población más antigua de esos barrios sí ve una crisis.

Una vista aérea del barrio de la Condesa

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

La zona tiene las condiciones más deseadas para vivir en Ciudad de México.

Mayela Delgadillo, de 51 años, ha sido testigo del aumento de rentas y el encarecimiento de la zona en los últimos 20 años que ha vivido la colonia Roma.

Ella y otros vecinos conforman una organización que se opone a las inmobiliarias que, asegura, compran indiscriminadamente los terrenos para construir edificios de apartamentos que en muchos casos están vacíos por meses y meses.

Para ella, la crisis no es por falta de disponibilidad de vivienda, sino por lo inaccesible que es para la mayoría.

«Se construye para el mercado, pero no para la necesidad de la gente. La vivienda ahí está, pero nadie puede pagarla», dice al poner como ejemplo un edificio frente al suyo que tiene meses vacío.

Mayela Delgadillo en una protesta

FUENTE DE LA IMAGEN – MAYELA DELGADILLO

Mayela Delgadillo (primera desde derecha) ha liderado campañas de defensa del espacio urbano social y la vivienda.

Recuerda que en la década de 2000, una casa de dos habitaciones -construida para los empleados de los ricos que vivían en la Condesa hace un siglo- era rentada por amigos suyos en unos 2.000 pesos de la época (unos US$200).

«A la hora que encarecen el costo del suelo también encarecen el costo de las tintorerías, ferreterías, zapaterías, etcétera., y estamos llegando a un grado de que ya no hay comercios locales por la especulación del suelo», le dice a BBC Mundo.

«Vecinos de la colonia ayer se estaban quejando de que no aguantan el ruido. La gente que vivía al lado se fue porque ya no pudo aguantar el escándalo de cinco antros (clubes nocturnos) alrededor».

Pérez se refiere a esto cuando dice que son «víctimas de su propio éxito», pues la oferta de recreación, por ejemplo, termina por ser excesiva.

Un centro nocturno en CDMX

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Los centros nocturnos generan ruido y delincuencia, como el tráfico de droga, señala Delgadillo.

La gentrificación es un fenómeno en muchas otras metrópolis del mundo y en los últimos dos años se conjugó con la crisis económica que generó la pandemia de covid-19.

El estudio UNAM-HIC-AL indica que 55% de las personas en su investigación en todo Ciudad de México afirmaron haber enfrentado dificultades para pagar la renta o la hipoteca durante la pandemia, y el 32% tuvo que mudarse de vivienda.

Y en el caso de la capital mexicana, genera problemas adicionales.

«Después de las perforaciones para hacer edificios altos, el terreno se hace altamente inestable, por eso hay socavones, huecos en calles como Medellín, Monterrey o Álvaro Obregón», asegura Delgadillo. «Por eso estamos aterrados todos».

«Extranjeros covid»

Para quienes viven el fenómeno desde la otra cara, mudarse ahí ha mejorado su calidad de vida.

Raquel Heredia, una estadounidense que vivía en California hasta 2019, explica a BBC Mundo que su idea de visitar CDMX por una semana se ha transformado en más de dos años de amor por la capital mexicana.

Raquel Heredia

FUENTE DE LA IMAGEN – RAQUEL HEREDIA

«Estaba con unas amigas, salimos a comer, a los museos y dijimos ‘guau, esta ciudad es deliciosa, es barata’. Y se siente una paz que yo no tenía en San Francisco», cuenta en una videollamada.

«Cuando puedes encontrar otros lugares donde la vida mejora, te quieres quedar. Y gente ha venido a México a redescubrirlo. Mucha gente no pensaba en Ciudad de México, sino en destinos de vacaciones. Pero la pandemia trajo un cambio de mentalidad».

Las cifras oficiales de migración muestran un claro aumento entre 2019 y 2021 en las peticiones de residencia permanente de extranjeros, al pasar de 40.000 a casi 70.000 en ese periodo.

También hubo un aumento de 15% en el otorgamiento de residencias en Ciudad de México, siendo los estadounidenses y canadienses el grueso de solicitantes.

Tan solo el año pasado, el país fue visitado por 10 millones de EE.UU. en 2021, año que fue el destino número uno en el extranjero para esos viajeros. Y su permiso de estancia por turismo o negocios de 6 meses les facilita su permanencia en el país.

Extranjeros que pidieron residencia en México. A nivel nacional.  .
Extranjeros  que tramitaron residencia en CDMX. .  Nota: los extranjeros pudieron haberse desplazado a otros estados de México..

Muchos de esos «extranjeros covid», como les dice Heredia, se han quedado a vivir en Ciudad de México.

La joven optó por convertirse en una líder local de los que llama Big Cities Refugees, o «refugiados de grandes ciudades». Organiza reuniones y actividades y gestiona 15 grupos de WhatsApp de la comunidad en las colonias Roma y Condesa.

«Son gente de San Francisco, Nueva York, Chicago, Los Ángeles. Es gente que amaba esas ciudades en tiempos normales, pero durante la pandemia ya no había nada que hacer y se volvieron tan caras. No puedes vivir igual que antes», explica.

«Viven en una burbuja»

«Háganse un favor y hagan teletrabajo desde Ciudad de México, es realmente mágico».

Ese fue un simple mensaje que publicó en Twitter una estadounidense que visitaba México por unos días y causó un debate nacional en febrero pasado sobre la presencia de extranjeros y los efectos económicos y sociales que causan.

Gente en una terraza de un restaurante en CDMX

FUENTE DE LA IMAGEN – MARCOS GONZÁLEZ DÍAZ

Muchos espacios que antes eran habitacionales han sido transformados a espacios comerciales, como cafés y restaurantes.

Muchos opinaron que los visitantes «viven en una burbuja», sin integrarse a la cultura mexicana ni respetar normas sociales, incluidas cosas simples como el uso de mascarillas para evitar la covid-19.

«Me parece que el tema no va por la xenofobia. Pero la realidad es que son élites con capitales, que vienen a desplazarte, porque tú no puedes pagar para conservar un sitio», dice Delgadillo.

Ella asegura que evita salir a comer a los restaurantes a su alrededor. Otros se consideran discriminados en los sitios de moda que buscan a clientes de mejores ingresos, como los extranjeros.

