Por qué Australia está sumida en una crisis de ansiedad.

Australia se siente en este momento más bien como un país ansioso. Atrás quedó el pavoneo económico producto de casi 30 años sin caer en una recesión.

En las campañas electorales para los comicios de este sábado 21 de mayo un gran ausente es el tipo de esperanza y expectativa que se supone que engendran.

En cambio, es posible detectar una sensación generalizada de nerviosismo de que el segundo cuarto del siglo XXI podría ser menos alegre para los australianos que el primero.

Los australianos enfrentan una crisis del costo de vida, exacerbada por la primera subida de las tasas de interés desde noviembre de 2010.

Se cree que casi el 40% de los propietarios de viviendas están experimentando estrés hipotecario. Los precios de las propiedades, que sirven casi como un indicador del bienestar nacional, se están estabilizando y, en algunos lugares, están cayendo.

Pero aunque el auge inmobiliario ha disminuido, las viviendas siguen siendo inaccesibles para los australianos más jóvenes, especialmente.

Las mejoras en el hogar -hacer renovaciones es casi un pasatiempo nacional- se están volviendo prohibitivamente costosas debido al aumento vertiginoso de las materias primas.

Agrégale a eso la emergencia climática, evidente en los desastres naturales que solían ocurrir una vez cada siglo y ahora, cada pocos años, o en algunas comunidades, como Lismore, Nueva Gales del Sur, cada pocos meses.

Durante mi primera etapa en Australia hace 8 años, llegué a considerar a este país como la primera superpotencia del mundo en términos de estilo de vida.

Pero el calentamiento global por sí solo está poniendo ese estatus en peligro.

Vista aérea de círculos dibujados en el césped para marcar el distanciamiento social en Melbourne, en el punto álgido de la pandemia

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

El cambio climático y la pandemia cambiaron el estilo de vida australiano.

Con la amenaza constante de la pandemia, que ha tenido un efecto fragmentador en Australia, lo que era una mancomunidad de estados y territorios que se han vuelto más como silos.

La gente está exhausta. La lenta implementación de la vacuna y la falta de disponibilidad de pruebas rápidas de antígenos durante el brote de ómicron socavaron la fe en el gobierno.

Luego está la problemática relación con China, el mayor socio comercial del país, que no sólo representa una amenaza económica sino también un dilema de seguridad nacional.

Poco más de ocho meses después de que el establecimiento de la política exterior australiana entrara en paroxismos orgásmicos de alegría por el acuerdo nuclear de Aukus firmado con EE.UU. y Reino Unido, tuvo un momento de pánico por el acuerdo de seguridad de Beijing con las Islas Salomón.

El acuerdo, resistido ferozmente tanto por Canberra como por Washington, plantea el espectro de una presencia militar china en el «patio trasero» de Australia.

La guerra en Ucrania, e incluso un verano austral inusualmente gris y húmedo y el principio del otoño han contribuido a un estado de desánimo nacional.

«Brutalidad» política

Las cosas no están bien. Las cosas no están resueltas. Hay una persistente sensación de malestar.

Australia ya no se siente como el «País afortunado», como lo describió el intelectual público Donald Horne a mediados de la década de 1960 cuando, en su polémico libro, señaló: «Australia es un país afortunado dirigido principalmente por personas de segunda categoría».

Si estuviera vivo hoy, observando lo que ha sido ampliamente considerado como una campaña deprimente, tal vez Horne sacaría la misma conclusión. Una de las razones por las que su libro sigue siendo tan relevante es porque sus palabras se han mantenido tan reverberantes.

Scott Morrison y Anthony Albanese en un debate en mayo

FUENTE DE LA IMAGEN – REUTERS

El segundo debate de candidatos fue una fea pelea a gritos.

Podría decirse que Australia está pagando el precio de la brutalidad de su política en el transcurso de los últimos 15 años.

La cultura golpista de Canberra acabó con dos de los primeros ministros recientes más sustantivos del país, Kevin Rudd, del Partido Laborista, y Malcolm Turnbull, del Partido Liberal. Julia Gillard, su primera primera ministra, tampoco duró mucho.

Una queja frecuente que escuchas de los votantes es que un país de 26 millones de habitantes debería producir una alternativa mejor que el primer ministro Scott Morrison o el líder laborista Anthony Albanese.

Hay la sensación de que la mejor opción es «ninguno de los anteriores» en estos comicios.

Eso explica en parte el surgimiento de las llamadas «independientes verde azulado», un grupo de candidatas que desafían a los parlamentarios liberales en lo que normalmente son escaños conservadores muy seguros.

El término proviene del color de los folletos y carteles que usan muchas de estas candidatas, y mi suburbio de Sydney está repleto de ellos. Tal vez seremos testigos de una marea verde azulada.

Dado que muchos votantes buscan activamente opciones alternativas, esta elección también podría producir el nivel más bajo de apoyo para los dos partidos principales desde la guerra.

Parlamento de Australia de noche

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES. Parlamento de Australia.

Ha sido una campaña rudimentaria de seis semanas, marcada más por sus sombras que por sus luces.

El segundo debate de líderes fue un feo festival de gritos.

Los medios de comunicación se han enfrentado a críticas por seguir a menudo una línea de interrogatorio capcioso.

El hecho de que Anthony Albanese no pudiera citar la tasa de desempleo el primer día de la campaña dominó toda la primera semana y marcó la pauta para las conferencias de prensa a lo largo de la campaña.

Para algunos votantes, es un escrutinio legítimo de los medios. Para otros, una persecución trivial que aturde la mente.

Las grandes ideas y las narrativas amplias han sido escasas.

Sorprendentemente se ha hablado poco de una agenda de reconstrucción posterior a la pandemia. Tras la fractura de Australia durante la covid, cuando algunos estados como Australia Occidental actuaron más como países independientes, no ha habido ningún llamado a la reunificación nacional.

En cambio, el partidismo negativo ha sido un tema recurrente: los líderes a menudo dedican más tiempo a atacar a sus oponentes que a promover sus propias ideas. 

En parte debido al salvajismo de la política de Canberra, el sistema australiano se ha vuelto mejor en producir líderes de oposición efectivos que primeros ministros efectivos.

En resumen, los líderes políticos de una nación de narradores naturales aparentemente han perdido la capacidad de presentar una narrativa nacional estimulante, una visión del futuro de Australia.

Esta campaña electoral ha estado marcada más por la ansiedad que por la ambición.

Imagen de portada: GETTY IMAGES

FUENTE RESPONSABLE: BBC News. Por Nick Bryant* * Nick Bryant es miembro principal del Laboratorio de Políticas de la Universidad de Sydney.Mayo 2022

Australia/Economía/Pandemia de Coronavirus/Política/Cambio Climático.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Alerta COVID: por efectos secundarios «potencialmente mortales», EE.UU. limitó la aplicación de una vacuna aprobada en Argentina.

Lo decidió la FDA, el organismo regulador de ese país. El suero, que en octubre de 2021 fue autorizado por la ANMAT para su uso de emergencia, no se podrá aplicar «a menos que no haya otros compuestos disponibles o se determine que son clínicamente inapropiadas».

Si deseas profundizar esta entrada, por favor cliquea donde se encuentra escrito en “negrita”. Muchas gracias.

La Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) decidió limitar la aplicación de la vacuna contra el COVID de Johnson & Johnson. El organismo regulador norteamericano aludió a «riesgo de efectos secundarios de coagulación de la sangre potencialmente mortales» para fundar su decisión.

«Hoy, la Administración de Drogas y Alimentos de los EE. UU. ha limitado el uso autorizado de la vacuna contra el COVID-19 de Janssen a personas mayores de 18 años para quienes otras vacunas contra el COVID-19 autorizadas o aprobadas no son accesibles o clínicamente apropiadas«, señaló la entidad a través de un comunicado.

LA VACUNA DE JOHNSON & JOHNSON, LIMITADA EN EE.UU. POR EFECTOS SECUNDARIOS «POTENCIALMENTE MORTALES»

Entre los puntos claves que observó la FDA, sobre el compuesto aprobado también por la de Argentina en octubre de 2021, se advirtió por el desarrollo de «cuadros de trombosis con síndrome de trombocitopenia (TTS)» identificados después de la inoculación.

«Un síndrome de coágulos de sangre raros y potencialmente mortales en combinación con niveles bajos de plaquetas en la sangre con aparición de síntomas aproximadamente una o dos semanas después de la administración de la vacuna contra el COVID-19 de Janssen, justifica la limitación del uso autorizado de la vacuna», amplía el texto.

Sin embargo, desde la entidad norteamericana volvieron a hacer hincapié en que «los beneficios conocidos y potenciales de la vacuna para la prevención de la COVID-19 superan los riesgos conocidos y potenciales».

«Reconocemos que la vacuna contra el COVID-19 de Janssen todavía tiene un papel en la respuesta pandémica actual en los Estados Unidos y en toda la comunidad mundial. Nuestra acción refleja nuestro análisis actualizado del riesgo de TTS luego de la administración de esta vacuna y limita el uso de la vacuna a ciertas personas», apuntó el director del Centro de Evaluación e Investigación Biológica de la FDA, Peter Marks. «La acción de hoy demuestra la solidez de nuestros sistemas de vigilancia de seguridad y nuestro compromiso de garantizar que la ciencia y los datos guíen nuestras decisiones», resaltó.

ALERTA COVID: VACUNA DE JOHNSON & JOHNSON EN ARGENTINA

La Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) autorizó en octubre de 2021, el uso de emergencia de la vacuna de Janssen contra el COVID-19, compuesto que siete meses después, aún no se encuentra disponible en el país.

La Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) autorizó en octubre de 2021, el uso de emergencia de la vacuna de Janssen contra el COVID-19.

A través de la disposición 7502 publicada el 1 de octubre, el organismo de control de medicamentos señaló:

«Autorizarse a la firma Janssen Cilag Farmacéutica S.A. en el contexto de Pandemia Covid 19, la inscripción condicional a los fines de su uso en el Registro de Especialidades Medicinales (REM) y de la Administración Nacional De Medicamentos, Alimentos Y Tecnología Médica de la especialidad medicinal de nombre comercial Covid-19 Vaccine Janssen y nombre genérico Vacuna Contra Covid-19, la que de acuerdo a lo solicitado, será comercializada en la República Argentina por Janssen Cilag Farmacéutica S.A de acuerdo con los datos identificatorios característicos del producto incluidos en el Certificado de inscripción».

En tanto, en el artículo 2° se especificó que en virtud de tratarse de una autorización condicional, la vigencia del Certificado será de 1 (UN) año, «a partir de la fecha de la presente Disposición».

El organismo dio el visto buenos a la vacuna a través de la disposición 7502 publicada el 1 de octubre de 2021.

Además, el documento, firmado por el titular de la ANMAT, Manuel Limeres, aclaró que la empresa «deberá presentar los informes de seguridad periódicos cada 6 meses luego de la comercialización efectiva del producto ante el INAME (Instituto Nacional de Medicamentos)».

Imagen  de portada: Gentileza de El Cronista

FUENTE RESPONSABLE: El Cronista. Argentina. Mayo 2022

Pandemia de coronavirus/FDA/ANMAT/Vacuna Covid 19

«Viven en una burbuja»: el impacto de la llegada de «extranjeros covid» en CDMX.

