La belleza de Turquía

Turquía: uno de los pocos países que recibe turistas

Los viajeros tienen que llegar con una prueba de Covid-19 negativa realizada 72 horas antes de abordar el avión y completar un formulario de salud on line.
Las excursiones se hacen con personal testeado y el alojamiento tiene precios muy bajos, pese a que es temporada alta.
De sus 80 millones de habitantes, ya unos 14 millones están vacunados. Los restaurantes abren hasta las 19 y todos los sitios de interés están abiertos.
Además de la “obligada” Estambul, se impone visitar Esmirna para llegarse hasta la antigua ciudad griega de Efeso, una de las 7 Maravillas del Mundo antiguo que tiene templos, teatros y hasta casas en pie para admirar y transportarse a otro tiempo.
Luego se irá por tierra a Bodrum, para disfrutar de sus playas y practicar deportes acuáticos. Aquí hay una actividad inolvidable: navegar en goleta por bahías escondidas y, por qué no, descubrir el Museo Arqueológico Subacuático.
Las goletas son como hoteles cinco estrellas y tienen de todo, hasta un chef que cocina a bordo y brinda clases. Capadocia y Argos son otros dos puntos más que interesantes y dos más se suman como novedad: el Valle Rojo o Valle de los Enamorados, donde se puede y presenciar una danza sufi, el Sema, casi una experiencia mística a través de la mente y el amor hacia la perfección.

Historia antigua y dormir en cuevas

En un viaje de dos semanas, la experta Dilara Bayramoglu, Gerente de Departamento Latino de la empresa de turismo Sea Song, recomienda visitar Esmirna para llegarse hasta la antigua ciudad griega de Efeso, una de las 7 Maravillas del Mundo antiguo que tiene templos, teatros y hasta casas en pie para admirar y transportarse a otro tiempo. Luego se irá por tierra a Bodrum, para disfrutar de sus playas, practicar deportes acuáticos y alojarse en uno de sus hoteles de lujo. Aquí hay una actividad inolvidable: navegar en goleta por bahías escondidas y, por qué no, descubrir el Museo Arqueológico Subacuático. Cabe aclarar que las goletas se alquilan por semana, de sábado a sábado, son como un hotel cinco estrellas  sábado a sábado, y tienen de todo, además de la tripulación y el chef que cocina a bordo y brinda clases. Algunas tienen capacidad para 12 personas y hacen visitas a las principales ciudades costeras del país. El cliente pone el rumbo.

Otro punto altamente recomendado es Capadocia, sitio místico con sus chimeneas de hadas, ciudades subterráneas, iglesias con pinturas rupestres y varias actividades actividades para desarrollar como el famoso viaje en globo que conviene reservar con antelación, hacer un picnic en el atardecer, catar vino de la bodega o escalar. Desde 1985 es Patrimonio de la Humanidad y Argos es uno de sus puntos fuertes en el pueblo de Uchizar. Se trata de un hotel construido uniendo las casas que están hechas en cuevas, por lo que algunas habitaciones lo son (no tienen ventanas) mientras otras se acercan más al estilo occidental. Aquí recomiendan permanecer durante al menos tres noches porque hay mucho para hacer, visitas a las ciudades subterráneas, a una iglesia oscura que no está en los itinerarios regulares pero ellos lo incluyen porque consideran que vale la pena y por supuesto, para disfrutar de un hotel tan particular.
Dos elementos más suman como novedad: el Valle Rojo o Valle de los Enamorados y presenciar una danza sufi, el Sema, casi una experiencia mística a través de la mente y el amor hacia la perfección por medio de la ceremonia que efectúan los derviches (foto abajo).

Fuente: Editorial Perfil
Director Jorge Fontevecchia
Buenos Aires.  República Argentina 26abril21