Gente en una terraza de un restaurante en CDMX

FUENTE DE LA IMAGEN – MARCOS GONZÁLEZ DÍAZ

Heredia reconoce que «hay mexicanos a los que no les gusta tanto que haya tantos extranjeros» por el problema del alza de precios; «es una realidad», dice. «Pero hay otros que sí, que ven el amor de tanta gente de otros lados por este país».

«Yo he estudiado mucho la gentrificación y está pasando en muchos lugares. Personalmente no puedo detenerla, pero como líder de la comunidad puedo motivarlos a que [los extranjeros] sean lo más responsables que puedan ser cuando vivan aquí», dice.

En las calles han comenzado a aparecer pegatinas y carteles de una campaña llamada Good Guest Collective -creada por mexicanos y extranjeros- para que los nuevos residentes adopten las medidas sanitarias locales.

Delgadillo también opina que «el problema no es el extranjero, sino la calidad de la gente que habita».

«Porque un extranjero puede apreciar muchas cosas de cultura y otras cosas que un nacional. Pero la gente que llega solo a la fiesta, en poco tiempo se va».

Heredia, por otro lado, destaca la derrama económica y de inversiones que beneficia a la zona y que se expande hacia el mejoramiento de otras zonas vecinas o no de la Roma y la Condesa para el mejoramiento social y urbano.

Extranjeros con mascarilllas

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Algunos extranjeros han asumido la responsabilidad del uso generalizado de mascarillas que predomina en CDMX.

«Hay muchos extranjeros que no salen de esas áreas, sí es una burbuja. Pero también no todos son así. Y puede haber varias razones», explica.

«En estas zonas puedes encontrar más gente como tú. Y es una zona ideal para empezar. Te vas a sentir más cómodo, aprendes a moverte en la ciudad y buscar otras áreas. Y así ese punto inicial se expande a otras zonas», continúa.

«Para nadie en el mundo es fácil mudarse de país».

Inmoral o ilegal

El profesor Daniel Pérez advierte que los extranjeros no están haciendo nada ilegal.

En la lógica de mercado, los propietarios de inmuebles en la zona están en su derecho de rentar a quien mejor les pague. Incluso los dueños de viviendas y terrenos que venden sus propiedades con valor arquitectónico histórico a inmobiliarias no tienen limitaciones.

El debate cae en el terreno de lo que cada persona considera moral y aceptable.

Una vista aérea de un barrio obrero de CDMX

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Pérez dice que es más propositivo luchar por el mejoramiento de cada barrio de la ciudad.

«Hay países donde sí hay más restricciones, más candados a estas transacciones, lo cual entonces puede mitigar estos efectos. Pero en el caso de la Ciudad de México eso no existe», explica.

«Es algo a lo que se tiene que poner atención, pero cuidando que no se caiga en el rechazo a los extranjeros simplemente porque tiene los recursos para pagar, sobre todo en esta sociedad que se polariza».

Para él, muchos habitantes de Ciudad de México y otras urbes con estos problemas también deben ocuparse de plantear a las autoridades el mejoramiento de los barrios en general, en lugar de solo poner atención en los más llamativos de siempre.

«Si queremos evitar la gentrificación, tenemos que tener un oferta significativamente mayor de vivienda asequible con la participación del gobierno y el sector privado. Mejoramiento significativo de la ciudad en su conjunto», apunta.

«Que la pelea no sea por dos o tres barrios, sino por los miles que hay, que todas tengan mejores condiciones».

Imagen de portada:GETTY IMAGES. El caminar hoy por la Roma y la Condesa es muy diferente a lo que era hace no mucho.

FUENTE RESPONSABLE: BBC News Mundo. Por Darío Brooks. Mayo 2022

Sociedad y Cultura/México/Economía/Sociedad/

Pandemia de coronavirus/América Latina/Negocios

 

 

Qué resultados tuvo la nacionalización del litio en Bolivia (y por qué AMLO pidió su asesoría para hacerlo en México).

Han pasado 14 años desde que el gobierno de Evo Morales nacionalizó el litio en Bolivia, el llamado «oro blanco» que se ha convertido en uno de los metales críticos para la fabricación de baterías eléctricas o el almacenamiento de energías renovables.

Es tan codiciado que las proyecciones de expertos estiman que su precio podría subir exponencialmente en los próximos 20 años en medio de la transición energética que está experimentando el mundo para reducir las emisiones contaminantes.

Y ahora que la guerra en Ucrania le ha dejado en claro a Occidente que es peligroso depender del gas y el petróleo que exporta Rusia, hay una acelerada carrera por conseguir aquellos metales necesarios para electrificar las economías.

Siendo parte de los metales considerados como «el nuevo petróleo» del siglo XXI, la producción de litio pasó a ser en 2008 un producto manejado por el Estado de Bolivia con el objetivo de que la riqueza de su venta beneficiara a todos los bolivianos.

A más de 6.000 kilómetros de distancia, el gobierno mexicano puso sobre la mesa hace unos días el plan de nacionalizar el codiciado recurso reformando la Ley de Minería para que el litio sea explotado «únicamente por el Estado».

El blindaje al litio mexicano

«No saben (…) la ambición que despierta en las grandes potencias porque es un mineral estratégico para el desarrollo del futuro», dijo el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO) cuando presentó su propuesta.

La reforma estipula que «la exploración, explotación y aprovechamiento del litio estarán exclusivamente a cargo del Estado», que será patrimonio de la nación y «se reserva para beneficio exclusivo del pueblo de México» por lo que «no se otorgarán concesiones, licencias, contratos, permisos, asignaciones o autorizaciones en la materia».

AMLO

FUENTE DE LA IMAGEN – GOBIERNO DE MÉXICO

El presidente de México ha dicho que busca asesorarse con el gobierno de Bolivia.

En 2008 Bolivia inició un viaje parecido. El gobierno de Morales apostó porque el Estado manejara toda la cadena productiva sin intervención de empresas extranjeras, un modelo de negocios muy diferente al del gas natural, donde se han hecho alianzas con firmas que tienen un 49% de participación en el negocio, mientras que el 51% restante queda en manos del Estado.