En algunas calles de estos históricos barrios de Ciudad de México, la gente avanza esquivando sillas y mesas de las múltiples terrazas de restaurantes y cafés en donde se escucha una mezcla de español e inglés muy llamativa.

Las pantallas de quienes hacen home office (teletrabajo) aparecen cada tanto en los locales de la calle Durango. Mujeres y hombres hacen jogging (trotan) en el circuito de la avenida Ámsterdam.

El antes discreto mercado Medellín ahora tiene guía de turistas. Y algunas de las antiguas vecindades o condominios ahora se identifican como coliving.

Si bien caminar por estas colonias, llenas de arquitectura y frondosas en árboles, es como estar en un oasis en el paisaje gris de concreto de la mayoría de los barrios de Ciudad de México, la vida ahí ha cambiado notablemente en los últimos meses.

La pandemia de covid-19 significó para muchos una crisis económica que llevó a casi un 30% de los capitalinos a mudarse de las casas que rentaban o pagaban con hipotecas, según un reciente estudio (UNAM-HIC-AL).

Pero para otros ha sido un momento de oportunidad.

Gente en una terraza de un restaurante en CDMX

FUENTE DE LA IMAGEN – MARCOS GONZÁLEZ DÍAZ

Los nuevos habitantes de la Roma y la Condesa, buena parte de ellos extranjeros, se mudaron a estos barrios «mágicos», como suelen describirlos, de la capital mexicana.

¿Algo positivo o negativo? Depende de qué lado estés en un fenómeno llamado «gentrificación».

«Víctimas de su propio éxito»

La gentrificación, explica a BBC Mundo el profesor de urbanismo y consultor Daniel Pérez, es un proceso que se da con frecuencia en sitios muy deseados para vivir, en cualquier parte del mundo.

Es el caso de las colonias Roma y Condesa en Ciudad de México.

Cuando un barrio por su ubicación, arquitectura, oferta de servicios y transportes se vuelve atractivo para gente de mayores ingresos, quien se queda a vivir ahí es quien puede pagar más.

«Y no solamente es que habiten nuevas personas, sino que comienza a haber comercio dirigido a ellos», explica Pérez. «Tienen restaurantes, galerías y otras cosas que atraen a estas personas».

Gente en una terraza de un restaurante en CDMX

FUENTE DE LA IMAGEN -MARCOS GONZÁLEZ DÍAZ

La llegada de grupos de habitantes con más alto poder adquisitivo revitaliza la zona, genera espacios más afines a sus gustos hasta que el fenómeno alcanza un punto máximo en el que se pierde el interés o el atractivo que originalmente tenía.

«Estas zonas son víctimas de su propio éxito», considera Pérez.

Y es un ciclo. Si bien hoy son los extranjeros los que están ocupando muchas viviendas en esta zona de Ciudad de México, antes lo fueron otros grupos, nacionales y extranjeros.

Quienes se van de esas zonas, generan un efecto dominó en otros barrios a los que llegan en el lugar de otros.

Crisis de vivienda

La principal consecuencia es un efecto de desplazamiento de la población original.

«Si rentan, les suben la renta porque hay otras personas dispuestas a pagar una más alta. Pero también los servicios se comienzan a encarecer porque hay quien paga más. La crítica a esto es que es una forma de expulsión de la población local», señala Pérez.

Un camión de mudanza en CDMX

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Mucha población que vivía hace pocos años en la Roma y la Condesa se ha tenido que marchar.

Según la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios de la ciudad (Ampicdmx), las rentas se incrementaron al menos un 15% en la Condesa y la Roma, donde un apartamento pequeño supera los US$750 por mes. Los más grandes y deseados oscilan entre US$2.000 y US$3.000.

El sueldo mínimo general en México es de unos US$410 al mes.

El precio promedio de venta de un apartamento en la zona no es menor a 6 millones de pesos (US$300.000), mientras que en el resto de la capital es de alrededor de 2,6 millones (US$130.000).

Laura Zazueta, presidenta de la Ampicdmx, afirma que no hay una crisis de vivienda en la zona, pues hay muchos espacios disponibles, a pesar de que «los precios están muchas veces fuera de mercado».

«Hay mucha gente que no les urge tanto la colocación de sus rentas o ventas y esperan a que alguien pague sus precios. Y lo consiguen aunque tarden un poco más», le explica a BBC Mundo.

Pero la población más antigua de esos barrios sí ve una crisis.

Una vista aérea del barrio de la Condesa

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

La zona tiene las condiciones más deseadas para vivir en Ciudad de México.

Mayela Delgadillo, de 51 años, ha sido testigo del aumento de rentas y el encarecimiento de la zona en los últimos 20 años que ha vivido la colonia Roma.

Ella y otros vecinos conforman una organización que se opone a las inmobiliarias que, asegura, compran indiscriminadamente los terrenos para construir edificios de apartamentos que en muchos casos están vacíos por meses y meses.

Para ella, la crisis no es por falta de disponibilidad de vivienda, sino por lo inaccesible que es para la mayoría.

«Se construye para el mercado, pero no para la necesidad de la gente. La vivienda ahí está, pero nadie puede pagarla», dice al poner como ejemplo un edificio frente al suyo que tiene meses vacío.

Mayela Delgadillo en una protesta

FUENTE DE LA IMAGEN – MAYELA DELGADILLO

Mayela Delgadillo (primera desde derecha) ha liderado campañas de defensa del espacio urbano social y la vivienda.

Recuerda que en la década de 2000, una casa de dos habitaciones -construida para los empleados de los ricos que vivían en la Condesa hace un siglo- era rentada por amigos suyos en unos 2.000 pesos de la época (unos US$200).

«A la hora que encarecen el costo del suelo también encarecen el costo de las tintorerías, ferreterías, zapaterías, etcétera., y estamos llegando a un grado de que ya no hay comercios locales por la especulación del suelo», le dice a BBC Mundo.

«Vecinos de la colonia ayer se estaban quejando de que no aguantan el ruido. La gente que vivía al lado se fue porque ya no pudo aguantar el escándalo de cinco antros (clubes nocturnos) alrededor».

Pérez se refiere a esto cuando dice que son «víctimas de su propio éxito», pues la oferta de recreación, por ejemplo, termina por ser excesiva.

Un centro nocturno en CDMX

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Los centros nocturnos generan ruido y delincuencia, como el tráfico de droga, señala Delgadillo.

La gentrificación es un fenómeno en muchas otras metrópolis del mundo y en los últimos dos años se conjugó con la crisis económica que generó la pandemia de covid-19.

El estudio UNAM-HIC-AL indica que 55% de las personas en su investigación en todo Ciudad de México afirmaron haber enfrentado dificultades para pagar la renta o la hipoteca durante la pandemia, y el 32% tuvo que mudarse de vivienda.

Y en el caso de la capital mexicana, genera problemas adicionales.

«Después de las perforaciones para hacer edificios altos, el terreno se hace altamente inestable, por eso hay socavones, huecos en calles como Medellín, Monterrey o Álvaro Obregón», asegura Delgadillo. «Por eso estamos aterrados todos».

«Extranjeros covid»

Para quienes viven el fenómeno desde la otra cara, mudarse ahí ha mejorado su calidad de vida.

Raquel Heredia, una estadounidense que vivía en California hasta 2019, explica a BBC Mundo que su idea de visitar CDMX por una semana se ha transformado en más de dos años de amor por la capital mexicana.

Raquel Heredia

FUENTE DE LA IMAGEN – RAQUEL HEREDIA

«Estaba con unas amigas, salimos a comer, a los museos y dijimos ‘guau, esta ciudad es deliciosa, es barata’. Y se siente una paz que yo no tenía en San Francisco», cuenta en una videollamada.

«Cuando puedes encontrar otros lugares donde la vida mejora, te quieres quedar. Y gente ha venido a México a redescubrirlo. Mucha gente no pensaba en Ciudad de México, sino en destinos de vacaciones. Pero la pandemia trajo un cambio de mentalidad».

Las cifras oficiales de migración muestran un claro aumento entre 2019 y 2021 en las peticiones de residencia permanente de extranjeros, al pasar de 40.000 a casi 70.000 en ese periodo.

También hubo un aumento de 15% en el otorgamiento de residencias en Ciudad de México, siendo los estadounidenses y canadienses el grueso de solicitantes.

Tan solo el año pasado, el país fue visitado por 10 millones de EE.UU. en 2021, año que fue el destino número uno en el extranjero para esos viajeros. Y su permiso de estancia por turismo o negocios de 6 meses les facilita su permanencia en el país.

Extranjeros que pidieron residencia en México. A nivel nacional.  .
Extranjeros  que tramitaron residencia en CDMX. .  Nota: los extranjeros pudieron haberse desplazado a otros estados de México..

Muchos de esos «extranjeros covid», como les dice Heredia, se han quedado a vivir en Ciudad de México.

La joven optó por convertirse en una líder local de los que llama Big Cities Refugees, o «refugiados de grandes ciudades». Organiza reuniones y actividades y gestiona 15 grupos de WhatsApp de la comunidad en las colonias Roma y Condesa.

«Son gente de San Francisco, Nueva York, Chicago, Los Ángeles. Es gente que amaba esas ciudades en tiempos normales, pero durante la pandemia ya no había nada que hacer y se volvieron tan caras. No puedes vivir igual que antes», explica.

«Viven en una burbuja»

«Háganse un favor y hagan teletrabajo desde Ciudad de México, es realmente mágico».

Ese fue un simple mensaje que publicó en Twitter una estadounidense que visitaba México por unos días y causó un debate nacional en febrero pasado sobre la presencia de extranjeros y los efectos económicos y sociales que causan.

Gente en una terraza de un restaurante en CDMX

FUENTE DE LA IMAGEN – MARCOS GONZÁLEZ DÍAZ

Muchos espacios que antes eran habitacionales han sido transformados a espacios comerciales, como cafés y restaurantes.

Muchos opinaron que los visitantes «viven en una burbuja», sin integrarse a la cultura mexicana ni respetar normas sociales, incluidas cosas simples como el uso de mascarillas para evitar la covid-19.

«Me parece que el tema no va por la xenofobia. Pero la realidad es que son élites con capitales, que vienen a desplazarte, porque tú no puedes pagar para conservar un sitio», dice Delgadillo.

Ella asegura que evita salir a comer a los restaurantes a su alrededor. Otros se consideran discriminados en los sitios de moda que buscan a clientes de mejores ingresos, como los extranjeros.

Gente en una terraza de un restaurante en CDMX

FUENTE DE LA IMAGEN – MARCOS GONZÁLEZ DÍAZ

Heredia reconoce que «hay mexicanos a los que no les gusta tanto que haya tantos extranjeros» por el problema del alza de precios; «es una realidad», dice. «Pero hay otros que sí, que ven el amor de tanta gente de otros lados por este país».

«Yo he estudiado mucho la gentrificación y está pasando en muchos lugares. Personalmente no puedo detenerla, pero como líder de la comunidad puedo motivarlos a que [los extranjeros] sean lo más responsables que puedan ser cuando vivan aquí», dice.

En las calles han comenzado a aparecer pegatinas y carteles de una campaña llamada Good Guest Collective -creada por mexicanos y extranjeros- para que los nuevos residentes adopten las medidas sanitarias locales.

Delgadillo también opina que «el problema no es el extranjero, sino la calidad de la gente que habita».

