Recuerdas?

Cuando

nos abrazamos

por primera vez

al robarte

el primer beso,

mi alma

sintió a la tuya

como si hubiera

alcanzado el Universo.

Tus ojos brillaron

cuan luceros

de azabache

más que

sorprendidos,

como si

por dentro tuyo

el corazón

fuera lo único

audible

en el silencio

de aquella noche

salpicada

con miles

de estrellas.

Con caricias

y besos

sellamos

el encuentro,

nos prometimos

con un beso

amor eterno,

de estar

siempre juntos

sin importar

adonde

se dirigiera

el viento.

Imagen de portada: Gentileza de Pinterest

Demonios de la noche

No hay noche alguna,
en que mis demonios
dejen de visitarme,
trayendo historias
siempre irrepetibles,
y eso solo es parte
de lo que me mantiene
tenso y despierto.

Sueño melancolías
por haberte perdido,
se agita
mi corazón
llora frenético,
con la esperanza
perdida
y sin oponer
resistencia,
como
un navegante
que perdiendo
su brújula,
la bruma
solo trae consigo
decenas de
desvarios.

Imagen de portada: Gentileza de Pinterest

“Desvario”

Ni en sueños
dejas de aparecer
trayendo sonidos
que me estremecen,
sueños extraños
que me encadenan
a aquel pasado,
en que tu estabas
aun a mi lado.


Niña que visitas
mi cuarto cada noche
y así llevándome
a tu mundo extraño,
pretendiendo
que contigo
me quede,
pero duran 
tan poco
esos sueños,
que se que no
podré seguirte
como tu y yo
quisiéramos.

Ah…amada mía,
porque has sido tú
quien ha partido
antes de tiempo,
dejándome
en esta desolación
insoportable.