Pero con el litio intentaron controlar toda la cadena, con la promesa de que Bolivia crearía fábricas de baterías y hasta autos eléctricos.

La imagen podría haber sido un Tesla versión boliviana al lado del salar de Uyuni.

Pero no fue así.

Ahora, el presidente Luis Arce, ha trazado un nuevo rumbo para, después de muchos años de intentos fallidos, concretar las alianzas estratégicas con empresas privadas extranjeras que ofrecen la tecnología necesaria para que despegue el negocio.

Luis Arce.

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Luis Arce, presidente de Bolivia, recibirá propuestas de ocho empresas extranjeras para el desarrollo del litio.

Según dijo AMLO, su gobierno le ha pedido asesoría a Bolivia para desarrollar su propio negocio estatal del litio sin participación de empresas extranjeras.

Pero… Bolivia está -en este preciso momento- trabajando con empresas extranjeras en el desarrollo de negocios compartidos.

Las ocho empresas interesadas en participar están analizando las muestras del mineral con el fin de presentar sus propuestas en las próximas semanas y el gobierno tiene previsto el anuncio de los ganadores de los contratos hacia fines de mayo.

¿Cuál será el tipo de asesoría que le entregará el gobierno boliviano al mexicano? Por ahora no está claro.

Un «botín de guerra»

Morales tenía un plan ambicioso: contar para 2015 con toda una industria de baterías y automóviles eléctricos en el país.

Ese objetivo no se consiguió, como tampoco se logró que Bolivia exportara grandes cantidades de cloruro de potasio y carbonato de litio, los dos principales productos de litio que el país vende en el mercado internacional.

Salar de Uyuni, Bolivia.

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

«La estrategia falló», le dice a BBC Mundo Juan Carlos Zuleta, analista de la economía del litio y consultor internacional.

«No funcionó porque faltaban los recursos humanos calificados, la tecnología, la estrategia y la voluntad política», agrega.

Bolivia solo produce 500 toneladas al año de litio, una cantidad que Zuleta considera muy baja para que pueda poner un pie firme en el mercado.

Uno de los problemas, apunta, es que los gobiernos han tomado al litio como un «botín de guerra» con una perspectiva más política que técnica y con un gasto cercano a los US$800 millones que no ha dado los frutos que se esperaban.

Una prueba contundente del fracaso, argumenta el experto, es que el actual gobierno boliviano cambió drásticamente el rumbo de lo que venía haciéndose en el país, convocando a ocho empresas extranjeras para hacer una explotación compartida del metal.

Si bien es cierto que durante los gobiernos de Evo Morales hubo acercamientos con firmas privadas, los acuerdos comerciales no llegaron a buen puerto.

«Tecnologías mucho más ecológicas»

«La nacionalización del litio en Bolivia ha sido una buena idea pero el proceso ha tardado demasiado», señala Diego Von Vacano, catedrático de Ciencia Política en la universidad Texas A & M University, Estados Unidos, y colaborador externo del actual gobierno.

«Con el gobierno de Luis Arce el tema se ha comenzado a tomar en serio. Lo que no se logró en más de una década se avanzó en un año», le dice a BBC Mundo.

Salar de Atacama, Chile

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Von Vacano explica que los gobiernos anteriores hicieron esfuerzos por sacar adelante el desarrollo del litio en beneficio de los bolivianos, pero que no contaban con la tecnología necesaria para lograrlo.

De hecho, sostiene, ni siquiera existía la tecnología necesaria para extraer el litio de la salmuera boliviana, la cual es muy diferente a la que existe en otros países.

Recién en los últimos tres o cuatro años, explica, «han surgido nuevas tecnologías mucho más ecológicas».

Desde otra perspectiva, Von Vacano sostiene que los gobiernos anteriores centraron sus esfuerzos en otras prioridades como, por ejemplo, el desarrollo de la industria del gas natural.

«Creo que ahora realmente va a despegar la industria del litio en Bolivia para aprovechar las ventanas de oportunidades».

¿Por qué AMLO le pidió asesoría a Bolivia?

La reforma a la Ley de Minería propuesta por el gobierno mexicano dice que «la minería en México ha representado en los últimos 30 años, como nunca en la historia de México, la sobreexplotación de los yacimientos mineros a favor de intereses particulares, principalmente extranjeros».

Para la nacionalización del litio, la reforma contempla que «un organismo público descentralizado» se encargue de su exploración, explotación y aprovechamiento del mineral.

Batería eléctrica de auto

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

El litio es uno de los elementos clave para fabricar baterías eléctricas.

Beatriz Olivera, directora de la organización social Engenera, plantea que AMLO le ha pedido asesoría a Bolivia por su larga experiencia en la extracción y procesamiento de litio y también por una cuestión de afinidad política.

«La apuesta es que el gobierno mexicano tenga un control total del mineral en la exploración, extracción y procesamiento. Esto se debe en parte, a las fuertes críticas que ha hecho el presidente a las empresas mineras privadas que están plenamente justificadas», dice Olivera.

El problema, apunta, es que las empresas privadas en México tienen una regulación minera que les favorece, «incluso por encima de los derechos humanos de los pueblos indígenas».

«El presidente ha dicho que son empresas que contaminan y no le dejan nada al país. Incluso no pagan impuestos», explica.

Salar de Jujuy, Argentina.

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Argentina desarrolla su industria para hacer más eficiente la producción de los químicos del litio.

Respecto al ejemplo de Bolivia, Olivera dice que si bien el proyecto del gobierno no contempla alianzas con empresas privadas, quizás éstas puedan desarrollarse en el futuro.

Mirando el caso boliviano, Carlos Aguirre, académico de la Universidad Iberoamericana especialista en tratados y comercio internacional, señala que el gobierno del país sudamericano «finalmente recapacitó» y entendió que el desarrollo de experiencia y de tecnología requiere de recursos de los que no necesariamente dispone el Estado.

Argentina y Chile, por ejemplo, que también se han reservado la titularidad del Estado sobre la explotación del litio, sí han concretado asociación con particulares para poder llevar a cabo la producción.