«Porque un extranjero puede apreciar muchas cosas de cultura y otras cosas que un nacional. Pero la gente que llega solo a la fiesta, en poco tiempo se va».

Heredia, por otro lado, destaca la derrama económica y de inversiones que beneficia a la zona y que se expande hacia el mejoramiento de otras zonas vecinas o no de la Roma y la Condesa para el mejoramiento social y urbano.

Extranjeros con mascarilllas

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Algunos extranjeros han asumido la responsabilidad del uso generalizado de mascarillas que predomina en CDMX.

«Hay muchos extranjeros que no salen de esas áreas, sí es una burbuja. Pero también no todos son así. Y puede haber varias razones», explica.

«En estas zonas puedes encontrar más gente como tú. Y es una zona ideal para empezar. Te vas a sentir más cómodo, aprendes a moverte en la ciudad y buscar otras áreas. Y así ese punto inicial se expande a otras zonas», continúa.

«Para nadie en el mundo es fácil mudarse de país».

Inmoral o ilegal

El profesor Daniel Pérez advierte que los extranjeros no están haciendo nada ilegal.

En la lógica de mercado, los propietarios de inmuebles en la zona están en su derecho de rentar a quien mejor les pague. Incluso los dueños de viviendas y terrenos que venden sus propiedades con valor arquitectónico histórico a inmobiliarias no tienen limitaciones.

El debate cae en el terreno de lo que cada persona considera moral y aceptable.

Una vista aérea de un barrio obrero de CDMX

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Pérez dice que es más propositivo luchar por el mejoramiento de cada barrio de la ciudad.

«Hay países donde sí hay más restricciones, más candados a estas transacciones, lo cual entonces puede mitigar estos efectos. Pero en el caso de la Ciudad de México eso no existe», explica.

«Es algo a lo que se tiene que poner atención, pero cuidando que no se caiga en el rechazo a los extranjeros simplemente porque tiene los recursos para pagar, sobre todo en esta sociedad que se polariza».

Para él, muchos habitantes de Ciudad de México y otras urbes con estos problemas también deben ocuparse de plantear a las autoridades el mejoramiento de los barrios en general, en lugar de solo poner atención en los más llamativos de siempre.

«Si queremos evitar la gentrificación, tenemos que tener un oferta significativamente mayor de vivienda asequible con la participación del gobierno y el sector privado. Mejoramiento significativo de la ciudad en su conjunto», apunta.

«Que la pelea no sea por dos o tres barrios, sino por los miles que hay, que todas tengan mejores condiciones».

Imagen de portada:GETTY IMAGES. El caminar hoy por la Roma y la Condesa es muy diferente a lo que era hace no mucho.

FUENTE RESPONSABLE: BBC News Mundo. Por Darío Brooks. Mayo 2022

Sociedad y Cultura/México/Economía/Sociedad/

Pandemia de coronavirus/América Latina/Negocios

 

 

COVID: todos los efectos secundarios de las vacunas Pfizer, Moderna, Sputnik, AstraZeneca y Sinopharm que se dan en Argentina.

Las distintas vacunas que se aplican en la Argentina pueden generar distintos efectos adversos de leves a moderados e incluso graves: desde Pfizer a Moderna, la lista completa de todos los síntomas que pueden generar las vacunas que se dan en el país.

Si deseas profundizar sobre esta entrada; cliquea por favor adonde está escrito en “negrita”.

Luego de la explosiva ola de positivos que se vio entre enero y febrero a raíz de la llegada de la variante Ómicron al país, y aunque los casos de Covid-19 en la Argentina se encuentran en un momento de calma, el Gobierno sigue instando a todos los ciudadanos que aún no recibieron su tercera inyección a acercarse a un vacunatorio para protegerse ante el SARS-CoV-2.

Actualmente, en el país ya se aplicaron casi 98 millones de vacunas a más de 40,6 millones de individuos, de los cuales unos 37,1 millones completaron su esquema mientras que casi 21 millones se aplicaron el refuerzo: esto refleja una gran brecha entre quienes se vacunaron con una o dos dosis y quienes se aplicaron la tercera, razón por la que aún se apuesta a incrementar la inoculación.

Ante este contexto, hace pocos días la ministra de Salud Carla Vizzotti volvió a instar a la población a reforzar sus esquemas: «Hay 14 millones de personas que completaron su esquema inicial hace más de cuatro meses y todavía no se aplicaron el primer refuerzo», remarcó.

La Argentina tiene un alto stock de dosis para cubrir las necesidades de su población y todo mayor de 18 años ya se puede aplicar la tercera vacuna de la gran variedad que tiene disponible el país: desde Pfizer hasta Moderna o Sputnik, todos los efectos adversos de los sueros contra el Covid-19 que se aplican en Argentina según el Ministerio de Salud.

UNO POR UNO, TODOS LOS EFECTOS SECUNDARIOS DE LAS VACUNAS CONTRA EL COVID-19.

Respecto a los posibles efectos adversos de las vacunas contra el covid-19 en el organismo, el Ministerio de Salud de la Nación publicó en su sitio web una extensa lista con los síntomas más frecuentes que pueden darse luego de recibir los distintos sueros que se aplican en el país.

Tal como remarcan desde la cartera de Carla Vizzotti, «ante la ocurrencia de cualquier síntoma posterior a la vacunación, se debe consultar al centro de salud más cercano«.

Además, en caso de tener fiebre luego de la vacunación, el Ministerio de Salud recomienda el uso de ibuprofeno o paracetamol para aliviar los síntomas. Ante cualquier consulta respecto a la vacunación contra el covid-19 el organismo sanitario ha habilitado la línea 120 para llamar de forma gratuita.

Vacuna por vacuna, sus posibles efectos adversos:

SPUTNIK V

  • Síndromes pseudogripales de corta duración: escalofríos, fiebre, artralgia y/o mialgia (dolores musculares y articulares, respectivamente), astenia (debilidad muscular), malestar general y/o cefalea que pueden comenzar entre las 24 y las 48 horas posteriores a la vacunación.
  • Síntomas gastrointestinales: náuseas, dispepsia (indigestión) y/o disminución del apetito). Son menos frecuentes y tienen una duración promedio de 24 horas.

COVISHIELD/ASTRAZENECA

  • Locales: dolor espontáneo o molestias en el sitio de la inyección, hiperemia y/o hinchazón.
  • Generales: cefalea, fatiga, dolor muscular, malestar general, fiebre, escalofríos, dolor articular y náuseas.

SINOPHARM

  • Locales
    • Muy frecuente: dolor en el sitio de la inyección
    • Frecuentes: eritema, hiperemia, prurito, edema y/o hinchazón en el sitio de la inyección
    • Poco frecuentes: rash cutáneo en el sitio de la inyección
  • Generales:
    • Frecuentes: fatiga, fiebre transitoria, cefalea, diarrea, tos, disnea.
    • Poco frecuentes: náuseas, vómitos, mialgias, artralgias, somnolencia, mareos, anorexia.

MODERNA

  • Locales
    • Muy frecuentes: dolor, edema y/o hinchazón en el sitio de la inyección, linfadenopatía axilar homolateral (aumento del volumen de uno o varios de los ganglios linfáticos de las axilas)
    • Frecuentes: eritema, reacción urticariana o rash cutáneo local, reacción retardada en el sitio de inyección (dolor, eritema, hinchazón).
    • Poco frecuentes: prurito en el sitio de la inyección.
  • Generales
    • Muy frecuente: cefalea, náuseas, vómitos, fatiga, fiebre transitoria, escalofríos, mialgias, artralgias.
    • Frecuentes: rash o exantema.
    • Raro: parálisis facial aguda periférica, edema facial.

CONVIDECIA/CANSINO

  • Locales
    • Muy frecuentes: dolor en el sitio de la inyección.
    • Frecuentes: eritema, hiperemia, prurito, edema y/o hinchazón en el sitio de la inyección.
    • Poco frecuentes: rash cutáneo en el sitio de la inyección, celulitis
  • Generales
    • Muy frecuentes: fatiga, fiebre transitoria, cefalea, diarrea, náuseas, somnolencia.
    • Frecuentes: artralgias, tos, vómitos, anorexia, mareos, prurito, odinofagia (dolor al tragar).
    • Poco frecuentes: hipoestesia (entumecimientos), artritis, síncope, dificultad respiratoria, broncoespasmo agudo, reacción alérgica aguda.

COMIRNATY DE PFIZERBIONTECH

  • Locales:
    • Muy frecuente: dolor, edema y/o hinchazón en el sitio de la inyección.
    • Frecuentes: eritema en el sitio de inyección.
  • Poco frecuentes: prurito en el sitio de la inyección, dolor en el brazo.
  • Generales:
    • Muy frecuentes: cefalea, diarrea, fatiga, fiebre transitoria, escalofríos, mialgias, artralgias. Algunos de estos efectos adversos pueden ser más frecuentes en adolescentes de entre 12 y 15 años de edad que en adultos.
    • Frecuentes: náuseas, vómitos
    • Poco frecuentes: insomnio, malestar, linfadenopatía
    • Raros: parálisis facial aguda periférica, edema facial.

Vacuna de Pfizer: el efecto secundario que nadie vio venir, el envejecimiento prematuro.

Vacuna COVID: qué es la pirexia, el nuevo efecto secundario de la tercera dosis.

COVID e inmunidad total: el misterioso factor X genético que explica por qué algunos nunca se contagian.

¿Pfizer o Moderna? Esta es la vacuna que protege por más tiempo contra el COVID, según un nuevo estudio.

Alerta COVID: las variantes BA.4 y BA.5 de Ómicron ya fueron detectadas en 9 países

Vacuna Moderna COVID: estos son los efectos secundarios de la tercera dosis 

Imagen de portada: Gentileza de El Cronista. 

FUENTE RESPONSABLE: El Cronista. Argentina. Abril 2022

COVID/Vacunación/Efectos secundarios/Pfizer/Moderna/Sputnik/

Carla Vizzotti (Ministra de Salud)

 

 

 

 

«Me diagnosticaron autismo a los 60 años»: la experiencia de una periodista de la BBC.

La llegada de la pandemia del coronavirus le pasó factura a la periodista Sue Nelson. Agotada luego de cubrir la crisis, recibió un diagnóstico que, a sus 60 años, le cambió la vida: era autista. Aquí su historia:

En enero, mientras me recuperaba de la covid, recibí otro diagnóstico.

Los síntomas aparecieron por primera vez durante la infancia. Es solo que nadie los reconoció. Tampoco existe el equivalente médico de una prueba rápida para esta afección. Se requiere de una evaluación experta para combinar acertijos de comportamiento, utilizando piezas que parecen provenir de rompecabezas separados, para poder crear una imagen inesperadamente nueva.

Esto explica por qué no me diagnosticaron una discapacidad crónica del desarrollo hasta los 60 años.

Soy autista.

Como era de esperarse, es mucho para procesar. Significa, en lenguaje de uso común, que estoy «en el espectro». O que soy neuro diversa. Una pensadora «diferente».

Soy esa mujer sin control de volumen que probablemente interrumpió tu conversación porque un pensamiento explotó en su cabeza e inmediatamente salió de su boca. La mujer tan brutalmente honesta que podrías recordarla como grosera. La que se entusiasmó demasiado con los sellos espaciales o las flores silvestres y siguió con las historias ocultas de mujeres. La que no se callaba ni dejaba pasar algo.

Un médico dijo que yo era la persona de más edad que había diagnosticado. Pero mientras muchos adultos reportan sentirse empoderados luego de un diagnóstico tardío de autismo, yo no soy uno de ellos. Al menos no todavía. Mi respuesta inicial fue una mezcla de sorpresa y vergüenza.

Un escritorio desordenado

FUENTE DE LA IMAGEN – MARTIN POOLE

Un diagnóstico tardío puede significar reorganizar la vida bajo una nueva perspectiva.

Me sentí rota.

Desde el diagnóstico, he estado lentamente reformulando seis décadas de relaciones, acciones y comportamientos a través de este lente nuevo y alternativo. De la misma manera que un prisma dispersa la luz en un arco iris, mi comprensión de cómo y por qué me comporto de la forma en la que lo hago se está expandiendo. Es a la vez revelador y desconcertante.

Como periodista científica, naturalmente, investigué y descubrí que estoy lejos de ser la única. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC, por sus siglas en inglés) estiman que el 1 % de la población mundial se encuentra en el espectro del autismo.

Así que soy una entre 74 millones.

La mayoría de las personas reciben su diagnóstico en la niñez. 

Y la mayoría serán niños. La proporción de autismo entre hombres y mujeres, según la Sociedad Nacional de Autismo (NAS) del Reino Unido, es de alrededor de 3:1, pero el número de mujeres a las que se les diagnostica autismo está aumentando.

Los expertos en autismo se dieron cuenta hace relativamente poco de que algunas niñas se «presentan» de manera diferente a los niños y esto pudo haber causado un déficit de diagnósticos en el pasado. 

Las niñas fueron evaluadas en base a las observaciones de comportamiento del sexo opuesto. No siempre habrían marcado las casillas «correctas».

Como sugiere la palabra espectro, el autismo cubre una variedad de condiciones. La Organización Mundial de la Salud las define como condiciones «caracterizadas por cierto grado de dificultad con la interacción social y la comunicación» y otras diferentes formas de comportamiento «como una dificultad con la transición de una actividad a otra, un enfoque en los detalles y reacciones inusuales a las sensaciones».

Ah, sí, las sensaciones…

La mayor parte del tiempo que paso al aire libre lo paso con gafas de sol, ya que mis ojos son sensibles a la luz brillante. Luego está mi intenso desagrado por ciertas texturas y sonidos. 

Una vez me negué a ir a la escuela porque los alumnos comían demasiado fuerte. Cuando tenía 20 años, dejé mi primera comida japonesa a pesar de estar extremadamente hambrienta porque me atraganté al ver el sashimi.

Tampoco me siento del todo cómoda si alguien se acerca demasiado físicamente o «invade mi espacio corporal». Disfrazo esa incomodidad ofreciendo un apretón de manos o una sonrisa cuando me presentan a alguien nuevo. Pero me pueden tomar desprevenida. Una vez, cuando un científico francés se acercó a mi mejilla para darme un beso, entré en pánico y le dije con bastante fuerza: «Retrocede».

Un jardín de flores

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Sue Nelson dice que solía obsesionarse con temas como las flores silvestres o la exploración espacial.

Luego están mis peculiaridades con los colores. No preguntes por qué, pero no puedo comer alimentos anaranjados y amarillos juntos.

Pero todos tenemos peculiaridades, ¿verdad?

De hecho, además de casi ofender a un científico, quien aceptó mi explicación apresurada de «Soy británica» luego de no recibir tres besos en la mejilla (sí, tres agonizantes), ninguna de estas peculiaridades ha interferido con una carrera razonablemente exitosa en la comunicación, a pesar de tener una discapacidad de comunicación.

Esto se debe a que soy sociable y habladora, presento podcasts y puedo dar charlas públicas. A diferencia de muchas personas autistas, tampoco tengo problemas para hacer contacto visual.

Tras bambalinas, sin embargo, es donde se revela el dolor y las dificultades de tener autismo. Tengo dificultades para fingir interés en un tema que no me importa y soy terrible en las conversaciones triviales, a menudo una parte importante para conocer gente. Esto a veces ha causado aislamiento y sentimientos de intensa soledad y rechazo.

Antes de la mayoría de los eventos a los que asisto o de las transmisiones, sufro de calambres estomacales nerviosos, experimento ataques de pánico y, en el peor de los casos, pequeñas crisis que pocos, más allá de mi esposo, presencian.

Como alguien que hace varias listas a diario, también me preocupa permanentemente que las cosas no salgan según lo planeado. Me preparo demasiado y me estreso tratando de recordar todo el contenido de un libro que he leído para una entrevista de tres minutos.

Una persona con una máscara en su mano

FUENTE DE LA IMAGEN – BOY_ANUPONG

Sue Nelson dice que muchas mujeres tienen que «enmascarar» su autismo para satisfacer a la sociedad.

Luego, cuando el alivio de la presentación ha pasado, tiendo a retirarme a la primera oportunidad que encuentro para relajarme y acostarme. 

Demasiada interacción social me deja físicamente exhausta. Esa mujer ruidosa y habladora se ha retirado para dar la bienvenida a la soledad.

Pero esto, aparentemente, es lo que suelen hacer muchas mujeres con autismo. Lo «enmascaramos» o lo falsificamos. Ocultar la incomodidad bajo una apariencia de genialidad y comportamiento social aprendido.

Luego llegó el coronavirus…

Empecé a producir un nuevo documental de radio semanal para el Servicio Mundial de la BBC con el equipo OS (Outside Source) de la cadena. Mientras todos luchaban por dar sentido a una nueva y aterradora realidad, el programa reunió a personas de todo el mundo para compartir conversaciones profundamente significativas.

No es sorprendente que muchas de esas conversaciones fueran crudas y emocionales. El trabajo requirió tener que escucharlos repetidamente para luego editarlos. 

En las primeras horas de la mañana los repetía en mi cabeza en un bucle permanente: el médico del hospital en India que no pudo salvar a su padre de la covid. La soledad que comparten los que están aislados en las praderas canadienses o en el interior de Australia. La tristeza y el dolor insoportables de aquellos cuyos seres queridos murieron solos.

Tuve insomnio durante casi un año. La mayoría de los días trabajaba llorando escuchando la humanidad fascinante, conmovedora, pero a menudo insoportable de esas personas.

La pandemia, como a muchos, hizo que se profundizaran grietas diminutas dentro de mi psiquis. 

Estas grietas se ensancharon hasta convertirse en abismos de sensibilidades y emociones intensificadas e incontrolables. Algunos días estaba deprimida. En otros no podía dejar de pintar, generalmente planetas o lunas, o identificar flores silvestres compulsivamente. 

Luego vino una obsesión por las setas, caminando durante horas para encontrar una específica. Mis idiosincrasias sensoriales se volvieron locas. El zumbido del ventilador del baño a través de la pared del dormitorio era física y mentalmente angustioso.

Algo no estaba bien. Un médico estuvo de acuerdo y me refirió a un equipo de salud mental, pero como todos los demás también estaban teniendo una crisis de salud mental, pasaron meses antes de que siquiera recibiera una llamada telefónica preliminar.

Una encuesta de NAS en 2019 señaló que la ansiedad y la depresión son los problemas de salud mental más comunes para las personas con autismo y que tres de cada cuatro adultos requirieron ayuda con su salud mental en algún punto de los cinco años anteriores. Me aterra pensar cuáles serán esas cifras ahora.

Acercamiento de un ojo

FUENTE DE LA IMAGEN – PETER FINCH

A diferencia de muchas personas con autismo, Sue Nelson no tiene problemas manteniendo la mirada.

Afortunadamente, en 2021 hubo una casualidad. Estaba produciendo «Smart Women, Male Genius» (Mujeres listas, hombres genios), que examinaba el sexismo en la ciencia con respecto a la inteligencia.

Las condiciones de autismo cubren desde problemas debilitantes del habla, del lenguaje y problemas cognitivos que requieren atención de por vida, hasta problemas sociales más leves. La condición cubre una variedad de coeficientes intelectuales. Mientras investigaba la inteligencia, descubrí que, a pesar de que no existe un vínculo comprobado, el genio a menudo se asociaba con una forma de autismo conocida como síndrome de Asperger. 

Esto contribuye falsamente a la idea de que la mayoría de los genios son hombres, ya que a más hombres se les diagnostica síndrome de Asperger.

Nombrado en honor a Hans Asperger, un pediatra austriaco que realizó un importante estudio sobre el autismo con niños, la mayoría de los profesionales evita usar su nombre ya que la historia reveló que colaboró ​​con el Tercer Reich en el asesinato de niños. 

La Asociación Estadounidense de Psiquiatría incluso eliminó el término Asperger de la quinta edición del Manual de Diagnóstico y Estadística en 2013.

El término preferido para todos los tipos de autismo ahora es trastorno del espectro autista (TEA). Pero el TEA tampoco es del agrado de todos porque la palabra «trastorno» puede tener connotaciones negativas, por lo que a menudo se verá que el TEA también se conoce como condición del espectro autista (ASC).

Invité a la bioquímica Camilla Pang al programa. Le diagnosticaron Asperger cuando era niña y escribió el libro «Explicando a los humanos» sobre su condición. Leyéndolo, fue como si se comenzaran a encender bombillas.

Después de nuestra entrevista previa, le mencioné cuántas de sus experiencias coincidían con las mías y le comenté que me habían hecho contemplar la posibilidad de someterme a una evaluación del autismo. Ella pensó que era una gran idea.

En mi condado hay una lista de espera de dos años para un diagnóstico de autismo infantil. Es mucho más largo para los adultos, así que encontré una empresa de confianza y pagué una evaluación privada. Involucró varios cuestionarios extensos y consultas con psicólogos. Uno entrevistó a mi madre durante varias horas sobre mi comportamiento cuando era niña.

Mientras esperaba los resultados, me di cuenta de que si el autismo no explicaba mi comportamiento, los malentendidos frecuentes y otras molestias involuntarias, mi familia tenía razón y era una bocazas.

Una persona haciendo una lista

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

«Como alguien que hace listas a menudo, me preocupa cuando las cosas no salen como estaban planeadas».

Aún así, el diagnóstico positivo de ASC me dejó anonadada. Quedó dolorosamente claro en el informe, por ejemplo, que, durante la evaluación, tuve poca conciencia de cómo se percibía mi comportamiento. 

Después de leer cómo había «monologueado» (mi palabra no la de ellos) sobre algunos de mis temas favoritos, me sentí muy avergonzada. En algunos de los ejercicios sociales simples, hubo una disparidad casi irrisoria entre lo bien que pensé que me había ido y su juicio clínico. Mi contacto visual tampoco siempre fue bueno.

El exámen descubrió cosas que ya sabía: no hablé sino hasta los 18 meses y lo primero fue la frase entera «mira las luces» en Navidad. También descubrió cosas que no sabía, o quizás me negaba a recordar: la pérdida de cabello por estrés entre los 11 y 12 años.

Seis de los nueve libros que se recomendaban al final de la evaluación detallada de 30 páginas trataban sobre el síndrome de Asperger.

La activista climática Greta Thunberg, quien también tiene Asperger, describió las diferencias en su pensamiento como resultado del autismo como un «superpoder». 

Todavía no estoy en esta etapa. Pero mis rasgos de autismo «ocultos a simple vista» están informando tanto mi pasado como mi presente.