El resultado es que esos países, especialmente Chile, «se encuentran entre los principales productores de litio del mundo. Bolivia, con una extensión mayor de reservas, no se encuentra en ese listado», señala Aguirre.

Auto eléctrico

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

El mercado de autos eléctricos ha aumentado rápidamente. Sus baterías requieren litio.

En eso coincide Francisco Ortiz, académico de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad Panamericana.

A su juicio, AMLO anunció la búsqueda de asesoría en Bolivia porque «es un mensaje propagandístico, un mensaje más ideológico que con fundamentos técnicos».

Desde un punto de vista publicitario, apunta, «es un discurso muy bueno para sus seguidores» por el acercamiento a otros gobiernos de su misma línea.

Ortiz espera que la nacionalización del litio en México no termine como la experiencia de la petrolera estatal Pemex.

«Pemex tiene una deuda gigantesca. La riqueza ha generado pobreza, ha generado deudas por una mala administración. El riesgo es que con el litio tengamos otro Pemex».

Imagen de portada: GETTY IMAGES. El litio es conocido como el «oro blanco».

FUENTE RESPONSABLE: BBC News Mundo. Por Cecilia Barría. Abril 2022

Economía/México/Bolivia/América Latina/Negocios

Twitter: qué puede cambiar en la red social tras la compra de Elon Musk (y las dudas que genera).

Es oficial. La red social Twitter llegó a un acuerdo para vender la empresa al multimillonario Elon Musk por un valor de $44.000 millones.

Se espera que la transacción, aprobada el lunes 25 de abril por los accionistas y los organismos reguladores, se complete este año. La empresa debe ahora cerrar su capital, dejando de tener acciones negociadas en la bolsa.

Ahora se espera que vengan cambios en la red social. Musk, el hombre más rico del mundo según Forbes y fundador de la empresa de tecnología aeroespacial SpaceX y del fabricante de vehículos eléctricos Tesla, ha estado abogando por una serie de modificaciones en la plataforma.

Se esperan cambios en la forma en que se modera el contenido, nuevas vías de monetización, restricciones a los bots, y una mayor transparencia acerca del algoritmo utilizado por la plataforma.

Los expertos advierten, sin embargo, que no se trata de cambios banales y, según cómo se realicen, pueden interferir en la formación de la opinión pública y de la propia democracia.

1. Moderación de contenido

«Invertí en Twitter porque creo en su potencial para ser la plataforma para la libertad de expresión en todo el mundo, y creo que la libertad de expresión es un imperativo social para una democracia que funcione», escribió Musk en un mensaje a la junta directiva de Twitter cuando presentó su propuesta el 14 de abril.

La adquisición por parte de Musk genera gran expectativa de que se puedan aflojar los mecanismos de moderación de contenido por parte de la plataforma. 

Los críticos creen que esto podría dar lugar a la proliferación de discursos de odio y contenido extremista prohibido por las reglas de la red social.

Musk

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Musk, la persona más rica del planeta según Forbes, ha mostrado gran interés en Twitter.

«La lógica de Musk es que los discursos deben ser libres para ser moderados en el mercado de las ideas», le comentó Christian Perrone, coordinador de derecho y tecnología del Instituto de Tecnología y Sociedad en Río de Janeiro, a la periodista Thais Carrança de BBC Brasil.

«Existe incertidumbre sobre cómo quedará la moderación de contenidos tras la adquisición. Se pueden abrir espacios para la desinformación y discursos más polarizados», observa el experto.

Sergio Amadeu, profesor de la Universidad Federal del ABC de Brasil e investigador de redes digitales, está preocupado por los posibles cambios.

 «Twitter publicó el año pasado una encuesta en su blog que muestra, por ejemplo, que en siete países, con millones de tuits evaluados, los discursos de derecha estaban más difundidos o promocionados que los de izquierda», recuerda Amadeu.

«Entonces sabemos que estas plataformas no son neutrales, interfieren con la atención que la gente tiene sobre los contenidos y, por tanto, con la democracia y la formación de la opinión pública. Eso me preocupa mucho», dice el profesor.

2. Mayor monetización

Un segundo cambio esperado es una mayor monetización del contenido, por ejemplo, con un mayor impulso para las publicaciones de pago por uso.

Dado el entusiasmo del multimillonario sudafricano por las criptomonedas, los analistas estiman que también puede potenciarlas en la red social.

«Con el avance de la monetización, gana quien tiene más dinero. Es lo que está pasando, por ejemplo, en Facebook y YouTube», observa Amadeu.

«O lo que pasó en Brasil en 2018. Se suele decir que la campaña de Bolsonaro fue barata, pero no lo fue. Fue una campaña distribuida, con mucho dinero y mucho uso de plataformas de mensajería como WhatsApp. Se gastó dinero», dice el profesor citando un ejemplo brasileño de dinamización de contenidos con fines políticos.

Criptomonedas

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Musk es un entusiasta de las criptomonedas.

3. Abriendo el algoritmo

Musk ha prometido abrir el algoritmo de Twitter, dando transparencia a la tecnología utilizada para personalizar el contenido que se muestra para cada usuario.

«Una de las cosas que creo que Twitter debería hacer es abrir su algoritmo de código abierto, y (si) hacen algún cambio en los tuits de las personas, ya sea que estén potenciados o no, esa acción debería ser evidente para que todos la vean, qué acción fue tomada, para que no haya manipulación tras bastidores, ya sea algorítmicamente o manualmente», defendió el empresario.

Amadeu cree que una mayor transparencia del algoritmo es positiva, pero no suficiente. «Abrir el algoritmo significa que cualquier persona con habilidades técnicas, con conocimientos de ciencia de datos y estadística, podrá entender cómo funciona el algoritmo. Esto es bueno porque nos permitirá conocer el funcionamiento de manera efectiva, qué hace la plataforma con los datos que recibe. Es importante que la sociedad lo sepa», dice.

Perrone, por su parte, piensa que esto puede ser un «arma de doble filo». «Esto genera una mayor claridad sobre cómo funcionan las cosas. Entendamos qué tipo de cosas se moderan, qué intervenciones se hacen, cómo se equilibra el proceso de moderación», señala.

«Pero, de la misma manera, cuando tienes mayor claridad sobre el funcionamiento del algoritmo, puedes tener personas que aprenderán a sortearlo. Puedes entregar las reglas del juego a jugadores irresponsables, con una agenda no positiva».

4. Lucha contra los bots y verificación de perfiles

Otra bandera de Musk a la hora de comprar Twitter es reducir la actividad en la plataforma de perfiles automatizados, conocidos como bots.

Twitter

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

También propone ampliar la verificación de perfiles de personas reales. En el proceso de verificación, la red solicita documentos y datos para acreditar que una persona es ella misma, otorgando un sello azul a las páginas verificadas.

Perrone señala, sin embargo, que hay complejidades en este proceso. «En primer lugar, es muy difícil definir qué es un bot», dice.

«Un segundo punto es que no todos los bots son malos por definición, hay bots que se usan de una manera súper positiva, para enviar información que de otro modo estaría restringida a un grupo muy pequeño de personas».

Una mayor difusión del proceso de verificación de perfiles genera preocupaciones sobre la seguridad de los datos y la privacidad de los usuarios, quienes deberán entregar más información a la red social.

5. Las dudas que quedan

Una de las mayores incógnitas que deja la compra de Twitter es si la cuenta del expresidente de EE.UU. Donald Trump regresará.

La cuenta de Trump fue suspendida de forma permanente el año pasado a raíz de los disturbios del 6 de enero en el edificio del Capitolio en Washington.

Pero incluso si se revierte su prohibición de Twitter, Trump dice que no planea volver a la red social, sino que opta por usar su propia plataforma, Truth Social, tal como destacan los periodistas de negocios de la BBC Annabelle Liang y Peter Hoskins.

GETTY IMAGES – ¿Regresará Trump a Twitter?

Ming-Chi Kuo, analista de tecnología de la firma de gestión de inversiones TF International Securities, le dijo a la BBC que Trump podría decidir regresar a la plataforma si se presenta a las elecciones presidenciales estadounidenses de 2024.

«Twitter sigue siendo una mejor opción para que él tenga voz, si Twitter está dispuesto a restaurar su cuenta», dijo Kuo.

Otra duda es si la gente dejará la red social o permanecerá en ella. Musk dijo que espera que incluso sus críticos más fuertes permanezcan en la plataforma «porque eso es lo que significa la libertad de expresión».

Sin embargo, algunos usuarios han amenazado con abandonar Twitter, mientras que otros ya lo han hecho.

Dan Ives, analista de la firma de inversiones Wedbush Securities, le dijo a la BBC que espera que la mayoría de los usuarios «tomen un enfoque de esperar y ver».

«Ahora se trata de cortejar a nuevos usuarios y detener a los desertores de la plataforma», dijo Ives.

Además, Amadeu cree que la compra de Twitter por parte de Musk podría ser el inicio de un proceso de adquisiciones de otras plataformas por parte del multimillonario, para formar un conglomerado de servicios de información, como empresas como Alphabet (propietaria de Google), Meta (empresa matriz de Facebook), Microsoft y Apple.

«Con la adquisición de Twitter, quizás esté apuntando a un reacomodo en sus empresas», evalúa el analista. «No hay un gran conglomerado hoy en día que no tenga varias plataformas en su núcleo».

Imagen de portada: GETTY IMAGES. El multimillonario Elon Musk compró Twitter por US $44.000 millones.

FUENTE RESPONSABLE: Redacción BBC News Mundo. Abril 2022

Redes Sociales/Internet/Twitter/Donald Trump/Negocios/Tecnología

El triángulo del litio: 3 obstáculos que enfrentan Argentina, Bolivia y Chile para escapar de la «maldición de los recursos naturales».

Desde que apareció la fiebre del litio por la rápida expansión del mercado de las baterías para autos eléctricos, Sudamérica vio una gran oportunidad.

Y es que en «el triángulo del litio» (Argentina, Bolivia y Chile) están las mayores reservas mundiales de litio.

Los tres países se lanzaron de golpe hace más de una década a buscar la forma de explotar esas reservas pero rompiendo con la «maldición de los recursos naturales» que tradicionalmente ha perseguido a los países exportadores de materias primas.

Pero el viaje desde la extracción del litio hasta llegar a la fabricación de una batería para autos, es largo y pedregoso.

En el medio, hay muchas paradas que permiten agregarle valor a un producto natural conocido como el «oro blanco», cuya demanda aumenta frenéticamente en la medida que los autos eléctricos se empiezan a popularizar en cada vez más países.

Estos son algunos de los desafíos que enfrentan los países sudamericanos para entrar en la disputada carrera por fabricar baterías.

1. Alta especialización

Los países que forman parte del triángulo del litio concentran más de la mitad de las reservas mundiales del metal, según las estimaciones más conservadoras.

Y Chile es el país con los mayores depósitos del planeta.

Sin embargo, la fabricación de baterías requiere de un alto nivel de especialización tecnológica, que no se puede crear de la noche a la mañana.

«No basta con tener litio. Eso no es garantía de nada», le dice a BBC Mundo Jose Lazuen, analista de vehículos eléctricos y baterías de Roskill, consultora especializada en el sector de los metales, minerales, industrias químicas y los mercados asociados a esos productos.

Batería eléctrica de auto

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

El 90% de las baterías en la próxima década serán destinadas a la industria automotriz.

«Hay una cadena de producción muy larga, donde el litio es apenas una parte», advierte.

Si el punto de partida es la extracción del metal, el paso siguiente es su procesamiento para obtener químicos como carbonato o hidróxido de litio.

En esta fase están los productores sudamericanos, trabajando en plantas con capitales extranjeros, que procesan el metal después de extraerlo.

De ahí en adelante la cadena de producción se pone cuesta arriba. La siguiente meta es producir cátodos, luego celdas y al final del camino, baterías.

Es por eso, explica Lazuen, los países que fabrican baterías han impulsado una industria química y de ensamblaje que requiere un avanzado desarrollo tecnológico.

Y aunque el mercado mundial también necesita baterías para celulares, computadores o consumo local (como el almacenamiento de energía para la red eléctrica), el «gran negocio» que está creciendo frenéticamente es la fabricación de baterías de autos.