La evaluación nos está ayudando a mí y a mi esposo a comprender mi comportamiento y mis ansiedades. Él cree que es por eso que encontré que ser un corresponsal científica era insoportablemente estresante.

Las noticias, por definición, tienen que ver con el cambio. Pero a diferencia de la mayoría de los periodistas de noticias (incluido él), odiaba las actualizaciones o las noticias de última hora porque alteraban mis planes.

Básicamente, estaba en el peor trabajo posible para alguien que se pone ansioso por los cambios inesperados.

También explica por qué gravité más hacia los documentales de formato largo. Estas actividades son mucho menos estresantes, satisfacen mis obsesiones y recompensan mi atención a los detalles, ya que me concentro en las minucias. Esta es una buena cualidad para la edición, pero a veces puede ser a expensas del panorama mayor.

Una vez, después de regresar del aeropuerto de Heathrow con una empresa de taxis local, no lograba recordar el nombre del conductor, pero sí pude describir en gran detalle el tatuaje grande e intrincado en el brazo izquierdo del hombre. Mi marido estaba asombrado. «Ese es el conductor con un brazo».

La ambientalista Greta Thunberg

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

La ambientalista Greta Thunberg es una de las personas con más alto perfil con un diagnóstico de autismo.

Honestamente no me había dado cuenta.

Así que, estos son tiempos extraños (en más de un sentido), pero puedo imaginar un día en el que las partes fragmentadas de mi vida, esos episodios desconcertantes que no tenían sentido, tomen forma con más claridad y comprensión.

Durante la entrevista a la salida de la evaluación, el psicólogo dijo que muchos de sus clientes con autismo habían reportado un empeoramiento de los síntomas durante la pandemia, por lo que la acción más importante en este momento era controlar mi ansiedad.

Mi familia y amigos han sido un apoyo increíble. Nadie estaba demasiado sorprendido. Resulta que varios miembros de la familia tienen autismo, muchos más de lo que pensaba. Más importante aún, incluso con las limitadas conversaciones personales que he tenido hasta el momento, ha alentado a una mujer joven, cuyos síntomas son similares a los míos, a comenzar su propio camino de diagnóstico. Otra amiga finalmente está evaluando a su hija después de darse cuenta de que era como yo.

Es por eso que he hecho público que tengo autismo. Esta nueva comprensión de la vida es un gran regalo. Ojalá hubiera tenido un diagnóstico antes. Es cierto que todavía lo estoy procesando todo, pero ya no me veo rota. Simplemente estoy programada de manera diferente. Y eso está bien.

Imagen de portada: Gentileza de GETTY IMAGES

FUENTE RESPONSABLE: BBC News Por Periodista de ciencia Sue Nelson. Abril 2022.

Sociedad/Pandemia de Coronavirus/Salud/Salud Mental

 

 

 

El conmovedor fenómeno que un médico descubrió en las personas moribundas a las que asiste.

Uno de los elementos más devastadores de la pandemia de coronavirus ha sido la incapacidad de cuidar personalmente a los seres queridos que se han enfermado.

Una y otra vez, los familiares en duelo han relatado cuán más devastadora fue la muerte de su ser querido porque no le pudieron tomar la mano para brindar una presencia familiar y reconfortante en sus últimos días y horas.

Algunos tuvieron que decir su último adiós a través de la pantalla de un teléfono móvil que sostenía un trabajador sanitario. Otros recurrieron al uso de walkie-talkies o a saludar a sus familiares a través de las ventanas.

¿Cómo se puede superar el dolor y la culpa abrumadores que surgen cuando se piensa en un ser querido que muere solo?

No tengo una respuesta a esta pregunta. Pero el trabajo de un médico de cuidados paliativos llamado Christopher Kerr, con quien escribí el libro Death Is But a Dream: Finding Hope and Meaning at Life’s End («La muerte no es más que un sueño: encontrar esperanza y significado al final de la vida»), podría ofrecer algún consuelo.

Visitantes inesperados

Al comienzo de su carrera, el doctor Kerr tenía la tarea, como todos los médicos, de atender el cuidado físico de sus pacientes.

Pero pronto notó un fenómeno al que las enfermeras experimentadas ya estaban acostumbradas.

A medida que los pacientes se acercaban a la muerte, muchos tenían sueños y visiones de seres queridos fallecidos que regresaban para consolarlos en sus últimos días.

A los médicos se les capacita para interpretar estos sucesos como alucinaciones delirantes o inducidas por fármacos que podrían justificar más medicación o sedación total.

Pero al ver la paz y el consuelo que estas experiencias del final de la vida parecían proporcionar a sus pacientes, Kerr decidió hacer una pausa y escuchar.

asilo

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Muchos asilos de ancianos cerraron sus puertas a los visitantes durante la pandemia.

Un día, en 2005, una paciente moribunda llamada Mary tuvo una de esas visiones: comenzó a mover los brazos como si meciera a un bebé, arrullando a su hijo que había muerto en la infancia décadas antes.

Para Kerr, esto no parecía un deterioro cognitivo. Se preguntó qué pasaría si las propias percepciones de los pacientes al final de la vida tuvieran un impacto en su bienestar de una manera que no debiera preocupar a enfermeras, capellanes y trabajadores sociales.

¿Cómo sería la atención médica si todos los médicos también se detuvieran y escucharan?

Comienza el proyecto

Así, al ver a los pacientes moribundos llamar a sus seres queridos, muchos de los cuales no habían visto, tocado o escuchado durante décadas, comenzó a recopilar y registrar testimonios de quienes estaban muriendo.

A lo largo de 10 años, Kerr y su equipo de investigación registraron las experiencias del final de la vida de 1.400 pacientes y familias.

Lo que descubrió le asombró. Más del 80% de sus pacientes, sin importar el ámbito social, el origen o el grupo de edad del que provenían, tuvieron experiencias al final de la vida que parecían implicar algo más que sueños extraños.

Estas eran vívidas, significativas y transformadoras. Y siempre aumentaron en frecuencia cerca de la muerte.

Incluían visiones de madres, padres y parientes desaparecidos hace mucho tiempo, así como mascotas muertas que regresan para consolar a sus antiguos dueños.

Se trataba de relaciones resucitadas, amor revivido y perdón logrado. A menudo traían consuelo y apoyo, paz y aceptación.

Convertirse en un tejedor de sueños

La primera vez que supe sobre la investigación del doctor Kerr fue en un granero.

Estaba ocupada limpiando el establo de mi caballo. Los establos estaban en la propiedad de Kerr, por lo que a menudo discutíamos su trabajo sobre los sueños y visiones de sus pacientes moribundos.

Me habló de su charla TEDx sobre el tema, así como del proyecto de libro en el que estaba trabajando.

No pude evitar sentirme conmovida por el trabajo de este médico y científico.

Cuando me reveló que no avanzaba mucho con la escritura, me ofrecí a ayudar. Dudó al principio.

Yo era profesora de inglés experta en desarmar las historias que otros escribían, no en escribirlas yo misma.

A su agente le preocupaba que yo no pudiera escribir de forma accesible para el público, algo por lo que los académicos no son exactamente conocidos. Al persistir; el resto es historia.

Fue esta colaboración la que me convirtió en escritora.

mascota

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES. Para muchos niños enfermos terminales pensar sus mascotas les proporciona confort y alivio.

Se me encomendó la tarea de inculcar más humanidad en la notable intervención médica que representaba esta investigación científica, para poner un rostro humano a los datos estadísticos que ya se habían publicado en revistas médicas.

Las conmovedoras historias de los encuentros de Kerr con sus pacientes y sus familias confirmaron cómo, en palabras del escritor renacentista francés Michel de Montaigne, «el hombre que enseña a los hombres a morir, al mismo tiempo debe enseñarles a vivir».

Me enteré de Robert, que estaba perdiendo a Barbara, su esposa durante 60 años, y estaba abrumado por sentimientos conflictivos de culpa, desesperación y fe.

Un día inexplicablemente la vio alcanzar al bebé que habían perdido hace décadas, en un breve lapso de sueños lúcidos que se hicieron eco de la experiencia de Mary años antes.

Robert quedó impresionado por el comportamiento tranquilo y la sonrisa de felicidad de su esposa.

Fue un momento de pura plenitud, que transformó su experiencia del proceso de morir.

Barbara estaba viviendo su fallecimiento como una época de amor recuperado, y verla reconfortada le dio a Robert algo de paz en medio de su pérdida irremediable.

coronavirus

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Muchos pacientes de coronavirus han muerto solos en los hospitales durante la pandemia.

Para las parejas mayores que cuidaba Kerr, estar separados por la muerte después de décadas de unión era simplemente insondable.

Los sueños y visiones recurrentes de Joan ayudaron a reparar la profunda herida que dejó el fallecimiento de su esposo meses antes.

Ella lo llamaba por la noche y señalaba su presencia durante el día, incluso en momentos de lucidez plena y articulada.

Para su hija Lisa, estos hechos significaron que el vínculo de sus padres era inquebrantable. Los sueños y visiones de su madre antes de la muerte ayudaron a Lisa en su propio viaje hacia la aceptación, un elemento clave del procesamiento de la pérdida.

Cuando los niños están muriendo, a menudo son sus amadas mascotas fallecidas las que hacen apariciones.

Jessica, de 13 años, que moría de cáncer óseo, comenzó a tener visiones de su antiguo perro, Shadow. Su presencia la tranquilizó.

«Estaré bien», le dijo al doctor Kerr en una de sus últimas visitas.

Para la madre de Jessica, Kristen, estas visiones, y la tranquilidad resultante de Jessica, le ayudaron a iniciar el proceso al que se había estado resistiendo: el de dejar ir.

Aislado pero no solo

El sistema de salud es difícil de cambiar. Sin embargo, el doctor espera ayudar a los pacientes y sus seres queridos a recuperar el proceso de la muerte desde un enfoque clínico a uno que sea apreciado como experiencia humana única y rica.

Los sueños y las visiones previas a la muerte ayudan a llenar el vacío que, de otro modo, podría ser creado por la duda y el miedo que evoca la muerte.

Ayudan a los moribundos a reunirse con aquellos que han amado y perdido, aquellos que les dieron seguridad, los apoyaron y les trajeron paz.

Curan viejas heridas, restauran la dignidad y reclaman el amor. Conocer esta realidad paradójica también ayuda a los afligidos a afrontar el dolor.

Dado que los hospitales y los hogares de ancianos continúan cerrados a los visitantes debido a la pandemia del coronavirus, puede ser útil saber que los moribundos rara vez hablan de estar solos. Hablan de ser amados y de recomponerse.

No hay sustituto para poder abrazar a nuestros seres queridos en sus últimos momentos, pero puede ser un consuelo saber que se sienten confortados.

Imagen de portada: GETTY IMAGES

Cuando la muerte se acerca es posible resucitar las relaciones, revivir amores pasados y lograr el perdón.

FUENTE RESPONSABLE: The Conversation. Por Carine Mardorossian. Marzo 2021.

Sociedad y Cultura/Pandemia de coronavirus/Ciencia/Salud

Covid: qué es la inmunidad híbrida y cómo te protege contra las infecciones como la del coronavirus.

En octubre de 2020, un equipo de virólogos de la Universidad Rockefeller de Nueva York se embarcó en un proyecto de un año para tratar de anticipar qué formas peligrosas de covid-19 podrían surgir en el futuro.