De hecho, las proyecciones de Roskill apuntan a que el 90% de las baterías en la próxima década serán destinadas a la industria automotriz.

sdad

Esa batalla industrial por las baterías está dominada por China, que concentra el 70% de la producción y una parte aún mayor del mercado, si se considera que detrás de fabricantes estadounidenses y europeos, en realidad, hay capitales chinos.

2. El factor geográfico

«El viento en contra sopla más fuerte que el viento en la espalda», dice Sam Jaffe, director general de Cairn Energy Research Advisors, consultora estadounidense especializada en almacenamiento energético, en conversación con BBC Mundo.

«La idea de que los países sudamericanos serán exportadores de baterías para autos eléctricos no tiene mucho sentido».

Como están lejos de los grandes centros de fabricación de autos, el costo del transporte de baterías es muy alto.

Por eso, «que tengan litio no les da una ventaja logística», explica. «Probablemente su mejor opción se exportar la materia prima».

Batería eléctrica

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

El líder mundial en la producción de baterías eléctricas para autos es China.

El factor clave, según analistas consultados por BBC Mundo, es que la producción de baterías se encuentre cerca de los centros de fabricación de autos.

Y desde esa perspectiva, el triángulo sudamericano tiene una gran desventaja para exportar baterías a Estados Unidos, México, Europa o Asia.

«La empresa China probablemente no instalará una fábrica de baterías en Sudamérica, para mandar esa batería de vuelta a China», señala Jose Lazuen, salvo que un análisis de costos le demuestre lo contrario.

Estar tan lejos de los grandes centro de fabricación de autos, es la principal desventaja mencionada por varios analistas consultados por BBC Mundo.

De hecho, las baterías no se pueden exportar por avión, requieren un largo trayecto en barco y además, tienen un peso que encarece el costo del traslado.

«Probablemente no serán la primera opción de los grandes fabricantes de autos pata invertir miles de millones de dólares», le dice a BBC Mundo William Adams, analista de la consultora especializada en commodities o componentes básicos, Fast Markets.

Auto eléctrico

FUENTE DE LA IMAGEN- GETTY IMAGES

Uno de los problemas del triángulo del litio es que está lejos de los grandes centros de fabricación de automóviles eléctricos.

De acuerdo a su experiencia, los grandes fabricantes baterías y automóviles eléctricos quieren mantener la cadena de producción territorialmente cerca.

Pero además, no están inclinados a correr el riesgo de instalar una fábrica en países donde esté garantizada la estabilidad y la seguridad jurídica.

3. La competencia por los incentivos

Cuando los países quieren atraer inversionistas extranjeros, suelen ofrecer incentivos.

«Hay países como Polonia o Hungría que han ofrecido grandes incentivos», comenta Lazuen.

Entre ellos, la exención del pago de impuestos o la financiación de gran parte de los proyectos.

Operaria china con una batería

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Las fábricas de baterías eléctricas están principalmente en Asia, Estados Unidos y Europa.

Algo similar ha ocurrido en estados de Estados Unidos, como es el caso de Nevada.

«Si los incentivos son los correctos, seguramente las fábricas se instalarán donde sea económica y geopolíticamente viable», apunta Adams.

A todos los desafíos anteriores, se suman los reclamos de organizaciones medioambientales y comunidades indígenas que se oponen a prácticas consideradas como «depredadoras» por parte de las empresas que extraen y procesan el litio, porque ponen en peligro los ecosistemas.

En ese sentido, demandan un mayor protección de los salares y los recursos hídricos de las zonas donde se extrae el litio.

Línea.

¿Qué están haciendo los países del triángulo para ir más allá de la extracción?

Chile llegó a un acuerdo con la dos principales mineras de litio que operan en el país, Albemarle y SQM, para que una parte de su producción sea vendida a un precio preferente a las empresas que instalen en el país fábricas de partes de baterías eléctricas.

Con ese incentivo, el conglomerado Samsung SDI y Posco, además de Sichuan Fulin y Molymet están en la última etapa de negociación para acordar las condiciones que le permitirían comenzar a construir las plantas en los próximos meses.

Salar de Atacama, Chile

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Chile tiene la mayor acumulación de reservas de litio del planeta.

Plantas cuyo norte es llegar a la fabricación de cátodos para las baterías eléctricas.

«Hay que poner un poco de realismo. Muchos piensan que vamos a fabricar autos eléctricos en Chile y eso no es así», le dice a BBC Mundo Victoria Paz, directora de Estrategia y Sustentabilidad de la Corporación de Fomento de la Producción, Corfo.

Pero las baterías sí están en el horizonte.

«Chile puede ser un proveedor de baterías eléctricas, aunque hay que ir paso a paso».

Para eso, el país tiene una licitación abierta por US$200 millones para crear un instituto de tecnologías limpias que permita generar tecnología, innovación y emprendimientos.

Salar de Jujuy, Argentina.

FUENTE DE LA IMAGEN-GETTY IMAGES

Argentina desarrolla su industria para hacer más eficiente la producción de los químicos del litio.

Argentina también tiene claro que el camino es largo y que el viaje recién comienza.

«En el mediano plazo tenemos que ser un proveedor estratégico de los químicos del litio», dice Mariano Lamothe subsecretario de Desarrollo Minero de la Nación, en diálogo con BBC Mundo.

«Nuestros científicos están trabajando para hacer que esos procesos sean lo más eficientes posible».

En ese contexto, Argentina tiene dos plantas en funcionamiento (con capital australiano y estadounidense) y dos plantas en proceso de construcción: Sal de Vida y Hombre Muerto.

Y en la provincia de Jujuy, acaba de comenzar la construcción de una planta para fabricar baterías con una inversión de US$60 millones.

La empresa será manejada por Jujuy Litio, integrada por Jujuy Energía y Minería Sociedad del Estado (Jemse) en un 60% y la compañía italiana Grupo SERI, con el 40%.

Científico boliviano

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Bolivia llegó a una acuerdo con la empresa alemana ACI Systems para la fabricación de baterías de litio.

La historia de Bolivia va por un carril paralelo.

En los últimos años, el litio ha sido presentado por el gobierno como una de las mayores oportunidades comerciales del país, provocando tanto entusiasmo que en la prensa local se ha dicho que el país se convertirá en el «Dubái del oro blanco» o «la Arabia Saudita del litio».

Luego de varios intentos de negociación con empresas extranjeras que no prosperaron y anuncios de fabricación de plantas que no llegaron a materializarse, el país está intentando sacar adelante proyectos con aportes de capitales alemanes y chinos.

«Vamos a enviar la primera batería eléctrica para autos a Alemania a fines del 2023 o al inicio de 2024», le asegura a BBC Mundo Luis Alberto Echazú, viceministro de Altas Tecnologías Energéticas.

¿Pero qué están produciendo actualmente? «Estamos produciendo baterías que se instalan en viviendas campesinas que no tienen energía de la red eléctrica», explica.

También están produciendo baterías para bicicletas a pequeña escala.

Salar de Uyuni, Bolivia.

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Bolivia produce baterías a pequeña escala para electrificar casas en zonas rurales.

A nivel industrial, el país tiene una planta de potasio de litio y está construyendo una planta para producir carbonato.

Con la compañía alemana ACI Systems GmbH, el gobierno de Evo Morales firmó un acuerdo comercial para comenzar a producir hidróxido de litio, materiales catódicos y baterías a escala industrial, aunque aún no tiene fecha el inicio de la construcción de las plantas.

Están, explica Echazú, en el proceso de constituir formalmente la empresa mixta.

El otro proyecto es una «intención preliminar» de acuerdo suscrita en febrero con el consorcio chino Xinjiang TBEA Group-Baocheng para industrializar reservas de litio en los salares de Coipasa y Pastos Grandes.

«Yo creo que en unos cinco años el litio va a ser tan importante como el gas», apunta Echazú.

Pero como los proyectos de los otros dos países del triángulo del litio, en el corto plazo no se vislumbran resultados inmediatos.

Y dado que América Latina tiene una larga historia de dependencia de la venta al exterior de materias primas, esta quizás puede ser una oportunidad para exportar tecnología a partir de la bendición de un recurso natural, pese a todas las dificultades, los riesgos medioambientales y la dura competencia.

Salvo que alguien desarrolle otra manera de hacer baterías eléctricas para autos que no requiera litio. Pero eso ya es parte de otra historia.

*Esta nota fue publicada el 21 de junio de 2019. En febrero de este año, el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS) publicó un informe con nuevos datos sobre reservas de litio en el mundo, donde Bolivia pasa a ocupar el primer lugar, con 21 millones de toneladas métricas, desplazando a Argentina Chile.

Imagen de portada: GETTY IMAGES.Los países del triángulo del litio concentran las mayores reservas del mundo.

FUENTE RESPONSABLE: BBC News Mundo. Por Cecilia Barría. Junio 2019

Sociedad/Energía/Energías renovables/Triangulo del litio/Negocios

La carrera por los codiciados «minerales del futuro» que pueden crear gigantescas fortunas e influir en la seguridad nacional de los países.

Fueron 18 minutos de caos.

A las 5:42 de la mañana del 8 de marzo el precio del níquel comenzó a subir tan rápido que causó pánico en la Bolsa de Metales de Londres.

En solo 18 minutos escaló hasta superar los US$100.000 la tonelada en un salto sin precedentes que provocó la suspensión de las operaciones del metal.

Antes de romper ese récord, el valor del metal ya venía experimentando un aumento del 250% en las últimas 24 horas.

El episodio marcó la primera gran crisis de los metales desde que la invasión rusa a Ucrania sacudió los mercados globales.

La impactante subida, vinculada a las sanciones impuestas por Occidente a Rusia y los movimientos especulativos en los contratos a futuro, dejó claro que metales como el níquel, esenciales en la transición hacia una economía menos contaminante, se han vuelto esenciales en un mundo que ya no confía en la dependencia de los combustibles fósiles.

Rusia, unos de los grandes exportadores de gas y petróleo, demostró que por la dependencia que tienen muchos países de sus exportaciones, especialmente los europeos, los combustibles son un arma de guerra en medio de las duras presiones económicas que EE.UU. y sus aliados le han impuesto al Kremlin para que ponga fin a la invasión de Ucrania.

Empleada con láminas de níquel en Kola Mining and Metallurgical Company, en la región de Murmansk, Rusia.

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Rusia es el tercer productor mundial de níquel.

«Construir un futuro de energía limpia producida en EE.UU. ayudará a salvaguardar nuestra seguridad nacional», dijo el presidente Joe Biden el 31 de marzo.

«Necesitamos poner fin a nuestra dependencia a largo plazo de China y otros países para obtener insumos que impulsen el futuro», apuntó el mandatario tras anunciar que invocaría la Ley de Producción para la Defensa para apoyar la producción y el procesamiento local de minerales utilizados en la fabricación de baterías eléctricas y almacenamiento de energías renovables.

Entre ellos, apuntó la Casa Blanca, están el litio, níquel, grafito, manganeso y cobalto.

Las armas energéticas de Rusia

Pero hay muchos más. De acuerdo a sus propias necesidades, cada país tiene distintos minerales en la mira para competir mejor por una cuota de mercado en la transición energética hacia una economía más electrificada.

Los expertos advierten que aquellas naciones que se queden ancladas en la exportación de petróleo, gas y carbón, corren el riesgo de volverse cada vez menos competitivos.

Vladimir Putin

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

El 40% del gas que compra Europa viene de Rusia.

Basta con mirar el caso de Rusia, cuyo poder económico reside en gran medida en los combustibles fósiles: es el segundo mayor productor de gas del mundo y el tercero de petróleo.

Sin embargo, en la carrera por los metales que tendrán un papel crucial en el desarrollo económico futuro, Rusia tiene sus ventajas: es el segundo mayor exportador de cobalto a nivel mundial, el segundo de platino y el tercero de níquel.

Pese a que Rusia tiene cartas para jugar en este nuevo escenario, lo cierto, dicen los expertos, es que la extracción de los superminerales está altamente concentrada en otros países.

La inmensa mayoría del cobalto que existe en el mundo viene de la República Democrática del Congo, el níquel de Indonesia, el litio de Australia, el cobre de Chile y las tierras raras de China.