Si bien el espectro de nuevas variantes aún no preocupaba a los líderes políticos y a los ciudadanos de todo el mundo, los científicos eran muy conscientes de que, casi con certeza, el virus mutaría para volverse más infeccioso y virulento.

El objetivo de los científicos de la Rockefeller era crear una versión artificial de la proteína de espiga de covid-19 -la proteína que el virus usa para penetrar en nuestras células- que pudiera evadir todos los tipos conocidos de anticuerpos protectores que se habían encontrado en la sangre de los sobrevivientes de covid.

Durante los siguientes 12 meses, jugaron con diferentes combinaciones de mutaciones en la superficie de la proteína de espiga hasta que encontraron un conjunto de 20 que parecían hacerla particularmente resistente a cualquier cosa que el sistema inmunitario pudiera lanzarle.

Para probar esta «Frankenspiga» cultivada en un laboratorio, la insertaron en lo que los virólogos llaman un pseudo tipo de virus, uno que ha sido diseñado para que no tenga suficiente material genético para replicarse, lo que permite a los científicos modificarlo y comprender cómo se comporta sin ningún riesgo de que se escape.

Inicialmente, las cosas se desarrollaron como se esperaba. Cuando los virólogos expusieron su virus recién diseñado a muestras de sangre tomadas de personas que se habían recuperado de covid-19 o que habían sido vacunadas contra la enfermedad, eludió hábilmente todos los anticuerpos que tenían.

Pero entonces sucedió algo sorprendente. Cuando lo probaron en la sangre de personas que se habían recuperado de covid-19 en 2020 y luego también fueron vacunadas muchos meses después, sus anticuerpos pudieron unirse al virus y neutralizarlo por completo.

«Ver esto fue realmente increíble», dice Michel Nussenzweig, profesor de inmunología molecular de la Universidad Rockefeller y uno de los científicos involucrados en el proyecto.

«Una de las cosas más importantes que hemos aprendido de la pandemia es cómo la respuesta de nuestro sistema inmunitario difiere dependiendo de si hemos sido infectados naturalmente, vacunados o ambos». (Por supuesto, esto no significa que sea una buena idea infectarse intencionalmente, ya que cada infección conlleva riesgos).

Durante los últimos cuatro meses, los hallazgos del equipo de Rockefeller se han observado repetidamente en la vida real.

Las personas que se recuperaron de una infección por covid-19 en el pasado y luego se vacunaron parecen ser más resistentes a las nuevas variantes, desde la delta hasta la ómicron.

GETTY IMAGES. Las células B se descubrieron por primera vez en pollos en la década de 1960.

Los inmunólogos tomaron muestras de sangre de estos individuos y descubrieron que tenían una especie de «superinmunidad», denominada inmunidad híbrida por la comunidad científica.

Estas personas no solo producen niveles astronómicamente altos de anticuerpos, mucho más que aquellos que acaban de recibir una doble vacuna y la de refuerzo, sino una gama mucho más diversa de anticuerpos, que tienen una mayor probabilidad de encontrar puntos débiles virales, incluso en una forma altamente mutada de covid-19.

Un estudio reciente de científicos en Boston y Sudáfrica encontró que las personas que habían sido infectadas previamente con una forma de covid-19, antes de recibir dos dosis de vacuna y una de refuerzo, tenían una mayor inmunidad contra la variante ómicron, lo más parecido en la vida real al virus artificial de Rockefeller.

«Una vez que las personas que han tenido covid-19 se vacunan con una vacuna de ARNm, se ve que producen una respuesta de anticuerpos que es tres veces mayor que aquellos que recibieron la vacuna sin infección previa», explica Nussenzweig.

Pero la razón por la que estas personas muestran respuestas tan potentes se debe a una faceta de nuestro sistema inmunológico que ha sido pasada por alto durante mucho tiempo, un tipo de glóbulo blanco conocido como células B de memoria.

Estas células se generan en respuesta a un virus y lo recuerdan en caso de que el patógeno regrese alguna vez.

Durante mucho tiempo, sabíamos relativamente poco sobre estas células y cómo se comportan. Pero a través de investigaciones sobre el VIH, el ébola, las enfermedades autoinmunes y ahora la covid-19, estamos comenzando a comprender cuán vitales son para determinar nuestras respuestas tanto a las infecciones como a las vacunas.

De las gallinas al VIH

En la década de 1890, el fisiólogo alemán Emil von Behring, un hombre que se hizo conocido como «el salvador de los niños» debido a su trabajo ganador del Premio Nobel sobre tratamientos para el tétanos y la difteria, propuso la existencia de células que pueden recordar encuentros pasados con una infección particular, y generar anticuerpos cuando la encuentran de nuevo.

Tomaría otros 70 años obtener pruebas para las ideas de von Behring. En la década de 1960, los inmunólogos descubrieron que los pollos a los que se les había destruido con radiación la bursa, un órgano inmunológico importante en las aves, carecían de ciertas células necesarias para producir anticuerpos.

Estas llegaron a conocerse como células derivadas de la Bursa o células B.

A mediados de la década de 1970, se descubrió que estas células se forman en humanos en la médula ósea, antes de migrar a los ganglios linfáticos o al bazo.

Ahora sabemos que a lo largo de nuestra vida, constantemente producimos nuevas células B.

El organismo contiene hasta alrededor de 10.000 millones de ellas, equivalentes a la longitud de 100 campos de fútbol, si las alineas en una fila, y cada célula B contiene receptores que pueden reconocer diferentes tipos de formas de antígenos en la superficie de un virus.

vacuna

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

La evidencia sugiere que las vacunas de ARNm provocan una respuesta de células B de memoria más fuerte contra covid-19 que otros tipos de vacunas.

Esto es importante porque, si bien las células B no se unen a los virus, pueden convertirse en células plasmáticas cuando detectan una amenaza.

Estas células plasmáticas producen anticuerpos dirigidos contra el mismo antígeno viral que su célula B nativa.

Un grupo menos diverso de células B significa menos anticuerpos que podrían ser capaces de neutralizar el virus.

Una de las cosas que la covid-19 ha enseñado a los inmunólogos es que las personas que tienen una mayor diversidad de células B están mucho más equipadas para defenderse de un nuevo patógeno y, en particular, de las variantes en constante evolución de la covid-19.

Esto se ve afectado por la edad, las condiciones de salud subyacentes y también simplemente la genética.

«Todos tendrán un repertorio diferente de células B con las que responderán a cualquier infección», señala Ali Ellebedy, profesor asociado de patología e inmunología en la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington. «Incluso si tienes hermanos, tendrán diferentes respuestas de células B».

A medida que envejecemos, ocurren dos cosas con la respuesta de las células B. En primer lugar, el cuerpo comienza a producir una variedad más pequeña de células B, lo que significa que hay menos posibilidades de que tengan receptores que reconozcan los antígenos en un nuevo virus.

Y, lo que es más importante, tardan más en movilizarse contra una amenaza, por lo que los patógenos particularmente letales pueden abrumar al sistema inmunitario antes de que se ponga en marcha.

Son estos mismos factores los que han hecho que las personas más jóvenes con problemas de salud subyacentes sean más vulnerables a la covid-19.

Pero cuando tu cuerpo combate una infección o recibe una vacuna, esto desencadena un ingenioso truco inmunológico.

Algunas de las células B se convierten en las llamadas células B de memoria que pueden circular por el torrente sanguíneo durante décadas, listas para reactivarse y lanzar una respuesta de anticuerpos en caso de que el virus regrese alguna vez.

Dichos anticuerpos también desempeñan un papel en la supresión de infecciones crónicas que permanecen latentes en el cuerpo durante gran parte de nuestras vidas, como el virus de Epstein-Barr.

Parece que estos virus son capaces de reactivarse cuando el cuerpo está debilitado, como parece ser el caso de una proporción de pacientes con covid de larga duración.

Pero hay muchos matices en la respuesta de las células B de memoria. Una de las cosas que los inmunólogos han aprendido de los estudios de los sobrevivientes del ébola es que las infecciones graves parecen provocar cantidades mucho mayores de células B de memoria que las vacunas solas.

«Cuando tienes una infección grave, las células de tu cuerpo producen una gran cantidad de virus», dice Nussenzweig.

«Está en todo el sistema respiratorio, la nariz, los pulmones, las vías respiratorias superiores, la mucosa. Todo el sistema inmunitario está involucrado en la respuesta y está respondiendo a todos los elementos de ese virus, por lo que esta es una posible razón por la cual las infecciones naturales podrían conducir a una mejor memoria del sistema inmunológico».

prueba de covid

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES. Las personas que han sido vacunadas contra la covid-19 y expuestas al virus pueden tener una «inmunidad híbrida» beneficiosa.

Durante los últimos seis meses, Nussenzweig ha estado estudiando las sutiles diferencias entre la infección natural por covid-19 y la vacunación.

A través del aislamiento de cientos de células B de memoria de personas que han sido infectadas o vacunadas en varios momentos, descubrió que la infección natural parece dar como resultado células B de memoria que luego evolucionan continuamente.

Esto significa que producen anticuerpos que tienen más probabilidades de proteger contra nuevas variantes del virus.

La principal revelación para los inmunólogos es que este efecto ocurre con mayor fuerza cuando las personas han sido infectadas y luego vacunadas.

Ahora los científicos buscan comprender si podemos ajustar los regímenes de vacunación de tal manera que las inyecciones por sí solas puedan provocar esta respuesta de inmunidad híbrida.

Si es así, esto podría proporcionar a la humanidad un arma crucial contra las nuevas variantes de covid-19 y futuras pandemias.

La próxima pandemia

En 2007, un grupo de investigadores de la Universidad de Ciencias y Salud de Oregón se embarcó en una misión para intentar comprender por qué algunas respuestas inmunitarias a ciertas infecciones o vacunas parecen ser más duraderas que otras.

Compararon los anticuerpos producidos por una serie de tecnologías de vacunas comunes, que van desde la vacuna contra el sarampión, que se administra a las personas con una forma debilitada del virus completo, hasta las vacunas contra el tétanos y la difteria, que contienen antígenos virales individuales, junto con anticuerpos generados por patógenos comunes, como Epstein-Barr o citomegalovirus.

El documento resultante mostró que la vida media de los anticuerpos varía drásticamente según el tipo particular de virus o vacuna.

Si bien los anticuerpos generados para suprimir el citomegalovirus podían permanecer en el cuerpo casi indefinidamente, la respuesta al tétanos disminuyó después de unos años.

«Esto nos mostró que la programación celular que da origen a las células B de memoria es muy diferente dependiendo de la naturaleza de la infección o del inmunógeno», afirma John Wherry, director del Instituto de Inmunología de la Universidad de Pensilvania.

Ahora la covid-19 ha brindado una oportunidad única para comparar diferentes tecnologías de vacunas para el mismo virus para tratar de comprender qué conduce a la respuesta inmune más duradera y efectiva, al observar cómo responden las células B de memoria con el tiempo.

Hasta ahora, parece que las vacunas de ARN mensajero, como las producidas por Pfizer, Moderna y Novartis, parecen funcionar mejor, aunque los investigadores todavía están tratando de descifrar exactamente por qué.

«Estas vacunas producen una respuesta de células B de memoria mucho más robusta», explica Ellebedy. «Si las comparas con la vacuna contra la influenza, por ejemplo, la respuesta es al menos 10 veces mayor».

vacuna

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Los científicos están trabajando en una nueva generación de vacunas que generen células B de memoria.

El intrigante descubrimiento de la inmunidad híbrida en los últimos meses ha llevado a los científicos a analizar diferentes regímenes de vacunas contra la covid-19 para ver si mezclar y combinar varias inyecciones puede provocar una respuesta inmunológica igualmente poderosa.

Nussenzweig señala que los primeros datos concretos sobre esto comenzarán a surgir más adelante en 2022 y podrían ayudarnos a comprender cómo usar mejor las vacunas y las inyecciones de refuerzo contra otros virus, desde la influenza hasta el VIH.

«Vamos a tener una gran cantidad de datos clínicos e inmunológicos que nos informarán sobre las mejores prácticas», dice.

«Por ejemplo, ¿si le damos una vacuna de refuerzo a las personas que no han sido infectadas, se fortalecen sus células B de memoria además de los anticuerpos que ya están circulando? ¿podrán esas personas manejar mejor una infección posterior de covid-19?».

Wherry predice que la creciente comprensión de las células B en general, a través de la covid-19 también podría generar beneficios en el ámbito de la inmunoterapia contra el cáncer.

Explica que ahora sabemos que las células B producen anticuerpos contra ciertas partes en los tumores, de la misma manera que lo hacen contra un virus.

Las células B también trabajan en conjunto con otros actores del sistema inmunitario, como las células T y las células dendríticas, para crear un entorno beneficioso para atacar ese tumor, y uno de los objetivos de las futuras inmunoterapias es estimular la interacción entre estas células.

«Esa pequeña interacción de tres células está asociada con un mejor resultado para todas las terapias contra el cáncer», señala. «Cada vez que sucede eso, la respuesta es mejor».

Saber cuál es la mejor manera de activar nuestro sistema inmunitario también jugará un papel muy importante para permitir que los sistemas de atención médica respondan rápidamente y reduzcan la mortalidad cuando ocurra la próxima pandemia, algo que la mayoría de los científicos creen que es inevitable.

«Habrá una próxima vez», dice Nussenzweig. «Han surgido tres virus SARS en los últimos 20 años y han causado grandes problemas. No sabemos qué ocurrirá la próxima vez, así que tenemos que estar preparados».

Imagen de portada: GETTY IMAGES

FUENTE RESPONSABLE: BBC Future. Por David Cox. Febrero 2022

Pandemia de coronavirus/Ciencia/Salud/Vacunas contra el coronavirus

Ómicron: 5 buenas noticias para acabar el año.

La pandemia no ha terminado, y no sabemos cómo ni cuándo terminará. El nivel de incertidumbre sigue siendo muy alto.

Todavía hay muchas cosas que no sabemos de ómicron y predecir cómo evolucionará el virus es muy arriesgado.

No podemos descartar que incluso la situación empeore, pero también podemos encontrar algunas buenas noticias que nos permiten seguir siendo moderadamente optimistas.

1. La infección por ómicron supone un menor riesgo individual de hospitalización y fallecimiento.

Cada vez hay más evidencias de que la infección por esta variante supone un menor riesgo de hospitalización. Los primeros análisis que llegan de Sudáfrica sugieren un riesgo reducido de hospitalización entre las personas infectadas con ómicron en comparación con las infectadas con otras variantes, en el mismo período de tiempo.

Además, una vez hospitalizadas, las personas infectadas con ómicron tenían un riesgo reducido de enfermedad grave en comparación con las personas infectadas por delta. Es probable que parte de esta reducción se deba a una alta inmunidad de la población.

En otros países empieza también a ser ilustrativo el desacoplamiento entre infectados por ómicron y el número de pacientes que entran en UCI y fallecen por covid-19, aunque todavía sea difícil determinar si la nueva variante es menos virulenta o si es efecto de la inmunidad de la población (infecciones previas y vacunación), o por ambas cosas a la vez. En Sudáfrica se notifica un 65 % menos de hospitalizaciones; en Escocia, un 60 %; y en Inglaterra, un 40 %.

Un reciente informe del Imperial College de Londres concluye que las personas que contraen ómicron tienen una menor probabilidad de necesitar atención hospitalaria en comparación con la variante delta.

La Agencia de Seguridad Sanitaria del Reino Unido, en su informe de evaluación de riesgos para la variante, ya califica de «riesgo relativo moderado» la posibilidad de hospitalización por ómicron, comparado con delta (aunque admite que todavía no hay datos sobre la gravedad una vez en el hospital o la mortalidad).

2. En algunos países los casos caen en picada.

En Noruega, Holanda, Bélgica, Alemania, Sudáfrica o Austria ya ha comenzado a disminuir el número de casos. Es posible que en varios de estos países se mezclen el efecto de delta y ómicron. Algunos, además, llevaban varias semanas con restricciones.

Variantes del coronavirus

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY

Pero si nos fijamos en Sudáfrica, donde el efecto de ómicron parece más evidente, el aumento ha sido explosivo y exponencial y la caída también parece ser muy rápida. Algunos sugieren unas cuatro-cinco semanas de subida hasta llegar al máximo y otro tanto de bajada.

Quizá esta sea la mejor noticia. Aunque la posibilidad individual de hospitalización sea menor, un muro vertical de casos es tremendamente peligroso para el sistema sanitario y lo puede llevar al colapso. Por eso, la caída en picado de casos es una muy buena noticia.

3. Las vacunas protegen frente a ómicron.

Las personas con dos dosis permanecen protegidas frente a la hospitalización, aunque hayan perdido parte de la protección frente a la infección.

Probablemente esto es debido a que la mayoría de las vacunas proporcionan una respuesta celular que no se ve afectada por esta variante. También hay datos que demuestran que una tercera dosis de las vacunas ARN mensajero tienen una potente capacidad neutralizante contra ómicron.

Además, ya se están desarrollando nuevas vacunas universales frente al SARS-CoV-2 y todas sus variantes, incluida ómicron.

Vacuna

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY

4. Hay fármacos eficaces contra ómicron. 

La revista Science presenta en su portada al medicamento Paxlovid, un nuevo antiviral oral, inhibidor de la proteasa viral, con una capacidad de disminuir el riesgo de covid-19 grave en más de un 90 %. Este antiviral ya ha sido aprobado por la FDA.

El Paxlovid es un inhibidor de una de las proteasas del SARS-CoV-2, la denominada 3CL. El tratamiento se combina con otro inhibidor de las proteasas, el ritonavir, que ha sido empleado contra el VIH.

Como la variante ómicron no presenta mutaciones en esas proteínas que son la diana de Paxlovid, es muy probable que este fármaco sea igualmente eficaz con la nueva variante en la vida real. Al menos, según ha informado la empresa Pfizer, los ensayos in vitro así lo demuestran.

Pero todavía hay más. El anticuerpo monoclonal Sotrovimab, de la empresa GSK, también parece que es eficaz contra ómicron. Se trata de un anticuerpo que se une a una zona concreta (epítopo) en el SARS-CoV-2 compartida con el SARS-CoV-1 (el virus que causa el SARS), lo que indica que ese epítopo está muy conservado. Esto dificulta que se desarrollen resistencias en las nuevas variantes.

Laboratorio

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY

El Remdesivir, un inhibidor de la ARN polimerasa viral, es otro antiviral que en pacientes no hospitalizados con síntomas covid-19 resultó en un 87 % menos de riesgo de hospitalización o muerte que el placebo. 

Gilead, el fabricante de Remdesivir, ha llevado a cabo un análisis de la información genética de ómicron y no ha encontrado mutaciones que afecten a la diana de este fármaco, por lo que es muy probable que este antiviral siga siendo activo contra esta variante.

Hasta la fecha, la actividad antiviral de Remdesivir ha sido confirmada in vitro contra todas las otras variantes del SARS-CoV-2, incluyendo alfa, beta, gamma, delta y épsilon.

5. Ómicron infecta menos las células pulmonares.

Al menos en modelos celulares y en hámsteres. Es verdad que no tenemos el dato en humanos, pero existen varios trabajos preliminares que sugieren que la variante ómicron se multiplica peor en células pulmonares, lo cual podría ser indicativo de su menor virulencia (aunque habría que comprobar qué ocurre en otros órganos).

Trabajadoras de la salud.

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY

Todavía la situación es muy delicada, sobre todo por el explosivo aumento de casos que están llevando al sistema sanitario al colapso. Si antes 1 de cada 100 casos acababa en el hospital, ahora, gracias a las vacunas, son 1 de cada 1.000, pero si aumenta de manera exponencial el número de casos, las hospitalizaciones también aumentarán y colapsará el sistema, como ya estamos viendo. Por eso tenemos que ser muy cautos.

De todas formas, estas noticias, aunque preliminares, son buenas noticias y nos permiten seguir siendo optimistas. 2020 fue el año del virus, 2021 el de las vacunas de ARN mensajero y ojalá 2022 el comienzo del fin de la pandemia.

*Ignacio López-Goñi es catedrático de Microbiología de la Universidad de Navarra, España.

Imagen de portada: Gentileza de GETTY IMAGES

FUENTE RESPONSABLE: THE CONVERSATION. Por Ignacio López-Goñi. Diciembre 2021.

Pandemia de coronavirus/Ciencia/Salud/Variante Ómicron/Vacunas contra el coronavirus.

 

 

 

La controvertida humillación pública contra supuestos delincuentes aplicada en China.

Los supuestos delincuentes fueron exhibidos por las calles de Jingxi.

Un castigo público como escarmiento para todos.

Cuatro hombres detenidos por las autoridades en una provincia del sur de China, acusados de ayudar a ingresar al país a otras personas de forma ilegal a través de la frontera, fueron exhibidos en las calles, una medida que provocó controversia por la humillación pública a los involucrados.

Los presuntos delincuentes fueron llevados este martes por las calles de la pequeña ciudad de Jingxi (provincia de Guangxi), próxima a la frontera con Vietnam, vistiendo trajes de protección contra amenazas de alto riesgo que simbolizaban el peligro de la covid-19.

Lucían, además, carteles con su foto y nombre tanto delante como en sus espaldas, y sus brazos eran tomados por detrás por dos policías cada uno.

Los agentes también vestían trajes de protección completa.

Las fronteras de China están cerradas en gran parte debido a la política de Pekín de cero covid, que implica no convivir con el virus de forma controlada -como busca la mayor parte de los gobiernos en el mundo- sino detectar absolutamente cada caso, aislarlo y que no exista circulación comunitaria.

El país cuenta, además, con un fuerte programa de vacunación que ya alcanza al 86% de su población con la pauta completa.

«No se puede permitir que vuelva a ocurrir»

La humillación provocó reacciones encontradas, incluso en los medios de comunicación estatales.

El Guangxi Daily, un diario del gobierno, dijo que la «acción disciplinaria disuadió los delitos relacionados con la frontera y mejoró aún más la conciencia de las masas sobre la lucha contra el contrabando de personas y el cumplimiento consciente de la prevención y el control de epidemias».

Pero el Beijing News, también de propiedad estatal, dijo que «la medida viola gravemente el espíritu del estado de derecho y no se puede permitir que vuelva a ocurrir».

En la red social china Weibo, una etiqueta (hashtag) al respecto fue tendencia en la jornada. Algunos dijeron que esta práctica les recordó las humillaciones públicas de hace años, mientras que otras simpatizaron con los esfuerzos necesarios para controlar el virus cerca de la frontera.