Los expertos consideran al menos 17 minerales críticos para la transición energética del mundo y, por lo tanto, aquellos países con la capacidad para extraerlos o procesarlos tienen una mayor ventaja.

De los 17, la Agencia Internacional de Energía (IEA por sus siglas en inglés) estima que los más cruciales son el litio, el níquel, el cobalto, el cobre, el grafito y el conjunto de tierras raras.

¿Quiénes dominan la producción de estos minerales?

Para el año 2040, la demanda por esos minerales escalará velozmente, dice Tae-Yoon Kim, analista de la Agencia Internacional de Energía (IEA, por sus siglas en inglés) y autor principal del informe «El rol de los minerales críticos en la transición hacia energías limpias».

Para estimar qué naciones podrían ser las más beneficiadas con la transición energética, el experto distingue entre aquellos países líderes en la extracción de los minerales y los que son líderes en su procesamiento.

Productores metales

Si bien la extracción está dividida entre varias naciones, hay un solo país que domina el procesamiento de todos esos minerales: China.

«Es difícil saber qué países serán los más beneficiados en la transición energética porque dependerá de dónde se ubiquen en la cadena de producción», dice el experto en diálogo con BBC Mundo.

Lo que sí está claro es que estamos en un momento crucial. Mientras el petróleo marcó la historia del siglo XX, los minerales de la transición energética podrían marcar la historia del siglo XXI.

En ese sentido, agrega el experto, «son los minerales del futuro».

Trabajador carga bolsa con cobalto en Kolwezi, Congo.

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Más de dos tercios de la extracción de cobalto se hace en Congo.

No es nada raro entonces que en medio de la guerra, y con el hambre de minerales previsto para las próximas dos décadas, Estados Unidos y Europa encendieran los motores de la transición energética para disminuir su dependencia actual y futura de países como China y Rusia.

El peor dolor de cabeza lo tienen los países europeos que ahora están contra la espada y la pared porque el 40% del gas que consumen viene de Rusia.

«Europa le está financiando los caprichos a Putin», le dijo a BBC Mundo en marzo Ángel Saz-Carranza, director del Centro de Economía Global y Geopolítica de Esade (EsadeGeo), en España.

Los cuatro más codiciados

Aunque los metales son necesarios para las baterías eléctricas, también son clave para el almacenamiento de distintos tipos de energía, para la actividad industrial y, en definitiva, para una economía más electrificada donde nuevos jugadores -estatales y privados- verán emerger grandes riquezas.

«Si la oferta no logra abastecer un aumento de la demanda por estos metales los precios se van a disparar», le dice a BBC Mundo Lukas Boer, investigador del Instituto Alemán de Investigación Económica.

Proyecciones precio metales

Un factor esencial es que los proyectos mineros para extraer estos metales pueden tomar más de una década (en promedio 16 años) en estar operativos y, por lo tanto, es probable que en la década que viene la escasez sea aún mayor, explica Boer, quien junto a Andrea Pescatori y Martin Stuermer publicaron a fines del año pasado la investigación «Los metales de la transición energética».

Además de las tierras raras, señala el estudio, los cuatro metales más codiciados serán el níquel, el cobalto, el litio y el cobre, cuyos precios podrían alcanzar récord históricos por largos períodos de tiempo, una tendencia que rompe con los habituales ciclos de alza y caída del valor en los mercados internacionales.

El valor total de la producción de estos metales puede aumentar más de cuatro veces entre el 2021 y el 2040, en un escenario de cero emisiones netas hacia la mitad de este siglo.

Cobalto

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Al cobalto le llaman el «oro azul».

Tanto así, que los productores de estos cuatro metales por sí solos podrían generar ingresos similares a los del sector petrolero durante los próximos 20 años, argumenta Boer, dependiendo de cómo evolucione un contexto internacional que actualmente está lleno de incertidumbre.

«Estos metales pueden ser el nuevo petróleo», apunta Boer. Y «China se ha convertido en el mayor jugador invirtiendo en otros países como, por ejemplo, en la producción de cobalto en Congo».

China lleva la delantera

En el nuevo escenario bélico y la necesidad de Occidente de disminuir su dependencia energética, hay países que pueden suministrar suplir parte de la demanda que se necesita para acelerar la transición.

Kwasi Ampofo, jefe de Metales y Minería en el centro de investigación Bloomberg NEF, sostiene que China está en una muy buena posición para beneficiarse del cambio.

«China podría ser el mayor ganador si decide encaminar la producción de metales de Rusia a través de sus refinerías y luego venderla a otros países», le dice a BBC Mundo.

Extracción de minerales raros en China

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

En China tiene lugar la mayor parte de la extracción y procesamiento de minerales raros del mundo.

Otros países han estado moviendo las piezas del tablero. En el caso del níquel, Indonesia ha estado ampliando su capacidad de producción en los últimos dos años, agrega, y puede seguir aumentándola para cubrir el déficit de Rusia.

De hecho, el níquel es el metal más expuesto a cualquier suspensión del suministro en Rusia, país que genera alrededor del 9% de la producción global.

«Cualquier interrupción a través de sanciones o reducción de la producción tendrá un impacto significativo en el precio», argumenta Ampofo, especialmente porque la demanda de níquel para baterías eléctricas aumentará significativamente este año.

Por otro lado, si se producen interrupciones en la producción de los metales del grupo del Platino (PGM, por sus siglas en inglés), los productores de Sudáfrica pueden llenar el vacío con suministro adicional, apunta.

En la batalla por controlar la producción de los metales del futuro hay espacios donde China ha puesto el acelerador: aunque más de dos tercios de toda la producción mundial está en Congo, las empresas chinas poseen o financian la mayoría de las minas más grandes del país.

Es este escenario, si Occidente no avanza más rápido, se expone a perder la carrera.

Imagen de portada: GETTY IMAGES. El litio es uno de los minerales cuyo precio ha subido y podría dispararse en las próximas dos décadas.

FUENTE RESPONSABLE: BBC News Mundo. Por Cecilia Barría. Abril 2022

Sociedad/Economía/Energía/Negocios/Conflicto Rusia-Ucrania/

Energía renovable.