«Más aterrador que desfilar por la calle son los muchos comentarios que apoyan este enfoque», escribió un usuario.

La Oficina de Seguridad Pública de Jingxi y el gobierno local defendieron la medida alegando que era una «actividad de advertencia disciplinaria», según los medios locales.

El gobierno de la ciudad había anunciado en agosto una serie de medidas disciplinarias para castigar a quienes infrinjan las medidas sanitarias, y la exhibición en las calles era una de ellas.

Pero China prohibió todo tipo de humillación pública de presuntos criminales en 2010, aunque algunos gobiernos locales retomaron estas prácticas en pandemia.

China, el país donde se descubrió por primera vez la covid-19 a fines de 2019, registró en estos dos años un total de 4.849 muertes y 114.365 casos, con 203 nuevos contagios reportados el martes, según las cifras oficiales del gobierno.

Imagen de portada: Gentileza de Zengguan

FUENTE RESPONSABLE: Redacción BBC Mundo. Diciembre 2021

China/Pandemia de coronavirus/Censura

Covid: «Cuando las personas no tienen inmunidad son fábricas de variantes»

La detección de la variante ómicron en Sudáfrica a fines de noviembre supuso la aparición de nuevas incógnitas con respecto a la pandemia para el mundo entero.

Esto ocurre, además, en tiempos en que una mitad del mundo está vacunado, e incluso dando dosis de refuerzo, y otra mitad está con bajas o muy bajas tasas de inoculación.

El médico John Swartzberg, profesor emérito de la cátedra de enfermedades infecciosas y vacunación de la Universidad de California en Berkeley (EE.UU.), entiende que no haber logrado una vacunación masiva a nivel planetario, ya sea por falta de acceso a las dosis en algunos países como por el rechazo a las inyecciones contra la covid en otros, genera miles de millones de fábricas virales una por cada uno de esos individuos.

Serán ellos quienes producirán la próxima variante del coronavirus.

Swartzberg cree que, además, que el hemisferio norte puede padecer en las próximas semanas lo que él denomina una «tridemia», es decir, tres pandemias a la vez, y cree que la variante que aparezca en el mundo tras ómicron será la que transformará al SARS-CoV-2 de una pandemia a una endemia.

Este es un resumen de la entrevista que Swartzberg mantuvo con BBC Mundo.

GETTY IMAGES

¿Cómo analiza el curso de la pandemia a tres semanas de la detección de ómicron en Sudáfrica?

Tengo una imagen bastante clara de las posibilidades para las próximas seis u ocho semanas y estoy muy preocupado por los tiempos potencialmente difíciles, más difíciles que los que estamos atravesando ahora.

En EE.UU. y en gran parte del mundo vemos en este momento un resurgimiento de delta. La pandemia de delta no ha desaparecido a pesar de que las noticias hablan mucho sobre ómicron. Todavía estamos en medio de una pandemia por la variante delta que está causando una morbilidad y mortalidad significativas, y luego, superpuesto a eso, está ómicron.

Ómicron en EE.UU. era el 0,7% de los casos hace una semana y ahora es de 2,8%, cuatro veces más. Si esto continúa así veremos a ómicron como la variante dominante en EE.UU. a principios de enero, mientras todavía estamos lidiando con la delta. A esto se le llama doble pandemia.

Pero mi preocupación es que no solo vamos a tener una doble pandemia, sino que vamos a tener una tridemia: ómicron más delta más influenza.

El año pasado tuvimos poco contagio de influenza, tanto en el hemisferio norte como en el sur, pero este año es posible que sea promedio. En un año promedio tenemos algunos cientos de miles de hospitalizaciones y entre 25.000 y 35.000 muertes en exceso en EE.UU.

Si se suman ómicron, delta e influenza al mismo tiempo en estos meses de diciembre, enero y febrero, realmente podríamos estar en un lugar muy difícil en las próximas ocho o diez semanas en EE.UU.

¿Cree que la gente ahora está más relajada respecto a las medidas no farmacológicas contra el covid y por eso volverá la influenza?

Si me hubieras preguntado antes de ómicron, la respuesta habría sido «sí». 

Hubo un gran brote de influenza el mes pasado en la Universidad de Michigan y también en la Universidad de Wisconsin. Eso ocurrió porque la gente estaba más relajada, y la influenza se propaga de la misma manera que el covid.

Pero si me preguntas ahora, cuando la gente está preocupada por ómicron e irán a buscar su vacuna de refuerzo o se vacunarán por primera vez debido a ese miedo, espero que eso también impulse a la gente a vacunarse contra la influenza y a tener mayores cuidados.

Así que no estoy seguro de poder decir que la gente está más relajada en este momento. Diré que, sin duda, ómicron llegó en una mala época del año, porque el clima frío (en el invierno boreal) lleva a la gente a estar en lugares cerrados y eso es peligroso. Además, es temporada de fiestas, cuando la gente suele viajar y reunirse para celebrar. Es el momento perfecto desde la perspectiva de ómicron, pero es un muy mal momento para nosotros.

Porcentaje de infectados con cada variante, según el país. Información de los casos detectados en las últimas dos semanas. Gráfico que muestra el porcentaje de infectados con cada variante según el país. Los datos corresponden al 13 de diciembre de 2021, salvo en los casos de Austria, Brasil, Ghana, Hong Kong, Irlanda, Japón, Malasia, Maldivas y Nigeria, que son al 29 de noviembre de 2021. Los restantes países del mundo no fueron incluidos por no tener cifras actualizadas del porcentaje de infectados con ómicron..

El 46% de los habitantes del mundo recibieron la pauta completa de la vacuna contra la covid. ¿Cuál es el riesgo de que haya personas que aún no se han vacunado?

Cuando las personas que no tienen inmunidad contra este virus se infectan se convierten en fábricas virales; producen miles de millones de partículas virales. Y si las personas son fábricas virales se convierten en fábricas de variantes, porque algunas de esos miles de millones serán una variante.

La mayoría de las variantes no tienen éxito, pero alguna lo tendrá. Ese es claramente el problema que tenemos. No tenemos suficientes personas con inmunidad, lo que permite que el virus siga encontrando hogar en seres humanos que funcionen como sus fábricas virales para producir más partículas virales, y eso significa más variantes.

La única forma de romper ese ciclo es vacunar a los seres humanos en una tasa mucho más alta que la que tenemos hoy en todo el mundo. De nada sirve que EE.UU. vacune a toda su población si el resto del mundo no está vacunado. El virus no reconoce nacionalidades. Simplemente buscará y encontrará seres humanos para infectar. Donde sea que estén, allí irá; en EE.UU, en Sudamérica, en África o donde sea.

¿Qué se puede esperar de una futura variante? ¿Debería ser menos dañina que ómicron?

En general, un virus respiratorio hace que estornude y tosa pero no me hace sentir muy mal, porque si tengo fiebre alta, dolores terribles en el cuerpo y no puedo levantarme de la cama, no podre contagiar a otros. Si los síntomas son mínimos pero solo produce tos y estornudos, igual voy a trabajar y hago cosas con otras personas. Eso propaga el virus y es su escenario ideal.

Si con ómicron el coronavirus evolucionó hacia un virus menos grave, esa evolución puede continuar y volverse más benigno. Sería algo muy bueno.

¿Es entonces ómicron el preludio de que la pandemia se transformará en endemia?

Puede ser. Dependerá de cuán benigna sea la enfermedad que causa. No es fácil ver más allá de dos meses, pero una posibilidad es que ómicron sea tan transmisible que infecte a casi todo el planeta. Y si no se convierte en una enfermedad realmente grave podría volverse endémica.

Pero mi suposición es que ómicron será primero reemplazada por otra variante, que será más apta para convertirse en una infección endémica. De todas formas este virus, el SARS-CoV-2, tiene muchos trucos bajo la manga, sigue mostrando estos trucos y sigue sorprendiéndonos. No tengo idea de cuánto tiempo tomará, pero sé que llegaremos allí.

¿Hasta cuándo cree que se deben contabilizar los casos, las hospitalizaciones y las muertes por covid?

Mientras siga siendo una enfermedad grave y amenace la capacidad de nuestros sistemas de salud, debemos vigilarlo muy de cerca con esos tres parámetros. Una vez que se convierte en una enfermedad mucho más benigna, no amenace la capacidad de nuestros hospitales y tengamos muchas menos muertes, podremos relajarnos.

Algunos antivacunas afirman que la vacunación no tiene sentido porque los vacunados también se enferman y transmiten la enfermedad. ¿Qué dice al respecto?

Vaya a cualquier hospital ahora mismo o vaya a una UCI y vea quién está hospitalizado con covid. Hay entre 10 y 15 pacientes no vacunados por cada vacunado. 

Es cierto que las personas pueden contraer la infección a pesar de haberse vacunado y sí, estamos viendo más infecciones en vacunados con ómicron de las que vimos con delta (y vimos más con delta que con alfa). Todo eso es muy cierto. Pero esas infecciones en vacunados son mucho menos graves y en general no llevan a las personas al hospital.

Hace 13 o 14 meses hablábamos de que las vacunas necesitarían un 50% de eficacia contra el contagio para ser aprobadas por la OMS. Algunas mostraron un 95% de eficacia, lo que superó con creces nuestras expectativas. Y no solo eso. También prevenían la transmisión, así que estaban haciendo mucho más de lo que esperábamos, y todos pensaron: «¡Vaya, esto es genial! Esto es lo que podemos esperar de las vacunas».

Francamente, esa era una expectativa no realista y ha sido decepcionante que las vacunas no prevengan las infecciones como nos gustaría. Sin embargo, afortunadamente nos protegen contra la hospitalización y la muerte.

Algunas personas recibieron dos inyecciones, pero ya no quieren una tercera.

Esta es una pandemia que está evolucionando, y nuestro conocimiento sobre cómo funcionan mejor las vacunas y cómo usarlas mejor aún está en evolución. El hecho de que ahora necesitemos una tercera dosis es una realidad. Y puede que necesitemos otra en seis meses o en un año, en dos o en diez. Nadie tiene la respuesta en este momento.

De todas formas, creo que hay una muy buena posibilidad de que no necesitemos otra durante un buen tiempo después de la tercera. Lo que la gente tiene que asumir es que «es lo que es». Después de un tiempo de haber recibido las dos dosis, la inmunidad disminuye y necesitamos una tercera inyección para mantenernos con vida y mantener con vida a nuestros seres queridos. Así que póntela. 

Es probable que no necesitemos una cuarta dosis, pero es una posibilidad, y si así fuera tendremos que recibir una cuarta dosis. Eso es lo que tenemos que hacer cuando estamos en medio de una pandemia.

Hay pocas letras restantes del alfabeto griego para nombrar variantes de covid. ¿Cree que se llegará al final del alfabeto?

No, no agotaremos el alfabeto griego porque tengo suficiente confianza en nuestra ciencia y en mis semejantes, hombres y mujeres, de que encontraremos una manera de salir de esta pandemia. Con esto quiero decir que confío en que se conseguirá vacunar a suficientes personas como para frenar la aparición de nuevas variantes.

Imagen de portada: Gentileza de GETTY IMAGES

FUENTE RESPONSABLE: BBC News Mundo. Por Felipe Llambías. Diciembre 2021.

Pandemia de coronavirus/Salud/Gripe/Variante Omicron/Vacunas contra el coronavirus.